Historia de la literatura española,.

Portada
la Publicidad, á cargo de M. Rivadeneyra, 1851 - 568 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 219 - Las Indias, que son parte del mundo, tan ricas, te las dio por tuyas: tú las repartiste a donde te plugo, y te dio poder para ello. De los atamientos de la mar océana, que estaban cerrados con cadenas tan fuertes, te dio las llaves; y fuiste obedecido en tantas tierras, y de los cristianos cobraste tan honrada fama.
Página 220 - Tú llamas por socorro incierto ; responde : ¿quién te ha afligido tanto y tantas veces, Dios o el mundo? Los privilegios y promesas que da Dios no las quebranta, ni dice después de haber recibido el servicio que su intención no era ésta y que se entiende de otra manera, ni da martirios por dar color a la fuerza : él va al pie de la letra ; todo lo que él promete cumple con acrescentamiento : ¿esto es uso?
Página 166 - Guadiana, e cada uno delles tiene entre si e el otro grandes montañas e sierras; e los valles e los llanos son grandes e anchos: e por la bondad de la tierra y el humor de los rios llevan muchas frutas e son abondados.
Página 220 - Yo así amortecido oí todo; mas no tuve yo respuesta a palabras tan ciertas, salvo llorar por mis yerros. Acabó él de fablar, quien quiera que fuese, diciendo: No temas, confía: todas estas tribulaciones están escritas en piedra mármol, y no sin causa.
Página 219 - Mi hermano y la otra gente toda estaban en un navio que quedó adentro: yo muy solo de fuera en tan brava costa, con fuerte fiebre, en tanta fatiga: la esperanza de escapar era muerta: subí así trabajando lo mas alto, llamando á voz temerosa, llorando y muy aprisa, los maestros de la guerra de vuestras Altezas, á todos cuatro los vientos, por socorro; mas nunca me respondieron. Cansado, me dormecí gimiendo; una voz muy piadosa oí, diciendo: ¡O estulto y tardo á creer y á servir á tu Dios,...
Página 380 - Rey le han traído: f porque diz que son mágicos é de artes »no cumplideras de leer, el Rey mandó que á la posada de Fr. »Lope de Barrientes fuesen llevados: é Fr. Lope, que mas se cu»ra de andar del Príncipe, que de ser revisor de nigromancias, »fizo quemar mas de cien libros, que no los...
Página 241 - Parece cosa de -misterio ésta; porque, según he oído decir. este libro fue el primero de caballerías que se imprimió en España y todos los demás han tomado principio y origen déste; y así me parece que como a dogmatizador de una secta tan mala, le debemos, sin excusa alguna, condenar al fuego.
Página 540 - Este libro costó, assi •encuadernado, 4 dineros en Barcelona, por junio de 1536 y > el ducado vale 288 dineros.
Página 411 - Aquel que en la barca parece sentado Vestido en engaño de las bravas ondas , En aguas crueles ya mas que no hondas Con mucha gran gente en la mar anegado, Es el valiente , no bien fortunado, Muy virtuoso, perínclito conde De Niebla, que todos sabéis bien adonde Dio fin al dia del curso hadado.
Página 144 - ¡Palabras son engañosas y de muy grande falsía! Los infantes como buenos con moros arremetían; caballeros son doscientos los que su guarda seguían. El á furto de cristianos á los moros se venía.

Información bibliográfica