Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors]

»tante era para el genio la inauguracion de una série de »padecimientos y penalidades; en que el inventor de un »mecanismo ingenioso ó de un motor desconocido deja»ba morir con él su descubrimiento.

»Hoy, por el contrario, el que ha logrado ejecutar »un adelanto, se apresura á revelarlo, y la trompa de » la fama , a veces demasiado vocinglera, suena por to»das partes, difundiendo y generalizando los descubri»mientos que se hacen en bien de la humanidad; y pa»sando más adelante, las naciones cultas se dan citas »internacionales, y en fantásticos palacios de cristal ex»ponen y hacen público alarde de los progresos y mejo»ras de la agricultura, de la industria, de las artes y »áun de las ciencias, no teniendo otro objeto estos paci»ficos palenques, que el de promover los adelantos so»ciales y estimular el noble entusiasmo del genio.»

La provincia de Guadalajara lo comprendió así en 1876, y al efecto abrió tambien una Exposicion, llamando á sus honrados é industriosos hijos para que presentaran, como en un gran bazar, la riqueza doméstica, quizá ántes apenas conocida ni áun por los mismos que la tenían, cuanto más por los extraños, despertando de paso en ellos santa y noble emulacion al recordarles las glorias de sus predecesores, para que sepan imitarlos y honrar su cuna al honrarse á sí mismos.

El Instituto de Guadalajara no podía menos de asociarse á tan digna empresa; y siendo el primer Establecimiento literario de la provincia, con carácter oficial y público, y costeado á expensas de sus laboriosos contribuyentes, ¿cómo podía dejar de asociarse á esta idea, dejar de secundar su movimiento y estar parado cuando se agitaban todos? Por ese motivo su Director, en representacion de la cátedra de historia que desempeña, procuró traer á la Exposicion un pequeño trabajo honroso para la provincia y de útil enseñanza, siquiera la brevedad del tiempo y la escasez de noticias no permitieran que el desempeño del asunto correspondiese á la bondad de éste y al buen deseo del autor.

El Colegio de San Antonio de Portaceli, en Sigüenza, llegó á ser Universidad, y conservó este honroso título y privilegio todavía en los cinco primeros lustros de este siglo. En este concepto figura y debe figurar en la historia de la provincia de Guadalajara como su primero y principal Establecimiento literario, siquiera hoy ya no exista sino como un recuerdo glorioso en los fastos de la historia. El retrato de su noble y digno Fundador figuró en la Exposicion como de uno de los más preclaros hijos de la provincia: los documentos relativos al antiguo Colegio-Universidad son conservados con esmero en el Instituto provincial de Guadalajara. ¿Podía éste dejar en aquella ocasion de consignar, siquiera fuese compendiosamente, la biografía del Fundador, su idea al plantear aquel Establecimiento ascético, benéfico y literario, a la vez que enumerar algunas de sus glorias?

Tal es el pensamiento que movió al Director del Instituto provincial de Guadalajara á presentar en la Exposicion la Historia del Colegio-Universidad de San Antonio de Portaceli en Sigüenza con la Biografia de su Fundador; recomendando a la benévola indulgencia de las Autoridades

у de las personas ilustradas su desaliñado trabajo. Habiendo tenido á bien los Jurados premiarlo con un diploma honorífico, parece justo darle mayor publicidad, como ligera muestra de gratitud por aquel favor.

Guadalajara 18 de Marzo de 1877.

varm UNIVERSITY OF MICHIGAN LIBRARIES

[ocr errors]
[ocr errors]

EL DIRECTOR DEL INSTITUTO ,

José Julio de la Fuente.

BIOGRAFIA

DEL

SR D« JUAN LOPEZ DE MEDINA,

FUNDADOR DEL COLEGIO-UNIVERSIDAD

DE SAN ANTONIO DE PORTACELI EN SIGÜENZA.

[ocr errors]
[ocr errors]

No se han puesto en claro los antecedentes de este personaje importante, y áun célebre, en los reinados de Don Enrique IV y de los Reyes Católicos. Dícese que nació en Sigüenza, y que fué hijo natural del Conde de Tendilla, habido en una señora de linaje y soltera, y que sus padres le hicieron criar con regalo, cuidando de que recibiese igualmente una educacion esmerada.

Ignórase tambien el año de su nacimiento, que debió ser à principios del siglo XV; pues en 1432 era ya Arcediano de Almazan, Canónigo de Toledo y Provisor y Oficial eclesiástico de Sigüenza, con jurisdiccion en lo espiritual y temporal. Consta además que era Licenciado en Cánones.

Como por aquel tiempo la Universidad más célebre y concurrida por la nobleza era la de Salamanca, y casi única en Castilla, pues eclipsaba á la de Valladolid, es probable estudiase en aquélla, á nó que fuese al extranjero, lo que no consta. Sábese que el grado lo recibió nó de favor, sino previo exámen rigoroso.

Entonces no era más que clérigo tonsurado, y áun anduvo algo reacio para recibir las Sagradas Ordenes. Como hijo natural, quizá le destinaran a la Iglesia, segun la costumbre de los magnates de aquel tiempo, sin explorar su voluntad, haciendo que la Iglesia cargảra con los hijos habidos en uniones que ella no había bendecido. Al efecto, se

[ocr errors]

le obtuvo en 1420 una Bula (1), para que pudiera acumular muchos beneficios; y en efecto, la utilizó, pues que en 1432 los tenía pingües y nó pocos.

. Ocho años despues le legitimó el papa Eugenio para efectos canónicos, por Bula expedida en 1440 (2). En ésta se dice que su madre era soltera, y su padre , clérigo de menores : super defectu natalium, quem pateris, de clerico in minoribus constituto et soluta genitus, ut eo non obstante defectu, ad minores ordines promoveri , et beneficium ecclesiasticum sine cura, si tibi alias canonice con ferretur, recipere ac retinere..... valeas. Y se le concede no sólo el ser promovido á las órdenes, sino tambien el poder obtener beneficios inferiores al Obispado en todas las iglesias colegiales, catedrales y metropolitanas.

En virtud de este indulto, unió á los canonicatos de Toledo y arcedianato de Almazan el beneficio de Larriba, en el obispado de Sigüenza, otro beneficio en Cifuentes, en 1452, y la dignidad de Tesorero de la Catedral de Salamanca, en 1453, de la que tomó posesion al año siguiente.

Mas por entonces el papa Calixto III, español, revocó las gracias que se habían concedido para acumular beneficios, ¡tristes reliquias de la indisciplina producida durante la época del gran cisma! Obligóse, en virtud de esta Bula, al Sr. López de Medina á que dejase todos aquellos beneficios ménos uno; y entonces pasó á Calahorra con el obispo don Pedro Gonzalez de Mendoza , su gran favorecedor, que le hizo Maestrescuela de aquella iglesia.

Segun aparece de la bula de ereccion, que es muy curiosa (3), se crea en la Catedral de Calahorra y La Calzada

( la dignidad de Maestrescuela ó Escolástria, à peticion del obispo D. Pedro González de Mendoza, y tambien de Don Iñigo López de Mendoza, marqués de Santillana y conde del Real. ¿Qué le obligaba al Marqués de Santillana á tomar parte en esta cuestion y á favor del Arcediano de Almazan ? Porque ello es que el obispo de Calahorra D. Pedro

[ocr errors]
[ocr errors]

(1) Existe copia de esta bula en el Archivo del Instituto provincial de Guadalajara. -Legajo número 1.o de papeles que pertenecieron al Colegio de San Antonio de Sigüenza.

(2) Existe en el mismo. Legajo número 1.° de los papeles que pertenecieron al Colegio de San Antonio de Sigüenza. Como la Bula dice que su padre era clérigo ordenado de menores, se puede dudar que fuese hijo del Conde de Tendilla., á ménos que éste fuese tal clérigo, averiguacion en que no creo necesario entrar.

(3) Existe en el Archivo del Instituto.- Legajo núm. 1.o de papeles correspondientes al Colegio de San Antonio de Sigüenza.

« AnteriorContinuar »