Imágenes de páginas
PDF
EPUB

2. El mayorazgo es de dos maneras, regular é irregular: el regular es aquel en que se sucede segun el orden prescrito para la sucesion del reino, por la ley 2, tit. 15, Part. 2, de que trataré en el párrafo 4; y el irregular es el que en la forma, modo y orden de suceder se desvia del que se observa en la sucesion del reino". Puede ser temporal y perpetuo: temporal cuando se funda únicamente para ciertas lineas ó personas, y nada se habla de perpetuidad, antes bien el fundador manda que extinguidas cese la vinculacion de sus fincas, y el último poseedor haga suyos libremente sus bienes, o los reparta á otros sin gravamen de ella; y perpetuo cuando lo expresa , en cuyo caso no solo pasará despues de los llamados á otros parientes, sino á los extraños que elija el último poseedor, pues nada hay perpetuo sino por la subrogacion 2 ó sustitucion, y de una palabra se deducen á veces muchas sustituciones 3.

3. Tantas pueden ser las especies de mayorazgo, cuantos sean los modos de instituirlo que ocurran á los fundadores *; pero las principales son diez, á saber: regular, de verdadera y rigorosa agnacion , de agnacion fingida ó artificiosa, de simple ó nuda masculinidad, de femineidad ó gontrgria Agnacion o masculinidad, de eleccion , alternativo, saltuario, de segunda genitura, y de incompatibilidad 5. De cada especie de estas diré lo preciso, para que tenga algun conocimiento de ellas el escribano, pues es materia ardua y extensa, que requiere particular estudio é instruccion.

4. El mayorazgo regular es aquel à cuya sucesion se nombra primero al hijo varon mayor y á sus legitimos descendientes, prefiriendo siempre el mayor al menor, y el varon a la hembra, y despues á los demas por el mismo orden , guardándose entre ellos la prelacion , atendida la linea, grado, sexo y edad; lo cual se verifica y conoce en los siguientes casos. 1° Cuando dice el fundador: constituyo mayorazgo de tales bienes, lego ů dono à Pedro tales bienes para que los tenga y posea con titulo de mayorazgo. 2o Cuando dice: instituyo mayorazgo en favor de Pedro, y despues de él sucedan sus hijos y descendientes, prefiriendo el mayor al menor, y el varon a la hembra: o cuando hace muchos llamamientos, y concluye diciendo: que el varon suceda a la hembra. 3o Cuando dice: instituyo mayorazgo en favor de tal hijo o consanguineo mio, y mando que despues de sus dias se suceda en él por linea, o que se

[ocr errors]

Roj. Almans. de incomp. disp, 1, quæst. 1, § 1, num. 4. - Ley Eum debere, 33, ff. de servitut. prædior. urbanor.; Molin. de primogen.lib. 2, cap. 1, num. 15.· Ley Cohæredi, 41, S Qui discrelus, 4, ff. de vulgar, et pupillar, substitut.; Molin. ibi, num. 26. — 4 Alv. Pegas de mayorut., lom. 2, cap. 14, num. 1. - 5 Roj. Almans. in loco cilat. pum. 5.

suceda de linea en linea. 4° Cuando dice que funda mayorazgo, y habiendo llamado para obtenerlo a algun varon, manda que despues de este sucedan todos sus hijos y sus descendientes por línea recta; ó cuando llama á la sucesion á todos los varones suyos por línea recta. 5o Cuando dice : mando que en este mayorazgo se suceda por linea recta, ó dice: constituyo mayorazgo a favor de mis hijos y descendientes por linea recta. 6° Cuando por carecer tal vez de hijos el fundador, dice: suceda en este mayorazgo Pedro, o tal consanguineo mio; y despues de él todos mis parientes por linea paterna. 70 Cuando, aunque llame primero a su sucesion á algunos varones, manda : que despues de ellos sucedan los que tuvieren su nombre y apellido , ó los que fueren de su familia; ó dice: que lo funda para la conservacion de su linage, o para los que fuesen de tal casa, prosapia, descendencia ó parentela; y en estos tres últimos llamamientos se comprenden asi los parientes de parte del padre, como los de la madre del mismo fundador; pero si dice : que llama á sus consanguineos de parte de su padre, o por linea paterna, no se incluyen en el llamamiento los de la materna; y asi en ningun caso lo obtendrán los de este. 8o Cuando dice: que sucedan en el mayorazgo su hijo Pedro, y despues su hijo primogénito varon; y en defecto de estos su nieto primogénito varon, y los demas descendientes suyos varones; ó llamando a algunos, concluye diciendo que asi se proceda siempre en la sucesion de su mayorazgo. go Cuando llamó a su hijo varon, y mandó que despues de él sucediese el hijo legítimo heredero de su hijo, y á falta de este el segundo del propio fundador, y despues sus hijos legítimos herederos, y asi sucesivamente su legitima posteridad, sin hacer mencion de las hembras". 10° Cuando el fundador tiene tres ó mas hijos varones, y manda que el mayor suceda en el mayorazgo, despues el segundo y luego el tercero, en cuyo caso las líneas masculina y femenina del mayor, se han de acabar primero que entren las del segundo: y las de este antes que las del tercero. 11o Cuando hizo muchos llamamientos de varones, y entre estos de alguna hembra ó hembras, existiendo algunos otros varones agnados ó cognados, que podia nombrar y no nombró. 12o Cuando la hembra funda el mayorazgo; pues aunque llame á muchos varones, no es visto haber querido excluir á las hembras con perjuicio de su propio sexo. 130 Cuando llamó á algun hijo, sobrino ó consanguineo varon, y al hijo, nieto y biznieto varones de cualquiera

* En este caso y en el anterior es regular el may orazgo, porque aun no se entien den excluidas las hembras.

de aquellos, y mandó que asi sucediesen todos sus consanguíneos; con el gravamen de llevar el nombre y apellido suyo, y sus armas é insignias. 14° Cuando al principio hizo fundacion de agnacion rigorosa, y para el caso de que faltasen los agnados, llamó despues genéricamente a los demas sus consanguíneos, ó indefinidamente a su pariente mas cercano y á los demas con el gravamen referido, pues fenecidos los agnados expresamente llamados, cesa la agnacion, y el mayorazgo empieza a ser regular; porque las hembras pueden llevar el apellido , armas é insignias del fundador. 15° Cuando en la fundacion se encuentran cláusulas intrincadas ó repugnantes entre sí, sobre si el mayorazgo es regular, agnaticio o de masculinidad; pues en caso de duda se ha de tener por regular. 16° Cuando el fundador instituye mayorazgo perpetuo, llama á ciertos agnados, y despues de extinguidos, de nadie hace mencion, ni los hay suyos; pues faltando los llamamientos del hombre, entran los de la ley. 170 Cuando por costumbre de los poseedores se sucede del modo regular en el mayorazgo desde su fundacion, cuya escritura no se encuentra , pues á falta de ella se ha de estar a la costumbre de suceder, y al orden prescrito por la ley, de modo que si sucediesen regularmente, se debe estimar por regular; si se acostumbró suceder por via de agnacion, se entenderá por agnacion, etc.; de cuyos casos, con algunas ampliaciones y limitaciones, trata con extension Rojas Almansa disp. 1, quæst. 1, § 1, num. 5 al 64, y expone los fundamentos que hay para tener por mayorazgos regulares los instituidos con todos estos llamamientos.

5. El regular propiamente hablando es el que se hace nombrando primero á los varones y sus líneas, y por su extincion a las hembras y las suyas, prefiriendo aquellos á estas , y el mayor al menor; y mandando el fundador que fenecida la del mayor, pase el mayorazgo a la del segundo, y despues a la de los demas por el orden de su nacimiento: de suerte que el hijo y sus descendientes representen siempre á sus padres y demas ascendientes, aunque estos no hayan sucedido en el mayorazgo, y que las hembras de mejor grado y línea precedan á los varones que le tengan mas remoto con el fundador. Este orden de llamar y suceder se extiende á los mayorazgos fundados por trasversales y extraños, y å todas las líneas, personas, casos y tiempos en que los ascendientes mueran antes de entrar al goce y posesion del mayorazgo, aunque su muerte haya precedido a la institucion de él: sin que para excluirlos de la sucesion basten presunciones , argumentos ó conjeturas, por precisas, claras y evidentes que sean, pues para

ello es preciso que el fundador quite expresamente la representacion disponiendo lo contrario, como puede hacerlo, pues entonces se ha de observar su voluntad : todo lo cual procede no solo en la sucesion regular de los mayorazgos, sino en la de patronatos, vínculos y aniversarios, como lo mandan las leyes; pero no en la de capellanías colativas, como se dirá en su lugar.

6. El mayorazgo de rigorosa ó verdadera agnacion es el que solo pueden obtener los agnados ó varones de varones, como sucede en los casos siguientes : cuando el fundador llama precisamente á su goce á los varones de varones, y excluye perpetua y expresamente a las hembras y á sus descendientes varones : 6 cuando dice específicamente que funda mayorazgo perpetuo agnaticio para sus consanguineos; o que quiere conservar los bienes de él en su agnacion, y nombra á un agnado : ó llama á alguno ó algunos hijos suyos, y si no tiene hijos á sus sobrinos varones agnados, y manda que despues de ellos sucedan todos los demas descendientes varones de varones de los llamados; ó todos los consanguíneos del fundador por línea masculina : ó que en su mayorazgo jamas sucedan hembras, ni varones de ellas : ó llama á todos sus hijos agnados por sus propios nombres, y a todos los descendientes varones de ellos : y extinguidos, omitiendo nombrar las hembras y cognados, pasa á llamar ó sustituir otros varones trasversales suyos : 6 habiendo llamado primero á un sobrino suyo agnado, y á todos los hijos varones agnados de él, dice que si el sobrino muriese sin hijo varon y con hijas, suceda la hija mayor, con la precisa obligacion de casarse con varon agnado del fundador; y que si al tiempo de la vacante estuviere casada con varon no agnado, pase la sucesion á la hija segunda no casada, con la propia obligacion : que no cumpliendo con ella pase al varon agnado mas cercano del fundador : y que asi se proceda en todas las sucesiones posteriores : ó finalmente cuando por costumbre se ha sucedido siempre por via de agnacion, y no parece la escritura constitutiva del mayorazgo 2

7. Como suelen suscitarse dudas por no ordenar los escribanos con la debida claridad el llamamiento en los mayorazgos de rigorosa agnacion, para evitarlas deben ceñirse á la cláusula siguiente : « excluyendo entera y perpetuamente el fundador á las hembras y á los varones de ellas, mandando que sucedan precisamente

[ocr errors]

'Leyes 2, tit. 18, Part. 6, y 8, 9 y 15, tit. 17, lib. 10, Nov. Rec.- a Roj Almans. de incompatib. disp. 1. quæst. 1, num. 70 al 101, $ 2.

C

asi por línea recta como trasversal varones de varones, sin interpolacion de hembra ni de varon de ella; y que se dé á las hembras, que por llamamiento regular entrarian á gozar del mayorazgo, dote competente de los frutos y rentas del mismo, » ó de los bienes del sucesor hasta en tanta cantidad, para tomar estado. Debe expresarse la cláusula de este modo; pues para que las hembras se entiendan excluidas es preciso que el fundador las excluya expresa y literalmente, y de no hacerlo asi entrarán al goce del mayorazgo, patronato ó aniversario, sin que para privarlas de suceder en los sundados desde el año de 1615, y que se fundaren en adelante, basten presunciones, argumentos ni conjeturas, por precisas, claras y evidentes que sean, pues siendo de mejor línea y grado preferirán á los varones mas remotos, ya sean varones de varones, ó varones de hembras, como lo manda expresamente la ley; porque es odiosa la exclusion de ellas, y asi es menéster que conste expresamente la voluntad del que instituye el mayorazgo.

8. El de artificiosa ó fingida agnacion es aquel á cuya sucesion llama primero el fundador á algun varon cognado suyo, o alguna hembra haciéndola cabeza, y manda que despues de él ó de ella, solo sucedan los hijos y descendientes varones de varones de dicha hembra, ó del referido primer cognado; ý asi en lo sucesivo. Llámase de agnacion fingida, porque regularmente se hace por el que no teniendo varones agnados finge y quiere conservar del modo dicho cierta especie de agnacion

9. El de pura y nuda ó simple masculinidad és aquel á cuyo goce solo pueden ser admitidos varones consanguineos del fundador, ya sean agnados ó cognados, y procedentes de varones o de hembras. Es de masculinidad el mayorazgo en los siguientes casos. 1° Cuando llama el fundador á algun varon, y manda que en lo sucesivo sucedan sus hijos y descendientes varones , porque quiere que el mayorazgo sea para estos y no para hembras. 2o Cuando habiendo llamado a alguno ó algunos varones manda que no sucedan hembras mientras haya varones. 3o Cuando habiendo llamado a alguno ó algunos varones, dice que no sucedan hembras, o que sucedan varones y no hembras, ú otras palabras semejantes. 4° Cuando teniendo muchos hijos ó sobrinos varones llama primero a su hijo ó consanguíneo primogéni to varon y despues de él manda que si falleciere sin hijos varones,

• Ley 8, tit. 17, lib. 10, Nov. Rec. - ? Roj ibi, num. 102 al 105, y otros que cita.

« AnteriorContinuar »