Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors]

almudatafe, n., fiel de pesos y medidas: también almoda

za fe y almuda face: en latín bárbaro mostasa fus y su

oficio mostasafic. almunia, n., torre con su heredamiento. almutacas, n., cargo ú oficio público, que, tal vez por ha

llarse escrito con cedilla y s larga, venga á ser el de almutazaf: hállase como una de las firmas, en la escritura, pública testificada, á principios del siglo xvil, por el escribano Yagüe y relativa al suceso trágico de los Amantes de Teruel.

a., almotacen ó fiel de pesos y medidas y almutafat.

(añadimos) perseguidor de las cosas huralmutazaf

tadas. almuza, n., capillo; esclavina, ó muceta que también se

designaba con el diminutivo almúcella: en catalán al

mussa y crmussa, tienen la misma significación. alongar, conceder moratoria. aloton, a., almeza; fruto del almez. alparcera, se dice de la mujer entrometida, encubridora, ociosa, y busca nidos; pero no tiene tanta significación como el castellano antiguo aparcera, que significa man

ceba, como si se indicara que iba a la parte con todos. alquez, c., medida de doce cántaros de vino. alquival, paramento de cielo ó pabellón de cama. alud, a., caida de la nieve de los montes á los valles, en

gran cantidad y con estrépito. aluda, piel para guantes. alu'rar, a., columbrar; ver con prontitud; proveer. alum, a., alumbre. alvalribiera, yerba del vidrio: quizá ALVITRINIRA: voz

usada por Ebn Buclarix, hácia 1110, en Zaragoza: el Códice de Nápoles se inclina á la primera de aquellas vo

ces, los de Madrid y Leyden se inclinan á la segunda. alvidriado, se aplica a la vasija vidriada ó barnizada en

[ocr errors]

sus paredes interiores, para hacerla menos porosa. alvidriar, vidriar: la Academia incluye esta voz, como

usada en algunas provincias. alzado, n., robo; hurto y en general, toda sustracción ma

liciosa. amagar, esconder. amagatorio, escondite. amalvezarse, d., aficionarse; cebarse. amalladar, n., malladar. amanta, C., mucho: la Academia cscribe á manta y lo ha

ce sinónimo de la expresión como tierra: en el Libro de los cantares de Trueba se lee: yo tengo novios á manta. También se usa en los Proyerbios ejemplares de Ruiz

Aguilera. amelgado, a., la obra de amojonar la tierra. amelgadura,

n., acción y efecto de amelgar. amelgamiento, amelgar, a., amojonar, en señal de derecho ó posesión: en

Castilla abrir surcos para sembrar. amerar, a., merar; mezclar agua con vino ú otro líquido:

dícese amercr la olla cuando se echa nuevamente, agua. amorgonar, a., amugronar ó tender los sarmientos bajo

de tierra para que arraiguen. amosta, d., adverbio que denota lo que puede cogerse ó

apararse con las dos manos juntas. ampara, a., embargo de bienes muebles. Úsase también

en Navarra. amparar, embargar bienes muebles. amparo, n., brizna; pizca: dícese no hay ni un amparo de

cosecha; no ha quedado ni amparo de aceite. amprado, n., lo que se tiene ó lleva de prestado. amprar, a., tomar prestado: la Academia y el Diccionario

aragonés de Peralta añaden, que significa también, pedir prestado. Timoneda en su Sobremesa dice: «para empa

[ocr errors]

rarle un ducado, que tenía grandísima necesidad de él.(1)

(Nótese su parentesco con el emprunter francés). ampras, quizá empréstitos ó adelantos, Muerto Fernando

el Católico hubo disturbios entre los Cerdanes, señores de Sobradiel y Pinseque y ansi la una parte como la otra facen ampras y ajustes de gentes así de á caballo como de á pié para facerse guerra desaforada, según informó Pedro de Cunchillos, nombrado para meter paz

entre ellos. ampricia, n., sumaria; voz anticuada que, tomada de los

fueros de Aragón, incluyó la Academia, en la edición

príncipe de su Diccionario. amputar, n., suprimir; quitar: la Academia, en su Diccio

nario primitivo de 1726, incluye esta voz, como aragonesa, en sentido figurado y cita aquellas palabras de nues

tros fueros amputando los tiempos supérfluos. aná, n., se dice en algunas localidades Aná que llegue, te

escribiré, que es como decir, asi que llegue, ó al punto

que llegue, te escribiré. ancharia, a., anchura: en Castilla la de las telas entre los

comerciantes ó mercaderes. ancheza, a., anchura; voz anticuada. andada, n., el terreno en que suele pastar un ganado, ó

en que pastó algún día determinado. andaderas, d., seca, sequilla ó hinchazón en las glándulas. andador, C., andén; calle ó paseo en los jardines. andalocio, d., lluvia de corta duración. andarío, n., aneto, aneldo ó eneldo; yerba medicinal. (E. Buclarix). anganillas, n., angarillas ó aguaderas : || n., angarillas ó jamugas; en cuyo sentido emplean aquella voz los fue

ave.

(1) Después hemos leido un Certamen celobrado en Benabarre, 1632, y en él unas octavas de doña Magdalena Calasanz de Bardají con este verso: Ampró á la Caballino (fuente Hipocrene) los cristoles.

ros de Aragón. anhelantes, n., nombre de una Academia zaragozana del

Siglo de oro, de que nos queda como muestra, el Mausoleo que dedicó en 1636, á Baltasar Andrés de Ustarroz,

discípulo predilecto de Simon Abril. anieblado, n., entontecido; alelado; asustado; suspenso. anieblarse, n., hallarse en cierto estado de distracción,

lelez ó aturdimiento. annotar, secuestrar, según el Glosario de Savall y Penen. ansotano, el natural de Ansó en los Pirineos. anteecoger, a., coger las frutas antes de su madurez. antibo, n., remolino de agua, á causa de detenerse en un

canal para encaminarse á otro. Véase ENTIBO, que es más

frecueute. antiparte, aparte de esto. Hemos oido algunas veces esta

bella locución: Antiparte y atejando á V. sus buenas

razones... antipoca, a., escritura de reconocimiento de un censo y

aún de cualquiera crédito. antipocar, a., reconocer un censo, en instrumento público:

11 a., volver á hacer una cosa obligatoria que estuvo en suspenso. antor, a., vendedor al cual se compró de buena fé una cosa

hurtada : || noticia; por ejemplo: No he tenido antor de

la riña de esta noche. (En Alpartir.) antorchera, d., velón de cobre: en Castilla candelero ó

araña en que ponían las antorchas. antoria, a., hecho de descubrir al autor ó primer vende

dor de una cosa hurtada. antosta, a., tabique: otros dicen entosta: || n., estiércol en

durecido del ganado. anzolero, a., el que fabrica ó vende anzuelos. añero, n., el artesano que se ajusta para un año: es voz generalmente usada entre los sastres, quienes denotan

con ella, á uno que ni es mancebo, ni aprendiz. apabilado, n., decaido; desmerecido; alicaido. apabilarse, n., experimentar cierta congoja, al sufrir la

impresión de miasmas pútridos ó deletéreos. apandar, n., procurar y conseguir la posición de algo:

tiene significación, algún tanto parecida, con el acccparer

francés, que algunos han españolizado, indebidamente. apaña-cuencos, n., el que se dedica a componer vasijas de

barro, para lo cual pasea las calles, anunciándose á grandes gritos, de donde nace que al cantante de mucha voz,

pero de mal gusto, suela designársele con ese nombre. apañar, a., remendar ó componer lo que está roto: se usa

también en Murcia , como la voz siguiente. apaño, a, remiendo; reparo ó composición. aparador, a., vasar: algunos dicen parador. aparatarse, n., se dice del horizonte ó de la atmóstera,

cuando anuncian inminentemente la lluvia, piedra, nieve ó granizo: en el mismo sentido se dice, que el cielo está aparatado; vocablo que no incluimos, ya por ser un derivado, de los cuales solemos prescindir por demasiado notorios, ya por incluirlo la Academia, aunque con

la definición general de preparado, dispuesto. aparatero, n., el que pondera, con exceso, la importancia

de una cosa: en ocasiones es sinónimo de aparatoso; voz

castellana anticuada. aparatos, n., grandes estremos en cosa que no merece tan

ta importancia: úsase generalmente en plural. aparejo redondo, el traje propio de nuestras labradoras aparicio, epifanía, según el Glosario de Savall y Penen. aparte, a., el espacio ó hueco que se deja entre dos pa

labras. apatusca, n., juego que consiste, en tomar número de ór

den, arrojando cada cual una moneda hacia un guijarro,

.

« AnteriorContinuar »