Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Respecto del dinero, los préstamos eran sin interés ó con interés: si lo primero, se decia:

248. GRATUITA PECUNIA DEBITOR UTERETUR.

Si lo segundo:

249. DE USURIS ITA CONVENIT.

Cuando el dinero se daba sin interés, solia estipularse que si el deudor no pagaba al tiempo convenido, incurriese en una pena: «Penam stipulabatur, si sua die pecunia soluta non esset

Tomábase tambien dinero en mútuo con interés y entregando prenda:

250. L. TITIUS PECUNIAM MUTUAM TOT MÆVII DEDIT SUB

USURIS, ACCEPTIS PIGNORIBUS ISTIS.

Los antiguos llamaban indistintamente prenda ó hipoteca á todo lo que servia de garantía de una obligacion, ora fuesen bienes muebles, semovientes ó inmuebles. Así nos lo enseña el jurisconsulto Marciano: «Inter pignus et hypothecam tantum nominis sonus difert.» Budeo es mas explícito, pues cree que el pignus latino es lo mismo que la hypotheca griega , que se reduce al depósito en manos del acreedor de cosa mueble ó inmueble, adicto y sub-puesto á una obligacion, y constituido para la seguridad de ella. «Pignus latine id est quod græce din citur hypotheca, quasi obligationi suppositum, vel quasi ob fidem debiti depositum, quod Latini pignori opponere dicunt. Pignus enim tam de immobili quam de re mobili dicitur.» Mas andando el tiempo, los jurisconsultos romanos adoptaron diferencia entre pignus et hypotheca, estableciendo se entendiese por prenda cuando la cosa pasaba á poder del acreedor, sin perder por eso el deudor la propiedad; y por hipoteca, cuando la cosa quedaba en poder del deudor, pero comprometida y gravada

á la obligacion en favor del acreedor. Esto es lo que nos revela Ulpiano al hablar de la diferencia que ya en su tiempo existia entre prenda é hipoteca: «Inter pignus et hypothecam hoc interest, quod pignus dicitur quum ad creditorem transit , hypotheca quum non transit.» Este derecho del acreedor se formalizaba por el consentimiento de las partes en el contrato principal, y se expresaba con estas y otras fórmulas parecidas:

231. UT AES EJUS PROPTER OBLIGATIONEM ESSENT HYPOTHECÆ

NOMINE OBLIGATÆ. UT FRUCTUS QUOQUE PIGNORI ESSENT.
PRÆDIA ET MANCIPJA QUÆ IN PRÆDNS ERANT. Ur
QUÆCUMQUE IN PRÆDIA PIGNORI DATA , INDUCTA, IN-
VECTA, IMPORTATA, IBI NATA, PARATAVE ESSENT, PIG-
NORI ESSENT. UT FRUCTUS PENDENTES, PARTUS ANCILLE,
FOETUS PECORUM, ET EA QUÆ NASCERENTUR, ESSENT
HYPOTHECE OBLIGATÆ. UT SILVA SIBI PIGNORI ESSET,

QUÆQUE EX SILVA FACTA NATAVE SUNT.

Por esta última, hasta la nave hecha con la madera del bosque hipotecado quedaba obligada. Además de estas prendas especiales, se hipotecaban generalmente cuantos bienes pudiese adquirir el deudor con la fórmula:

252. OMNIA BONA QUÆ HABEBAT, QUÆQUE HABITURUS ESSET

PIGNORI OBLIGARE.

O con esta:

253. UT SPECIALITER REBUS 'HYPOTHECÆ NOMINE DATIS, CE

TERA ETIAM BONA DEBITORI TENERENTUR, QUÆ TUNCHA-
BEBAT, ET QUÆ POSTEA ADQUISSISSET, PERINDE ATQUE

SI SPECIALITER BÆC RES PUISSENT OBLIGATE.

Si se obligaba un edificio, el deudor debia jurar que era suyo, y que no estaba obligado a otro acreedor: usábase para ello esta fórmula:

254.

PIGNORA SUA ESSE, ET FUNDUM QUI PIGNORI DABATUR

NULLI ALII ESSE OBLIGATUM.

El deudor que juraba en falso y que tenia la finca comprometida á otro crédito anterior, era perseguido por Stelionato: este temor hacia que los deudores declarasen casi siempre la hipoteca anterior, y entonces se obligaba el mayor valor de la finca sobre la primera deuda, ó sea la «Ilyperocha,» y todo el valor desde el momento que se pagase el primitivo débito: esto se consignaba en la siguiente fórmula:

255. Alii NULLI REM OBLIGATAM ESSE, QUAM Lucio Titio,

UT IN QUOD EXCEDEBAT PRIOREM OBLIGATIONEM, RES
ESSET OBLIGATA, ET ESSE PIGNORI HYPOTHECÆVE ID
QUOD PLURIS ERAT, AUT SOLIDUM, CUM PRIMO DEBITO

LIBERATA RES ESSET.

Pactábase á veces que si el dinero no se pagaba en el plazo convenido, el acreedor adquiriria el derecho de comprador de la finca, tasándose esta.

256. SI INTRA CERTUM TEMPUS NON ESSET SOLUTA PECUNIA, JURE EMPTORIS CREDITOR POSSIDERET, REM JUSTO

PRETIO ÆSTIMANDAM.

Tambien solia convenirse en que los frutos del fundo los tomase el acreedor como usuras:

257. UT FRUCTUS IN VICEM USURARUM CEDERENT.

COMODATO.

El comodato era una especie de préstamo sin interés de cosas que no se consumian por el uso de una sola vez, como el préstamo de un esclavo para hacer una alhaja; de un caballo para ir a un punto determinado; de una vagilla para una comida, &c.: las fórmulas que sobre este contrato hallamos mas usadas son las siguientes:

258. SERVUM COMMODATUM VEL UT DE PLANO OPUS FACE

RET, VEL UT IN MACHINA OPERARETUR. 259. EQUUM COMMODATUM QUO COMMODATARIUS USQUE AD

CERTUM LOCUM UTERETUR. 260. ARGENTUM COMMODAVERO QUOD TU AMICOS AD COE

NAM INVITASTI.

Algunas veces el comodatario se obligaba á pagar la cosa si se perdia ó perecia, y entonces se estimaba préviamente y entregaba el precio hasta que la volvia:

261. RES ÆSTIMATA UTENDA DABATUR , ÆSTIMATIONEMQUE

SE PRÆSTATURUM, COMMODATARIUS RECIPIEBAT.

MANDATO.

El mandato era otro de los contratos consensuales. Expresábase el deseo de mandato con estas fórmulas:

262. PETO Roco. MANDO.Volo.

Como se comprende, el mandato era verbal ó por escrito; y los términos y extension del mandato, infinitos. Pondremos solo dos elegantísimos ejemplos de Scévola y Papiniano.

263. L. Titius GAJO SUO SALUTEM. PETO ET MANDO TIBI

UT FIDEM DICAS PRO PUBLIo MÆVIO ATUD SEMPRONIUM;
QUÆQUE A PUBLIO SOLUTA TIBI NON FUERINT, ME REPRE-
SENTATURUM HAC EPISTOLA MANU MEA SCRIPTA NOTUM

TIBI FACIO.
264. ILLE ILLI SALUTEM. MANDO TIBI, UT BLÆSIO SEVERO

ADFINI MEO OCTOGINTA CREDAS SUB PIGNORE ILLO ET
ILLO: IN QUAM PECUNIAM, ET QUIDQUID USURARUM NO-
MINE ACCESSERIT, INDEMNEM RATIONEM TUAM ME ESSE
EX CAUSA MANDATI IN EUM DIEM, QUOAD DIXERIT BLE-

STUS SEVERUS, PRÆSTATURUM.

DEPÓSITO,

La obligacion de Depósito, segun Justiniano, se contraia por el que recibia en custodia alguna cosa. Estipulábase como principal condicion,

265. UT RES DEPOSITA VEL NUNMI, PERICULO ESSENT EJUS

APUD QUEM DEPONEBANTUR.

Del depósito constituido por cartas encontramos estas fórmulas de Paulo y Scévola:

266. TITUS SEMPRONIIS SALUTEM. HABERE ME A VOBIS

AURI PONDO PLUS MINUS DECEM, ET DISCOS DUOS, SAC-
CUM SIGNATUM, EX QUIBUS DEBETIS MIHI DÉCEM, QUOS
APUD TITIUM DEPOSUISTIS: ITEM QUOS TRIPROMATI
DECEM: ITEM EX RATIONE PATRIS VESTRI DECEM: ET

QUOD EXCURRIT.

« AnteriorContinuar »