Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[graphic][ocr errors][ocr errors]

DE LA SOCIEDAD ECONÓMICA DE AMIGOS DEL PAIS DE MÁLAGA.

Ano 1.0

31 de Enero de 1861.

Núm. 1.0

como el ahinco de marchar en su busca lo desSUMARIO.

poblaba. INTRODUCCION, por D. Vicente Martinez y

Dirigida la nave del Estado por rumbos lleMontes.-SECCION OFICIAL.-ESTRACTO DE nos de escollos indudablemente se hubiese esActas. OJEADA RETROSPECTIVA SOBRE LA So-trellado, á no haber traido la Providencia á ocu. CIEDAD ECONÓMICA, por el Secretario.- CIEN- par el solio español al señor don Carlos III, ese CIAS. ESPÍRITU MODERNO, por D. Manuel rey, que cuando príncipe solo ambicionaba adCasado.- AGRICULTURA.--Artículo 1.0, quirir el renombre de Sabio, y que en efecto tanpor D. Pedro A. de Mesa.- LITERATURA. to lo mereció como el de Grande é Ilustre, que

-LES ROSES DE NOEL, por D. Salvador Lopez con justicia le concedieran los cronistas de su Guijarro.

tiempo y que unánime ha admitido la posteridad. Bajo su reinado—forzoso y sensible es con

fesarlo,-el ciudadano no recuperó sus derechos INTRODUCCION.

enterrados en los campos de Villalar, para lo cual

tal vez influyera el motin contra Esquilache en el Es indudable que las naciones, á semejanza que el principio de autoridad, tan necesario para de los individuos que las componen, tienen sus el buen régimen de toda clase de gobierno, queperiodos de infancia y virilidad, de postracion dó completamente hollado; pero en cambio, infiy decaimiento. La nuestra, aniquilada tras siete nidad de ramos de la prosperidad pública fueron, siglos de guerra entre el venerando signo levan- los unos con firmeza impulsados, los otros creatado sobre el Gólgota y el sostenido por las ha- dos con inteligencia, como no podia menos de lagüeñas y sensuales promesas de un falso pro- esperarse de quien venja á continuar en Esfeta, comienza a recuperarse primero al re- paña un mando que tantos elogios le valiera unir los Reyes Católicos bajo su cetro los de en Nápoles, y al que encomiaba la fama coCastilla, Aragon, Navarra y Granada; y adquiere mo militar, por su campaña de Italia, y codespues robustez y poderio poniendo coto al mo ilustrado, por haber cedido su mismo papoder feudal, y asentando sobre bases mas só- lacio para museo de las preciosidades que se lidas la administracion y la justicia. Empero bien sacaran de Herculano y de Pompeya, ciudapronto vuelve á decaer; y á pesar de las des- des que se acababan de descubrir despues de umbradoras jornadas de Pavia y de Lepanto, y 15 siglos que un mar de lava las enterrara. de la fastuosa corte del Buen Retiro, la España Y en efecto, los puentes, los edificios, los pierde en adelantos materiales lo que gana en caminos, los canales, los pósitos, las acadegloria; y aunque no admitamos con un moderno mias, la instruccion, todo, en fin, revela la pery profundo pensador, —cuya temprana muerte ha severancia y el saber de este gran monarca. arrebatado al neo-catolicismo uno de sus mas Pero á lo que dedicó especialmente su prácardientes adalides, que la dinastia de Austria tica, su ciencia y sus desvelos, ayudado de los es un paréntesis en la historia de España, sin sabios consejeros que siempre tuvo á su lado, embargo, no podemos menos de convenir, que fué á la proteccion y engrandecimiento de la se desconoció en ese periodo que el trabajo es la agricultura, de la industria y del comercio; y principal fuente de riqueza de un pais, y que la las medidas que adoptara, —escepto las leyes del Nuevo Mundo empobrecia al nuestro, así | suntuarias de resultado por lo comun contra

ñores,

rio al que se apetece,-forman un código de gun género, sin otra aspiracion que la de procurar economía política, fundamento del que en la por un medio mas llenar la delicada mision que actualidad sirve de pauta. Y conocedor de la está confiada.-¡Plegue á Dios que lo consiga, que la influencia gubernamental por si sola no y que esta publicacion sea de alguna utilidad, basta muchas veces para conseguir las mejo- para todos los interesados en la prosperidad ras de un pueblo, y que la particular, volun- física y moral de nuestra provincial taria y peculiar de cada localidad ayuda a re

VICENTE MARTINEZ Y MONTES. mover los obstáculos, cortar los abusos, enmendar los vicios y dar una acertada direccion á prácticas y principos equivocados, creó

SECCION OFICIAL. sociedades económicas, tituladas de Amigos del Pais, nombre simpático, al decir de su ilustrado y concienzudo historiador en nues

ESTRACTO DE ACTAS. tros dias, y que revela desde luego cuál era el objeto y naturaleza de su institucion, esto es: perfeccionar la agricultura, promover la

Sesion de 8 de Diciembre de 1860. industria y extender el comercio, teniendo en

Se procedió al nombramiento de los indivicuenta la situacion, el clima y la poblacion de

duos

que han de componer la Junta Directiva cada provincia.

en el año de 1861, resultando electos los seA la de Málaga le cupo la suerte de ser de las primeras en el establecimiento de Corporacion tan

D. Vicente Martinez y Montes, director. patriótica, y desde el 29 de agosto de 1789 época de su fundacion, hasta hoy, ha seguido las huellas

D. Joaquin Garcia Briz, vice-director. que le trazara su ilustre y paternal fundador; y aun

D. Cayetano Lopez, censor. que en su vida hay periodos de desfallecimiento D. Jorge Loring, bibliotecario. efecto de las tan diversas y multiplicadas causas D. Luis A. Bolin, tesorero. de guerras, epidemias y otros conflictos que la D. Melchor Garcia, vice-tesorero. rodearan, siempre ha vuelto á renacer, cual otro D. J. de Carvajal-Hue, secretario-contaFenix, de sus mismas cenizas; prueba patente de dor. que cuando un pensamiento está encarnado en

D. Cristóbal Muñoz, vice-secretario. legítimas y naturales necesidades nunca perece. Unas veces, aclimatando plantas exóticas en ter- Sesion de 12 de Enero de 1861. renos de su propiedad: otras, repartiendo entre los labradores cartillas agrarias: ora redactando

Se dió lectura de la memoria en que se es-. escritos dirigidos á autoridades y á particulares: presan los trabajos hechos por la Sociedad ora premiando en exposiciones públicas el ta- Económica en el pasado año. Tomaron poselento y la laboriosidad, continuamente ha tratado sion de sus cargos los señores que componen la de hacer el bien que le fuera posible. Restábale nueva Junta Directiva y fueron admitidos en cumplir un deber reglamentario publicando el segunda lectura, como sócios de número, los Boletin,y eso es lo que vá á ejecutar comenzando señores D. Pedro A. de Mesa y D. Fabio de á dar á luz el presente, cuya seccion oficial re- la Rada y Delgado. presentará la opinion de la Sociedad, siendo producto los trabajos de las demás del estudio, Sesion de 24 de Enero de 1861.

у

buen deseo de todos sus individuos. El Boletin, pues, de la Sociedad Económica Por renuncia fundada de D. Luis A. Bode Málaga se presenta ante los Amigos de las lin, se procedió a la eleccion de tesorero, redemás provincias, ante las academias análogas, cayendo este cargo en el Sr. D. Melchor Gary ante las Autoridades, únicas corporaciones en- cia, y dióse primera lectura de varios señores tre quienes debe repartirse, sin pretension de nin-presentados.

celo

Ojeada retrospectiva sobre la So- Y habiéndose visto todo en el Consejo con ciedad Económica de Amigos del lo espuesto en el asunto por el señor fiscal, ha Pais de Málaga.

acordado se dirija á V. que le ha parecido bien,

y aprueba su celo y el de los demás vecinos, I.

eclesiásticos y seculares de esta ciudad, conte

nidos en la citada lista de que acompaña copia, Principiaban ya á derramar en el suelo español y que les concede el Consejo permiso para que abundante semilla de bienes algunas Sociedades puedan hacer sus juntas en las Casas ConsisEconómicas, y Málaga no podia carecer de una toriales en horas compatibles con las del Ayuncorporacion que ilustrase la marcha que conve- tamiento, para que no se interrumpan unos ni nia seguir en el desarrollo de su agricultura siem-otros actos, persuadido el Consejo se dedicarán pre próspera y de su industria ya naciente. «Mo- como buenos patricios á que tenga efecto el es»vidos de los buenos efectos que en todas partes tablecimiento de la Sociedad Económica de Ami» habian producido aquellas asociaciones en bene- gos del Pais que se propone, eligiendo desde oficio de la causa comun de los pueblos en que luego director y los demás oficiales correspon»se habian erigido y no menos del conocimiento dientes á este instituto, procediendo despues á »de lo mucho en que por su medio podia ade- la formacion de Estatutos para su régimen y plantarse el de Málaga por la variedad de sus ra- gobierno, á cuyo fin se tendrán presentes los de omos y buenas proporciones,» los señores don la Sociedad Económica de Madrid, de que inFrancisco Monsalve Heredia y Muxica, don Pe-cluyo á V. un ejemplar, para adoptarlos en lo dro Enriquez, don Francisco de Loyo, don Agus- que sean compatibles con las circunstancias de tin Galindo, el conde de Villalcázar de Sirga y ese pais y hecho lo remitan al Consejo para su don Mateo Carvajal, por si y á nombre de va- vista, reconocimiento y aprobacion. rios vecinos distinguidos de la ciudad de Málaga, Al propio tiempo ha resuelto el Consejo, que hicieron presente al rey don Carlos IV en re- se dé aviso de esta providencia al Gobernador presentaciones de 19 y 26 de noviembre de 1788, y Ayuntamiento de esa ciudad, como se hace sus deseos de que les concediera el correspon- en este dia, para que facilite á V. у

demás indiente permiso para fundar dicho establecimiento teresados, la casa de Ayuntamiento, á fin de que y acordar reunidos las leyes que habian de go-puedan tener sus juntas, esperando el Consejo bernarlo, prévia la real aprobacion.

del celo de sus individuos, contribuyan todos en Enterado el rey de las solicitudes, mandó que cuanto puedan á fomentar dicho establecimiento se remitieran á su Consejo, por conducto del para el mejor bien y felicidad de ese pueblo. conde de Floridablanca, para que tomando el Participolo á V. de orden del Consejo para conocimiento que tuviese por conveniente, acor- su inteligencia y la de los demás vecinos de ese dase la providencia que le pareciera oportuna, pueblo y á efecto de que dispongan su cumdándola favorable por decreto de 7 de enero de plimiento, dándome en el interin aviso del recibo 1789, que fué comunicado al Monsalve en los de esta para ponerlo en su noticia. Dios guarde siguientes términos:

á V. muchos años. Madrid 30 de enero de 1789. «Con Real órden de 20 de noviembre del año -D. Pedro Escolano de Arrieta. --Sr. D. Franpróximo pasado, se remitió al Consejo para que cisco Monsalve y Muxica.» acordase la providencia que le pareciese, una A esta disposicion acompañaron cartas oficiarepresentacion hecha á S. M. por V. en 19 del les del Consejo al R. Obispo de Málaga y Camismo, en solicitud de que se concediese el cor- bildo de su Iglesia Catedral, recomendándole respondiente permiso para establecer en la ciu- dicho establecimiento y esperando de su celo que dad de Málaga una Sociedad Económica de Ami- le promovieran en cuanto pendiese de sus fagos del Pais con el fin de fomentar la agricul-cultades. De igual índole se dirigieron otras al tura, artes é industria, acompañando á la misma señor Gobernador, que lo era entonces el Marepresentacion otra dirigida tambien á S. M. por riscal de Campo don Pablo de Arroyo, y Ayunalgunos vecinos, á nombre y en representacion de tamiento de esta ciudad de Málaga, que dicen otros varios eclesiásticos y seculares, con la mis- así: ma solicitud del establecimiento de Sociedad «El Consejo se ha servido conceder permiso Económica.

á don Francisco Monsalve y Muxica y otros va

rios vecinos eclesiásticos y seculares de esta por otro cuantos hombres importantes habia en ciudad, para establecer en ella una Sociedad el comercio de la plaza, Gallegos, Grivigny, Económica de Amigos del Pais con el objeto Murphy, Cwilti, Muller, Rein, Power y muchos de fomentar la agricultura, la industria en sus otros, cuyos nombres, la mayor parte estraños, diferentes ramos, y promover las artes y oficios: eran un lamentable testimonio de las rancias y y que á este fin puedan hacer sus juntas en las perjudiciales preocupaciones de aquella época, Casas Consistoriales en horas compatibles con que apartaban a los indígenas de las carreras las del Ayuntamiento para que no se interrum- industriales y mercantiles, hoy mas ennoblecidas pan unos y otros actos, eligiendo desde luego por el trabajo que nunca lo fué la aristocrácia Director y los demás oficiales correspondientes por sus blasones, y á las cuales acudian natuá este Instituto, y procediendo a la formacion ralmente de fuera de España para su enriquecide Estatutos para régimen y gobierno del citado miento y nuestro propio bienestar los hombres cuerpo patriótico, los cuales deberán remitirse laboriosos de pueblos menos preocupados y que al Consejo á efecto de darles su aprobacion.- nos llevaban entonces mas delantera que hoy en Al propio tiempo ha acordado el Consejo se dé el camino del progreso. noticia á V. S. de esta providencia, para que Los hijos de Málaga se unieron a los que, facilite á dichos interesados la casa de Ayunta- venidos de otras tierras, habian encontrado en miento á fin de que puedan tener sus juntas. España -un clima mas dulce y una madre mas persuadido el Consejo del celo de los individuos liberal. Todos de acuerdo, como miembros de de ese Ayuntamiento que contribuirán todos en la nueva corporacion, procedieron á organizarla cuanto puedan á fomentar dicho establecimiento y nombraron los oficios correspondientes, entre para el mayor bien y felicidad de ese pueblo.- ellos, por director, al Iltmo, señor don Manuel Participolo á V. S. de orden del Consejo para Ferrer y Figueredo, arzobispo-obispo de Málasu inteligencia y cumplimiento, y del recibo de ga que tan gratos recuerdos ha dejado en esta

esta me dará aviso á fin de trasladarlo á su su- diócesis y que admitió el empleo, manifestando, - perior noticia.—Dios guarde á V. S. muchos segun dicen las actas, con espresiones de graaños. Madrid 30 de enero de 1789.--D. Pedro titud su espíritu patriótico y grande caridad para Escolano de Arrieta.—Sr. Gobernador y Ayun- con el pueblo. tamiento de la ciudad de Málaga.»

El dia 5 de diciembre siguiente fueron votaReunido este en 8 de febrero del mismo año, dos los Estatutos en Junta general y el 15 de se dió lectura de la carta del Real Consejo, acor- setiembre de 1790 aprobados por real cédula dando la ciudad estar pronta á cumplir su órden espedida en Madrid, prévio informe del Consejo segun certificado espedido por don Francisco Real de la Sociedad Económica Matritense y Ferrer, escribano mayor de Cabildo, que obra dictámen del fiscal de S. M. en auto de 4 de en los archivos de esta Secretaría.

marzo del mismo año. En uso pues de este derecho, se congregó en Con igual fecha de la cédula pasó el Supremo la sala capitular el 29 de agosto de 1789, con Consejo al obispo de Málaga, director de la Soel objeto de dar lectura de aquellas resoluciones ciedad Económica, la siguiente carta, además y tratar de establecerse definitivamente, lo mas de las que en la misma se espresan á otras auilustre del clero, del comercio, de las milicias, toridades. de las letras y de la nobleza malagueña. Por un «Iltmo. Sr.:-Por Real resolucion de S. M., lado los condes de Villalcázar, de Mollina y de á consulta del Consejo de 9 de agosto próximo Quinteria y los marqueses de Cela y de Chin-se ha servido aprobar el establecimiento de la chilla, el Dean, dignidades y canónigos de la Sociedad Económica de esa ciudad y los EsCatedral, el alcalde mayor y los regidores per- tatutos formados para el régimen y gobierno de pétuos, provinciales y comendadores de órdenes ella, ha recibido á este cuerpo patriótico bajo de religiosas, los mariscales de campo Arroyo y su soberana proteccion y ha mandado espedir conde de la Conquista, los brigadieres Cerviño, para su observancia la Real Cédula corresponMollina y Velarde, los coroneles Urbina, Cór-diente, como se ha ejecutado con fecha de hoy.-doba y Galvez, los tenientes coroneles Monsal - Tambien ha resuelto el Consejo se escriban carve y Ortiz Almodovar, caballeros de las órdenes tas acordadas como se hace en este dia á V.S. I. militares y cónsules de las naciones estranjeras; al Cabildo de su Sta. Iglesia Catedral, al Go

« AnteriorContinuar »