La Germanía de Valencia: discursos leídos ante la Real academia de la recepción pública

Portada
Tipografia de Manual Gines Hernández, 1884 - 524 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 522 - E los unos ni los otros no fagades ni fagan ende al por alguna manera, so pena de la nuestra merced y de diez mil maravedís...
Página 521 - Murcia, de Jaén, de los Algarbes, de Algezira, de Gibraltar, de las/ yslas de Canaria, de las Yndias, yslas e tierra firme del mar...
Página 522 - Escribano público que para esto fuere llamado que dé ende al que vos la mostrare testimonio signado con su signo , porque Nos sepamos en como se cumple nuestro mandado. Dada en la villa de...
Página 504 - ¡Ah ! vanamente Discurre mi deseo Por tus fastos sangrientos y el contino Revolver de los tiempos; vanamente Busco honor y virtud : fue tu destino Dar nacimiento un día A un odioso tropel de hombres feroces, Colosos para el mal ; todos te hollaron , Todos ajaron tu feliz decoro ; ¡Y sus nombres aun viven! Y su frente Prdo orlar impudente La vil posteridad con lauros de oro ! ¡Y uno solo!
Página 519 - El estiércol y las heces que algunos no digerían, muchos tristes los comían, 138 que era espanto. Allegó la cosa a tanto que, como en Jerusalén, la carne de hombre también la comieron. Las cosas que allí se vieron, no se han visto en escritura: comer la propia asadura de su hermano.
Página 521 - Algecira, de Gibraltar, de las islas de Canaria de las Indias, islas e Tierra firme del mar Océano, condes de Barcelona, señores de Vizcaya e de Molina, duques de Atenas e de Neopatria, condes de...
Página 29 - ... innecesario consignar, trazan gráficamente el sombrío cuadro de aquella sociedad desquiciada y revuelta. Las crónicas, manuscritos coetáneos, disposiciones de los Jurados y Consejo general, registros de los establecimientos piadosos, procesos de la Inquisición y de los Justiciazgos civil y criminal, las homilías y otros muchos documentos públicos y privados, lo atestiguan de una manera irrefutable.
Página 518 - Plata, conquista la más ingrata a su señor; desleal y sin temor, enemiga del marido, que manceba siempre ha sido, que no alabo. Cual los principios, al cabo aquesta ha tenido cierto, que seis maridos ha muerto, la señora, y comenzó la traidora tan...
Página 335 - Con armas, en guerra; en paz, con las leyes, se quieren los reynos, senyor, conservar, mas ¡guay! de la tierra do todos son reyes, do todos presumen regir e mandar. Un Dios en el cielo, un rey en la tierra, se debe por todas las gentes temer, quien esto no teme comete gran yerra, por quanto do tanta malicia se encierra, no pueden los reynos, senyor, florescer.
Página 29 - Germanía eran más sueltas y libres de lo que podían consentir los preceptos morales y religiosos. Los asesinatos, impunes muchas veces; las violencias, los cohechos de los jueces y oficiales de justicia, las infidencias de los depositarios de la fe pública, los raptos de mujeres, los amancebamientos de los clérigos, la creciente apertura de tabernas, el próspero estado de la mancebía, la multitud de enamorados, rufianes, vagamundos, paseantes...

Información bibliográfica