Descripción del Perú

Portada
"El Lucero, 1901 - 322 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página viii - El Rey nuestro Señor Don Fernando VII, y en su Real nombre el Consejo de Regencia de España é Indias...
Página 140 - Las visitas domiciliarias solamente podrán practicarse durante el día, desde las seis de la mañana hasta las seis de la tarde...
Página 43 - ... porque un reino lleno de preciosísimas producciones que utilizar, de montes que allanar, de caminos que abrir, de pantanos y minas que desecar, de aguas que dirigir, de metales que depurar, ciertamente necesita más de sujetos que sepan conocer y observar la naturaleza y manejar el cálculo, el compás y la regla, que de quienes entiendan y discutan el ente de razón, la primera materia y la forma substancial.
Página 306 - Andes, serrania única en su clase tanto por la elevacion de sus cumbres como por lo difuso y extendido de su cuerpo, y por lo encadenado de sus ramos derramados á todas direcciones y á insignes distancias: parece que la naturaleza levantó esta barrera para apartar las naciones de las llanuras orientales de las otras que en sus alturas y en su falda occidental habian establecido su domicilio, y para dar á cada una diferente giro de sus producciones y frutos.
Página 25 - ... chica, mujer u hombre, que no se mezcle con un fervor increíble, por sus amigos, parientes, etc. Discúrrense las más complicadas e ingeniosas estratagemas, y se oye con este motivo antecedentes tan singulares que, al paso que entretienen por mucho tiempo las conversaciones de las tertulias, dan a conocer de cuanto son capaces, y cuan peligrosos políticos serían si mudasen de objeto; pero en Lima todo se reduce (como ellos dicen) al número uno, esto es, al individuo.
Página 27 - ... la órbita del ojo, de manera que al más celoso marido y al más vigilante padre es imposible, cuando no muy difícil, el conocerlas. Adquiere con este ahuecado vestido la figura femenina un volumen tal, que no da pié para inferir su arte y venir en conocimiento de la tapada, a menos que la voz, la figura de los brazos, u otras semejantes señales den indicios de la persona.
Página 2 - ... murallas con treinticuatro baluartes que hizo construir, hacia el año 1685, el Duque de La Palata Virrey de aquellos Reynos; pero siendo toda de adobes, y faltándole terraplenes y otros edificios propios para resistir la invasión de un poderoso enemigo, puede decirse que sirven solo para estar a cubierto de las fuerzas de los indios contra cualquier inopinado acaso, que fué el verdadero objeto con que se construyeron las murallas. Comprende la ciudad unos dos tercios de legua de largo, y...
Página 26 - Lama la mayor degradación á que pudieran llegar el hombre y la mujer. Acostumbran los caballeros visitarse desde muy temprano, y ocupan la mañana en tratar sus negocios. Los más de ellos entienden bien los judiciales, y han estudiado las leyes. Andan de capa y gorro los ancianos, y los mozos llevan también su capa con una redecilla blanca, y el vestido de género rico o muy buen paño.
Página xi - ... todo el globo, para presentarme en la península de España ya todo el orbe literario; pero cuando más postrada y debilitada se hallaba mi salud, se me ha hecho saber la Real orden de 31 de Agosto del próximo pasado año...
Página 26 - ... azul de San Fernando, con bordado en la esclavina. Preséntanse igualmente las mujeres con una ostentación que no se conoce en Europa; y sea por imitación, sea por el mal ejemplo ó por natural deseo de brillar ó sobresalir, manifiesta la limeña sobre este punto un prurito particular. Con efecto, son costosísimos los trajes que usan desde la cuna; guarnécenlos de encajes de los más finos y ricos, usan sortijas, cintillos y brazaletes engastados en piedras preciosas, y nada cede á su magnificencia...

Información bibliográfica