Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[blocks in formation]

Inilividuo de la Direccion general de estudios; y de la Academia

española.

[merged small][graphic][ocr errors][subsumed][subsumed][merged small][graphic][subsumed][merged small][merged small]
[ocr errors][merged small]
[blocks in formation]

E

influjo moral y político de la Francia desde el establecimiento de la dinastía borbónica en España, dió á esta nacion una nueva fisonomía, tan diferente hoy de la antigua, asi en las instituciones políticas, como en los sentimientos, hábitos y costumbres. Los sucesos que nos han traido al estado actual, y los progresos de la civilizacion en el siglo XVIII y parte del XIX, formarán la materia de este tomo; pero antes de engolfarme en tan dificil y penosa tarea, voy á satisfacer al cargo que se me ha hecho en el ar

[ocr errors]

tículo de un periódico recomendando esta obra (1); á saber, que me detenia demasiado en la narracion de los hechos históricos, economizando las reflcxiones generales y filosóficas.

Como la principal obligacion de un bistoriador es referir con imparcialidad y buen criterio los hechos que mas conduzcan á dar á conocer el estado de la sociedad, sus leyes, costumbres, industria y adelantamientos literarios; me daria por satisfecho si en esla parte hubiese tenido algun acierlo, dejando á la discrecion de los lectores las reflexioncs filosóficas, ó las inducciones generales de los mismos hechos. Tácito, uno de los escritores mas profundos de la antigüedad, tan celebrado por todos los buenos críticos en los tiempos modernos, es bien económico en reflexiones filosóficas: solo las usa cuando la gravedad de los sucesos y la oportunidad se las presentan, y aun esto lo hace con su acostumbrada concision.

Ese lujo de filosofia que hoy se afecta aun en los escritos mas insignificantes, esa manía de generalizar las ideas para acomodarlas á un sisma particular, jamás entraron en el plan de

(1) Semanario pintoresco Español, & de noviembre 1840, núm. 45.

mi obra. Sin embargo, no he dejado de ocuparme en consideraciones filosóficas y generales cuando me han parecido necesarias. Asi , por ejemplo, Iralando en la introduccion á esta obra del establecimiento del cristianismo, el mas importante y seguro elemento de la civilizacion

europea,

hice ver el influjo que tuvo en la mejora del estado social.

Al hablar de la admision y facultades legislativas de los procuradores en las Cortes de Casa tilla, empecé con unas consideraciones generales sobre el origen y progresos del sistema represenlativo en Europa; y en el juicio comparativo que hice de las constituciones políticas de Castilla, Navarra y Aragon, no escaseé las reflexiones filosóficas, apoyado en la observacion de los hechos, segun allí dije, en la realidad de interescs positivos, no en las falaces máximas de vanas teorías. Lo mismo ejecuté cuando puse en contraposicion el opresor feudalismo de Europa con la legislacion mas protectora y benéfica do Castilla. Esto por

lo
que

hace al tomo primero; que en los dos siguientes tampoco anduve escaso en consideraciones filosóficas, cuando las creí conducentes para guiar al lector en el descubrimien10 de la verdad, en la rectificacion de hechos históricos siniestra ó erróneamente presentados

« AnteriorContinuar »