Imágenes de páginas
PDF
EPUB

de su tierra, que se llama Utinayserabai y Moloa y otros muchos sus vasallos hasta llegar á Mayajuaca, tierra de Ais, hacia el cañaveral, que dicen los pilolos nuestros que navegan, estos dios caciques tomó paces Pedro Melendez; no tienen oro, ni plata, ni perlas; son miserables y grandes bellacos y traidores, flecheros, andan desnudos como los demás que arriba tengo dicho: por este rio de San Mateo pueden ir á Tocobaga, de la otra banda de la Florida hácia Poniente, y no digo que siempre por el rio, sino desta manera entrar por la barra de San Mateo y llegar á Sarabai, questa cincuenta ó sesenta leguas á la tierra adentro del rio arriba ó á la provincia de Utina, y de allí desembarcar y ir por la banda de Poniente, tomando por arriba, de pueblo en pueblo y dar consigo á la Cañogacola, vasalles de Tocobaya, y de allí al lugar mismo de Tocobaya, que entra otro rio muy grande á donde Soto estuvo y murió. Y con esto fenezco y no. diré más, porque si fuera pretender la conquista desta tierra no diera más relacion que tengo dada; aunque a su Magestad le conviene para la seguridad de sus armadas que van al Perú y á la Nueva España y á otras partes de Indias que pasan por fuerza por aquella costa y canal de Bahama, y se pierden muchos navíos y perece mucha gente porque los indios son contrarios y muy flecheros; y ansí como digo, conviene haber alguna fuercezuela por dó pudiesen segurar aquella canal con alguna renta que se pudiese sacar de Méjico y del Perú y de las islas de Cuba y de todas partes de Indias para el remedio y mantenimiento de los soldados de guarda en la tal fuertezuela, y esto es lo que convenia y otra cosa más de ir á buscar las perlas, pues otra riqueza no hay en aquella tierra. Y para ello concluyo, y si fuere necesario, etc. Lo firmó Hernando Descalante Fontaneda.--Entre dos rúbricas.

[ocr errors]

MEMORIAL DE D. ANTONIO VELAZQUEZ , SUCESOR DEL ADELANTADO DIEGO VELAZQUEZ, SOBRE LA GRACIA QUE PIDE Á su MAGESTAD POR LOS MÉRITOS DE SU ANTECESOR, QUE SE ESPLICAN. — ISLA FERNANDINA, CUBA. - DES

CUBRIMIENTOS (1).. (Sin fecha.)

[ocr errors]

Memorial del negocio de D. Antonio Velazquez de Bazan, cerca de la merced que pide á su Mages. tad, como pariente más propinquo y heredero del

adelantado Diego Velazquez.

Presupónese que habiendo pasado a las Indias Diego

á Velazquez con D. Cristóbal Colon, año de 8, se embarcó en la Española con noventa españoles y vino a la isla de Cuba y la conquistó y pobló, y hizo en ella siete villas

, У

les puso los nombres que hoy dia tienen, y puso justicias en nombre de los señores Reyes Católicos.

Entendido esto por su Magestad la Reina 'doña Juana, el año de 13, dió provision al Diego Velazquez para que repartiese los indios de la isla de Cuba, prefiriendo á los criados de sus altezas, y luego a los descubridores y conquistadores, y despues a los que tuviesen cédulas rea

[ocr errors]

(1) Archivo de Indias. Patronato. Est. 1.o Caj. 1.° Leg. 18.

[ocr errors]

les para que se les diesen indios en aquella isla, y despues a las personas que bien visto le fuese.

Despues, año de 18, 10 de Noviembre, su Magestad el Emperador, estando en Zaragoza, capitulo con Diego Velazquez, diciendo: que por cuanto ha hecho relacion que

ha descubierto a su costa cierta tierra, que por la relaciou que tiene de los indios que de ella tomó, se lama Yucatan Icozumel, á la cual los españoles que en su nombre la descubrieron pusieron Santa María de los Remedios, y así mismo habia descubierto otras ciertas islas, y despues de descubiertas estas islas ó Tierra Fir, me y por saber los secretos de ellas, con licencia y pa. rescer de los padres Gerónimos que por mandado de su Magestad residian en Santo Domingo de la Española, á su costa torno á enviar otra armada á la dicha tierra para descubrir más y ver los paertos de ellas, la cual iba proveida por un año de la gente y mantenimientos necesarios á costa de Diego Velazquez; y porque el dicho Diego Velazquez, continuando su propósito y el ser

y vicio de su Magestad, queria enviar por otras partes gente y navíos para descubrir y sojuzgar y poner debajo del dominio de su Magestad las tierras y islas que descubrió y descubriere á su costa y mision y descubrir otras, pidió a su Magestad la conquista; y en esta capitulacion su Magestad le hace Adelantado de lo que ha descubierto y descubriere.

Item, que de lo que ha descubierto y descubriere por su industria ó a su costa, lleve el quinzavo de todo, por su vida y de un heredero cual quisiere.

у Item, que habiendo poblado y pacificado cuatro islas de las que así á su costa descubrió ó descubriese, ó por

6 su industria, de manera que pueda haber en ellas tracto Tomo X.

6

seguro, en la una de ellas cual él escogiere, haya y lleve la veintena parte del provecho que en cualquier manera se siguiere á su Magestad de la tal isla, perpétuamente para él y para sus herederos para siempre jamás.

El adelantado Diego Velazquez envió para los descucubrimientos y conquistas cuatro armadas á su costa, en que pretende haber gastado doscientos mil ducados.

La una con un Francisco Hernandez de Córdoba, el qual fué por capitan general con tres navíos; este llegó á Yucatan y saltó en tierra dia de San Lázaro, en un pueblo que agora se dice Campeche, al cual llamaron por nombre San Lázaro, y los indios de allí mataron hasta treinta hombres y hirieron al Francisco Hernandez de Córdoba, el cual murió de estas heridas, á cuya causa los soldados que quedaron, por ser pocos, se volvieron á la isla de Cuba y dieron noticia de lo subcedido al Adelantado y do la calidad de la tierra.

Envió otra armada de cinco navíos con Juan de Grijalba, su sobrino, proveida para un año, el cual se detuvo en este descubrimiento un año y más, y visto lo mucho que se detenía, el Adelantado armó una carabela á su costa y envió por capitan de ella á un Cristóbal de Valladolid y otras setenta personas, los cuales con formenta arribaron por la costa de Nueva España y les fué forzoso volver á Cuba, y cuando entraron acababa de entrar el Juan de Grijalba con tres navíos, y dió noticia como habia, llegado y desembarcado en San Juan de Lua, y de la riqueza que habia en aquella tierra de Nueva España y calidad de los naturales y puertos y otras cosas

y de aquella provincia; y entendido por el Adelantado, riño mucho con el sobrino porque no pobló la tierra, y le dijo que no paresciese más ante él.

De ahí á cuatro meses, el Adelantado, estando en Santiago de Cuba, puerto de la isla, armó otros ocho navíos con hasta cuatrocientos y noventa hombres poco más o menos, para que fuesen y descubriesen y pobla- . sen la Nueva España, y envió por capitan general y su lugarteniente á Hernando Cortés; y yendo Cortés na. vegando por la mar, alzó bandera en nombre de su Magestad, y llamándose capitan general por su Magestad, no quiso usar de los poderes de Diego Velazquez y desembarcó en San Juan de Lua y pobló una ciudad que

llaman Villarrica, y allí juntó la gente y soldados que llevaba y les dijo que no queria usar de los poderes de Diego

у Velazquez, antes queria conquistar là tierra para sí y para los que con él iban en nombre de su Magestad, y hizo dejacion del dicho oficio; y visto por los soldados y gente, nombraron alcaldes y regidores y eligiéronle en nombre de su Magestad por capitan general, y dió con los navios al través y comenzó a conquistar la Nueva España. Entendido esto por el Adelantado, y visto que Her

y nando Cortés no le respondia á lo que habia llevado á cargo y no le enviaba relacion y que se tardaba, determinó de hacer otra armada el año de 1520, de diez y ocho navíos y mil hombres y ciento y tantos caballos, y envió por capitan general de ella y su lugarteniente á Pamfilo de Narvaez, el cual desembarcó en San Juan de Lua, y habiendo entrado la tierra adentro y aposentádose en un lugar que llamaban Zempoal, envió mensajeros á Cortés, que estaba en Méjico, el cual vino y tuvo con él pelea y quebró un ojo á Pamfilo y le tomó todo lo que llevaba, y le llevó preso á Méjico, á donde conquistó la Nueva España.

« AnteriorContinuar »