Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[graphic][subsumed][subsumed][subsumed][subsumed]
[graphic][subsumed][subsumed][subsumed]

COMENTARIOS

A LA

LEY DE ENJUICIAMIENTO CIVIL,

POR

D. Vicente Hernandez de la Rua,

y Di-

Doctor de la Universidad de Salamanca, Teniente Fiscal del Tribunal Supremo de Justicia

rector del BOLETIN DE JURISPRUDENCIA Y ADMINISTRAGION.

BIBLIOTECA UNIVERS

TOMO II.

DOMACIÓN DEL LACNO.
SR. D. J. F. CAMACHO

1394
MADRID

MADRID.
Imprenta del BOLETIN DE JURISPRUDENCIA, á cargo de Castillo,

calle del Rio, núm. 6.

1836.

A

[ocr errors][ocr errors][merged small][merged small][merged small]

Si como meros espositores nos propusiéramos tratar las mau terias concernientes á los procedimientos judiciales, desde lueu go abandonariamos el órdea que sigue la Ley de enjuiciamiento para tratar de las materias, por el que nos pareciera mais conveniente. Bien comprendemos que reconociendo un juicio que es la fuente de donde los demas se derivan; que es la madre comun que acoge todas las demandas que no tienen señalada suslanciacion especial, parece lógico que ocupe el primer lugar ef juicio llamado ordinario, porque consignados en él los principios cardinales de los procedimientos contenciosos, fácilmente se conocerán despues los puntos accidentales ózsecundarios en que se séparen los juicios especiales. Mas aunque concedamos alguna fuerza a ese razonamiento, no podemos reconocerle la suficiente para persuadiraos , de que no debiera seguirse el orden ascendente de la cuantía litigiosa. 1,4 TSI 1.61%837}

Efectivamente, parecerá exacto á primera vista que el juicio ordinario encierra los principios comunes a todos, y que cono cidos estos, no resta que hacer otro estudio mas que el de los especiales, aplicables á los demas segun su clase; pero contra esa observacion pudiera àlegarse otra que se desprende del siga lema propio adoptado por la Ley de enjuiciamiento: ¿Para qué el titulo primero de las disposiciones generales? No es cierto que en ese tratado se comprenden las reglas del enjuiciamiento comunes á todos los juicios? Si esta es una verdad, la razon antes alegada como justificativa de la colocacion de las materias desaparece, y deja en su valor al sistema opuesto, segun el cual,

« AnteriorContinuar »