Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors][ocr errors][ocr errors]

OBSERVACIONES

VARIAS

SOBRE LA REVOLUCION DE ESPAÑA.

wwwwww

CAPÍTULO PRIMERO.

De la opinion de la Nacion Española sobre la revolucion,

hasta la reunion de las Cortes en Cadiz.

*

No siendo las revoluciones que asolan ó anienazan å la Europa , otra cosa que la práctica de las doctrinas politicas de la filosofía moderna (1), la Fspaña que habia rechazado con el mayor esmero los libros de los pretendidos filósofos , fue tambien , entre todas las naciones de la Europa , la que manifestó mas horror á los crímenes que produjo la revolucion francesa. Se puede oir sobre el particular á M. de Pradt : « Si este atentado ( del 21 de » Enero 1793 ) llenó á la Europa de espanto, enardeció er

corazon de los Españoles ; y este pueblo demasiadamente fogoso para contener las impresiones que recibe ,

precipitó sobre los Franceses que se hallaban en España, · sin hacerse cargo de ninguna de aquellas consideraciones

que debian hacerle conocer , en aquellos hombres, llama» dos á España ó establecidos allá solo por las miras

de sus intereses particulares, unos seres estraños á los

[ocr errors]
[ocr errors]

se

Y

* Memorias sobre la revolucion de España , p. 3.

A

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

» acontecimientos que excitaban su enojo. En un instante » se electrizó la nacion ; todos los brazos se presentaron » y todos los tesoros se abrieron. Los donativos voluntarios » de la España excedieron á cuantos nos refieren las histo, rias, hechos , en tiempo alguno , por el patriotismo » á los gobiernos que han reclamado su apoyo. Asi es » que, mientras que bajo la asamblea constituyente la » Francia no habia suministrado mas que una

suma de cinco millones para la contribucion voluntaria que lla» maron donativo patriótico mientras que al empezar » esa misma guerra, en 1793, la Inglaterra no alcanzaba

sus larguezas mas que á la suma de 45 millones , » la España ofrecia, como donativo voluntario, la de 73. „Ciertamente es este el donativo patriótico mas grande » que haya hecho ningun pueblo moderno. »

El ministro de Francia en Madrid fue obligado á salir de España luego que se supo la muerte de Luis XVI. Estas son las palabras con que este ministro (M. Bourgoing) pinta la impresion que habia producido aquel horrible acontecimiento, en la ciudad principal que encontró en su tránsito. Valencia era á la sazon el teatro de las » insurrecciones mas violentas del fanatismo real y religioso , » contra la nacion francesa. Todo lo que , ó por su nom

bre, ó por su origen , pertenecia á esta nacion , estaba » espuesto al furor del pueblo. Para reprimirlo, Don

Vitorio Navia , que mandaba este reino , necesitó de toda » su vigilancia , y tuvo que desplegar la poca fuerza armada que habia quedado en su capital.

Por el mes de Febrero siguiente, el Rey de España declaró la guerra á la República francesa. La Convencion habia esperado hacérsela á aquel monarca , sublevando sus

[ocr errors]

(

>

>>

[ocr errors]
[ocr errors]

* Tableau de l'Espagne moderne

4. ed. t. 3. p. 263.

vasallos y particularmente los Catalanes. . * « Pero, dice » M. Bourgoing , los Catalanes se mostraron mas fáciles de » ser electrizados por el fanatismo que por el amor de la

libertad , y los clérigos lograron fácilmente desbaratar las » tramas de los misioneros de la revolucion francesa. » Pero el gobierno no auxilió la fidelidad del pueblo español. Un privado que no trataba mas que de su fortuna particular, no podia sostener una guerra semejante. Los Fran. ceses pasaron el Ebro, bien pronto amenazaron á Madrid ; el dia 4 de Agosto de 1794, Manuel Godoy firmó un tratado de paz con la Convencion , y sé tituló Principe de la paz. Un año despues , el mismo ministro firmó otro de alianza con el Directorio , por el cual las dos potencias debian suministrarse mutuamente , en caso de guerra i defensiva ú ofensiva , 15 navíos de linea y 24000 hombres. Esta alianza puede mirarse como la primera causa de la perdicion de España,

Mientras que Bonaparte tenia a su disposicion estos 15. navíos y los 24000 hombres ; mientras que 12000 valientes Españoles combatian por él en la Dinamarca, resolvió apoderarse de España. Concluyó con el Principe de la pazi á 27 de Octubre de 1807, el tratado de Fontainebleau , cuyo fin aparente era hacer la guerra á Portugal. El artículo 2 estaba concebido en estos términos : « Se darán vi en toda propiedad al Principe de la paz , la provincia » de Alentejo y el reino de los Algarves.

Pamplona , Barcelona , todas las plazas fueron entre gadas al ejército frances que llega a Madrid. La indignacion general contra el privado determinó á Carlos IV á abdicar la corona. Sábese bastante como la familia real, rodeada de las fuerzas de Napoleon, y espuesta a las

[ocr errors]

* Ibid. tom, p. 37.

[ocr errors]

*

asecħanzas de un tal hombre, fue llevada á Bayona. EI mas jóven de los Infantes habia quedado en Madrid : Murat le arrebata el dia 2 de Mayo de 1808, el pueblo de Madrid se subleva, y el ejército de Murat lo acañonea. Entonces fue cuando empezó la insurreccion de España. Dejaremos hablar aqui un testigo nada sospechoso , un oficial ingles que acaba de públicar lo que vió cuando servia en el ejército ingles en España.

« La sangrienta catástrofe de Madrid sucedió el dia m2 de Mayo : luego que, se tuvo la noticia en las pro

vincias, la insurreccion fue general ; se manifestó prii meramente en Asturias el dia 25, y bien pronto se » comunicó á toda la monarquía...... No han acertado

algunos observadores superficiales, ó que han formado » sus opiniones en los puertos marítimos , ó en las prin.

cipales plazas de comercio , dando varias causas á la » conducta de los patriotas españoles, y llamando revo» lucion esta resistencia del pueblo á la usurpacion. Los » únicos motivos que animaron á la gran masa del pue

blo, eran la independencia de su pais y el manteni» miento de su religion , de sus instituciones y de la mo

narquía. Todas las representaciones , todas las proclamas » y todos los discursos dirigidos al pueblo para excitar su

resistencia y para guiarle, manifiestan bastante que todas » las ideas populares eran contra la revolucion y no á favor de ella. Se han publicado bastantes documentos » á los que podemos remitir al lector , en prueba de lo » que afirmamos...... (2)

« En todas las provincias donde se estendia la insurrec» cion , se formaban juntas. A todas ellas asistian los

eclesiásticos , para unir la fe nacional con el patriotismo

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

* La crise d'Espagne ; traduction de M. Donatien de Sesmaisons , p. 36.

« AnteriorContinuar »