Imágenes de páginas
PDF
EPUB

LOS

CODIGOS ESPAÑOLES.

[merged small][merged small][merged small][ocr errors][ocr errors][merged small][ocr errors][merged small][ocr errors][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small]
[merged small][ocr errors][ocr errors][ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small]
[merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small]

lavasion de los bárbaros en la Peninsula. – Los vándalos, los suevos y los alanos. Los godos. -- Origen de este pueblo. - Su division en wisigodos y ostrogodos. — Sus costumbres. — Su aparicion en las fronteras del Imperio. – Su invasion por el Danubio. — Sus pactos con Valente. - Su conversion al cristianismo. — Hacense arrianos. Desavenencias con los emperadores. - Atanarico. Alarico. - Alaulfo. - Toman asiento en las dos vertientes del Pirineo. – Guerrean con los vandalos.- Politica de Ataulfo. Su muerte. - Walia. – Somete los bárbaros de España al imperio roniano. – Teodoredo. — Organizacion del estado. – La tribu se convierte en pacion. - Invasion de Atila. - Los hunos. - Batalla de Chalons. - Sucesion hereditaria. - Turismundo. - Teodorico. - Guerra de los suevos. - Eurico. — Conquistas en España. – Apogeo de la monarquía goda.—Primeras leyes de los godos.-- Fueron dictadas solo para ellos. Alarico II. – Pérdida de la Aquitania. - El breviario de Aniauo. - Desastres y turbulencias. — Amalarico. - Teudis. – Teudiselo. Agila. – A tanagildo. — Liuva. — Leovigildo. — Nuera grandeza del estado. Situacion religiosa. - Conversion de Hermenegildo. Guerra civil, y muerte de Hermenegildo. — Ultimos momentos de Leovigildo. – Nueva faz de la monarquía goda,

lovasion

1. COMENZABA el quinto siglo de la era cristiana , y eran trascurridos algunos años mas desde la incorparacion completa de nuestra península al dominio de Roma , bajo el imperio de Augusto , cuando los bárbaros del norte, derramándose á manera de Lorrente, é inundándola con irresistible furia , no solo derribaron el edificio político asentado en ella , sino que conmovieron hondamente y hasta en sus bases la sociedad, la civilizacion, la vida entera de los pueblos que la habitaban.

2. Este gravísimo acontecimiento fué comun a todas las regiones de la Europa occidental. Carcomido hasta el corazon , hundíase con estrépito el romano poder bajo el empuje de las tribus septentrionales. Solo al eco de sus primeros bramidos temblaba Honorio en su inexpugnable encierro de Ravena, abandonando el Imperio al azote providencial que habia de destruirle. Salvadas ya las barreras del Rin y del Danubio , paseáronse sin contradiccion las hordas de la Germania y de la Escitia por la herencia de Trajano, de Constantino y de Teodosio. Los cimbros volvieron á beber las aguas del Ródano; los sármatas se aposentaron muellemente en las márgenes del Arno, del Bétis y del Garona

T. I,

« AnteriorContinuar »