Romancero del Cid

Portada
Carolina Michaëlis de Vasconcellos
F. A. Brockhaus, 1871 - 368 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página xxv - Rodrigo casco afilado, y encima del casco lleva un bonete colorado. Andando por su camino, unos con otros hablando, allegados son a Burgos; con el rey se han encontrado. Los que vienen con el rey entre sí van razonando; unos lo dicen de quedo, otros lo van preguntando: —Aquí viene entre esta gente quien mató al conde Lozano...
Página xxv - Sentado está el señor Rey En su silla de respaldo, De su gente mal regida Desavenencias juzgando. Dadivoso y justiciero Premia al bueno y pena al malo; Que castigos y mercedes Hacen seguros vasallos. Arrastrando luengos lutos Entraron treinta fidalgos, Escuderos de Jimena, Fija del conde Lozano. Despachados los maceros...
Página 103 - Rogarles heis de mi parte Que me quieran perdonar. Que con acuita lo fice De mi gran necesidad, Que aunque cuidan que es arena Lo que en los cofres está . Quedó soterrado en ella El oro de mi verdad.
Página 117 - ¡Oh Valencia, oh Valencia, de mal fuego seas quemada! Primero fuiste de moros que de cristianos ganada. Si la lanza no me miente, a moros serás tornada...
Página xxv - Desque Rodrigo esto oyó sintióse muy agraviado; las palabras que responde son de hombre muy enojado. — Si otro me lo dijera, ya me lo hubiera pagado ; mas por mandarlo vos, padre, yo lo haré de buen grado.
Página 120 - Ellos ambos le prometen de obedecer su mandado. Ya cabalgaban los condes, y el buen Cid ya está a caballo con todos sus caballeros que le van acompañando; por las huertas y jardines van riendo y festejando; por espacio de una legua el Cid los ha acompañado. Cuando...
Página xxv - Rodrigo a caballo; todos visten oro y seda, Rodrigo va bien armado; todos espadas ceñidas, Rodrigo estoque dorado; todos con sendas varicas, Rodrigo lanza en la mano; todos guantes olorosos, Rodrigo guante mallado; todos sombreros muy ricos, Rodrigo casco afilado, y encima del casco lleva un bonete colorado.
Página xxii - Con nube de deshonor, Mas yo desfaré la niebla, Que es mi fuerza la del sol ; Que la sangre...
Página 140 - Ya les otorgaba el campo, ya les partían el sol. Por el Cid va Ñuño Gustos, hombre de muy gran valor; con él va Pero Bermúdez para ser su guardador. Los condes, como lo vieron, no consienten campo, non; allí hablara el buen Rey, bien oiréis lo que habló: — Si no otorgáis el campo yo haré justicia hoy.
Página 121 - De concierto están los condes, hermanos Diego y Fernando: afrentar quieren al Cid, muy gran traición han armado. Quieren volverse a sus tierras, sus mujeres han demandado, y luego su suegro, el Cid, se las hubo entregado.