Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[merged small][merged small][graphic][subsumed]

Descubrimiento y conquista de las diferentes provincias

de Colombia.

[graphic]
[graphic]

La España, bajo el gobierno de Doña Isabel y Fernando, acababa de sacudir la dominacion de los Moros que habia durado 800 años, y se hallaba en el principio de su prosperidad. A esta sazon un estrangero, Cristobal Colon (1) se presenta para accelerar el progreso de esta prosperidad, anunciando imperios nuevos a la corona de Castilla. Des

(1) Es sabido que un error de este grande hombre hizo llamar Indios á los naturales de America : expresion impropria , pero que pues se halla consagrada por la adoptaremos tambien.

el uso,

pues de haber sufrido todos los desprecios de la desconfianza, y todas las dilaciones propias de la incertidumbre, se le permitió al fin dar principio á esa revolucion geográfica que

habia de influir tanto en el comercio, en las ciencias y en la política de las sociedades civiles antiguas.

Este ilustre navegante desplegó mui luego (en 1492 ), la vandera española en Haiti : con lo cual la corte de Madrid empezó á proteger con mayor eficacia estas lejanas expediciones. Varios pilotos hábiles, émulos ó compañtêrôs de Coloni, se presentaban impacientes á partir su gloria, 6% adquirirla mayor, y algunos ciudadanos ricos fomentaban igualmente su ambicion. Al mismo tiempo la Europa entera se mostraba zelosa del triunfo de los Castellanos, así como poco antes habia envidiado la fortuna de otros exploradores: los Portugueses con sus viages y sus buenos sucesos en los marés del Asia

у

del Africa, ya iban señalando desde medio siglo antes el renacimiento de los estudios geográficos. En una palabra todos los conatos y todos los pensamientos del antiguo mundo no tenian ya otro obgeto sino la conquista del nuevo.

No obstante Cristobal Colon tuvo la buena

suerte de que nadie se le adelantara en el mas importante de todos los descubrimientos. Haciendo su tercer viage en 1498, despues de haber dado nombre á la isla de la Trinidad, tocó por primera vez en tierra del continente: este parage fue Paria , al S. E. de las Antillas , al embocadero del Orinoco. El ciertamente ignoraba lo ventajoso de esta posicion; y así costeó Cumaná, limitándose á visitar la isla que en este punto forma un canal de ocho leguas , y á la cual llamó Margarita. Su tripulacion se sorprendió principalmente de ver á aquellos isleños adornados de gran cantidad de perlas. Sin pasar mas adelante se volvió Colon á Santo Domingo; ya por el mal estado de sus buques , ya por algunos fenómenos que no acertaba á explicar, y ya aun mas que todo, por su respeto á algunos falsos conocimientos que él habia tomado del Génesis o de la geografia antigua.

Pero inmediatamente envió la relacion de su viage á España. Ojeda luego que tuvo condcimiento de ella la dió todo su valor: este era un oficial instruido , valiente, y uno de los primeros compañeros de Cristoval, y le fue facil lograr que muchas personas tomasen interes en el

proyecto que formó de una expedicion. Américo Vespucci, florentino rico é ilustrado, suplío los gastos del armamento; Juan de la Cossa , uno de los mas célebres pilotos , se encargó de la conduccion del navío , y Ojeda se reservó el mando. Partieron en mayo de 1499, y su navegacion fue tan feliz que dentro del mismo año dieron cabo á su empresa; siendo su resultado el extender el descubrimiento de Colon hasta el cabo de la Vela. Antes de doblar la punta de Gallinas se detuvieron en el golfo que ha conservado el nombre, que le dió Ojeda, de Venezuela ó sea Venecia pequeña : las cabañas indias

que
cubrian

aquellos sitios aunque toscamente construidas sobre pilotage, le recordaron sin embargo aquella entonces insigne capital.

Americo que por sus luces no menos que por su orgullo se hallaba á la cabeza de sus socios, publicó en su nombre una pomposa relacion de este viage, en medio de que por él solo resultaban conocidas doscientas leguas mas de costa : y asi es como usurpó á Colon el honor de dejar su nombre al nuevo mundo. Mas ahora, despues de tres siglos, una república naciente reparará en parte esa injusticia de las pasadas generaciones.

En 1501, Rodrigo de Bastidas, comerciante Español rico, quiso tambien dar su confianza al piloto Juan de la Cossa : continuaron el mismo camino y fueron todavia mas felices. Ha

biendo dado vuelta á la costa hasta la punta de Zamba , penetraron en una ancha bahía que los Indios llamaban Caramari. Encantado de lo bello de esta situacion marítima que comparaba con el mejor puerto de su patria , la dió Rodrigo el nombre de Cartagena.

Desde allí se extiende ácia el O. entre el mar de las Antillas y el grande Occéano, por espacio de cosa de cien leguas á lo largo y con solo de 18 á 60 leguas de ancho, aquelistmo donde el navegante genovés se retiró por decirlo asi, á la vista de la gloria , en su anterior expedicion. Pero en su quarto viage, en 1503, descubrió las costas septentrionales del istmo, el rio de Belen, Portobelo, Bastimentos y varios otros puntos, á que fue dando nombres. Asi Cristoval habia ya recorrido el Darien, Panamá y Veraguas, y los naturales del pais le daban ademas noticias sumamente preciosas; pero arrastrado de su idea dominante de

que

estaba á pocas jornadas de la China, persistia en buscar las Molucas. Se hubiera podido decir que admirado de la elevacion de sus propios pensamientos, se la reprendia á si mismo en consideracion á su siglo. Este error, que efectivamente era propio del estado de las ciencias entonces, hubiera podido conducirle contra su propósito á algun otro descubrimiento impor

« AnteriorContinuar »