Imágenes de páginas
PDF
EPUB

La Guayana española está bañada por la parte del N. E. por el Atlántico, al N. yo. por el Orinoco, y tiene por límites al S. y al E. las Guayanas del Brasil é inglesa; formando una península de cerca de mil leguas de circunferencia cortada por altas montañas

que
la

proporcionan diversos temples; pero el aire está en muchas partes corrompido por las exhalaciones de los pantanos. Por esta razon las ciudades estan colocadas a las orillas del rio; y, la tierra adentro está todavia habitada por tribus salvages. La Guayana da pasto a gran número de ganados, y sus principales producciones son el tabaco, el añil y el algodon. San Tomé de Angostura , que es la capital, tiene un puerto sobre el Orinoco, cuyo rio la separa en este sitio de los llanos de Barcelona y de Cumaná.

Piar abria la marcha, y Bolivar le seguia con el grueso del egército. Mientras estos atravesaban el Orinoco, el almirante Brion, que venia desde Margarita, subia rio arriba con una escuadra. Los Españoles echados y perseguidos por tierra, se ven muy luego precisados á encerrarse en la capital, y Brion les cortó toda comunicacion marítima desde ella. Allí estuvieron bloqueados rigorosamente por espacio de tres meses, pasados los cuales la guar

[ocr errors]

nicion y los habitantes realistas, queriendo salvarse de los horrores del hambre, se me, tieron en unas flecheras, barcos largos y lige. ros, armados con uno ó dos cañones y capaces cada uno de llevar cuarenta ó cincuenta hombres. Solo una parte de ellos pudo abrirse paso por la flotilla republicana. La evacuacion de San Tomé se verificó el dia 17 de julio. En pocos dias se acabó la conquista de La Guayana, donde tenian los independientes muchos recursos en víveres, armas y municiones.

Otros buenos sucesos, aunque menos importantes, obtenidos en varios puntos, aproximaban las fuerzas y facilitaban así el mejor uso de ellas. En 19 de agosto de 1817, Bolivar

у

Piar tenian seis mil hombres en La Guayana ; el general Mariño mandaba dos mi) en Cumaná; otro cuerpo, á las órdenes de Bazas, ocupaba tambien en esta provincia la eiudad de Maturin; Monagas y Saraza corrian los llanos con dos o tres mil indios y zambos la gente de á caballo de Paez, que eran unos tres mil, contenian la provincia de Varinas, у

estaban á mano para sostener los patriotas que Perez habia juntado en los llanos vecinos á Casanaro.

La ausencia de Morillo favorecia esta situacion de cosas. Por otra parte los Españoles, batidos muchas veces por Paez, é inquietados por las guerrillas, pero manteniéndose en posesion de las fortalezas y ciudades marítimas, no habian abandonado sino campos asolados; y aunque todas sus fuerzas reunidas no llegaban á 12,000. hombres, podian conservar una respetable defensiva contra los

grupos

de

patriotas que se precipitaban desde centenares de leguas para atacarlos en sus posiciones. Por nuestras guerras de Europa no podemos formarnos sino muy ligera idea de estos movimientos hostiles, que son una especie de correrias en un desierto.

La isla de la Margarita , arsenal de los republicanos, y foco de sus relaciones exteriores, agotaba sus esfuerzos y ajaba el orgullo de Morillo. A mediado julio habia ido este contra ella con veinte buques y 3,500 hombres, de los cuales perdió parte en el desembarco. Luego que se apoderó de los primeros puestos, quiso negociar, pero fueron desechadas sus proposiciones. Gobernaba la isla Gomez, y los Margaritanos habian jurado no dejar al enemigo sino un terreno cubierto de sangre, y así se presentaban de dia en dia mas esforzados y mas violentos. Sus falanges disminuidas esperaban una batalla decisiva , cuando varios gritos de alegria anuncian que habia salido al mar la flotilla española; sin duda que

Morillo sorprendido de una resistencia tan desesperada, abandonaba esta segunda Esparta, despues de un mes de heroismo y de carniceria. (17 de agosto.)

[merged small][ocr errors]

Situacion

Rebelion del mulato Piar. – Campaña de 1818.

política

Los independientes no habian sacado partido de sus buenos sucesos. A pocos dias de la toma de Angostura, varias envidias personales pudieron mas que los intereses públicos; y el orgullo de saber mas, y las pretensiones del que mas puede, reemplazaban las preocupaciones de los colores que se habian abolido con la revolucion. Los mulatos, los mestizos y los negros, mas en número que los criollos, mejores soldados, y acaso mas útiles cuando solo se trataba de pelear, sufrian con impaciencia la autoridad de sus antiguos dueños, al paso que los blancos, que se habian mantenido en el primer rango por sus luces, veian con zelos el mérito ó la ambicion de quienes por tiempo habian sido esclavos suyos. La igualdad entre las castas no podia ser sancionada, sino á fuerza de tiempo y de instruccion.

tanto

« AnteriorContinuar »