Imágenes de páginas
PDF
EPUB

rica española será la misma en su forma y manera , y sin distincion alguna, que para el reino y las islas de la España europea; 2o los indígenas libres

у

los habitantes de la América, podrán cultivar sus tierras como quisieren ; se alentará la industrià por medio de permisos; las manufacturas y las artes recibirán todo el fomento de que necesiten para desarrollarse ; 30 la América española tendrá la libertad de exportar sus frutos sea en primeras materias ó manufacturados á la Penín. sula

у

á las naciones neutrales ó amigas, y de importar en cambio lo que le haga falta; 4o habrá libertad de comercio entre la América española y los establecimientos españoles del Asia; 5° todo estanco ó monopolio en beneficio del rey será remplazado por un derecho de arancel; 6° todos los Americanos españoles seran elegibles en concurrencia con los Españoles, para todos los empleos honoríficos ó lucrativos sea en la corte sea en cualquiera otra parte de la monarquía; 7o la mitad de los empleos públicos se confiarán à súbditos españoles nacidos en América. »

Este proyecto de reforma, que acredita bien qual era la condicion de los colonos, irritó el orgullo castellano. La regencia declaró en estado de bloqueo todo Venezuela. Inmedia

tamente la Inglaterra ofreció su mediacion, que no admitieron las Cortes considerándola interesada. En fin las proposiciones de los Americanos, controvertidas como negocio de familia en febrero de 1811, fueron desechadas en gran parte por aquellos mismos legisladores que la España habia juntado para fundar las libertades de toda la nacion. Jamas se ha entendido bien en la Península la cuestion de las colonias : allí han visto siempre una poblacion entera en rebelion, cuando solo debia divisarse una minoria instruida por el tiempo, y en vez de llamar los criollos al rangode ciudadanos de la madre patria, se los ha forzado à buscar este título constituyéndose una nacion nueva.

Este desprecio es el que ha dado la señal de la independencia. La junta de Caracas decretó inmediatamentequesesometiese á la aceptacion del pueblo, representado por un congreso, una acta constitucional. Pero los primeros pasos en la ciencia legislativa debian ser tambien dados por imitacion. Sin pesar bien la diferencia de costumbres y de caracter entre ambos pueblos, y dejándose llevar solo de la prosperidad de los Estados Unidos, la seccion de constitucion adoptó como estos una federacion de provincias. Con todo debe hacerse notar en honor de los diputados de Venezuela, que un par

tido principiante de oposicion percibia ya los vicios de este sistema, que sí es favorable para pueblos de espíritu tranquilo y metódico, puede llegar a ser un manantial de enemistades y de rivalidades entre todos aquellos a quienes cierta inquietud natural de espíritu lleva á la emulacion en todas cosas.

El general Miranda , a quien la libertad habia vuelto á encontrar en el número de sus fundadores, se habia declarado contra el

gobierno federativo; y por un inconcebible trastorno de sus principios populares, proponia una aristocracia que hubiera podidomerecer la aprobacion aun de la misma metrópoli. Sin duda Miranda tenia por imposible la educacion de la multitud; pero el resentimiento que esta manifestó teniendose por ultrajada, probó que aquel se habia engañado.

Ya se distinguia tambien entonces Bolivar entre los primeros libertadores de su patria; у así su opinion ya conocida, como la elevacion de su caracter, hubieran reprobado esta particion de territorio en pequeñas soberanias, y aun acaso hubiera hecho que prevaleciese desde entonces el establecimiento de una república, en la cual la unidad hace comunes los peligros , los sacrificios, las prosperidades y la gloria. Pero se hallaba en Inglaterra en

[ocr errors]

compañia de don Luis Lopez Mendez con la importante comision de solicitar la proteccion del gobierno británico a favor de su nuevo gobierno.

El congreso se juntó, y su primer acto fue proclamar la independencia de las provincias de Caracas y Venezuela, y su constitucion en estados republicanos (el dia de 5 julio de 1811). El manifiesto publicado para apoyar esta deliberacion traia á la memoria la conducta de la metrópoli en el espacio de tres siglos, así como las propuestas de reformas que las Cortes habian desechado.

Despues de algunos meses de discusion, el proyecto de la junta fué adoptado y promulgado por el congreso. Esta constitucion enlazaba las provincias entre si con garantias respectivas. El poder legislativo y el derecho de la paz y de la guerra se confiaban á un senado y á una cámara de representantes. Tres ministros, escogidos por los diputados del pueblo, egercian el poder egecutivo y nombraban los empleos administrativos y militares, siendo ellos responsables. Los derechos del hombre, la igualdad de todos y la religion católica formaban las bases de esta acta de union

[ocr errors]

CAPÍTULO II.

Temblor de tierra en Caracas. – Nueva ocupacion de Venezuela

por los Españoles. – Bolivar.

La independencia de Venezuela no abrió los ojos de la metrópoli; la cual no vió en ella sino una nueva rebelion de una colonia aislada,

, que no merecia la pena de excitar la prevision política, ni exigia otra medida que el uso de la fuerza. Reuniéronse á la voz de las Cortes algunas tropas y navios, y como si el fanatismo de todas especies debiera ser la herencia de las generaciones castellanas,

los gefes de estos armamentos fratricidas se mostraban animados del espíritu de los primeros conquistadores del nuevo mundo; á sus ojos no eran los colonos hijos de España, sino indígenas bárbaros que era menester sojuzgar, ó acabar con ellos. De este modo el pueblo de la Península, ya apurado por la defensa de su territorio, hubo de hacer de allí adelante dos partes de sus esfuerzos y de su sangre :

« AnteriorContinuar »