Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors]

142 *Esto supuesto, ¿por qué razon se concede el recurso de apelación cuando se deniegue el requerimiento inhibitorio?: Porque únicamente en ese caso puede irrogarse agravio, tanto a la parte que implora; la proteccion del juez propio, como al Ministerio público que intervenga..

Bien se alcanza que la providencia en que el juez defiera á la espedicion del inhibitorio, puede estar en oposicion con el dictámen del fiscal, que en su imparcialidad juzgue que no es el juez competente, pero como á la causa pública no irroga perjuicio aquella providencia, no debe consentirse la alzada al Ministerio público.

[ocr errors]

Art. 89. Al oficio de inhibicion que se libre, acompañará testimonio del escrito en que se haya pedido, de lo espuesto por el Promotor fiscal en su caso, del auto que hubiere recaido, y demas que el Juez éstime necesario para fundar su competencia. **** ART. 90. Recibido el oficio de inhibicion, el Juez oirá á la parte que ante él litigue, y cuando el que la proponga ejerza jurisdiccion de difefrente clase, al Fiscal de su juzgado. En vista de todo, dictará sentencia en que, o se inhiba, o se niege a hacerlo..

ART. 91. Esta sentencia será apelable en ambos efectos.

ART. 92. Si accediere á la inhibicion, consentida ó ejecutoriada la 19 sentencia, remitirá los autos al Juez que se le haya propuesto, con emplazamiento de las partes para que comparezcan ante él á usar de su derecho.

Art. 93. Si la denegáre, comunicará su resolucion al Juez de quien proceda la inhibitoria, con testimonio de lo que hayan espuesto la parte que ante el litigue; y el Promotor en su caso, y lo demas que crea necesario en apoyo de su competencia.

Art. 94. En el oficio que dirija en el caso de que habla el artículo anterior, exigirá que se le conteste para continuar actuando, si se le dejare en libertad, ó remitir los autos á quien corresponda para la decision de la competencia.

[ocr errors]

Print! OLENCIO.! eurLos artículos preinsertos determinan las actuaciones del segundo período de la primera parte que compone el procedimiento de la inhibitoria. En efecto, antes de llegar a la verdadera contienda de competencia, tiene que atravesarse un período de actuaciones que pueden denominarse preliminares de aquella,

<

porque tal vez no llegue esta a formalizarse , como acontecerá si el juez requerido, cede , o el requirente desigtelá virtud de la contestacion de aquel. Esas actuaciones preliminares son las que regularizan los arlículos preinsertos ; los siguientes descrit ben el tercer período de las mismas , y preparan ya la siterminacion de la contienda anunciada, ó la entrada en esta!, :-011163

Luego que el juez instado á que promueva la inhibitoria; se decide a requerir al que ha comenzado a conocer del negocio, mandará que se le paseoficio, acompañado de testimonio comprensivo de los particulares, que especifica el art. 89. En ese oficio, que tambien se pasaba por la anterior jurisprudència, deberá el juez esponer las razones en que se funda para creerse compeu tente. Cierto es que el art. 83 no lo previene espresamente, pez ro así deben entenderse sus últimas palabras ; así está mandado que se haga en las competencias con la Administracion : ip asf lo exigen la armonía y las atenciones que se deben las autoridades ...

Recibidos el oficio y, testimonio por el juez requerido ; tiene que prepararse á elegir entre dos medios ; ó el de acceder a la inhibicion declarandose incompetente, ó el de insistir en el conon cimiento del negocio. Mas para optar por uno de los dos estre4 mos necesita oir à la parte interesada, que es la que presentó i la demanda, y al Ministerio fiscal, si ambos jueces no fuesen de una misma clase. Practicadas estas diligencias, puede ya dictar providencia; mas como alguna vez necesitará esclarecer algunipuna to dudoso , debe serle permitido acordar, que para proveer phe: sente el demandante documentos que convenga tener a la vista.

En nuestra opinion tambien es lícito al juez requerido acord dar que se reclamen del requirente aquellos documentos ó justis ficaciones que juzgue convenientes, para decidir con aciertos Acontecerá, por ejemplo, que un tribunal de estranjería reclame el conocimiento de un asunto que penda ante un juez de primera instancia; y como para gozar de aquel fuero es indispensable haberse inscrito en la lista de estranjeros , :y, ballarse matriculado en el Consulado de la nacion de que proceda el estranjero, si el juez ordinario echase de menos la justificacion de cualquiera de estos estremos, podrá pedir al de estranjería que se la remita para acordar providencia.

[ocr errors]

1

- El término para dictar sentencia despues de haber devuelto los autos la parte demandante, ó el promotor en su caso, ó de haberle remitido el juez requirente los datos que le pidiera, será el de tres dias: art. 348..!! - Esta sentencia, dice el art. 91, será apelable. ¿Cuál? preguntaremos; ela que acuerde la inbibicion, la que la piegue, ó ambas? Esta, se refiere a la sentencia de que habla el art. 90; y como ese articulo comprende lo mismo, la que defiere a la inhibicion que la contraria, parece que ambas son apelables. No obstante eso, supuesto que no se puede comprender que la providencia que niega la inbibicion perjudique al que entabló la demanda ante el juez que la pronuncia, tampoco podemos persuadirnos de que se refiera á ella. La letra sin embargo del art. 91 se resiste a esta interpretacion, y tanto, que si la palabra esta hubiera de aplicarse á la referencia mas inmediata , seria preciso convenir en que la providencia apelable era la denegatoria de la inhibi_ cion, que es la mas favorable al demandante. No abrigamos duda de que la disposicion del art. 91 alcanza a los autos de ambas especies de que trata el 90, porque aunque quisiera suponerse que en el caso de denegarse la inbibicion, podia apelar el que no puso la inhibitoria, esto no podia acontecer, supuesto que no era parte ante el juez requerido. Bus Será apelable en ambos efectos, porque el buen sentido no pues de comprender que, inegándose á un juez la aptitud legal, continúe interviniendo en aquello para lo que no se le reconoce autoridad. st-Si accediese á la inhibicion. Esta providencia causa ejecutorias ó bien por no haberse apelados ó por no haber mejorado la apelacions el juez nada puede hacer; tiene que remitir al requib rente los autos comenzados á virtud de la demanda, emplazando á las partes para que se presenten á usar de su derecho ante el juez competente.1! sus !!!!! - Pero este emplazamiento no produce los efectos de otros que, cómo et de la apelacion, obligan a la parte a comparecer dentro de un término dado, so pena de caducar su derechos el emplazamiento en casos de inhibicion no significa nada en realidad , di sus efectos son mas estensos que los de un aviso formal que se hace al demandante de que aquel juez que habia' creido compe

[ocr errors]

tente no lo es, para que si quisiere continuar el juicio acuda al juzgado que puede legalmente conocer del negocio.

Pero la Ley, como puede verse en: el testo, no señala término, y esto confirma la doctrina sentada mas arriba; porque al que tiene por aquella, v.g., veinte años señalados para poder ejercitar las acciones personales, no se le podrá compeler á que tas use dentro de un término dado que el juez le señale, bajo la pena tácita de perder la accion que no quiso continuar ó reproducir ante el juez competente. Si el demandante no insta los autos no se continuarán, porque el juez no puede proveer de oficio.

A usar de su derecho. : Esta frase necesita examiparse detenidamente para penetrar en su espíritu. ¿Quiere decir que el demandante, que es realmente el que usa de su derecho, supuesto que ejércita una accion, tenga que entablar de nuevo la demanda, o lo que es lo mismo, que todo lo actuado anteriormente sea nulo? Aqui debe tenerse presente lo que alguna vez hemos repetido acerca de la diferencia entre las contiendas de jurisdigcion y las de competencia: en nuestra opinion , cuando se trata de una demanda entablada ante una persona que no ejerce jurisdiccion, porque no la tenga atendiendo a la materia litigiosa, to actuado será nulo, porque lo practicó quien no ejereja autoridad; mas no así en el otro caso, porque se podia hacer lo que bizo'esencialmente, pero no accidentalmente, porque carecia de un requisito legal, como lo es la competencia respecto al inves: tido de jurisdiccion.

17. (I sur Si la denegare. Esta providencia aproxima ya el momento en que se formalice la contienda de competencia, sin embargo de que todavía puede evitarse ese lamentable conflicto. El juez requerido necesita dar el mismo paso de atencion y de conveniencia que dió con él el requireute; necesita comunicarle su resolucion fun, dada, y al intento le remitirá testimonio literal del escrito de la parte demandante, en el que evacuó el traslado que se le confia rió del exhorto y demas antecedentes, y las razones que le asistan para considerarse competente. Mas como nada puede hacer hasta que desaparezca la cuestion provocada, exigirá al otro juez que le conteste, si se da por convencido y le deja en libertad de continuar actuando, o en otro caso para remitir los autos al tribunal que haya de dirimir la competencia.

11509 Tomo I.

19

[ocr errors]

Art. 95. Recibido este oficio por el Juez, sin mas audiencia, proveelo que estime justo.

Art. 96. Esta providencia será apelable en ambos efectos.

ART. 97. Si se inhibiere, consentida ó ejecutoriada la sentencia, lo comunicará al Juez que haya propuesto la inhibicion; al cual remitirá lo ante el actuado para que lo una á los autos.

Si insistiere en la inhibitoria, lo comunicará al mismo Juez, para que remita sus autos al Superior correspondiente, y él remitirá tambien lo actuado en su juzgado.

Los tres artículos preinsertos terminan ya las actuaciones preliminares ó del primer período del procedimiento anterior, á la contienda formal. Contestado ya el juez requirente, tiene que decidirse á continuar la inhibitoria, ó á reconocer el mejor derecho del otro juez, y cualquiera providencia que dicte puede ser a pelada. El modo de proceder en ambos casos es tribial y sencillo; los artículos le espresan clara y sencillamente, por lo que no nos queremos detener en esplicarlos.

Debemos sin embargo advertir antes de pasar mas adelante, que la Ley de enjuiciamiento reproduce la tramitacion que habia establecido el art. 11 del decreto de las Córtes de 19 de abril de 1813, restablecido en 30 de enero de 1836, en todo lo concerniente á las actuaciones preliminares que preceden a la formal competencia, que comienza luego que ambos jueces se niegan á reconocer su ilegítima intervencion en un negocio judicial.

; Sin embargo, el art. 12 del decreto antes citado prescribió que cada juez al remitir los autos espusiera en un informe las razones en que se fundara para declararse competente, y considerar que el otro no lo era. La Ley de enjuiciamiento se limita á ordenár que ambos jueces remitan los autos al Tribunal Superior comun: de modo que al parecer quedan dispensados de acompañar al proceso el informe que prescribió el decreto de 19 de abril. Asi es efectivamente, no porque haya querido relevarles de ese trabajo, ni porque le haya reputado innecesario, sino porque teniendo que fundar las sentencias, segun manda el art. 98, concorde con el 333, el informe seria una segunda edicion de la sen tencia.

« AnteriorContinuar »