Imágenes de páginas
PDF
EPUB

a

[ocr errors]
[ocr errors]

de ANFUS. 2.' La diadema con perlas que adorna la cabeza del rey no se vé en ninguna de las otras monedas que llevan el nombre de ANFUS. 3." La leyenda del reverso, colocada de un modo diferente que en las piezas de los reyes de Aragon anteriores, presenta un tipo propio solo á dos reinados, el de un Alfonso y el de un Pedro: en la série aragonesa hubo cuatro Alfonsos y cuatro Pedros, los cuales se sucedieron inmediatamente: el estilo de las monedas de que nos ocupamos no permite atribuirlas á los Alfonsos posteriores al segundo, y como los reversos de las monedas de Pedro I son idénticos á los que se encuentran en las de Alfonso I, su hijo y sucesor, hay una casi certeza de que el nuevo tipo de que hemos hablado pertenezca al segundo de los Alfonsos, primer rey titular de la casa de Barcelona.

PEDRO II.

(1196-1213.)

Uno de los primeros actos de su reinado fué pasar á Roma á coronarse por mano del Papa

Inocencio III, ceremonia que tuvo lugar el dia 3 de noviembre 1204, (1) haciendo su reino tributario de la Santa Sede, con obligacion de entregarle doscientos cincuenta maravodises de oro anuales. De vuelta á Aragon, Don Pedro II, para cubrir los gastos de su viaje á Roma, estableció en todo el reino un nuevo impuesto llamado monedaje, que era un derecho de un tanto para cada moneda; novedades y tributos que ocasionaron algunos disturbios entre el rey y sus súbditos. En el año de 1212 Don Pedro II tomó parte en la célebre batalla de las Navas. El año siguiente se fué con sus tropas en auxilio de los condes de Tulosa, de Bearne y de Fox, jefes de los albigenses, que tenia muy apurados el jefe de la cruzada católica Simon de Montfort; el dia 13 de setiembre los aragoneses, en union con los albigenses, sitiaron á Muret, plaza á orillas del Garona, cuando los de Simon de Montfort, aunque en pequeño púmero, acudiendo al socorro de los sitiados, dieron una batalla en que pereció el monarca aragonés con veinte mil de los que le acompañaban. De sa matrimonio con Doña Marin (2), hija y heredera del señor de Montpeller, dejó á Don JÁIME, que le sucedió. Fué sepultado en el monasterio de Sijena al lado de su madre Doña Sancha. La reina Doña María murió en Roma el año de 121.9.

(1) Los reyes de Aragon no se coronaban antes con la pompa y solemnidad que lo hicieron desde Don Pedro II. Con solo armarse caballeros cuando eran de edad de veinte años, ó al tiempo que se casaban, tomaban el titulo de reyes y entraban a entender en el regimiento del reino con consejo y parecer de los ricos hombres de la tierra... ei Papa le otorgó el privilegio de que los reyes de Arayon pudiesen en lo :ucesivo coronarse en Zaragoza por manos del metropolitano de Tarragona. (Lafuente, Historia de España.)

(2) El año nismo de su coronacion se casó Don Pedro II con Doña Maria de Montpeller, hija única del conde Guillermo yie Eudoxia, la hija del emperador Manuel de Constantinopla. Apenas casado, ci aragonés cesó de vivir conyugalmente con ella, y sin recato ninguno se distraia con otras damas alli mismo en Montpeller, donde la reina vivia, con Jesvio inanifiesto de su legitima esposa. Los cónsules y pro-hombres de Montpeller que veian con sentimiento y disgusto esta conducta del monarca y la falta de sucesion de la reina su condesa, celosos al propio tiempo de la honra y decoro de esta señora, de acuerdo con un rico hombre de Aragon nombrado Guillen de Alcalá, discurrieron emplear una ingeniosa y estraña estratagema para que se realizase la union, siquiera momentánea, de los dos separados esposos... Hé aquí cómo lo reliere Muntaner...: «Con arreglo al plan combinado, cuando todo el mundo dormia en el palacio, veinticuatro pro-hombres, abades, priores, el oficial del obispo y varios religiosos, doce damas y otras tantas doncellas con cirios en la mano fueron

[blocks in formation]

Pesetas.

1. PETR'REX. Busto del rey a la izquierda con manto real y

corona.
Rev. ARA-GON. Tipo de los reversos de Alfonso II. Peso:
nasta 150 centígramos.

(Nogués, Madrid.) Lám. 71.

6

Hemos hecho la observacion en la descripcion de las monedas del reinado anterior, que el reverso de ellas era idéntico al de las de Don Pedro II, y que ese tipo, diferente de los demas, solo se encontraba en las monedas de estos dos reyes; ahora añadiremos que basta echar una ojeada sobre las monedas que atribuimos a Pedro II y las de los otros reyes de Aragon, del mismo nombre, para no poder confundirlas. En las de Pedro I, la cabeza carece de diadema y de corona, y está enteramente desnuda, mientras que en las que suponemos pertenecer a Don Pedro II, la cabeza está coronada como la de sus sucesores, y que este Pedro II es el primer rey de Aragon, en cuyas monedas lleva corona real la cabeza del monarca, probablemente porque tambien fué, como hemos dicho, el primer rey de Aragon coronado oficialmente por el Papa ó sus delegados.

JAIME I, EL CONQUISTADOR.

(1213—1276.)

A la muerte de su padre, hallábase Don Jáime en poder de Simon de Montfort, su ayo y generales de aragoneses y catalanes, en las cuales se confirmó la moneda jaquesa que Don Pedro II habia labrado, declarándose no consentir que se labrase otra de nuevo, ni que bajase ni subiese de ley ni de peso. Heredó el señorío de Montpeller à la muerte de su madre (1219). En el mes de febrero de 1221 se desposó con Leonor de Castilla, hermana de Doña Berenguela y tia de Fernando III, y se apoderó de Mallorca el último dia del año de 1228. Anulado su primer casamiento por razon de parentesco, contrajo segundo matrimonio con la princesa Yoland ó Violante, hija de Andrés II, rey de Hungría (setiembre 1235); tres años despues, el dia 28 de setiembre de 1238, hizo su entrada triunfal en Valencia, que ganó á los moros, y muy pronto quedó el reino entero de este nombre agregado al de Aragon. Por el testamento de su primo Nuño Sanchez, heredó los condados de Rosellon y Cerdaña, y el vizcondado de Fenolledas en Francia (1241). El reino de Murcia se entregó en febrero de 1266 á Don Jáime I, que lo cedió a su yerno Alfonso X de Castilla. En setiembre de 1269 salió de Barcelona con su armada para una espedicion á Tierra Santa, pero dispersadas sus naves por las tormentas, tuvo que desembarcar en Aguas Muertas, en Francia, y hubo de renunciar a aquella empresa. Murió en Valencia el 27 de julio de 1276 despues de un reinado de sesenta y tres años. De su primera mujer tuvo á Don ALFONSO, que falleció en 1260: de la segunda á Don Pedro, que le sucedió en el reino de Aragon; á Don JÁIME, que heredó el de Mallorca, los Estados de Rosellon y Montpeller; á Don FERNANDO, que murió niño; á Don SANCHO, que fué arzobispo de Toledo; á DOÑA VIOLANTE, mujer de Alfonso el Sábio; á DoÑA CONSTANZA, esposa del infante Don Manuel, hermano del rey Don Alfonso; á DoÑA SANCHA, que se hizo monja y murió en Jerusalen; á DoÑA MARÍA, religiosa tambien, y á DOÑA ISABEL, esposa de Felipe III, el

tutor, que no le entregó á los aragoneses hasta despues de un año de reclamaciones y por mandato del Papa Inocencio III. Tenia unos seis años cuando fué jurado en las Cortes de Lérida de 1214. En setiembre de 1218 se celebraron por primera vez en Lérida unas Cortes

al palacio real con dos notarios y llegaron hasta la puerta de la cámara del rey. Entró la reina... Los demas se quedaron fuera arrodillados y en oracion toda la noche... El rey creia tener á su lado á la dama de quien era servidor. Las iglesias de Montpeller estuvicron abiertas, y todo el pueblo se hallaba en ellas reunido y orando segun lo acordado. Al amanecer, los notables, los religiosos y todas las damas, cada una con una antorcha en la mano, entraron en la real cámara. El rey saltó de la cama asustado y echó mano a la espada: entonces se arrodilla ron todos, y enternecidos exclamaron: «¡Por Dios señor, mirad con quién estais acostado!» Reconoció el rey á la reina y le esplicaron el plan y objeto de aquel suceso. «Pues que así es, exclamó el rey, quiera el cielo cumplir vuestros votos. » En aquel mismo dia montó el rey á caballo y salió de Montpeller... Así fue concebido el que se llamó mas tarde Don Juime el Conquistador. La reina María habia estado casada con el conde de Cominges, de quien tenia dos hijas. So pretesto de este primer matrimonio con el de Cominges, que aun vivia, Don Pedro queria divorciarse de la reina: el nacimiento del principe Don Jaime no fué bastante para que desistiese el rey de hacer disolver su matrimonio. El pleito duró hasta el año 1213, en que la misma reina fué à Roma y ob

y tuvo del Pontifice sentencia favorable. No obstante, el rey perseveró en su porfía, y la reina se detuvo en Roma hasta ver lo que el Pontífice determinaba, pero entretanto falleció el rey. (Lafuente, Muntaner y Zurita.)

9

Atrevido, hijo de San Luis de Francia. Fuera de matrimonio tuvo: en Doña Teresa Gil de Vidaure á Don JAIME, señor de Exerica,

y á Don Pedro, señor de Ayerbe; de una señora de la casa de Antillon, cuyo nombre se ignora, á Don FERNAN SANCHEZ, á quien dió la baronía de Castro; y de Doña Berenguela á Don PEDRO FERNANDEZ DE HIJAR, á quien hizo merced de la baronia de este nombre.

MONEDAS DE JAIME I, EL CONQUISTADOR.

(Valor mercantil actual.)

Vellon; denarios.
Vellon; óbolos.

Pesetas.

2 25

Pesetas.

2

[ocr errors]

1. ARA-GON. Busto coronado a la izquierda.

Rev. IACOBVS REX: Cruz patriarcal con punta en el pié.
Peso: 80 á 90 centigramos.

(Nogués, Madrid.) Lám. 71.
2. Los mismos tipos y leyendas. Obolo, peso: 40 centi-
gramos.

(Nogués, Madrid.) Lám. 71.

25

y era

(1) «El rey de Aragon, dice Desclot, fué el hombre mas bello del mundo; levantaba un palmo sobre los demás, muy bien formado y cumplido en todos sus miembros: tenia el rostro grande, rubicundo y fresco, la nariz larga y recta, ancha y bien formada la boca, dientes grandes y muy blancos que parecian perlas, ojos negros, cabellos rubios como hilos de oro, ancho de hombros, cuello largo y delgado, brazos gruesos y bien hechos, hermosas manos, largos dedos, muslos robustos y torneados, piernas largas, derechas y convenientemente gruesas, piés largos, bien hechos y esmeradamente calzados, y fue muy animoso y aprovechado en armas...» (Chron. cap. XII.)

Las monedas de los Jaimes I y II son fáciles de distinguir: en las del Conquistador, de una fábrica mas áspera que las de Jaime II, las letras A, N y E son latinas, mientras que estas mismas letras en las leyendas de Don Jaime II son de estilo gótico-aleman, como en las monedas de sus sucesores hasta los Reyes Católicos.

La moneda llamada jaquesa tomó el nombre de la ciudad de Jaca, por haber sido batida en ella (1). Era primeramente moneda de duplo, de ley de dos dineros (2). Los aragoneses pidieron a Don Jaime I el Conquistador permiso para labrarla, y estando en Daroca el rey, les confirió este privilegio å 16 de marzo de 1223; pero fué tan mala, que ninguno queria aceptarla, y el mismo rey confesó despues francamente que fué inconsideracion suya conceder permiso para batir una moneda nueva tan nociva á sus vasallos (3). Se corrigió despues ese defecto en la moneda jaquesa, que el mismo Don Jaime mandó labrar en la ciudad de Lérida en 1254, ordenando que se labrasen tres mil marcos de plata á la talla de veinte sueldos de meajas por marco de ley de tres dineros. Fué entonces moneda de terno; por esto dice Cap de Vila (4): Tam jaccensis barcinonensis omnes sunt monete de terno. La plata de ley de tres dineros servia para labrar la moneda menuda jaquesa que estaba con la moneda de oro y plata en razon de uno á diez, que fué el sistema de proporcion adoptado en aquella época por toda Europa (5).

Salat escribe que Don Pedro II de Aragon, nombrado el Catolico, fué el autor de la moneda jaquesa, la que sirvió de molde para la barcelonesa de terno, valenciana y mallorquina, porque su hijo Don Jaime I la confirinó en las Córtes que celebró en Monzon á los idus de octubre de 1236, ordenando que no se alterase ni mudase en ley ni peso la moneda que habia batido el rey Don Pedro, su padre (6). En recompensa ofrecieron los hacendados al rey, cada septenio un maravedi de oro, si sus bienes rendian diez. Esta fué la moneda llamada forua, que fué suprimida por cédula de 22 de enero

de 1724 (7)

Leemos en Lastanosa, pág. 5.': «El señor rey Don Jaime el Conquistador, en el año 1236, ordenó en las Cortes de Monzon un fuero para que no se dañase la moneda, sino que fuese siempre de la figura y ley que la habia

(1) Habetque hæc civitas monetam jaccensem id est in Iacca civitate percussam. (Párrafo citado por Salat, tomo I, pág. 135.)

(2) Salat, tomo I, pág. 133.

13) Cartuario de la ciudad de Zaragoza, tomo I, fol. 24, citado por Salat. Tomo I, página 135.

(4) Citado por Salat. Tomo I, pág. 135.
(5) Smith, lib. 1.°, cap. XI citado por Salat. Tomo I, pág. 135.
(6) Zurita Ann. de Aragon. Tomo I, lib. 2.°, cap. LXXI.
(7) Juan de la Ripia citado por Salat. Tomo I, pág. 136.

el señor reỹ Don Pedro II, su padre, que en una parte tenia su efigie y en la otra una cruz patriarcal, que es dos en una...;» y añade que «cuanto a la cruz patriarcal, se debe seguir á Blancas (1), que refiere que el señor rey Don Jaime fué el primero que acuñó la moneda jaquesa con ella, y no el señor rey Don Pedro, su padre, y así antes del señor rey Don Jaime no se ve en los dinerillos jaqueses sino una cruz sola, y si hay dos, (dos en una, la cruz patriarcal) con el nombre del señor rey Don Pedro, se ha de entender del tercero o cuarto, que fueron despues del dicho señor Don Jaime.»

(Véanse las séries de Barcelona, Valencia, Mallorca y Montpeller.)

PEDRO III.

(1276—1285.)

[ocr errors]
[ocr errors]

Se hizo coronar solemnemente en Zaragoza, con su mujer Doña Constanza, el 16 de noviem

bre de 1276 por el arzobispo de Tarragona. En 1282, despues de las Vísperas Sicilianas, se apoderó del reino de Sicilia, al cual tenia derechos por su casamiento (1262) con Constanza, hija de Manfredo, rey de Sicilia, y de Beatriz de Saboya. El Papa Martin IV, adicto á Cárlos de Anjou, contra quien se habian sublevado los sicilianos, escomulgó á Don Pedro III, declaró su reino vacante y lo dió á Cárlos de Francia, hermano de Felipe el Atrevido. Este, ayudado por Don Jáime de Mallorca, hermano de Don Pedro III, invadió (año de 1285) á Cataluña con cien mil hombres; pero despues de haber tomado á Gerona y varias plazas, tuvo que retirarse con su ejército diezmado por una epidemia, de la cual murió en Perpiñan el 5 de octubre de 1285. El rey Don Pedro III preparaba una espedicion á Mallorca para vengarse de su hermano Don Jáime, cuando le arrebató la muerte el dia 10 de noviembre del mismo año: murió en Villafranca del Panadés, á la edad de 46 años, y fué enterrado en el monasterio de Santas Creus. Dejó de Constanza á Don Alfonso, que le sucedió en Aragon, Cataluña, Valencia, Mallorca, Rosellon y Cerdaña; á Don JÁIME, que heredó la Sicilia; á Don FADRIQUE y á Don PEDRO, á los cuales debia pasar el trono de Sicilia en caso de que Don Jaime muriese sin sucesion; á Doña Isabel, que casó con el rey de Portugal, y á Dona VIOLANTE, que lo efectuó con el de Nápoles. Fuera de matrimonio tuyo de Doña María á JÁIME PEREZ, JUAN Y BEATRIZ, y de Doña Inés Zapata á Fer

у NANDO, Pedro, SANCHO Y TERESA. En fin, se cree que tuvo otra hija bastarda llamada BLANCA, casada con el vizconde de Cardona, Don Hugo Ramon Folch, el viejo. La reina Doña Constanza murió en Barcelona el año de 1302, y yace en el convento de Padres menores de esta ciudad.

[ocr errors]

No conocemos ninguna moneda aragonesa de Don Pedro III; aunque existen dos tipos diferentes en las que atribuimos á Don Pedro II, se deduce por las razones que hemos dado en las esplicaciones de las monedas de este monarca, que estos dos tipos no pueden pertenecer a otro Pedro que al II. Por otra parte, las otras monedas de vellon en que se ve el nombre de Pedro, de las cuales hablaremos en el reinado de Don Pedro IV, no pudieron

[ocr errors]

(1) Blancas, Coment. de Aragon citado por Salat. Tomo I, pág. 136.

« AnteriorContinuar »