El Derecho de gentes ó Principios de la ley natural: aplicados a la conducta y a los negocios de las naciones y de los soberanos, Volumen1

Portada
Imp. de Leon Amarita, 1834 - 388 páginas
0 Opiniones
Las opiniones no están verificadas, pero Google revisa que no haya contenido falso y lo quita si lo identifica

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Contenido


Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 55 - Y entonces los otros señores que allí quedaron , subidos en el cadahalso , se pusieron al derredor de la estatua: donde en altas voces mandaron leer una carta mas llena de vanidad que de cosas sustanciales , en que señaladamente acusaban al Reí de cuatro cosas.
Página 37 - ... y la amargura de mi estado, asegurando que el reino entero estaba contra la observancia de la pragmática, y ponderando los torrentes de sangre y la desolación universal que había de producir si no quedase derogada.
Página 38 - Instruido ahora de la falsedad con que se calumnió la lealtad de mis amados españoles, fieles siempre a la descendencia de sus REYES; bien persuadido de que no está en mi poder, ni en mis deseos, derogar la...
Página 37 - Hombres desleales ó ilusos cercaron mi lecho, y abusando de mi amor y del de mi muy cara Esposa á los Españoles , aumentaron su afliccion y la amargura de mi estado, asegurando que el reino entero estaba contra la observancia de la pragmática, y ponderando los torrentes de sangre y desolacion universal que habria de producir si no quedase derogada.
Página 37 - ... acto, si no la manifestasen su naturaleza y sus efectos. Ni como rey pudiera yo destruir las leyes fundamentales del Reino, cuyo restablecimiento había publicado, ni como padre pudiera con voluntad libre despojar de tan augustos y legítimos derechos á mi descendencia.
Página 37 - Y á presencia de todos me entregó SM el Rey una declaración escrita toda de su real mano, que me mandó leer, como lo hice, en alta voz para que todos la oyesen, y es á la letra como sigue: • Sorprendido mi real ánimo en los momentos de agonía á que me condujo la grave enfermedad de que me ha salvado prodigiosamente la Divina misericordia, firmé un decreto derogando la...
Página 222 - Reinos y habita domiciliado en ellos; y si es la mujer extranjera, que casare con hombre natural, por el mismo hecho se hace del fuero y domicilio de su marido; el que se arraiga comprando y adquiriendo bienes raíces y posesiones; el que siendo oficial, viene...
Página 240 - Rey cinco maravedís de oro, y esto á causa que el pueblo, gustado con tantas imposiciones, no podía llevar los gastos de la guerra; que era justo moviese á los demás el amor de la patria y la falta del tesoro real, para que cediesen en parte á su derecho y á su antigua libertad; dañoque se podia recompensar adelante con mayores provechos.
Página 222 - Reales órdenes y leyes adquiere naturaleza ó vecindad el extranjero, y que según ellas está obligado á las mismas cargas que los naturales, por la legal y fundamental razón de comunicar de sus utilidades; siendo todos estos...
Página 177 - Imperatoriam maiestatem non solum armis decoratam, sed etiam legibus oportet esse armatam, ut utrumque tempus et bellorum et pacis recte possit gubernari...

Información bibliográfica