Imágenes de páginas
PDF
EPUB

glo VIII y una parte del IX debió encontrarse aquella porcion de la Vasconia. Ocupadas por los moros las Encartaciones hasta el mar, toda la línea del Ebro y Pamplona, cómo habian de gozar señorío sobre esta parte de la Vasconia los primeros monarcas de Asturias, cuando ni siquiera podian tener con ella la menor comunicacion? Nada diremos tampoco acerca de poseer señorío sobre ella los monarcas primeros de Sobrarve y Navarra, así porque nadie lo ha pretendido, como porque aun la existencia de García Jimenez y sus sucesores hasta Iñigo Arista, es muy disputada y se halla envuelta en densas nieblas. Así pues, y aunque la Academia de la Historia baya combatido fuertemente, dando lugar á escritos muy eruditos en pro y en contra , la existencia de los Jaunac, esta nos parece muy probable, así como su carácter independiente; y como consecuencia lógica , que las alianzas, actos y contratos que andando el tiempo hiciesen con los jefes ó monarcas de los estados vecinos, tuviesen el carácter de internacionales y de poder a poder. D. Luis de Salazar y Castro en su Casa de Parnesio (pág. 415), opina como nosotros : «Los navarros y los vizcainos, dice, cuando despues eligieron su rey ó su señor, no podian ser gobernados por los sucesores de D. Pelayo, reyes de Oviedo, babiendo entre sus tierras y las de Navarra y Vizcaya mas de cien leguas poseidas con grandes y fuertes poblaciones por los moros, sus comunes enemigos.»

Mas si durante los siglos VIII y IX se ve el escritor obligado á discurrir sin mas que probabilidades y conjeturas, ya en el siglo X se percibe alguna luz, siendo de notar que lo poco que se vislumbra, es favorable a la independencia, aislamiento y autonomía de las provincias vascongadas ; de modo que los cálculos favorables á estas que pudieran fundarse en su posesion geográfica y estado político del país durante los siglos VIII y IX, vienen á confirmarse directamente con los primeros monumentos históricos del siglo X.

En efecto, el cronista mas antiguo que escribió las cosas de aquel tiempo, ha sido el obispo de Salamanca Sebastian,

[ocr errors][merged small]

autor del siglo X, que vivió durante el reinado de D. Alonso I el Católico. Al hablar este autor de las conquistas de D. Alonso sobre los moros por la parte de Castilla y la costa de Galicia dice, «que Alava , Vizcaya, Aicona y Orduña fueron defendidas por sus habitantes y poseidas siempre por estos (1).» Obsérvase, que el obispo cronista no dice una sola palabra acerca de que estas comarcas poseidas siempre por sus habitantes y no pisadas por los moros, estuviesen sujetas á Don Alonso el Católico, ni que lo hubiesen estado á ninguno de sus antecesores ; circunstancia que no hábria omitido, si contribuyera á ensalzar el poder del rey, cuya córte ambulante y guerrera seguia. La claridad del texto de Sebastian no ha sido sin embargo bastante, para que haya dejado de ser muy debatido, si no acerca de su exactitud admitida por todos, acerca de su inteligencia ; pero sin que manifestemos nuestra opinion, diremos la de nuestro clásico Mariana, que fundado en este mismo texto, ha dicho en el Lib. VII de su historia, «existir documentos bastantes para mostrar que los moros nunca pasaron de un lugar que en Vizcaya llamaban vulgarmente La Peña horadada;» con cuyo adjetivo se indicaba entonces la Peña de Orduña. Esta sencilla y lógica explicacion del texto de Sebastian no solo es un dato poderoso é indestructible de la independencia de las provincias vascongadas en su mayor parte despues de la caida del imperio gótico, sino que además indica, que dedicado D. Alonso el Católico á conquistar territorio ocupado por los moros, objeto principal de sus campañas segun Sebastian, no debió dirigir sus armas mas allá de la Peña de Orduña, por no ocupar los moros aquella parte. El célebre D. Pedro Salazar y Mendoza dice de s: cuenta á este propósito , «que los vascongados, deshecha la monarquía real de los godos y acabado su dominio, quedaron libres y no sujetos á príncipe alguno, teniéndose y tratándose como libres,

[merged small][ocr errors][ocr errors][ocr errors]

(1) Alava namque, Vizcaya, Aycona, Ordunia, à suis incolis reparalæ semper esse possosæ reperiuntur.

pudiendo agregarse á la parte que quisiesen , por ser su fuero de alvedrío.)

No se nos oculta que D. Lúcas de Tuy, cronista de Don Alonso IX, y el arzobispo D. Rodrigo , escritor del siglo XIII, contradicen en cierto modo la relacion del obispo Sebastian; pero no nos dan razon bastante de su dicho: escribieron el uno tres, y el otro, cuatro siglos mas tarde de los sucesos á que se refiere Sebastian, autor coetáneo, y nada tiene de extraño que dedicado el Tudense á escribir las hazañas de Don Alonso IX de Leon y su panegirico antes que su historia , intentase concederle sobre las provincias unos derechos que estaban muy lejos de aparecer claros por el texto de Sebastian. En cuanto al arzobispo Jimenez de Rada, no hizo otra cosa que seguir al Tudense.

Los autores navarros, principalmente Moret, pretenden, que las provincias vascongadas se unieron a los reyes de Navarra para resistir á los moros. De manera, que lo que verdaderamente se deduce de las pretensiones de castellanos y navarros es, que las provincias conservaron su independencia, puesto que nadie presenta pruebas convincentes de haberse unido definitivamente por aquellos tiempos á unas ú otras monarquías, acudiendo sus naturales al socorro de unos y otros para el objeto comun de reconquistar la tierra.

Viene en apoyo de la independencia de las provincias y de

que esta parte del territorio componia un estado no sujeto á los reyes de Leon y de Navarra, la fuga á la provincia de Alava de D. Alonso el Casto, cuando Mauregato le usurpó la corona, y su estancia por mucho tiempo en este país. Sobre tal hecho se hallan conformes los dos obispos cronistas y el arzobispo D. Rodrigo , afirmando que D. Alonso se resugió en este país donde habitaba su madre Munina, y donde tenia muchos aliados parientes y amigos que luego le ayudaron a recuperar su corona.

VIZCAYA.--INDEPENDENCIA.

CAPITULO I.

[ocr errors]

Etimología del nombre de esta provincia.-Límites.--Independencia en el si

glo VIII.--Primeros señores de Vizcaya.--Identidad de circunstancias de Vizcaya con los demas reinos y condados que surgieron en España despues de la invasion árabe.-Explícanse las confirmaciones de los señores de Vizcaya en los diplomas de los reyes de Castilla y Navarra.--Escrituras de donacioa y fundacion.--Refútase la idea de que los reyes de Navarra legislasen en Vizcaya. -Los señores de Vizcaya lo fueron por la gracia de Dios, fórmula representativa de soberanía.-Pruébase esta con documentos de los siglos XI y XII.-Derecho de Vizcaya a elegir señor.-D. Lope Diaz de Haro.-Eleccion de la princesa Doña Isabel, durante la vida de D. Enrique IV.-Independencia de Vizcaya en tiempo de D. Alonso VIII y D. Alonso el Sábio.Fazañas del señor de Vizcaya con fuerza de ley en Castilla.—Dirimen los vizcainos el punto de la sucesion del señorío entre Doña María Díaz de Haro y su tio D. Diego Lopez.–Usurpa D. Sancho IV el señorío á D. Diego Lopez.Restitúyesele la reina Doña María.-Independencia del señorío durante e reioado de D. Fernando IV:--Explícase la carta de fundacion de Bilbao.-- El señorío durante el reinado de D. Alonso XI.—Se prueba su independencia en dicha época.–Señorío de D. Juan Nuñez de Lara.--El señorío durante e reinado de D. Pedro.--- Admiten los vizcainos por señor á este monarca.-El infante D. Tello señor de Vizcaya.-Recae el señorío en Doña Juana Manuel, esposa de D. Eorique II.-Cesion al infante D. Juan.-Unese el señorío á la corona de Castilla.--Opiniones sobre la independencia de Vizcaya del jurisconsulto Gonzalez Acebedo, D. Luis de Salazar y Castro y de D. Manuel de Roda, ministro de Gracia y Justicia en 1742.--Los reyes católicos calificaroo á Vizcaya de Nacion separada.-La misma idea domina en la paz de Utrech.-Las Cortes de Burgos de 1506 rechazaron los procuradores pombrados por Vizcaya y Guipúzcoa.

[ocr errors][ocr errors][ocr errors]

El nombre de Vizcaya aparece por primera vez en la crónica del obispo Sebastian, pero su etimologia ha puesto en prensa el ingenio de los escritores, inspirando hasta las opinio

nes mas extrañas (1). A nosotros parece mejor la que supone significar tierra montuosa, que es la mas aceptada entre los autores, si bien otros dicen que significa costa espumosa. Los límites de esta provincia han sufrido alguna restriccion desde el primer dato que se encuentra en la historia moderna, que es la escritura que muchos, y entre ellos la Academia, tienen por apócrifa, de los votos de Fernan Gonzalez el año 939. Segun ella, Vizcaya llegaba hasta la ria de Deva, donde partia términos con Guipúzcoa. En 1027 se alteró esta linea divisoria por haberse desmembrado del señorío para los hijos de uno de sus señores, los valles de Llodio y Oquendo y la tierra de Ayala, y á fines del siglo XV el valle de Aramayona. El Padre Henao dice, que mas tarde se desmembró tambien el valle de Mena con las villas de Castro-Urdiales, Limpias y algunos otros pueblos de las montañas de Santander. Desde muy antiguo estuvo dividido el señorío en las merindades de Arratia, Bedia, Busturia, Marquina, Uribe, Zornoza, Durango y Orozco, pero en 1789 se declaró, que en estas merindades no estaban comprendidos los trece concejos llamados Nobles de las Encartaciones, ni la ciudad de Orduña, y las villas de Bilbao, Durango, Guernica, etc. Finalmente, desde los últimos siglos de la edad media, la poblacion de Vizcaya estaba repartida en veintiuna villas y ciudad, ochenta y cinco anteiglesias y veintidos aldeas; pero hoy ha crecido notablemente la poblacion. D. Fernando el Católico la concedió en 20 de Setiembre de 1475 el título de M. N. y M. L.

En el capítulo preliminar de esta seccion, hemos demostrado, en lo que es posible hacerlo, la independencia originaria

(1) El doctor Cachupin (natural de Laredo) en sus grandezas de Vizcaya, supone, que la etimologia de vizcainos, proviene, de que Augusto incomodado con la tenaz resistencia de los cántabros, dijo de ellos, que eran vis-caines, es decir, dos veces Caines; ¡muy enterado del viejo testamento suponia el doctor á Augusto! Pero es de advertir que Cachupin era de Laredo.

« AnteriorContinuar »