Historia de la guerra civil: y de los partidos liberal y carlista, Volumen1

Portada
F. de P. Mellado y ca., cargo de D. Chaulie, 1868

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Contenido

I
v
II
1
III
3
IV
6
V
8
VI
10
VIII
12
IX
14

X
18
XI
19
XII
21
XIII
22
XIV
23
XV
24
XVI
25
XVII
29
XVIII
31
XIX
33
XXI
34
XXII
35
XXIII
38
XXIV
39
XXV
42
XXVI
44
XXVII
45
XXVIII
48
XXIX
49
XXX
50
XXXI
51
XXXII
54
XXXIII
55
XXXIV
56
XXXV
57
XXXVI
58
XXXVII
60
XXXVIII
63
XXXIX
65
XL
67
XLI
69
XLII
71
XLIII
72
XLIV
75
XLV
77
XLVI
80
XLVII
82
XLVIII
85
L
87
LII
88
LIII
89
LIV
90
LV
93
LVI
95
LVII
96
LVIII
97
LIX
101
LX
105
LXI
107
LXII
110
LXIII
117
LXIV
119
LXV
120
LXVI
123
LXVIII
125
LXIX
126
LXX
128
LXXI
130
LXXII
131
LXXIII
133
LXXIV
134
LXXV
135
LXXVI
136
LXXVII
138
LXXVIII
140
LXXIX
145
LXXX
147
LXXXI
150
LXXXII
153
LXXXIII
155
LXXXV
156
LXXXVI
158
LXXXVII
159
LXXXVIII
165
LXXXIX
166
XC
167
XCI
169
XCII
171
XCIII
173
XCV
179
XCVII
182
XCVIII
184
XCIX
187
CI
193
CII
195
CIII
199
CIV
201
CV
202
CVI
204
CVII
209
CIX
211
CXI
216
CXII
219
CXIII
221
CXIV
224
CXV
225
CXVI
228
CXVII
229
CXVIII
231
CXIX
234
CXX
235
CXXII
236
CXXIII
239
CXXV
241
CXXVI
243
CXXVII
244
CXXVIII
246
CXXIX
248
CXXX
250
CXXXI
252
CXXXII
253
CXXXIII
254
CXXXVI
257
CXXXVII
261
CXXXVIII
264
CXL
267
CXLII
270
CXLIII
273
CXLIV
274
CXLV
277
CXLVI
279
CXLVII
282
CXLVIII
285
CXLIX
286
CL
288
CLI
290
CLII
292
CLIII
294
CLIV
295
CLV
296
CLVI
298
CLVII
299
CLVIII
300
CLIX
301
CLX
302
CLXI
303
CLXII
306
CLXIII
307
CLXIV
309
CLXV
311
CLXVI
313
CLXVII
315
CLXIX
319
CLXXI
320
CLXXIII
322
CLXXIV
325
CLXXV
328
CLXXVI
329
CLXXVII
330
CLXXXVI
347
CLXXXVII
349
CLXXXVIII
351
CLXXXIX
352
CXC
355
CXCI
357
CXCII
359
CXCIII
360
CXCV
365
CXCVI
366
CXCVII
368
CXCVIII
369
CXCIX
370
CC
372
CCI
374
CCII
376
CCIII
377
CCIV
380
CCV
384
CCVI
385
CCVII
394
CCVIII
396
CCIX
398
CCX
399
CCXI
401
CCXII
403
CCXIV
404
CCXV
406
CCXVI
409
CCXVII
413
CCXVIII
416
CCXIX
417
CCXX
418
CCXXI
421
CCXXII
430
CCXXIII
434
CCXXIV
438
CCXXV
441
CCXXVI
442
CCXXVII
447
CCXXVIII
449
CCXXIX
453
CCXXX
455
CCXXXI
457
CCXXXII
459
CCXXXIII
460
CCXXXIV
462
CCXXXV
463
CCXXXVI
464
CCXXXVII
467
CCXXXVIII
470
CCXXXIX
473
CCXL
474
CCXLI
478
CCXLII
479
CCXLIII
480
CCXLIV
481
CCXLV
484
CCXLVI
485
CCXLVII
489
CCXLVIII
491
CCXLIX
493
CCL
495
CCLI
498
CCLIII
500
CCLIV
502
CCLVI
503
CCLVII
506
CCLVIII
508
CCLIX
510
CCLX
512
CCLXI
517
CCLXII
520
CCLXIII
522
CCLXIV
525
CCLXV
527
CCLXVI
531
CCLXVII
538
CCLXVIII
539
CCLXIX
542
CCLXX
544
CCLXXI
547
CCLXXII
549
CCLXXIII
551
CCLXXIV
554
CCLXXVI
555
CCLXXVII
558
CCLXXVIII
560
CCLXXIX
561
CCLXXX
562
CCLXXXII
565
CCLXXXIV
567
CCLXXXVI
568
CCLXXXVII
571
CCLXXXIX
574
CCXC
575
CCXCI
577
CCXCII
578
CCXCIII
579
CCXCIV
580
CCXCV
581
CCXCVI
582
CCXCVIII
583
CCXCIX
585
CCC
586
CCCI
587
CCCII
589
CCCIII
590
CCCIV
592
CCCV
598
CCCVII
599
CCCIX
600
CCCX
601
CCCXI
603
CCCXII
604
CCCXIII
606
CCCXIV
607
CCCXV
608
CCCXVI
609
CCCXVII
610
CCCXVIII
611
CCCXX
612
CCCXXI
613
CCCXXII
614
CCCXXIV
615
CCCXXVI
616
CCCXXVII
617
CCCXXIX
618
CCCXXXI
619
CCCXXXII
620
CCCXXXIV
621
CCCXXXV
622
CCCXXXVI
623
CCCXXXVII
624
CCCXXXVIII
625
CCCXXXIX
626
CCCXLI
627
CCCXLIII
628
CCCXLIV
629
CCCXLV
630
CCCXLVI
631
CCCXLVII
632
CCCXLVIII
636
CCCXLIX
640
CCCL
643
CCCLI
645
CCCLII
655
CCCLIII
657
CCCLIV
658

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 589 - Para en su caso, pasaron las Cortes a la vía reservada copia certificada de la citada súplica y demás concerniente a ella por conducto de su Presidente conde de Campomanes, gobernador del consejo; y se publicó todo en las Cortes con la reserva encargada. Las turbaciones que agitaron la Europa en aquellos años, y las que experimentó después la Península, no permitieron la ejecución de estos importantes designios, que requerían días más serenos.
Página 579 - Declaro de mi libre y espontánea voluntad, y prometo bajo la fe y seguridad de mi real palabra, que si la necesidad exigiere la alteración de las actuales instituciones políticas de la Monarquía, adoptaré un Gobierno que haga la felicidad completa de la Nación, afianzando la seguridad personal, la propiedad y la libertad civil de los españoles.
Página 581 - Sentado ya otra vez en el trono de San .Fernando por la mano sabia y justa del Omnipotente, por las generosas resoluciones de mis poderosos aliados, y por los denodados esfuerzos de mi...
Página 577 - ... la existencia y subordinación del soldado, la exactitud de las evoluciones, la precisión de las maniobras, la aptitud para todos los lances que proporcionan los sucesos de la guerra, y aquel orden, en fln, tan necesario sin el que es imposible el manejo de grandes masas.
Página 590 - ... esta, que ha de tener su puntual ejecución desde el dia que se publique en Madrid y en las ciudades, villas y lugares de estos mis reinos y señoríos en la forma acostumbrada...
Página 595 - No es tu ánimo acusar mi conducta por lo pasado, ni recelar de ella en adelante; tampoco á mí me acusa mi conciencia por lo pasado; y por lo de adelante, aunque no sé lo que está por venir; sin embargo, tengo entera confianza en ella, que me dirigirá bien como hasta aquí, y que yo seguiré sus sabios consejos. Mucho se me ha acusado; pero Dios por su infinita misericordia ha permitido que no tan solo no se...
Página 579 - Nación y de sus individuos, me apresuro á calmar los recelos é inquietud que pudiera producir el temor de que se entronice el despotismo ó de que domine el encono de un partido. Unido con la Nación, he corrido con ella hasta el último trance de la guerra...
Página 595 - ... que estaba mal y tendría que temer mucho, y con fundamento: que no has pronunciado sentencia contra mi conducta, sea lo que quieras; lo cierto es que se me carga con todo el peso de la ley, porque dices que es una consecuencia forzosa de la...
Página 169 - Si desgraciadamente llegase á faltar mi muy amada esposa antes que el hijo ó hija que me haya de suceder en la corona tenga diez y ocho años cumplidos...
Página 596 - ... ese país los conatos impotentes para turbar la tranquilidad del reino, nunca tan asegurada como ahora. Esta será mi última carta si no obedeces, y pues nada han podido mis persuasiones fraternales en casi dos meses de contestaciones, procederé según las leyes, si al punto no dispones tu embarque para los Estados Pontificios, y obraré entonces como soberano, sin otra consideración que la debida á mi corona y á mis pueblos, quedándome el pesar de que hayan sido inútiles las insinuaciones...

Información bibliográfica