Imágenes de páginas
PDF
EPUB

ADVERTENCIA

El presente estudio no estaba destinado en la intención de su autor para darse á la estampa por separado; pues no es sino parte de otra obra más importante con el título de Los Fesuítas en el Rio de la Plata, 1586-1830, cuya publicación seguirá de cerca á este volumen en nuestra Colección americana. Ha parecido, sin embargo, oportuno que se diese á luz desde luego este trabajo, que servirá como muestra y primicias de toda la obra, porque versando sobre un hecho de gran resonancia en todo el mundo en la historia del siglo xvii, tiene por sí solo bastante unidad, y ha de interesar de un modo especial á los lectores.

La obra Los Jesuítas en el Río de la Plata comprende tres trabajos de tres distintos autores: la Historia del Paraguay, del P. Charlevoix, en veintidós libros, desde 1586 hasta 1747 (y ésta es la base de los demás escritos); la Continuación, del P. Muriel, en cuatro libros, desde 1747 hasta 1766,

y el Complemento, del P. Hernández, desde 1766 hasta 1830, en tres libros, que forman el presente volumen. Como se ve, los tres integran un todo; y es así que los dos últimos se han escrito para enlazar la historia de los Jesuítas antiguos en aquellas regiones con la de los modernos, escrita poco ha por el P. Rafael Pérez, y publicada en Barcelona (I).

Para decir algo en particular de cada uno de los elementos de la obra, la Historia del Paraguay, del P. Charlevoix, es la obra clásica en la materia; y hasta llegar á los últimos tiempos que abarca, no hay por ahora otra que pueda igualársele en exactitud histórica y acierto para juzgar de los

sucesos.

Provisto su autor de documentos de primera mano, muchos de los cuales van al fin del libro por comprobantes, dotado de excelentes cualidades de historiador, y experimentado ya con la publicación de su Historia del Cristianismo en el Fapón, en dos cumplidos tomos; Historia de la isla española de Santo Domingo, también en dos tomos, en 4.° mayor; é Historia del Canadá, ó

(1) La Compañía de Jesús restaurada en la República Argentina y Chile, 1 vol. Barcelona, Henrich, 1901.

Nueva Francia, que salió á un tiempo en seis tomos en 8.o, y en tres en 4.° mayor, obras todas que habían tenido gratísima acogida en el mundo literario; se puso á escribir la Historia del Paraguay con verdadero empeño de esclarecer la verdad tan obscurecida en aquella época por interesadas calumnias y monstruosas fábulas; y verdaderamente lo consiguió en los seis volúmenes en 8.o y tres volúmenes en 4.o mayor, que salieron á luz casi á un tiempo en 1756 y 1757. No puede dudarse que, atento el gran empeño con que hoy se cultiva la historia, y la facilidad cada vez mayor de llegarse á las fuentes en tantos Archivos abiertos á la curiosidad pública, vendrán nuevos estudios á amplificar la exposición y rectificar algunos de los datos; pero en el entretanto, Charlevoix es la obra más completa; y aun después de las nuevas investigaciones, en lo substancial quedará intacto, porque es la expresión de la verdad.

Prueba del gran mérito de esta obra fué su pronta versión al inglés y al alemán; y la confianza con que en todos los estudios ulteriores de innumerables autores sobre la materia, es citada como el monumento más verídico y la verdadera voz de la historia. También en España hubo quien reconociese su valor, y el celebrado P. José Francisco de Isla tenía ya lista para la imprenta una

gran parte del libro; bien así, como en el Río de la Plata lo había vertido al castellano, y añadidole notas y correcciones el P. Domingo Muriel, de quien en seguida se hablará; pero una y otra edición quedaron frustradas por razón de las circunstancias, tan contrarias á los Jesuítas en España por entonces.

El segundo escrito ó elemento de la obra, también de gran importancia, es la Continuación del Charlevoix, desde 1747 hasta 1766. Su autor es el P. Domingo Muriel (que latinizó su nombre llamándose Cyriacus Morelli), varón en todo insigne, por su santidad, por su prudencia y por su sabiduría en cualquier ramo; pues destinado desde sus primeros años de religión á las ciencias filosóficas y teológicas que empezó á enseñar en Valladolid, y profesó luego por largos años en la Universidad de Córdoba del Tucumán, fué al mismo tiempo fervoroso promotor de los estudios matemáticos y de Historia natural; y se dedicó con tanta laboriosidad á la Historia eclesiástica y aun profana, como lo prueba entre otras su obra Fasti Novi Orbis, universalmente conocida y apreciada por la documentación histórica y por su sólido juicio y atinadas observaciones canónicas.

Fué el último Procurador á Europa de la provincia del Paraguay, y su último Provincial, á

quien tocó el doloroso ministerio de oir y aceptar de oficio la intimación del Breve de extinción de Clemente XIV.

Tan luego como hubo leído la Historia del Padre Charlevoix, empezó, según refiere su biógrafo el P. Javier de Miranda, á hacer algunas rectificaciones que pensaba enviar al autor; más tarde tradujo toda la obra al castellano, y estuvo para publicarla en Madrid; pero, no habiéndolo podido hacer, por razón de las adversas circunstancias, ha quedado perdido el manuscrito. Años adelante la tradujo al latín, y la publicó en Venecia en 1779, en un gran volumen, hoy extremadamente raro. Habíale añadido cuatro libros, que comprenden lo acaecido desde 1747, en que la dejó el Padre Charlevoix, hasta 1766. De la expulsión no habló, porque era materia que hubiera podido impedir la publicación de lo restante, y aun acarrear mayores disgustos. En la parte que añadió es testigo de mayor excepción, así por haber presenciado muchos de los sucesos que refiere, como por haber sido Visitador de la Provincia en los últimos años. Agregó asímismo varios documentos y preciosos estudios aclaratorios, suyos unos, y otros vertidos al latín, compendiando y ordenando los escritos castellanos de otros misioneros.

Esta edición latina tuvo en tanto precio el eru

« AnteriorContinuar »