Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[graphic]

El estado V lo forman los procedimientos especiales segui-
dos en cada una de las Audiencias y los recursos de casación
tramitados. Se siguieron dos procedimientos contra Diputado
ó Senador, 10 antejuicios de responsabilidad, 1.199 por fla
grante delito, 342 por injuria y calumnia, 142 por delitos co-
metidos por la imprenta, el grabado ú otro medio mecánico de
publicación; cinco extradiciones y 1.060 contra ausentes. Re-
cursos de casación por infracción de ley, constan: 1.188 prepa-
rados, 11 quejas por denegación del testimonio para interpo-
ner el recurso, 784 interpuestos, 500 admitidos, 281 denega-
dos, 125 declarados con lugar y 370 declarados sin lugar. Por
quebrantamiento de forma se interpusieron 138, admitiéndose
98, denegándose 36, 12 quejas por denegación de admisión,
27 declarados con lugar, y sin él 69.

El cuadro VI es de los más interesantes de la estadística,
porque contiene la relativa al juicio oral. Se celebraron 12.076
juicios orales, distribuídos en las distintas Audiencias por or
den de prelación, según el mayor número, en la forma si-
guiente:

TOMO 67

18*

[graphic]
[graphic]

Madrid.
Málaga..
Granada..
Valencia..
Barcelona.
Avila...
Alicante..
Jaén..
Zaragoza.
Logroño.
Cádiz....
Colmenar Viejo.
Huelva...
Jerez de la Frontera.
Santander.
Valladolid.
Plasencia..
Úbeda...
Montilla..
Salamanca.
Sevilla..
Calatayud.
Albacete
Córdoba...
Huercal-Overa..
Murcia.
Antequera.
Almería.
Palencia..
Burgos..
Castellón..
Ciudad Rodrigo
Pontevedra..
Coruña..
Albuñol.
Linares
Toledo.
Lugo.
Játiva..
Baza..
Cuenca..
Lerma
Manzanares.
Orense..
Palma
Utrera.
Talavera de la Reina.

980 Ronda..
486 Lorca.
343 Bilbao
342 Segovia.
314 Benavente...
253 Osuna
235 Santiago.
227 Almendralejo
220 Cáceres.
204 Ponferrada.
201 Oviedo..
191 Tafalla
184 | Alcalá de Henares..
172 Badajoz...
1.72 Cangas de Onís.
171

Reus...
163 i Zamora
161 Pamplona..
159 Ciudad Real
158 Guadalajara.
151 Vélez-Málaga
147 || Soria.
146 Huesca.
146 Gerona..
141 Teruel
141 Sigüenza
129 San Mateo.
127 | Altea....
126 Algeciras.
125 Figueras
122 Las Palmas
122 San Clemente
122 | Tortosa .
120 | San Sebastián.
119 || Alcañiz
118 Carmona
118 Tarragona.
117 || Cartagena
115 Don Benito
111 Mondoñedo.
111 Tineo.
110 || Llerena
109 Lérida
108 Vitoria.
107 Tremp.
107 Manresa.
106 Seo de Urgel.
105

105
104
103
102
101
100
99
97
95
94
92
92
91
87
86
83
83
82
81
80
77
75
74
72
71
70
70
66
62
58
57
57
56
54
52
52
52
51
51
44
44
42
42
37
31

29

13

León....

[graphic]

Resulta además de dicho estado, que han sido ejecutoriadas 7.034 causas, por sentencias condenatorias por conformidad de las partes; 9.021 por sentencias condenatorias sin conformidad y 3.055 por sentencias absolutorias, ascendiendo á un total de 19.110, que acusa una diferencia de 7.034 entre las causas ejecatoriadas y el número de juicios orales celebrados. El tiempo invertido en su sustanciación ha sido: de menos de tres meses en la de 2.161; más de tres y menos de seis en la de 8.261; más de seis y menos de doce en la de 6.541, y más de un año en la de 2.142, habiéndose archivado 158 causas por rebeldía posterior á la apertura del juicio oral. Se ve, pues, que el mayor número de procesos no han pasado del período comprendido entre los tres y los seis meses y que el menor es el que figura en el de más de un año, cuyos datos vienen á corroborar el éxito del juicio oral, en lo relativo á este importantísimo extremo del tiempo invertido en la sustanciación de las causas, que ya hacíamos observar al ocuparnos de la estadística de 1883, si bien no es tan lisonjero como en dicho año según demostraremos oportunamente al hacer el examen comparativo de los dos anuarios de estadística.

Fueron puestos en libertad bajo fianza 5.528 procesados. El total de reos en prisión provisional es de 9.920; de los cuales esta vieron presos menos de tres meses 3.607, de tres á seis meses 3.236, de seis meses á nueve 1.629, de nueve meses á doce 771

у

más de un año tan sólo 677. Este resultado es también altamente satisfactorio porque patentiza que la cifra mayor es la de los reos que estuvieron en prisión provisional menos de tres meses, lo cual es verdaderamente asombroso en los anales judiciales de un país donde no era desusado ver que la prisión provisional duraba años y años (1).

(1) En el notable y concienzudo Estudio sobre las Audiencias de lo eriminal, » que acaba de publicar D. Agustín Puebla, se consignan entre otros los siguientes hechos:

Por exhorto remitido por la Audiencia de Barcelona al Juez decano de los de Madrid, se ha sabido que por delito politico se formó una causa en 1877, en Tarragona, y hasta Febrero de 1884 no se falló. La sustanciación, pues, del proceso ha durado siete años y uno de los individuos ha sufrido seis de prisión preventiva, pero con la circunstancia de haber sido absueltos todos los procesados.

da un

Han sido examinados en los 12.076 juicios orales que se celebraron en todas las audiencias 64.123 testigos, lo que promedio de cinco testigos por cada juicio oral, y el importe de sus indemnizaciones asciende á la suma de pesetas 170.752,95, ó sean 2,69 por testigo (1). Fueron examinados 3.477 médicos, cuyos honorarios (2) fueron pesetas 9.938,85 y 3.094 peritos á quienes fueron satisfechas por los suyos 2.658; resultando, que se han satisfecho en conjunto, por término medio, 152 pesetas 29 céntimos en cada juicio oral por la asistencia á los mismos de los testigos, médicos y peritos.

Como último de los datos relativos á la estadística del juicio oral, se consigna el de los procesados dementes con posterioridad a la comisión del delito, que fueron en número de 15 (3).

* * *

Comprende el cuadro VII la clasificación de los reos según su sexo, edad, filiación, naturaleza, instrucción y ocupación. De los 22.788 reos eran 20.533 hombres, 2:246 mujeres, 12.557 solteros, 9.154 casados, 1.039 viudos, ignorándose el estado de 28. Atendiendo á su edad resultan 725 mayores de nueve años y menores de quince, 2.215 mayores de quince y meno

En el Juzgado de Ayamonte, existia en el mes de Noviembre de 1883 un individuo, acusado del delito de estafa, que hacía ya ocho años que estaba detenido, sin que la causa hubiera pasado aún del estado de sumario.

(1) Al hacer este cálculo, claro es que se ha prescindido de todos aquellos que han renunciado a las indemnizaciones y de los que han dejado de reclamarlas, por desconocimiento del derecho á percibirlas..

(2) El epígrafe de esta casilla no expresa el concepto contenido en ella, pues desde luego se comprende, al ver la exigua suma que corresponde, proporcionalmente, á cada médico, que la cantidad expresada es por indemnización de gastos de viaje, debiendo también tenerse presente que la ley de Enjuiciamiento criminal no dicta regla ninguna respecto á los honorarios que han de percibir los médicos por su asistencia á los juicios orales. Sin embargo, algunas Audiencias, como la de Palma, han satisfecho cantidades en ese concepto.

(3) Este dato no nos parece que encaja en el cuadro donde se consigna, porque ninguna relación tiene con los relativos al juicio oral, debiendo haberse incluído por razón de método en la sección IV, y formando una casilla más entre las comprendidas bajo el epigrafe número de procesados.

res de diez y ocho, 7.077 mayores de diez y ocho y menores de veinticinco, 8.199 de veinticinco á cuarenta años, 3.964 de cuarenta á sesenta, 576 de más de sesenta, ignorándose la edad de 22. Según su filiación, son: legítimos 21.982, naturales 376, expósitos 351, y respecto á 69 se ignora. Clasificados por su naturaleza, resultan: 18.497 del territorio de la Audiencia donde se cometió el delito, 4.130 del territorio de otras, 126 extranjeros, ignorándose cuál fuera la de 25 reos. Teniendo en cuenta el grado de instrucción, consta que sabían leer y escribir 8.608, que sabían leer y no escribir 123, que no sabían leer ni escribir 13.994, no conociéndose el grado de instrucción de 53. Estos datos son verdaderamente dignos de estudio, pues demuestran con la evidencia de las cifras que la carencia de los rudimentos de la instrucción. es terreno propicio para germinar el delito, debiendo, por tanto, dirigirse los mayores y más enérgicos esfuerzos por los hombres de gobierno y los legisladores á difundir la instrucción en nuestra patria, que en este orden, como otros de tanta importancia social y jurídica, se encuentra muy por bajo de la mayor parte de los Estados de Europa y América.

El cuadro comprensivo de la clasificación y número de los delitos, en relación con el modo de vivir y posición social de los reos, ó sea según su profesión ú ocupación, es de los que ofrecen mayor campo á las investigaciones de los soliciólogos y de los economistas, porque cada cifra que encierra es como una gran síntesis de los vicios de cada uno de los elementos sociales, que es necesario apreciar teniendo en cuenta los sentimientos, educación, pasiones, necesidades y grado de instrucción, que fueron causa próxima ó remota de la comisión del delito. Ocúrrennos estas observaciones, que consignamos someramente por no ser la ocasión propicia para otorgarlas la amplitud que exigen los estudios ético-sociales, en presencia de los datos que vamos á examinar. De ellos resulta que el 53 por 100 de los delincuentes eran jornaleros y más del 14 por 100 labradores, ofreciendo, en cambio, escaso contingente los propietarios, comerciantes, eclesiásticos, empleados y militares; es decir, que constituyen el núcleo de la criminalidad aquellos que viven de salario eventual y están sujetos a las

« AnteriorContinuar »