Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small]

ST

INTRODUCCIÓN.

[ocr errors]

Durante la impresión del tomo II de Documentos de Cuba parecieron algunos de que no hay constancia en el Archivo de Indias, y por no interrumpir el orden cronológico se reservaron påra principio de este tercero, donde se insertan, siendo más de notar entre ellos tres memoriales del P. Fr. Bartolomé de las Casas presentados el año 1516, proponiendo remedio a las necesidades de la isla, y principalmente al mal tratamiento de los indios.

Decía el representante ', que por el trabajo excesivo de las minas de oro habían muerto siete mil indigenas en el espacio de tres o cuatro meses; noticia evidentemente exagerada, como solían serlo las que el buen Obispo de Chiapa redactaba con propósito de estimular á los Consejeros reales á reprimir las libertades de los conquistadores y encomenderos primitivos. Los procuradores de la isla de Cuba protestaron contra la exactitud de tales informaciones, por las que se podría creer que la explotación de sus lavaderos había tenido una importancia que jamás alcanzó.

No dejaría ciertamente de influir el trabajo en la disminución de aquellos indígenas, que á ninguno estaban acoştumbrados. Años después informaba el Licdo. Vadillo, que se acababan á más andar , pero á ello concurrían el cam

2

1 Documento núm. 291.
2 En 1540,- Documento núm. 371.

335233

VI

bio de lugar, de hábitos y de alimentación, las enfermedades epidémicas y los alzamientos.

Es de presumir que los memoriales del P. las Casas contribuyeron á la expedición de Cédulas reales y ordenanzas, prohibiendo en absoluto echar indios á las minas, por más que los encomenderos, sostenidos por las autoridades civiles y eclesiásticas, quisieran probar que antes que perjudicial les era provechoso el ejercicio minero, entreteniendo sus ocios y librándoles de vicios y tentaciones. De todos modos, las ordenanzas dictadas sacesivamente, limitando al servicio doméstico las labores, y dearetando al fin la libertad completa, tanto de los indios cubanos de repartimiento como de los que por esclavos se habían llevado abusivamente de otras islas ó del Continente, resistidas con tenacidad por la lucha del interés contra la razón, como acreditan los documentos del tomo precedente y los que aquí siguen, hubieron de cumplirse, por la perseverancia

el Gobierno de la nación las sostuvo sin contemplaciones

y sin atender á los pronósticos repetidos de raina y de miseria.

y Por evitarlas con tiempo se trasladaron al Perú y á Tierra Firme algunos vecinos cuya falta, unida a la de los que formaron la expedición de Hernando de Soto á la Florida, con saca de mucho ganado caballar y vacano, aceleró la decadencia.

En la visita pasada por el Obispo el año 1544, se compató la población de la isla en 660 españoles, poco más de 1.000 indios y 840 negros ? Baracoa,

con que

[ocr errors]

2. Baracoa, Trinidad y Santi

1 Documentos números 439, 458, 488. 2 Documento núm. 421.

« AnteriorContinuar »