Imágenes de páginas
PDF
EPUB

de Valencia se repartieron entre el rey, el arzobispo de Narbona , obispos, nobles, caballeros y universidades, segun la fuerza y hombres de armas que cada uno aportara. Para repartir las tierras nombró Don Jaime á D. Ansaldo de Gudar y D. Jimeno Perez de Tarazona; pero á reclamacion de los nobles, quedaron depuestos los dos comisionados, y el rey nombró en su lugar á los obispos de Barcelona y Huesca, Berenguer de Palou y Vidal de Cañellas, y á los nobles Pedro Fernandez de Azagra y Jimeno de Urrea; pero estos cuatro señores, al ver las grandes dificultades que se ofrecian, renunciaron su cargo, y entonces volvió á confiarlo el rey á los dos primeros nombrados, dándoles instrucciones para verificar el repartimiento. Hízose al fin este, á satisfaccion de todos, reduciéndose las yugadas de tierra á seis cahizadas cada una, quedando entonces heredados, entre otros personajes, los trescientos ochenta caballeros de Aragon y Cataluña, conocidos ellos y sus descendientes por Caballeros de conquista. Figuraban entre ellos los siguientes: Berenguer de Entenza, que obtuvo la baronía de Chiva; Diego Crespí el lugar de Sumacarcel; Juan Caro el de Mogente; Pedro Artés el de Ortells; Jaime Zapata de Calatayud, el de Sella; Lope de Esparza el de Benafer; Hugo de Fenollet el de Genovés; Alfonso Garcés el de Mascarell; Jaime Montagut el de Tous y Carlet; Sancho de Pina el de Benidoleig; Bernardo Vilarig los de Cirat, el Tormo y Villafranqueza; Juan Valseca el de Parcent; Pedro Valeriola el de Beniferri, y así otros muchos que no es de este momento enumerar.

Quedaron asimismo cuantiosamente recompensadas en este repartimiento las ciudades de Barcelona, Mompeller y otras. El cabildo recibió todas las mezquitas y sus bienes dentro y fuera de los muros de Valencia. La plaza llamada Valle del Paraiso se dedicó á tiendas de paños y casas de cambio, donde pudiesen hacerse hasta treinta tiendas, pagando cada una dos maravedises anuales al rey por San Miguel, y ganando sus dueños el exclusivo ejercicio de tales industrias y la propiedad absoluta de sus casas, pero sin poderlas de ningun modo vender ni trasmitir á los nobles y eclesiásticos (exceptis militibus et sanctis.) Tambien recibió tiendas en el mismo Valencia el gremio de zapateros, con iguales ó parecidas condiciones que los pañeros ó cambiadores, sin que las pudiesen vender,

ni enajenar á militares ni eclesiásticos. Señalóse para los judíos el barrio que empezaba en el sitio de Ladarp-Abingeme hasta el baño den Nalmely, debiendo poblarse á fuero y costumbre de la aljama de Barcelona.

Algunos puntos se poblaron á usage y fuero de Cataluña, entregándose á catalanes: el obispo de Barcelona recibió la poblacion de Almonacid y todo su valle: Gonzalez de Heredia, la villa y campo de Azubeba: Berenguer de Burguillos, la villa y campo de Ajerra, y Ramon Berenguer, la villa y campo de Villafamez. Numerosas fueron las poblaciones que recibieron los señores aragoneses; pero de ellas trataremos en la seccion de Fueros generales. Compañías enteras de soldados, marineros y algunos navarros recibieron tierras. No quedaron olvidados los moros pacíficos que se allanaron á vivir bajo ciertas condiciones con los cristianos. Las alquerías de Fulá y Agulló en Gérica, con sus términos y pertenencias, se donaron á Hamet-Ambediz y sus noventa y nueve compañeros sarracenos, pagando al rey la quinta parte del producto líquido. Y finalmente, muchas personas particulares a quienes Don Jaime quiso agraciar, tuvieron sus cuantiosas donaciones, pues hasta un juglar de Aviñon y su mujer, recibieron casas y tierras en Murviedro, y cuatro fanegas de viña. Estas gracias no se limitaban á la parte de conquista que pudiese haber pertenecido al rey, sino que las donaciones son generales, sin la menor fórmula que acredite en los agraciados el derecho á recibir por su auxilio la menor porcion del terreno conquistado.

En Lérida y Valencia existe la tradicion, de que para premiar Don Jaime el valor de los leridanos que fueron los primeros en asaltar los muros de la plaza, les concedió, que de Lérida y su distrito llevasen á Valencia las primeras trescien

26

TOMO VII.

tas doncellas con que poblar, á las cuales dotó el rey desprendidamente, y casó con los principales soldados del ejército. En la puerta del Palau de la catedral de Valencia se ven catorce bustos, siete de hombre y siete de mujer, que se dice ser los de los siete primeros matrimonios que fueron á Valencia inmediatamente despues de la conquista, acompañando á las trescientas leridanas: los nombres grabados entre busto y busto, han sido traducidos por Boix.

Conocidos estos indispensables preliminares, vamos á ocuparnos del derecho valenciano que nace en Don Jaime y concluye en Don Felipe V, que abolió los fueros de Valencia, comprendiendo un espacio de cerca de cinco siglos. Componiendo Valencia uno de los antiguos reinos de la corona de Aragon, nuestra tarea se simplifica respecto a todos los detalles de interés general, debiendo limitarnos a la parte legal. En tres secciones dividiremos este trabajo: actos legales de solo iniciativa real: crónica parlamentaria del reino valenciano, y fueros generales, con algunas indicaciones en esta seccion, relativas al célebre tribunal tradicional de repartimiento de aguas y castigo de los excesos y faltas de los transgresores.

FUEROS DE VALENCIA.

SECCION I. — ACTOS LEGALES.

CAPITULO I.

y al

Actos legales de Don Jaime I.-Cartas de poblacion de Burriana, Vinaroz, Be

nicarló, San Mateo, Villamalefa, Ezlida , Ahin, Veo, Sengueir, Pelmes querías de Alcudia y Sueca.-Privilegio desamortizador.-Franquezas á Denia.--Privilegio de nombramiento de jurados y consejeros para Valencia, Pragmática en favor de los judíos.-Fueros á Onda, Tales, Murviedro, Torrent, Morella, Ooteniente y Játiva.-- Jurisdicion y mero imperio dentro de la ciudad de Valencia.-Varios privilegios sobre acequias, caza , pesca, abogados y herencias.-Cartas de poblacion á los sarracenos de Vall de Uxó y arrabal de Jativa.–Fuero á Cullera.—Privilegios sobre adquisicion de bienes raíces por el orden de caballeros.-Cartas de poblacion á Gandía, Liria, Bocairente, Agrés y Mariola.-Nombramiento de juez de Cullera.- Justicia de apelacion.-Eleccion de autoridades municipales en Valencia.–Tasacion de honorarios á los abogados.-Donaciones á Concentaina.--Incompatibilidad entre cargos reales y municipales. — Cartas de poblacion de Siete-Aguas, Palma y Borron.-Pragmática sobre juramento de fueros por el monarca y reunion trienal de Córtes.- Medidas sobre tributos.---Decreto contra los abogados y prelacion de códigos.—Varios privilegios en favor del cuerpo municipal de Valencia y de los abogados. -Sentencia arbitral sobre exaccion de diezmos y primicias.—Donacion de la acequia de Moncada.-Confirmacion de la propiedad de Valencia.-Pragmáticas en favor de los jurados de Valencia.--Fundacion de Orimbloy y Montabené.-Confirmaciones del derecho de propiedad en Valencia.-Poblacion de San Lucas, Villareal y Benimodot.

ACTOS LEGALES DE DON JAIME 1.

1213 á 1276.

De escasa importancia son algunos documentos que se conservan en el archivo de Aragon relativos á Valencia, y anteriores á Don Jaime I, tales por ejemplo, como la concesion de Don Alfonso I en 1169 á la Orden del Temple, donándole los términos de Chibert y Oropesa; por lo cual prescindimos de ellos y empezaremos por Don Jaime, verdadero fundador del derecho valenciano,

El documento mas antiguo de Don Jaime I de que se hace

mérito en la España Sagrada y á que se refiere Diago en sus 1233. Anales, es la carta expedida en 1233, poblando de cristianos

la villa de Burriana, concediéndoles los fueros de Aragon, hasta que en 1329, y en virtud de autorizacion general de las Córtes, prefirió Burriana aforarse á la ley general de Va

lencia. 1236. Los mismos fueros de Aragon recibieron en 1236, cin

cuenta hombres destinados á poblar á Vinaraloz, y treinta que poblarian á Benicarló, concediéndoles en propiedad los términos expresados en la carta, sin mas tributo que el diez

mo de pan, vino, aceite, cáñamo, lino, cabritos y corderos. 1237. La Orden de Montesa, en 17 de Junio de 1237, por medio

de su maestre, otorgó cartas de poblacion á varios de sus vasallos y otros hombres libres, para que poblasen á San Mateo y el término de Rosellús. Los originales de estas cartas se encuentran en los archivos de la catedral de Tortosa.

« AnteriorContinuar »