Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[graphic][ocr errors][subsumed]
[graphic][subsumed][subsumed]
[blocks in formation]

criado del Rey nuestro Señor , natural y

vecino de Sevilla.

PARTE PRIMERA.

MADRID, 1829
I MP R E N T A

DE

MORENO,
plazuela del Cordon, n.o 1, cuarto bajo.

4379

[ocr errors]

*8

[merged small][merged small][ocr errors]

N.

o es nuevo para mi aunque lo sea para ti (oh enemigo vul. go) los muchos malos amigos que tienes, lo poco que vales y sabes: ¿cuán mordaz ,. envidioso y avariento. eres? ¿Qué presto en disfamar, qué tardo .en honrar, que cierto á los daños, qué incierto en los bienes, que ficil de moverte, qué dificil en corregiite? ¿Cuál fortaleza de diamante no rompen tus agudos dientes? ¿Cuál virtud lo es de tu lengua? ¿ Cuál piedad amparan tus obras? ¿Cuáles desetos cubre tu capa? ¿Cuál triaca miran tus ojos que como basilisco no emponzoñes? ¿Cuál flor tan cordial entró por tus oidos que en el enjambre de tu corazon dejases de convertir en veneno? ¿Qué santidad no calumnias? ¿Qué inocencia no persigues? ¿Qué sencillez no conderas ? Qué justicia nò confundes? ¿ Qué verdad no profanas ! ¿En cuál verde prado entraste que dejases de manchar con tus lujurias? Y si se hubiesen de pintar al vivo las penalidades y trato de un infierno , paréceme que tu solo pudieras (verdaceramenie) ser su retrato ; Piensas por ventura que me ciega pasion , que me mueve ira , ,ó que me despeña la ignorancia? no por cierto; y si fueses capaz de desengaño (solo con volver atras la vista) hallarias tus obras eternizadas , у

desde Adan reprobadas como*tu. ¿Pues cuál enmienda se podrá esperar de tan envejecida desventura? ¿Quién será el dichoso que podrá desasirse de tus rapantes uñas? Hui de la confusa corie, seguisteme en la aldea, retiieme á la soledad y en ella me hiciste tiro, no dejándome seguro, sin someterme á tu jurisdicion. Bien cierto estoy que no te ha de corregir la proteccion que traigo, ni lo que á su calificada nobleza debes, ni que en su confianza me sujeie á tus prisiones, pues despreciada toda buena consideracion y respeto , atrevidamente has mordido á tan ilustres rarones, graduando a los unos de graciosos, á otros acusando de lascivos, y á otros infamando de mentirosos. Eres raton campestre, comes la dura corteza del melon amarga y desabrida , y en llegando á lo dulce te empalagas. Imitas a la mosca importuna, pesada y enfadosa, que no reparando en oloroso , huye de jardines y 'lorestas , por seguir

:

« AnteriorContinuar »