Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

Crítica de los usuarios - Marcar como inadecuado

creo que le libro argumenta todo sobre nuestra señora del pilar de Zaragoza y también contiene su historia me encantaría que hubiesen libros de todas las advocaciones marianas como de nuestra señora de chiquinquira y nuestra señora de fatima también me gustaría que los libros argumentaran mas sobre sus apariciones y contaran que hicieron ahí  

Páginas seleccionadas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 303 - Zaragoza. Estos, que levantó de mármol duro, sacros altares, la ciudad famosa, a quien del Ebro la corriente undosa baña los campos y el soberbio muro, serán asombro, en el girar futuro de los siglos; basílica dichosa, donde el Señor en majestad reposa, y el culto admite reverente y puro. Don que la fe dictó, y erige eterno, religiosa nación, a la divina Madre que adora en simulacro santo. Por él, vencido el odio del Averno, gloria inmortal el cielo la destina; que tan alta piedad merece...
Página 22 - En el que con razón disiente a mal tejidas fábulas, se llama impiedad la discreción, y en el que simplemente las cree, obtiene nombre de religión la necedad. Dícese que piadosamente se cree tal o tal cosa. Es menester para que se crea piadosamente el que se crea prudentemente; porque es imposible verdadera piedad, así como otra cualquiera especie de virtud, que no esté acompañada de la prudencia.
Página 22 - Una especie de tiranía intolerable ejerce la turba ignorante sobre lo 5 poco que hay de gente entendida, que es precisarla a aprobar aquellas vanas creencias que recibieron de sus mayores, especialmente si tocan en materia de religión. Es ídolo del vulgo el error hereditario. Cualquiera que pretende derribarle incurre, sobre el 10 odio público, la nota de sacrilego.
Página 175 - ... porque entonces me hallaba tullido y desacomodado, y al presente me hallo con salud, y con ella adquiero lo que he menester y más de lo que yo merezco. Viéndome entonces favorecido de tantos señores y la bolsa en buen estado, consulté mi enfermedad con el licenciado Estanca, cirujano de opinión, ciencia y experiencia, y con el doctor Tamayo, cirujano de Su Majestad...
Página 278 - ... las ciudades de sus reinos mostró tener gran contenta» miento, de esta en particular recibió mucho gusto (*)." , , de Villanueva, notario: paguase de cuatro en cuatr» meses tres, , cientos ducados y cincuenta cauces de trigo: los veinte y cinco ,, en abril, y los veinte y cinco en setiembre. Halo de hacer dentro ,, de siete años, y la pagua dentro de ocho. La ha de hacer polseras ,, de fusta , y el resto de alabastro.
Página 22 - Majestad soberana, que es verdad por esencia! Antes es ofensa suya, y tal, que, tocando en objetos sagrados, se reviste cierta especie de sacrilegio. Así, son dignos de severo castigo todos los que publican milagros falsos, reliquias falsas, y cualesquiera narraciones eclesiásticas fabulosas. El perjuicio que estas Ficciones ocasionan á la religión es notorio.
Página 11 - Progressos de sus reedificaciones. Relación panegírica de las solemnes Fiestas, que ha celebrado la misma Augusta, Imperial Ciudad, con el justo motivo de la erección y descubrimiento del nuevo...
Página 22 - La regla de la creencia del vulgo es la posesión. Sus ascendientes son sus oráculos, y mira con una especie de impiedad no creer lo que creyeron aquéllos.
Página 22 - ... en materia de religión. Es ídolo del vulgo el error hereditario. Cualquiera que pretende derribarle incurre, sobre el odio público, la nota de sacrilego. En el que con razón disiente a mal tejidas fábulas, se llama impiedad la discreción, y en el que 15 simplemente las cree, obtiene nombre de religión la necedad.
Página 61 - Madre suya •SANTA MARÍA DEL PILAR, en la iglesia de Santa María la Mayor, de la ciudad de Zaragoza sobredita.

Información bibliográfica