Historia general de España, Volumen2

Portada
Establecimiento tipografico de D. Francisco de P. Mellado, 1861
1 Comentario
Las opiniones no están verificadas, pero Google revisa que no haya contenido falso y lo quita si lo identifica

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 78 - ¡Mozo, cuéntalos bien! Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, «ocho, nueve, diez, once, doce, trece, catorce, quince, diez y seis, diez y «siete, diez y ocho, diez y nueve, veinte. «¡Veinte, y aun quedan millares de ellos!
Página 504 - hombres que sucediera pronto lo que recelaban y temían. Sin embargo, este hombre, la plaga de su tiempo, era por su amor á la gloria, por la prudente firmeza de su carácter, y por su valor heroico, uno de los prodigios del Señor.>
Página 276 - dice su cronista arábigo, como pasan los agradables sueños que no dejan sino imperfectos recuerdos de sus ilusiones. Trasladóse á las mansiones eternas de la otra vida, donde hallaría, como todos los hombres, aquellas moradas que labró antes de su muerte con sus buenas ó malas obras: falleció en Medina Zahara á 2 de safar del año
Página 20 - mismos los árabes), no matarán, ni cautivarán, ni separarán «de los cristianos sus hijos ni sus mugeres, ni les harán violencia en lo que (toca á su ley (su religión); que no serán incendiados sus templos ; sin otras «obligaciones de su parte que las
Página 275 - de la tierra? Conserva en paz y en justicia los pueblos, y no te deslumhren las falsas máximas de la vanidad: sea tu justicia un lago siempre claro y puro, modera tus ojos, pon freno al Ímpetu de tus deseos, confia en Dios, y llegarás al aplazado
Página 94 - odio su ruina cierta. Cuida de los labradores «que cultivan la tierra y nos dan el necesario sustento: no permitas que les «talen sus siembras y plantíos. En suma, haz de manera que tus pueblos te «bendigan, y
Página 179 - sus nidos, y las fieras espantadas dejaban sus grutas y madrigueras con »general turbación y trastorno: nunca los hombres vieron ni oyeron cosa semejante: se arruinaron muchos pueblos de la costa meridional y
Página 92 - aljama de Córdoba aventajaba á todas las de Oriente; tenia seiscientos pies de larga y doscientos cincuenta de ancha; formada de treinta y ocho naves á lo ancho y diez y nueve á lo largo, mantenidas en mil noventa y tres columnas de mármol: se entraba á su alquibla
Página 210 - no lo es menos la del origen del Fuero de Sobrarbe, y el tiempo en que se estableció: porque el Fuero primitivo no existe, y son muchos los códices que andan manuscritos, casi todos de diferente contexto, variados y adicionados... Yo sospecho que el Fuero original de Sobrarbe
Página 35 - un poco hacia Occidente forma una cuenca limitada por tres cerros, se levanta una enorme roca de ciento veinte y ocho pies de elevación, en cuyo centro hay una abertura natural, que constituye una caverna ó gruta, entonces como ahora llamada por los naturales la cueva de Covadonga

Información bibliográfica