Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[graphic]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

ОаДака
ноз

IL

Escudo de armas que el Emperador Carlos V. y la reyna Da Juana su madre concedieron á D. Fernando Cortés por real cédula fecha en Madrid a siete de Marzo de 1525. Sacado fielmente de la citada cedula, con el lema que despues" adoptó el mismo Cortés.

[ocr errors]
[ocr errors][ocr errors]

QUINTA DISERTACION.

1

NOTICIAS PARTICULARES CONCERNIENTES A D. FER

NANDO CORTES.

TODO es interesante en un hombre extraordinario: su figura, sus modales, su modo de vivir doméstico, todo excita igualmente la curiosidad, y despues de haber observado con admiracion al personage figurando en la grande escena de los acontecimientos públicos que han transmitido su fama á la mas remota posteridad, se desea ver al hombre en el interior de su familia, en su trato privado, y por decirlo así, hacer conocimiento personal con él. Por esto me he propuesto por asunto de esta Disertacion, reunir en ella las noticias particulares concernientes á la vida privada de D. Fernando Cortés, y aunque no sea posible distinguirlas exactamente de lo que constituye la historia de la vida pública de un hombre que estuvo siempre empleado en conquistas, en descubrimientos, en grandes empresas, me ha parecido conveniente separar todo lo que toca á la conquista y

y

gobierno de la Nueva-España, que ha sido tratado en las disertaciones anteriores, de lo que pertenece mas en particular á la persona del conquistador, desde su nacimiento hasta que salió de la isla de Cuba, y desde que dejó el gobierno político de Mégico hasta su muerte, extendiéndome tambien á dar razon de su entierro, de las diversas translaciones de su cadáver, de su descendencia hasta la época presente (1). Don Fernando Cortés nació en Medellin en la provincia de Extremadura de la corona de Castilla, en el año de 1485, reinando en España los reyes católicos D. Fernando y Doña Isabel. Su casa estaba en la calle de la Feria, y muchos personages que tuvieron ocasion de pasar por aquella villa se alojaron en ella, honrándose con albergarse bajo el techo que vió nacer á aquel hombre extraordinario. En el año de 1809 fué arruinada por los franceces, á consecuencia de la batalla que perdió en las inmediaciones de aquella poblacion el general D. Gregorio de la Cuesta, y en la actualidad no quedan mas que algunos trozos de pared, habiendo corrido igual suerte en aquella guerra destructora otros muchos edificios que recordaban grandes acontecimientos de la historia de España. Fueron sus padres Martin Cortés

[1] Ademas de las noticias publi cadas por diversos autores, he hecho uso en esta Disertacion de las que se hallan en el Hospital de Jesus en el archivo del antiguo Marquesado del Valle de Oajaca, perteneciente al E. Sr. Duque de Terranova y Monteleo

ne, y tambien de una historia iné-
dita de Nueva-España sin nombre
de autor, en varios cuadernos sueltos,
muy bien escrita, que me ha sido co-
municada por el Sr. D. Cárlos Ma.
ría Bustamante, la
que seria muy dig.
na del honor de la impresion.

de Monroy, capitan que habia sido de infantería, y Doña Catalina Pizarro Altamirano, por quien estaba ligado de parentesco con los Pizarros conquistadores del Perú. Ambos pertenecian á aquellas familias nobles de las provincias, de escasa fortuna, que constituyen la clase media de la sociedad, de la cual han salido tantos hombres señalados, que han ilustrado no menos las armas que las letras. Los escritores que han hablado de la genealogía de Cortés, han hecho subir su orígen hasta los reyes Lombardos que dominaron la Italia despues de la destruccion del imperio romano; pero aunque tan ilustre progenie no se funda mas que en la semejanza de los nombres, como sucede casi siempre en estas derivaciones de antiguas alcurnias, no hay duda en que la familia creia traer su nobleza de aquellos tiempos remotos. Cuando Gonzalo Pizarro fué presentado prisionero al presidente Pedro de la Gasca despues de la batalla de Sacsahuana, que los escritores españoles dicen de Jaquijahuana cerca del Cuzco en el Perú, el presidente echó en cara á Pizarro su ingratitud, pues habia hecho la guerra al emperador de quien habia recibido honras, riquezas y nobleza: á esta palabra el orgulloso prisionero contestó,,,nobleza no, mi familia la trae desde los Godos."

Los padres de D. Fernando gozaban de consideracion y aprecio en Medellin, y el P. Casas que conoció á Martin, dice que este era,,harto pobre y humilde, aunque cristiano viejo y dicen que hidalgo." En sus primeros años fué D. Fernando de salud

muy débil, con cuyo motivo sus padres, gente piado sa y devota, echaron suerte entre los doce apóstoles para escogerle un patron, como suele hacerse todavía entre nosotros anualmente en las familias y le salió San Pedro, que fué el motivo de la devocion especial que profesó á este Santo en todo el curso de su vida, atribuyendo á su patrocinio haber adquirido aquella robustez de que tanta necesidad habia de tener en la série de duros trabajos que estaba destinado á soportar.

A los catorce años de su edad, sus padres que le destinaban á la carrera del foro, le enviaron á Salamanca, universidad la mas célebre de España y una de las mas afamadas de Europa en aquellos tiempos, poniéndole á estudiar latinidad en casa de Francisco Nuñez de Valera, que estaba casado con Inés de Paz, hermana de su padre. Su genio inquieto y emprendedor no se acomodaba á la vida tranquila y uniforme de las escuelas, por lo cual á los dos años abandonó esta carrera y se restituyó á su casa, no sin gran sentimiento de sus padres, que veian con esto desvanecidas las esperanzas de fortuna que les hacia concebir para su hijo el ingenio que en él se descubria. Dícese que D. Fernando obtuvo el grado de Bachiller, y aunque hubiese interrumpido tan á los principios la carrera de las letras, no puede dudarse que los rudimentos que en ellas adquirió y el trato con los jóvenes de la universidad que las cultivaban, fueron la causa de aquella superioridad de ideas que le hicieron tan señalado entre todos los conquistadores de

[ocr errors][ocr errors]
« AnteriorContinuar »