Colección de documentos inéditos para la historia de España ..., Volumen15

Portada
la viuda de Calero, 1849
0 Opiniones
Las opiniones no están verificadas, pero Google revisa que no haya contenido falso y lo quita si lo identifica
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 387 - Escribano de Cámara del Rey, nuestro señor, la hice escribir por su mandado, con acuerdo de los de su Consejo.
Página 363 - Juana su madre y el mismo don Carlos, por la gracia de Dios Reyes de Castilla, de León, de Aragón, de las dos Sicilias, de Jerusalén, de Navarra, de Granada, de Toledo...
Página 383 - Cámara, y la otra tercia parte para el juez que lo sentenciare, y la otra tercia parte para el que lo denunciare...
Página 386 - ... vos no vayan ni pasen ni consientan ir ni pasar en tiempo alguno ni por alguna manera...
Página 18 - Otrosi dicen que las naos traen bombardas, arcos y flechas, espadas y corazas, y andan vestidos, y en la tierra hay caballos, y usan la guerra, y traen ricas vestiduras y tienen buenas cosas. También dicen que la mar boxa a Ciguare, y de allí a diez jornadas es el rio de G angue s.
Página 321 - Fruto de esta expedicion, preparada y provista con esmerada solicitud de todos los elementos necesarios para asegurar el logro de su importante objeto, fué la carta esférica que hasta ahora se conserva, presentada al rey de España en 1799 por don Juan de Lángara, secretario de Estado y del despacho universal de marina.
Página 55 - San Jacinto,) o «Sara Francisco», actual Edge~ cambe, y al cabo del Engaño, que tenía una «hermosa figura de pan de azúcar, de cuya cumbre nevada se precipitaban torrentes de agua hasta la mar. formando la más hermosa y agradable perspectiva».
Página 78 - ... dian navegar las armadas de SM con mucho ménos > tiempo y costa, así á las partes susodichas como á las > demás de la India, afirmando que él habia navegado • por todo el estrecho hasta salir á la costa de la China • y Japon, y que el canal era muy ancho, limpio y sin > impedimento alguno; y creyendo, como hombre tan ignorante, que se acreditaba...
Página 568 - Principe se altera fácilmenle del frio y del calor, por lo cual tenia voluntad de salir de allí. Como la cicatriz iba tan despacio, no pareció justo ponerle en camino estando la herida por encorar.

Información bibliográfica