Antigüedad del regionalismo español

Portada
Henrich, 1890 - 305 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 265 - ... de naciones: porque de Dios os ha sido dado el poder y del Altísimo la fuerza, el cual examinará vuestras obras y escudriñará los pensamientos: porque siendo ministros de su reino no juzgasteis derechamente, ni guardasteis la ley de la justicia, ni anduvisteis según la voluntad de Dios. Con espanto y de repente se os mostrará: por cuanto juicio muy duro se hará sobre los que gobiernan.
Página 10 - Texto núm. 6 Iberia, en una gran parte de su terreno, no ofrece a sus habitantes una morada muy agradable, porque son frecuentes en ella las rocas, los bosques y las selvas, y aun las llanuras son a veces de tierra muy delgada o ligera, y las más carecen de regadío.
Página 107 - Esto es fuero de Castiella, que á todo solariego puede el Señor tomarle el cuerpo, é todo cuanto en el mundo ovier; é el non puede por esto decir á fuero (reclamar justicia) ante ninguno.
Página 161 - Reina, le contestó el rey, el nuestro pueblo es libre, y no tan sujeto como el de Castilla : porque nuestros súbditos nos tienen reverencia como á señor, y nos tenemos á ellos como buenos vasallos y compañeros (1).
Página 265 - Oid, pues, reyes, y entended: aprended vosotros, jueces de toda la tierra. Dad oídos vosotros que refrenáis pueblos y os complacéis con muchedumbres de naciones: porque de Dios os ha sido dado el poder y del Altísimo la fuerza, el cual examinará vuestras obras y escudriñará los pensamientos: porque siendo ministros de su reino no juzgasteis derechamente, ni guardasteis la ley de la justicia, ni anduvisteis según la voluntad de Dios. Con espanto y de repente se os mostrará: por cuanto juicio...
Página 24 - ... y en la comunidad doméstica del Alto Aragón, siendo la dote, como en la Galia, reversible al tronco en determinadas condiciones: de aquí nació el fuero de troncalidad. Los bienes que no constituían el solar vinculado, eran transmisibles, pero únicamente entre parientes, engendrándose de aquí el retracto gentilicio. Cuando llegaron...
Página 80 - Juzgo de 1874, que permitiéndose los matrimonios entre godos y españoles "desaparecieron las razas, y la nación acabó de ostentarse como una sola en el templo, en el foro y en el hogar...
Página 107 - ... que de este término firiese ó matase el un fijodalgo á otro, que fuese por ende alevoso, é quel pudiese decir mal ante el emperador, ó ante el rey (2).
Página 227 - De las divinas y humanas cosas pertenece la defensa al príncipe y nada es tan propio del príncipe bueno y justiciero como evitar injurias, pacificar las lides, afianzar la paz y conservarla á sus vasallos á fin de que de él pueda decirse lo que el príncipe de todos los soberanos dijo: Por mí reinan los reyes y los poderosos escriben justicia...
Página 154 - Pedro manifestó que no recibía la corona de mano del arzobispo en nombre de la Iglesia romana ni por ella ni contra ella.

Información bibliográfica