La colmena, Volumen1

Portada
Ackermann, 1842
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 71 - Con nube de deshonor, Mas yo desfaré la niebla, Que es mi fuerza la del sol ; Que la sangre dispercude Mancha que finca en la honor, Y ha de ser, si bien me lembro, Con sangre del malhechor : La vuesa, conde tirano, Lo será, pues su fervor Os movió á desaguisado, Privándovos de razón.
Página 167 - En pie estaban aguardando. Tras esto bajó Jimena Tocada en toca de papos, Y no con estas quimeras Que agora llaman hurracos. De paño de Londres...
Página 265 - Riberas del Duero arriba Cabalgan dos zamoranos, Las divisas llevan verdes, Los caballos alazanos, Ricas espadas ceñidas, Sus cuerpos muy bien armados, Adargas ante sus pechos, Gruesas lanzas en sus manos, Espuelas llevan ginetas, Y los frenos plateados. Como son tan bien dispuestos, Parecen muy bien armados, Y por un repecho arriba Salen...
Página 169 - Mucho bien y gran limosna Hacia por donde iba, Daba á comer á los pobres, Y á los que pobreza habian.
Página 71 - Faz cuenta , valiente espada, Que es de Mudarra mi brazo, Y que con su brazo riñes, Porque suyo es el agravio. Bien sé que te correrás De verte asi en la mi mano, Mas no te podrás correr De volver atrás un paso. Tan fuerte como tu acero Me verás en campo armado; Tan bueno como el primero Segundo dueño has cobrado, Y cuando alguno te venza, Del torpe fecho enojado, Fasta la cruz en mi pecho Te esconderé muy airado.
Página 71 - Que los homes de Leon Fieran en el rostro á un viejo, Y no el pecho á un infanzon. • Cuidárais que era mi padre De Lain Calvo sucesor, Y que no sufren los tuertos Los que han de buenos blason. ¿ Mas cómo vos atrevisteis A un bome, que solo Dios, Siendo yo su fijo, puede Facer aquesto, otro non...
Página 64 - Yo soy aquel que mis armas Toda la semana entera Non se quitan dos vegadas Del cuerpo que las sustenta, Y el que en las batallas crudas Con mi lanza y mi ballesta Soy el primero de todos, Y que non duermo en las tiendas: Non fago tuerto á los mios Magüer facerlo pudiera, Antes les entrego juntos Los haberes y tenencias...
Página 266 - Terciad la lanza en las manos, Esa adarga ante los pechos, Y apercibid el caballo, Que al que primero acomete Tienen por mas esforzado.—— Apenas esto hubo dicho Ya los Condes han llegado, El uno viene de negro Y el otro de colorado: Vanse unos para otros, Fuertes encuentros se han dado, Mas el que al mozo le cupo Derribólo del caballo, Y el viejo al otro de encuentro Pasóle de claro en claro.
Página 265 - Afuera, afuera, Rodrigo el soberbio castellano, acordársete debría de aquel buen tiempo pasado cuando fuiste caballero en el altar de Santiago. Cuando el rey fue tu padrino, tú, Rodrigo, el afijado...
Página 167 - Una acuchillada cuera se puso encima del raso, en remembranza y memoria de las muchas que había dado; una gorra de contray con una pluma de gallo; llevaba puesto un tudesco en felpa todo aforrado. La Tizona rabitiesa, del mundo terror y espanto, en tiros nuevos traía, que costaron cuatro cuartos.

Información bibliográfica