Imágenes de páginas
PDF
EPUB

El término corre generalmente desde el dia en que el asegurado recibe la noticia del aconteci

Art. 908.. miento; mas en los casos de apresamiento no se examina la distancia del lugar en que se hizo este, «Despues que haya transcurrido un año sin resino solo la del lugar á que ha sido conducida la cibirse noticias de la nave en los viajes ordinarios, nave, pues aqui es adonde naturalmente escribirá ó dos en los largos, podrá el asegurado hacer el el asegurado para adquirir noticias del paradero del abandono, y pedir á los aseguradores el pago de buque y de las perdidas que ha tenido: en los ca- los efectos comprendidos en el seguro, sin necesisos de embargo o detencion forzada , no empieza a dad de probar su pérdida.--Este derecho debe correr el término sino despues del tiempo señalado ejercerse en los mismos plazos prefijados en el art. por el art. 929 para hacer las gestiones convenien-904.) les a fin de conseguir que se alce el embargo; y en Como la pérdida de un navío es un aconteci, los de absoluta innavigabilidad del buque, no em-, miento que no siempre puede saberse con certeza, pieza tampoco á correr en cuanto a las mercancías" ha sido preciso“ fijar una presuncion legal; para sino desde el dia en que espira el tiempo dado por evitar que los asegurados se hallen muchas veces el art. 928 para su trasbordo y conduccion. fuera del caso de poder aprovecharse de una garan

Sabemos ya que el término se cuenta desde el. tia que han pagado, y se retraigan de hacer uso de dia de la noticia; pero xcómo se hará para fijar es- un contrato tan útil al comercio marítimo ; y asi te dia? ¿Cómo se probará que el asegurado recibió cuando pasa un año en los viajes ordinarios y dos aviso en tal ó tal época del siniestro que da lugar en los largos sin recibirse noticias de la nave , se al abandono? Véase el articulo siguiente.

presume que ha perecido, y el asegurado puede hacer el abandono, sin probar la pérdida.

Mas desde cuándo debe contarse el citado ART. 906.

término del año y los dos años? Desde el dia de la Tendráse por recibida la noticia para la

salida de la nave ó de la fecha de las últimas noti

prescripcion de los plazos que se han prefijado desde cias que se tuvieron de su paradero. ¿Cómo se

Ja

prueba la falta de noticias? Por la simple declararesidencia del asegurado, o se le pruebe por cual- | .cion del asegurado, quien no puede justificar de quier modo legal que le dieron aviso del suceso el rador puede combatir esta declaracion, probando

otro modo un hecho negativo: bien que el asegucapitan , el consignatario ó cualquier otro corres

que se han recibido noticias ó por el asegurado ó ponsal suyo..

=La noticia puede hacerse notoria por cartas por el asegurador, o por algun tercero. ¿Pueden y por la insercion en los periódicos con los deta-dos años? Como la disposicion de este artículo no

Jos interesados abreviar el término del año y los fles necesarios para hacerla positiva, no bastando rumores ni dichos vagos que no le den una consis

es imperativa, sino que solo tiene por objeto suplir tencia suficiente. Cuando la noticia es particular al el silencio de los contrayentes, no hay duda que asegurado, se puede justificar con el testimonio, pueden estos acortar el término para los casos en libros ó correspondencia de los que le dieron el que les parezca demasiado largo.

Pasado el indicado término, debe el asegurado aviso, con la deposicion de testigos y otros medios ejercer su accion de abandono dentro de los mislegales.

mos plazos prefijados en el art. 901; pero cómo ART. 907.

se podrán aplicar aqui las disposiciones de aquel artículo? Alli se calcula el plazo en razon de la dis

tancia del paraje de la pérdida; mas aqui no se sa. Queda al arbitrio del asegurado renunciar el be cuál es este parage, pues que no se tienen notranscurso de estos plazos, y hacer el abandono óticias del navío. Habremos pues de buscar el lugar exigir las cantidades aseguradas desde que pudo de donde el navio nos dió sus últimas noticias : si hacer constar la pérdida de los efectos que hizo estas proceden v. gr. de un puerto de Europa, el asegurar

plazo será de seis meses: si vienen de alguna de =Como los plazos se han establecido á favor las costas occidentales de Africa, será de un año; del asegurado, es consiguiente que este pueda re- y si de algun punto de las Indias orientales, será nunciarlos, por la regla general de que unicuique de dos años. licet ea contemnere quæ pro se introducta sunt; y asi es que segun la alternativa que le da la ley,

ART. 909. puede hacer desde luego el abandono para acelefar el reembolso del importe del seguro, ó aprove- "Se repulan viajes largos para la aplicacion del charse del término que se le otorga para tomar co- articulo precedente todos los que no sean para nocimientos mas amplios sobre el estado de las con cualquiera de los puertos de Europa : para los de sas, y ver si le conviene mas usar solo de la accion Asia y Africa en el Mediterráneo ó para los de de avería: Tantos asegurados, dice un autor , se han' América situados mas acá de los rios de la Plata y arrepentido de haber hecho á la ligera sus abando San Lorenzo, y las islas intermedias entre las cos. nos, que ya en el dia hay pocos que caigan en esta tas de España y los paises marcados en esta defalta.

signaciona

:

[graphic]

racion que prescribe en el articulo precedenie, ART. 940.

perderá todos los derechos que le competian por el

seguro, sin dejar de ser responsable a pagar los «No obstará que el seguro se haya hecho por préstamos que hubiese tomado sobre los efectos asetiempo limitado para que pueda hacerse el atando- gurados, no obstante su pérdida... no, cuando en los plazos determinados en el art. =Un negociante, por ejemplo, toma presta908 no se hubiese recibido noticia de la nave, dos á la gruesa diez mil pesos sobre un cargamensalva la prueba que puedan hacer los aseguradores to estimado en quince mil, y luego hace asegurar de que la pérdida ocurrió despues de haber espira- este mismo cargamento: piórdese todo en un naudo su responsabilidad..

fragio; el asegurado hace el abandono; pero lejos Ya se haya hecho el seguro por todo el viaje, de declarar el préstamo que habia tomado a la ya se haya hecho solo por tiempo limitado, el gruesa, dice por el contrario que no existe ningun iranscuiso del año y los dos años respectivamente préstamo ni otro seguro, á fin de evitar que el asesin recibirse noticias, establece siempre la presun- gurador pida la anulacion ó modificacion de su concion legal de la pérdida de la nave dentro del tiem-trato: esta declaracion es fraudulenta , pues que po del seguro. Asi que, si hago asegurar por seis hay el becho y la intencion de engañar. Si el asemeses un navio que sale á un viaje largo, y se pa- gurador pues prueba el fraude, el asegurado queda san dos años sin recibir noticias de su paradero, ó privado de los derechos que le competian por el sehabiéndolas recibido tres meses despues de su par- guro, es decir, no puede hacer el abandono ni tida se pasan luego dos años sin tener otras, puedo exigir la cantidad asegurada, sin que por esto queen estos dos casos hacer su abandono y reclamar el de dispensado de pagar la prima, y ademas tiene "pago de lo asegurado, porque se presume haber que reintegrar los diez mil pesos tomados á la grueperecido durante los seis primeros meses, segun el sa sobre el cargamento, aunque este haya perecido. principio de que siempre se supone acaecida la pér- Mas es de observar que la ley habla solo del caso dida desde el dia de la fecha de las últimas noti- de fraude; y por consiguiente si no resultase mas cias; y si el asegurador quiere combatir mi aban-que error involuntario ů omision inculpable no hadono, debe probarme que el navio pereció cuando bria lugar a la pena, sino solo á las reducciones ó ya habia finado el tiempo en que los riesgos corrian, modificaciones competentes. a su cargo. Art. 911.

Art. 913.

Al tiempo de hacer el asegurado el abandono, Admitido el abandono, o declarándose.válido debe declarar todos los seguros contratados sobre en juicio, se transfiere al asegurador el dominio de los efectos abandonados, asi como los préstamos to las cosas abandonadas, correspondiéndole las memados a la gruesa sobre ellos, y hasta que haya joras ó perjuicios que en ellas sobrevengan desde hecho esta declaracion no empezará a correr el pla el momento en que se propuso el abandono.. zo en que deba ser reintegrado del valor de los =Cuando el asegurado propone ó notifica el efectos.

abandono al asegurador, puede el asegurador acep=Si el asegurado contraló muchos seguros ó tarle ó contestarle : si le acepta , confirma con su tomó dinero a la gruesa sobre el mismo cargamen- aceptacion la validez del abandono; y si le contes10 ó navio, eštos seguros y estos préstamos son vá- ta, interviene un juicio que puede declararle válilidos cuando no esceden del valor de los objetos; dó. En estos dos casos, asi la aceptacion como la mas cuando sobrepujan este valor, se anulan los sentencia deben tener efecto retroactivo, y el abanmas recientes. De aqui es que en caso de abando-dono que por cualquiera de estos dos medios sereno tiene interés cada asegurador en saber todos los conoce válido debe surtir su efecto desde que se seguros y préstamos que se han hecho, con el fin propuso, siendo consiguiente que desde entonces de pedir la rescision o anulacion de los que no de pertenezca al asegurador la propiedad de los efecban subsistir; y por eso se exige que el asegurado los abandonados con las mejoras ó perjuicios que so los declare. Mientras no se haga esta declaracion hubieren sobrevenido. no está obligado el asegurador a pagar el importe del seguro, y no empieza todavia contra él el tér

ART. 944. inino señalado para el pago; al paso que parece deben correr contra el asegurado fos plazos prefijados Et regreso de la nave despues de admitido el por el art. 904, de modo que pasados estos sin ha- abandono, no exonera á los aseguradores del pago cerse la declaracion seria inútil el abandono, pues de los efectos abandonados. si entretanto quedase suspendido el curso de dichos =Queda una nave en estado de innavigabiliplazos podria el asegurado, por el hecho de diferir dad por rotura ó varamiento, ó bien es apresada la declaracion , prolongartos á su arbitrio y evitar por un corsario, ó embargada por un gobierno, 6 de esta manera indefinidamente la prescripcion de bien desaparece por dos años, el asegurado hace su derecho.

su abandono y el asegurador lo acepta. Poco tiemART. 912.

po despues la nave se habilita para navegar, ó es

abandonada del corsario, ó queda libre del embarSi cometiere el asegurado fraude en la decla- go, ó bien aparece de nuevo al cabo de los dos

ene

arios de la falta de noticias: en ninguno de estos =El apresamiento es, como ya se ha dicho, casos podrá el asegurador, bajo pretesto del regre- una de las causas de abandono. Luego que la nade la nave, hacer anular el abandono

para

dis. ve ha sido apresada, ya sea legalmente por el pensarse de pagar el importe del seguro, ó para re- migo, ya sea ilegalmente por piratas, puede el asecobrarlo si ya lo ha pagado; porque el abandono gurado hacer el abandono; el asegurador le paga válido le ha transferido irrevocablemente la propie- el importe del seguro, y queda subrogado en todad de los objetos. Esta disposicion no solo es apli-dos sus derechos sobre los efectos asegurados, cable al caso en que el abandono se admitió volun- de manera que si el apresador deja su presa, tariamente por el asegurador, sino tambien al ca- si la navę se rescata ó se vuelve a tomar al eneso en que se declaró válido en juicio.

migo, ó si la presa se declara ilegal y se resti

tuye la nave, no se anula el abandono en ninguno Art. 915.

de estos casos, sino que el asegurador se aprove

cha del suceso recogiendo los electos que habian Se comprende en e! aban:'ono de la nave el sido apresados, con la carga de soportar todos los Hete de las mercaderias que se salven, aun cuan- gastos que ha costado su recob. o. do se haya pagado con anticipacion, y se conside- Sentado este principio, es necesario examinar rará como pertenencia de los aseguradores bajo la las diferentes circunstancias que pueden presenreserva del derecho que competa á los prestadores tarse en el caso del apresamiento. Si el asegurado á la gruesa , al equipaje por sus sueldos, y al acree-tiene tiempo suficiente para dar aviso de este sidor que hubiere hecho anticipaciones para habili- niestro al asegurador, parece segun el articulo actar la nave ó para cualesquiera gastos causados en tual que debe esperar sus instiucciones y proceel último viaje.

diendo luego al rescate con arreglo á ellas obra soMediante el abandono se subroga el asegu

lamente como mandatario del asegurador, quien rador en los derechos del asegurado, y se hace tendrá que cargarse con las condiciones y efectos dueño de la cosa abandonada con todos sus acce- de la coinpostura ó convenio. Mas si por esperar sorios y todos los beneficios que puede producir: dichas instrucciones se ha de dejar escapar la ocaabandona lo pues un navio, es consiguiente que sion de hacer algun acomodamiento veniajoso con gane el asegurador no solamente el dominio del el corsario ó enemigo, autoriza este artículo al asecasco, sino tambien el del flete de las mercancias gurado y en su ausencia al capitan para tratar por que se salven , porque este flete es uno de los be- el asegurador con el apresante; pero no le impone neficios de la nave, el cual por tanto debe entre un deber , sino que le deja en libertad de tratar ó garse al asegurador, sea por el fletador ó cargador no tratar , pues como el asegurado tiene que carque todavia lo deba , sea por el asegurado que lo garse con el convenio cuando no lo acepta el asehubiere cobrado con anticipacion. Sin esta disposi- gurador, segun vamos a ver en el artículo siguiencion, la pérdida de un navio seria muchas veces un te, resulta que trata siempre condicionalmente por acontecimiento feliz para el propietario, quien ha- su propia cuenta, y de consiguiente seria in,usta la Ilaria en ella un medio de ganar , pues por una par- disposicion que le obligase al rescate. Lo único á te recibiria el importe del seguro y por otra el lle que se le obliga en este caso es á hacer notificar te. Pero como el asegurador no adquiere ni debe al asegurador el convenio hecho, para que pueda adquirir mas derechos que los que tenia el mismo usar de la opcion que se le concede. asegurado, no puede causar perjuicio á ningun Sercero, ni destruir por consiguiente el privilegio

ART. 918. que tienen sobre el flete las cantidades prestadas á la gruesa, los sueldos de los marineros y los gastos El asegurador podrá aceptar ó renunciar el

convenio celebrado por el capitan ó el asegurado,

intimando á este su resolucioir en las veinte y cua. Art. 916.

tro horas siguientes a la notificacion del convenio.

Aceptándolo, entregará en el acto la cantidad con«El abandono de las cosas aseguradas no pue- certada por el rescate , y continuarán de su cuenta de hacerse sino por el mismo propietario, por el los riesgos ulteriores del viaje, conforme a los paccomisionado que hizo el seguro, o por otra persona tos de la póliza del seguro. Desaprobando el conespocialmente auto izada por el mismo propietario., venio, ejecutará el pago de la cantidad asegurada,

y no conservará derecho alguno sobre los efectos AKT. 917.

rescatados. Si no manifestare su resolucion en el

término prefijado, se entenderá que ha renuncia• En caso de apresamiento de la nave , pueden do al convenio. el asegurado y el capitan en su ausencia proceder =Dáse aqui al asegurador la opcion de aceppor si al rescate de las cosas comprendidas en el tar ó renunciar el convenio, porque no parecia jusseguro, sin concurrencia del asegurador, ni espe. to imponerle una obligacion-mediante un contrato rar instrucciones suyas cuando no haya tiempo pa- para el cual no se le ha consultado, y porque asi ra exigirlas , quedando en la obligacion de hacerle el asegurado en la perspectiva de tener que quenotificar el convenio hecho desde luego que haya darse por su cuenta con los pactos que hiciere, esocasion para verificarlo.»

tipulara siempre con todo el ioteés y cireunspec..

del viaje.

cion que pone cada cual en el manejo de sus negocios personales.

ART. 920. Si el asegurador acepta el convenio , ratifica lo que por él ha hecho el asegurado, considera el

«Si á consecuencia de la represa pasaren los apresamiento como una averia de que tiene que in- efectos asegurados á la posesion de un tercero, po. demnizar a éste reembolsándole su coste , esto es, drá el asegurado usar del derecho de abandono. el precio del rescate, le deja la propiedad de la co- =Para ilustracion de estas disposiciones consa rescatada, consiente de cierto modo en que el viene tener presentes los artículos 33 y 39 de la seguro vuelva a seguir su curso, y continúa cor- ley 4, tit. 8, lib. 6, Nov. Recop. En el frimero se riendo con los riesgos del viaje segun la póliza, de ordena : que toda embarcacion de españoles que suerte que si los efectos asegurados llegan á pere- apresada por los enemigos de lo corona , fuese recer ó esperimentan otras averias en lo sucesivo, presada por los buques de la reat Armada ó por queda obligado a reparar de nuevo estas pérdidas ó corsarios particulares, se devuelva á los dueños á averías : mas es de advertir que por el hecho de la quienes perteneciere, no resultando que en su caraceptacion del convenio y del pago de la cantidad ga tengan intereses los enemigos; y que los buques concertada , se hace el asegurador dueño de las de la Armada no perciban cosa alguna por la re. acciones que podria haber contra el apresador para presa. En el segundo se establece ; que todo corsareclamar la ilegalidad de la presa y hacerle resti- rio que represe un buque nacional en el término de tuir el precio del rescate.

veinte y cuatro horas de su apresamiento, será gra. Si el asegurador desaprueba el convenio , tiene tificado con la mitad del valor de la presa, quedan. conservar derecho alguno sobre los efectos resca- presado; y que si la represa se ha hecho pasadas tados, porque en tal caso se supone que considera las veinte y cuatro horas del primer apresamiento, el convenio como no celebrado y los efectos como será del corsario apresador todo el valor de ella. poseidos siempre por el apresador. En las demas circunstancias solo el asegurado

ART. 921. tiene la facultad de pedir á su arbitrio la pérdida ó las averías, como ya hemos sentado al principio; « En los casos de naufragio y apresamiento tiepero aqui la ley traslada esta facultad al asegura- ne obligacion el asegurado de hacer las diligencias dor por las razones que hemos indicado , conce- que permitan las circunstancias para salvar o recodiéndole la opcion, ó de reducir el apresamiento á brar los efectos perdidos, sin perjuicio del abando. simple avería por el hecho de aceptar el convenio, no que le competa hacer á su tiempo. Los gastus ó de considerarle como caso de pérdida y pagar en legitimos hechos en el recobro serán de cuenta de su consecuencia la cantidad del seguro abandonan los aseguradores hasta la concurrencia del valor de do el beneficio del rescate.

los efectos que se salven , sobre los cuales se harán Es tambien por el contrario regla general que el efectivos por los trámites de derecho en defecto de asegurado no puede exigir la cantidad del seguro pago. » sino abandonando los efectos de que ella es precio;

=Como en los casos de naufragio y apresa. pero aqui la ley le confiere el derecho de pedir el miento no tiene ya interes el asegurado en la con- . seguro y retener al mismo tiempo las cosas cuyo servacion de los efectos perdidos, pues que goza de rescate ha satisfecho, porque le mira en tal caso la facultad de abandonarlos al asegurador, ha quecomo á un tercer comprador de lo que se le habia rido la ley prevenir su negligencia, imponiéndole quitado por la fuerza.

formalmente la obligacion de trabajar por salvarlos El asegurado debe hacer notificar el convenio como si estuviese interesado en ello, de modo que hecho luego que tenga ocasion para verificarlo, y si no hace á este fin las diligencias que estan a su el asegurador dar su respuesta en las veinte y cua alcance, con especialidad hallándose presente en tro horas siguientes a la notificacion, porque la di- el lugar del acontecimiento, se hace responsable lacion dejaria incierta la suerte de las partes y po- de los perjuicios que al asegurador se sigan por su dria perjudicar sus intereses; pero la ley que mira causa; pero no porque trabaje en el recobro de lo la tardanza del asegurador como renuncia del con- perdido, ha de entenderse que renuncia al derecho venio, nada dice de la del asegurado, quien pare- de abandono, pues aqui no obra en su nombre ce no podria escusarse de responder de los daños y propio sino en el del asegurador, de quien se conperjuicios que aquel probase habérsele seguido por sidera en esta parte procurador nato. su silencio.

Los efectos salvados pertenecen mediante el

abandono al asegurador ,y por tanto es muy justo ART. 919.

que este pague al asegurado los gastos del salvamento; pero el artículo establece que no se le pue:

da compeler á pagar mas de lo que valen los efec« Cuando por efecto de haberse represado la na- tos salvados, por evitar todo abuso y el peligro de ve se reintegrase el asegurado en la propiedad de la exageracion, á no ser que hubiese dado poder sus efectos, se tendrán por avería todos los perjui especial al asegurado para trabajar en el recobro, cios y gastos causados por su pérdida, y será de pues en este caso tendria que satisfacerle indistincuenta del asegurador satisfacerlos.»

tamente todos los adelantos que hubiese hecho,

aunque fuesen superiores al valor de los objetos re- , biere intimado por el asegurado el acaecimiento. »
cobrados.—Recelamos que en este artículo deba En estos cinco articulos se fijan las reglas á
leerse raramiento en lugar de apresamiento. que está sujeto el abandono por causa de innaviga-

bilidad ó inhabilitacion absoluta de la nave.
Art. 922.

Es claro que el buque puede abandonarse lue-

go que se reconoce su fatal estado, pues no es ya
«No se admitirá el abandono por causa de in- posible hacerle llegar á su destino; pero el aban-
habilitacion para navegar, siempre que el daño dono del cargamento no siempre tiene lugar, por-
ocurrido en la nave suere tal que se la pueda reha- que puede haber otros medios para trasportar á su
bilitar para su viaje.»

destino la cosa asegurada, y entonces no hay mo-

tivo para perinitir al cargador la demanda de su
ART. 923. -

pérdida. En su consecuencia, el arriculo 924 im-

pone á los interesados en el cargamento que se ha-
«Verificándose la rehabilitacion responderán sollen presentes, y en su ausencia al capitan, la
lamente los aseguradores de los gastos ocasionados obligacion de buscar otra nave para el trasporte de
por el enealle ú otro daño que la nave hubiere re- los efectos asegurados; y los articulos 927 y 928
cibido.."

no autorizan el abandono sino cuando no se ha en-
=Una de las causas de abandono, como se ha contrado embarcacion en el espacio de seis meses
indicado al principio, es la rotura ó varamiento de ó un año, segun las distancias. Mas si el asegura-
la nave que la inhabilite para navegar; pero esta dor se libra de pagar el seguro del cargamento cuan.
inhabilitacion ha de ser absoluta , pues si el buque do se halla otro buque que haga el trasporte, no
puede ponerse en estado de continuar el viaje, me por eso queda menos responsable de los riesgos que
diante algunas reparaciones, no hay lugar á la las mercancías puedan esperimentar en su tras-
accion de abandono, sino solo a la de averias. bordo y en el nuevo navio durante el resto del via-

je, de las averías ó daños que la rotura ó vara-
Art. 924.

miento del primer buque les hubiese ocasionado, de

los gastos de descarga para sacarlas de la nave va-
Quedando absolutamente inhabilitado el bu- rada ó rota, de los gastos de almacenage para te-
que para la navegacion, se practicarán por los in-perlas á cubierto y en custodia hasta hallar otra,
teresados en el cargamento que se hallen presen- de los gastos de reembarque para ponerlas en ella,
tes, ó en ausencia de ellos por el capitan, todas del escedente de flete en el caso de que el traspor-
las diligencias posibles para conducir el cargamente de mercaderias costase mas en la segunda que
to al puerto de su destino.»

en la primera, y de todos los demas gastos causa-

dos con motivo del trasbordo.
ART. 925.

¿Está obligado el asegurador á soportar cumu-

lativamente los gastos ó averías que se han tenido
•Correrán de cuenta del asegurador los riesgos primero, y la pérdida que sobreviene despues?
del trasbordo y los del nuevo viaje hasta que se ali- Los artículos 925 y 926 le imponen sin duda esta
jen los efectos en el lugar designado en la póliza carga , segun se puede colegir de los términos en
del seguro.)

que están concebidos; y efectivamente como el

asegurador toma por su cuenta todos los riesgos de
ART. 926.

mar, riesgos que por la naturaleza de las cosas pue-

den sucederse y multiplicarse , no cumpliria con su
Asimismo son responsables los aseguradores empeño si no respondiese cumulativamente asi de
de las averías, gastos de descarga, almacenage, la pérdida entera como de las averías ó gastos que
reembarque , escedente de flete y todos los demas la han precedido. Es cierto que si los aconteci-
gastos causados para trasbordar el cargamento.» mientos posteriores le fuerzan à pagar el seguro por

entero, no deberá satisfacer ademas los daños que
ART. 927.

la rotura ó varamiento de la nave hubiere causado

á las mercancias, pues que por el hecho de reco-
Si no se hubiere encontrado nave para tras-brar su perdida total queda el cargador completa.
portar hasta su destino los efectos asegurados, po- mente indemnizado; pero habrá de resarcir los gas.
drá el propietario hacer el abandono..

los y desembolsos que hubiese hecho el asegurado
con motivo del encalle ó rotura , porque el

pago

de
ART. 928.

la pérdida no los dejaria cubiertos.
Los aseguradores tienen para evacuar el tras-

ART. 929.
bordo y conduccion de los efectos el término de
seis meses, si la inhabilitacion de la nave hubiere « En caso de interrumpirse el viaje del buque
ocurrido en los mares que circundan la Europa des- por embargo o detencion forzada, lo comunicará el
de el estrecho del Sumt hasta el Bósforo, y un año asegurado a los aseguradores luego que llegue a su
si se hubiere verificado en lugar mas apartado, con noticia , y no podrá usar de la accion de abandono
tándose estos plazos desde el dia en que se le hu- | hasta que hayan trascurrido los mismos plazos pre-

« AnteriorContinuar »