Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Sac. XV. apparet. Exstant etiam aliae Costumbres generales de Cata- Sig. I con suletudines, quae Catha

luna.
lonia generales vocantur, et
non secus ac usatici in diver-
sos constitutionum collectio-
nis titulos ac libros divisae
reperiuntur.

[blocks in formation]
[ocr errors]

In Castella quum ab Ilde- Como hubiesen sido en Castifonso XI frequentiores eva- lla mas frecuentes desde el tiemsissent constitutiones, atque, po de don Alonso XI los estatutos ordinamenta; imo nonnulla y ordenamientos, y continuasen fora ab ipsis regibus etiam- todavía los mismos reyes en connum concederentur, vel con- ceder á los pueblos, o confirmar firmarentur, altera legum col- nuevos fueros (1), se empezó á

VI. De remissió de quint.

VI. Ne homines proprii se mutten

in aliis locis, ut defendantur ad-
versus dominos contra homines

eorumdem.
VII. De feudis , et potestatibus, at-

que emparis realibus.
VIII. De confirmationibus, et apro-

bationibus constitutionuin.

VII. De remissió de bans, y

penas en corts.
VIII. De pau y trena (in cod.
MSC.
exstat fol.

CXXVII
post hunc librum).
IX. De prorogations y perpetua.

tions de constitutions y capi-
tols de corts.

IX. De prohenisis, et conclusioni

bus, ac firinis curiarum genera-
lium.

Animadversio.

Idem , quod de libro X, de cae- Isti sunt casus, in quibus non tene

teris constitutionum catalau- tur dominus secundùm usaticos &c.
nicarum libris dici poterat, si
MSCS. codices, cuin editis
conferantur.

(1) Don Alonso XI dió en 32 de agosto de 1351 fuero particular
á Alcalá la Real. En 6 de octubre de 1344 á la villa de Cabra y su
jurisdiccion. Dióle tambien á la villa de Badajoz, aunque de este no
han llegado á nosotros sino fragmentos. Mas adelante don Juan II le dió

| Sae. XV. lectio desiderari coepit, quod echar de menos otra coleccion de sig. XV.

regni procuratores in comi- leyes, la cual pidieron que se
tiis Matritensibus annorum

formase á los reyes don Juan II
MCDXXXIII et MCDLVIII y Enrique IV los diputados de
à regibus Jaonne Il et Hen- las cortes de Madrid

por

los anos rico IV petierunt, in quibus de 1433 y 1458, en las cuales se ut fieret decretum est ; non

mandó hacer: mas sin embargo, tamen ad ejecutionem deven- no se verificó esto hasta el tiempo tum usque ad regum catho- de los reyes Católicos, pues en

[ocr errors]

á la villa de Antequera en 20 de febrero de 1448, el cual fue con-
firmado y aumentado por don Enrique IV. Ultinamente don Enrique
II le dió en 8 de diciembre de 1378 á la villa de Jumilla. En cuanto
á los ordenamientos, bajo el rey don Pedro se formó entre otros en las
cortes de 1351 un ordenamiento sobre labradores y menestrales, coin-
prensivo de 43 capítulos: bajo de don Enrique en las cortes de Burgos
de 1366 se formó un ordenamiento. En el siguiente ano publicó el
rey en Toro otro ordenamiento dividido en 34 títulos, y es un arancel de
las cartas de privilegios. En las cortes de Toro de 1369 se formó otro
ordenamiento para la justicia de la casa real, comprensivo de 78 leyes;
y en el mismo año promulgó el rey otro en Burgos, tasando las cartas
de cancillería. Otro en las cortes de Medina de 1370. Ordenamiento
para los criados y clerecía hecho en las cortes de Toro de 1371. En
1373 ordenamiento de Toro que deshizo la moneda de los cruzados. En
1374, ordenamiento comprensivo de 25 leyes para los oficiales de la
cancillería. En el mismo año otro sobre la saca de caballos. En las cor-
tes de Burgos de 1377 ordenanzas contra los judios. Bajo de don Juan I
se formó un ordenamiento de leyes generales en las cortes de Burgos de
1379. Seria insuficiente cuando en las de Soria del año siguiente se pu-
blicó otro. En las de Valladolid de 1385 otro. En las de Bribiesca de
1387 uno sobre la moneda blanca ; y otro dividido en tres libros. Otro
en las de Burgos de 1388. En las de Segovia de 1389 otro de leyes
generales. En las de Guadalajara de 1390, uno de leyes generales, y
dos de particulares. En las de Madrid de 1391. bajo de Enrique III
se hicieron varios ordenamientos. Actas y ordenamientos de las cortes
de Madrid de 1393. En las de 1395 se publicó un ordanamiento sobre
el número de mulas y caballos que debian usar cada uno segun su
dignidad. Dos en Segovia y Madrid ano de 1396. En las cortes de Tor-
desillas de 1401 se formó un ordenamiento de penas de cámara. En
las de Madrid de 1405 otro. En 1408, gobernando el infante don Fer-
nando, en las cortes de Guadalajara se dió un ordenamiento para los
ciudadanos del soto del cabo de Aryotar, en la diócesis de Lugo; y un
cuaderno de leyes para los moros, y otro para los judius. Habiendo con-

Sae, XV. licorum aetatem : tunc eniin tonces salió á luz hecho por el Sig. XV.

opera jurisconsulti Ildephon- jurisconsulto Alfonso de Mon-
si à Montalvo (ipso nempe, talvo (el mismo

talvo (el mismo que habia ya
qui prius variis glossis prae- ilustrado con glosas el fuero real у
cedentes codices illustrave- las leyes del estilo), otro ordena-
rat), elaboratum prodiit alte- miento, llamado impropiamente
rum ordinamentum, quod real, siendo asi que no se hizo
improprie regium appellari por mandato de los reyes, ó si se
meruit, quum à regibus, ut hizo no fue confirmado
illud conficeret, non fuerit Comprende esta coleccion muchas
jussus; aut, si vere jussus, leyes tomadas de los códigos que
suum opus regia auctoritate se babian publicado hasta enton-
non fuerit munitum; ex plu- ces, y algunas dadas por los mis-
ribus, que usque tunc tem- mos reyes Católicos. Se divide en
poris prodierant , codicum ocho libros, y estos en títulos
legibus, nec non aliquibus subdivididos en leyes. Este orde-

[ocr errors]

por ellos.

[ocr errors]
[ocr errors]

ferenciado largamente dicho infante con los principales vecinos de To.
ledo, de acuerdo con los de su consejo , dispuso para aquella ciudad
un cuaderno de 71 leyes , que firmó alli en 9 de marzo de 1411. En
las de Cifuentes de 1412 se publicó un ordenamiento de leyes sobre
los judios. Bajo de don Juan II en las de Ocaña de 1422 otro. En Toro
á 8 de febrero de 1427 se publicó una pragmática relativa á la autori-
dad de los códigos de leyes, renovando las de Alcalá de Henares de 1348,
y la de Bribiesca de 1387. Los códigos, segun alli consta, eran entonces
la Recopilacion de leyes de don Juan II, los fueros municipales (que no
son pocos), el ordenamiento de Alcalá, el fuero de alvedríos, o fuero
viejo, con las leyes de Nájera y las 7 Partidas. A 20 de octubre de 1433

7.
firmó el rey en Segovia las ordenanzas del consejo. En las cortes de Ma-
drid de 1435 se publicó otro ordenamiento. En 1436 se formaron en
Guadalajara unas ordenanzas sobre los oficios de justicia, con solo
acuerdo de los del consejo privado del rey. En 1437 ordenanzas para
los contadores bechas en Valladolid : en las de Madrigal de 1439 se
publicaron tres ordenamientos. Eo las de Valladolid de 1442 varios. En
Madrid ano de 1446 otro. En 1452 publicó el mismo rey "un cua-
derno de leyes que habia compuesto. Bajo de don Enrique IV en 1459,
se reformaron las ordenanzas del consejo Real, y se publicaron otras
para los contadores mayores. Finalınente en las cortes de Medina del
Campo de 1465 se celebró la concordia entre don Enrique IV y el
reino. ¿No podremos á vista de esta multitud de códigos, decir de la
jurisprudencia española lo que Eunapio habia dicho de la romana, 6 que
era carga para muchos camellos ? "

[ocr errors]

Sae. XV. ab ipsis catholicis regibus con- namiento, aunque hecho por un Sig. xv.

ditis constans, et in octo li- particular, se grangeó sin embar-
bros, bique in titulos divisum.

go mucha autoridad,

, pues cuatro Hujus codicis, licet privati au- veces se imprimió en tiempo de ctoris, non parva auctoritas dichos reyes católicos, bien que quater namque sub dictis re- siempre sin la confirmacion real, gibus typis fuit mandatus, y fue ilustrado por otros jurisquin umquam ei adnectere- consultos, á

pesar

de

que carecia tur regia confirmatio. Postea de muchas leyes, y tenia muchos ab aliis jurisconsultis illustra- errores, como veremos despues. tus, quamvis multis legibus Y baste lo dicho acerca de la hiscareret, multisque erroribus

toria del derecho español desde laboraret, uci postea videbi- la irrupcion de los sarracenos mus. Atque haec satis sunto hasta el tiempo de los

reyes

Cató-
de juris hispani codicibus à licos.
sarracenorum irruptione us-
que ad regum catholicarum
aetatem.
LXXX.

LXXX.

Quamvis per matrimonium Aunque de resultas del matriinter Ferdinandum et Eliesa- monio contraido en el año de beth Castellae atque Aragonia 1469 entre el rey don Fernando regna in unum coaluerint; de Aragon y doña Isabel infanta statim ac anno MCDLXXIV de Castilla, se hubiesen unido Henricus IV, et Joannes II estas dos coronas, desde que muanno MCDLXXIX vixerunt, rieron Henrique IV rey de Castamen usque ad Fhilippi V tilla en 1474, y don Juan II de aetatem adhuc tamquam duo Aragon en 1479, sin embargo, diversa regna, habita sunt, hasta el reinado de Felipe V consive ad commercia, sive ad tinuaron considerándose estos dos tributorum indictionem, sive reinos como diversos ó separados, ad justitiae administrationem, ya respecto del comercio у

de legumque sanctionem atten- la imposicion de tributos, ya para damus quod etiam inter Cas- la administracion de justicia y tellae, et Legionis, et Navar- sancion de las leyes, lo cual habia rae regna, nec non Vizcayae ocurrido tambien entre los reiprovincias acciderat, diuque nos de Leon y de Navarra, y aun

fin, ac

sig. XV.

Sae. XV permansit. Hinc diversi le- en las provincias de Vizcaya res- Fin del
XVlinit. gum codices, eorumque edi-

pecto
de Castilla, y

subsistió

por

y princ. tiones. Qua propter de unius mucho tiempo (1). De aqui pro- del XVI. cujusque Hispaniae regni, si- vinieron los diversos códigos de ve provinciae codicibus, eo- leyes, y sus adiciones respecto de rumque usque adhuc in His- cada provincia ó reino. De ellos pania usu tractatum agere

vamos á tratar desde los reyes intendimus temporum ratio- Católicos hasta hoy, observando nem, quoad nobis fieri possit, en cuanto nos sea posible, el orservaturi.

den cronológico.

[ocr errors]

(1) Para que no se dude de esta proposicion oigamos á Capmani, parte II, pag. 238. re La política de aquellos tiempos, ya fuese por timidez, ya por desconfianza , no supo ó no pudo unir los intereses de todas las provincias para beneficiarlas, en cuanto lo permitiesen la discordancia de sus costumbres y constitucion.” ce Los confines de uno y otro reino estaban erizados de aduanas y portazgos que cortaban el nudo político, el cual debia unir su comunicacion y tráfico interior. En los puertos y costas de una corona las naves de la otra eran recibidas y tratadas como las de una potencia estraña, ó por mejor decir enemiga.” Llegó esta separacion á tal punto, que habiéndose prohibido en Cataluña hắcia el año de 1461, bajo del rey don Juan II (*), por envidia ó egoismo, re que los aragoneses pudiesen obtener dignidad ó empleo alguno en Cataluña, y cargado de contribuciones las mercancías aragonesas, ” tuvieron los aragoneses que hacer otro tanto con los catalanes por derecho de represalia, segun se infiere del decreto que empieza : Por cuanto los catalanes, pag. 42, col. II, fori, qui modò non sunt in usu. Y es tanto mas de estrañar esta oposicion de intereses entre las provincias de un mismo reino, cuanto que habiéndose convocado cortes generales de Aragon, Cataluña y Valencia en Monzon por Fernando el Católico año de 1510, y despues por el emperador Carlos V en 1528, no supieron los diputados romper estas trabas, y solamente en las de 1547, segun el cap. XXI, tit. XXXVIII, lib. x, volúmen II de las constituciones de Cataluña, los tres brazos representaron á S. M. el impedimento que en la corona de Castilla se oponia á los catalanes, valencianos y aragoneses, no permitiéndoles cargar en sus propias embarcaciones granos algunos , ni mercaderías, en virtud de una pragmática que se interpretaba mal, por no reputar a los naturales de Cataluña súbditos de Carlos V.

[ocr errors]

(*) Adviértese que este don Juan II no es el de Castilla , el cual habia ya muer-
lo entonces, ó sea en el año de 1954.

« AnteriorContinuar »