Historia del reinado de Carlos III en España, Volumen2

Portada
Imp. de Matute y Compagni, 1856 - 559 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 385 - ... en España con la expulsion. A todo esto añadí que tendría prontos de parte de su majestad todos los auxilios que necesitase para hacerse respetar; á cuya promesa me respondió que estaba pronto á la muerte y á todo; que estas cosas eran como las labores de mosaico, que se componían de muchas piezas , y requerían tiempo para ajustarse todas; que le dejase hacer y que vería las resultas; que su modo de conducirse era muy disimulado, sobre que me citó varios ejemplares; y así que nada...
Página 36 - Rey ha oído la representación de VSI con su acostumbrada clemencia, y asegura bajo su real palabra que cumplirá y hará ejecutar todo cuanto ofreció ayer por su piedad y amor al pueblo de Madrid, y lo mismo hubiera acordado desde este sitio y cualquiera otra parte donde le hubieran llegado sus clamores, pero en correspondencia...
Página 243 - No obstante que el monitorio de Parma es de la. clase que por todos caminos se ha manifestado, esperamos, por la misma razón, que la curia de Roma llegue á conocer la flaqueza de su...
Página 60 - Nos la caridad y celo público de esta ciudad, man»damos á cualesquiera personas aficionadas á sostener »los derechos, prerogativas ó preeminencias que por »el derecho civil y de gentes, público y privado, nos »competen contra los crueles enemigos que atesoran »los bienes de los pobres representados en Cristo: Que •por cuanto, sin embargo de haber 'fijado tres carteles amonestando fraternalmente al intendente y sus »conjuntas personas, y no habiéndose experimentado »alivio alguno...
Página 69 - Relación individual y verídica del suceso acontecido en la ciudad de Zaragoza el día 6 de Abril de 1766 y de todos sus demás progresos, formada de orden de SM y escrita por encargo del Marqués de Castelar..., por D. Tomás Sebastián y Latre. Vista y aprobada por el real Acuerdo de este Reino.
Página 387 - Yo, en el instante que su Beatitud se negó á oir mis especies , volví el papel al bolsillo con mucha prontitud, sin hacerle la menor instancia, manifestando en mi exterior sequedad el disgusto que me habia producido la repulsa. Entonces el Santo Padre , que sin duda lo conoció, dijo que...
Página 429 - ... rampa ó pendiente tal, que la enemistad de los mismos jesuítas y sus protectores , ó le ha de forzar al último partido, ó le ha de quitar, si está ligado, como muchos presumen , un grande apoyo para hacer frente á las ideas que pongan en práctica las cortes unidas , en desagravio de la falta de cumplimiento de sus promesas. Entre las reconvenciones que hice al Santo Padre para lo que llevo dicho, se le escaparon, para satisfacerme, algunas especies importantes, que conviene que sepa su...
Página 220 - Iglesia y ovejas po. drían sentir en tan larga ausencia de su Prelado; pero que debe sentir mucho que su mal proceder haya obligado...
Página 203 - Luego pasaba a la denuncia de la persecución que sufría la Iglesia: «[...] Los que estamos como los Israelitas de la parte de afuera, vemos claramente [...] esta persecución de la Iglesia saqueada en sus bienes, ultrajada en sus Ministros, y atropellada en su Inmunidad.
Página 393 - Santidad, advirtiéndole antes que éste era un oficio de supererogación que yo hacia, porque mis instrucciones estaban reducidas á dos puntos : siendo el uno solicitar el cumplimiento de las promesas de extinción por medios pacíficos , mientras hubiese esperanzas de salir con brevedad por este camino, y el otro, hacer ver á su Beatitud que, en su defecto, estaba el Rey en la resolución de usar de los demás propios de su decoro y poder, á que se creia obligado como protector de la Iglesia...

Información bibliográfica