Imágenes de páginas
PDF
EPUB

podeis hacer un absoluto sacrificio de una parte de vuestras fortunas que os salve lo demas, conceded siquiera el oro por algun tiempo. Dad a la patria en empréstitos ya con interes, ya sin él, lo que no soleis negar ni al menor de vuestros amigos, ni tal vez á los estraños. La patria os pide donativos : donativos que en el caso son remuneratorios y de absoluta justicia: donativos que os haceis á vosostros mismos y en vuestro propio beneficio : empréstitos por solo el tiempo que duren sus actuales angustias y que os devolverá con la usura acostumbrada en las imposiciones de esta especie y con la gratitud eterna de la posteridad. Vuestros mismos gobiernos particulares, vuestras municipalidades, vuestros jueces serán las manos puras por donde se reciban estos socorros : ellas sentarán tambien vuestros nombres beneméritos en los registros á que apelarán un dia orgullosos vuestros hijos como al título de su mayor honor. Pero el Congreso os quitaria este mismo mérito, si insistiendo mas en este objeto diese idea de que le habia sido necesaria la persuasion, cuando todo debe ser, y es

obra de vuestra generosidad. Villa federal de Leyva noviembre 2 de 1812. Camilo Torres, presidente, primer diputado de Pamplona; Juan Marimon, vice presidente , primer diputado de Cartagena; Joaquin de Hoyos, primer diputado de Antioquia ; José Maria Davila, segundo diputado de Antioquia ; José Fernandez de Madrid, diputado de Cartagena ; Juan José de Leon, diputado de Casanare ; Manuel Bernardo de Alvarez, diputado de Cundinamarca; Luís Eduardo de Azuola, diputado de Cundinamarca ; Frutos Joaquin Gutierrez, diputado de Pamplona; Andres Ordoñes y Cifuentes, diputado de Popayan; Miguel de Pombo, primer diputado del Socorro; José Acevedo, segundo diputado del Socorro, consejero y secretario del poder egecutivo; Joaquin Camacho, diputado de Tunja; José Maria del Castillo, diputado de Tunja; Crisanto Valenzuela , secretario.

N° 18.

DECRETO DEL CONGRESO DE LA NUEVA GRANADA

DECLARANDO A DON

ANTONIO NARIÑO, USUR

PADOR Y TIRANO.

El Congreso de las provincias unidas de la Nueva Granada instalada por su aclamacion, y nueva invitacion urgente del gobierno de Cundinamarca, para obrar su organizacion interior y defensa general contra los enemigos de la libertad, considerando : primero, que el de dicha provincia no es ya el representativo popular, dividido en poderes, sancionado en sus constituciones, y que se han garantizado mutuamente las federadas por el acta fundamental; sino el designado en ellas como tiránico y despótico, con reciproca obligacion de auxiliarse para destruirlo hasta con la fuerza armada, como que fué el producto de un tumulto militar que oprimiendo el 10 de setiembre al constitucional que luego se figura no haber habido para preferir el intruso á la anar

quia, forzó á que bajo de apariencias constitucionales se rompiera el vínculo de la constitucion, y se consultara la voluntad de los pueblos consignada en ellas ; segundo, que lejos de reformarse este gobierno como en fuerza de estas consideraciones, se le previno por decreto 8 de octubre, se ha forjado un nuevo apoyo en lo que llama Asamblea , consejo o cabildo abierto del 22 de octubre , que pretermitido el colegio anunciado para el 18 anterior, fué realmente una mezcla torpe de los estamentos de la monarquía á que aspira, y de las formas democráticas que intenta destruir, figurando que esta junta apenas, escedente como se ha publicado al número de mil quinientas personas de la capital, puede dar la ley al resto de ciudadanos de ella misma y de toda la provincia, y tomando el carácter de permanente bajo del cual no ha podido negar el diputado doctor Luis Azuola, que es tiránico; tercero , que oprimiendo asi a la ilustre provincia de Cundinimárca , y para afirmarse en su dominacion la substraé del Congreso y retira los diputados, cubriéndola con la fea nota del

perjurio y retroceso de la convocatoria que libre

у

solemnemente hizo á sus hermanas, no para entrar en nueva sociedad, sino para dar á la que ya tenian una nueva forma de gobierno : todo á pretesto de temores de ser invadida, y de no haberse guardados los pactos de 18 de

mayo y 30 de julio, que es ahora el velo bajo del cual desplega su personal, antigua, y enconada oposicion al sistema ; cuarto, que despues de haber dado el Congreso hasta por segunda vez la mas solemne garantia, que no sin agravio suyo y despreciando la general de la federacion, le pidió el otro diputado como bastante para deponer sus temores, todavía los aparenta. Y sostenidas las agregaciones por

el decreto de 31 de octubre de un modo mas sólido que por esos tratados, no deja de inculcarlos sin atender a que los de 30 de julio, fuera de no pertenecer al Congreso que no intervino en ellos, ruedan sobre los de 18 de mayo, y estos despreciados y rotos por el mismo gobernante, el primero aun con sola la ocupacion de Tunja, no fueron ratificados por la convencion o colegio de Santafé en

« AnteriorContinuar »