Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Por derecho comun se la declaró incapaz fue cuestion muy disputada por los antiguos sin de obligarse fiadora, pero si bien era una res- haber llegado á resolverla: mas Justiniano la triccion de facultades, mas tendia á favorecer- decidió como hemos espuesto. la que á privarla de aquel derecho, pues el ob- 4.° Si la muger ha obrado con dolo contra jeto de aquella absoluta prohibicion era con el el acreedor, porque el Senado Consulto ausilia de no perjudicarla en sus intereses, á que estas á las engañadas, pero de ninguna manera á las ba espuesta por su impericia, buena fé ó afec- engañadoras, y protege á la debilidad y no las los que la hacia obligarse sin preca ver las malas artes. consecuencias. Esto admitido, diremos que en 5. Si se ha convertido la obligacion en tiempo de los emperadores Augusto y Claudio utilidad de la muger, por faltar entonces los ya se le habia prohibido á la muger el obligar- motivos que dieron lugar al Senado Consulto. 89 por deudas de su marido, como vemos dis- 6.' Si para interceder recibió la muger alpuesto en el párr. 1.o, ley 2, tit. 1.' lib. 16 del gun precio, bien sea antes, bien sea despues de Dig., disposicion que posteriormente se hizo obligarse. estensiva á que no pudiera obligarse por nin- 7.' Si hubiere recibido del deudor princiguna clase de personas, fuesen varones ó lempal la deuda que tomó á su cargo ó que gabras, por lo que todas las obligaciones que ad- rantizó, porque entonces no corre peligro de quirieran las mugeres por otros eran nulas. perder lo que ya tiene recibido.

Con la palabra intercesion, de que se valie- 8. Cuando la muger mayor ya de edad al ron para espresar aquella prohibicion, no so- tiempo de interceder, se ratifica despues de palamente comprendian las obligaciones acceso- sados dos años. Esta decision se funda en que rias de fianza y pacto constitutivo, sino tam- ha trascurrido un plazo en que ha podido mebien la espromision, que era la renovacion de ditar muy detenidamente las consecuencias de la obligacion en que un tercero se hacia nuevo su compromiso, y si llega a conocer algun perdeudor, sustituyendo al anterior: asi que la mu- juicio, debe imputarse á si misma cuantos se ger que tuviese contraida esta obligacion y le originen por la repeticion de sus actos; y fuese demandada, podia oponer la escepcion ademas que la ley supone que la muger mas se del Senado Consulto veleyano, y en el caso de obliga por su propia utilidad que por la agena. que hubiese pagado por error de derecho la Cuestionable ha sido entre célebres juriscantidad ó cosa que se obligó intercediendo consultos, si cra permitido á la inuger renunpor otros, podia reclamarlo por la condicion ciar al senado consulto veleyano; pero no enindebiti. Ejercitada aquella accion por la mu- contramos decision alguna entre tantas y tan ger, le quedaba al acreedor el derecho de re- autorizadas opiniones, y respetándolas todas, clamar contra los anteriores deudores, como nos linitaremos á decir, que siendo el objeto vemos en la ley 16, tit. 29, lib. 4 del Código del Senado Consulto amparar y defender los in

Pudiendo anularse las obligaciones que tereses de las mugeres, seres Gébiles, y que las contraen las mugeres segun el Senado Consulto leyes protegen por muy fundadas razones, es veleyano, ademas de estas pueden alegar la renunciar a esta proteccion, á un privilegio misma escepcion sus herederos, fiadores, los benéfico que las escuda de verse confundidas que han dado prendas ó hipotecas en seguri- en los tribunales, acaso padeciendo su decoro, dad de lo que prometieron, y por los manda- siempre espuestas a las vicisitudes de un litigio tarios.

y en muchas ocasiones de verse en la miseria. Veamos los casos en que no tiene efecto el Ademas las disposiciones del referido Senado Senado Consulto veleyano:

Consulto no son permisivas, y que por lo mis. 1.' Si el acreedor es menor de 25 años y mo dejan el libre albedrio de usar ó renunciar no pudiese pagar el deudor, de lo que se dedu- el privilegio; las de este son probibitivas, y las ce que el privilegio de la edad es mayor que el leyes de esta naturaleza no es licito renundel Senado Consulto veleyano,

ciarlas. (Véase Fianza de la muger casada.) 2. Si la intercesion ha sido por causa de Para terminar esta reseña histórica, diremos dote, con el objeto de evitar que indotadas las que la madre y la abuela que admitian la lutemugeres hallen mas dificultad en contraer ma- la de sus bijos ó nietos, cargos públicos que trimonio.

antes enunciamos, tienen que renunciar el bene3.° Si la obligacion de la muger ha sido ficio del senado consulto en presencia del Juez. en favor de la libertad de alguna persona. Esta Que interviniendo una muger en union con un hombre por una persona, queita el lombre larse dleł en el engaño; mas por la simplicidad, obligado por el todo, a no ser que cada uno se é por la flaqueza que han naturalmente. hubiese obligado por una parte determinada, 7.“ La setena razon seria, quando la muger en cuyo caso el hombre responderia de la su- ficiese- fiadura por su fecho mismo. E esto seya, como personalmente la muger.

ria, como si entrasse fiador por aquel que la Ocupémonos ahora de nuestras leyes, que oviesse fiado á ella, ó en otra manera semejangeneralmente estan conformes con las prohibi- te desto, que fuesse á su pro, ó por razon de ciones que hacen á la muger incapaz de obli- sus cosas propias. garse como fiadora: asi lo encontramos dispues

8. La octava razon es, quando la muger to en las leyes 2 y 3, lit. 12; Partida 5.' entra fiador por alguno, é acaesciere despues

Dice la 2.' citada. «Otro si decimos que desso, que ha de heredar los bienes de aquel omuger ninguna non puede cntrar fiador por que fio. »otri. Ca non seria cosa guisada que las muge- En cualquier destas ocho razones sobredipres andoviesen en pleito por fiaduras que fi- chas, que entrasse la muger fiador por otri, pciesen, aviendo allegar á logares do se ayun- decimos que valdria la fiadura, é seria tenuda plan muchos omes, á usar cosas que fuesen de la cumplir.» »contra castidad, ó contra buenas costumbres Debemos hacer notar una importantísima que las mugeres deben guardar.»

decision en esta ley, que no encontramos en las No debemos omitir el referir la 3.-, porque romanas, esta es la 3." escepcion, que sabienespone las escepciones de su incapacidad, que do la muger la prohibicion que tiene de salir son:

fiadora, es decir, sus derechos y obligaciones, «Muger dijimos en la ley ante desta que non renunciase ambos, tiene efecto legal dicha repuede entrar fiador por otri. Pero razones ya, nuncia, queda obligada haciendo espresa menporque lo podia facer.

cion de que se enajena del privilegio, y arros1. La primera es cuando fiase alguno por tra las consecuencias de aquella infraccion. razon de libertad, E. esto seria como si alguns Conformes tambien nuestras leyes con las quisiese afforcar su siervo por dineros, é le romanas, prohiben á la muger el salir fiadora entraise alguna muger fiador, por los dineros de su marido, aunque se alegue que la deuda del aforramiento.

se convirtió en su provecho; esta decision tie2. La segunda es, si fiasse á otri por razon ne por objeto evitar toda clase de coaccion y de dote. Esto seria, como si alguna muger en- asegurarla su bienestar, asi como se la prohitrasse fiador á algun ome, por darle la dote be el obligarse de mancomun con su marido, que debia haber de la muger con quien ca. pues no queda aquella obligada a no ser que sasse,

probase que se habia convertido en su prove3. La tercera es, cuando la muger fuesse cho, no entendiéndose por tal el cumplimiensabidora é cierta, que non podia nin devia en- to que con este diese el marido á sus obligatrar fiador; si despues lo ficiesse, renunciando ciones. Pero quedaba obligada con el marido de su grado, é desamparando el derecho que la cuando ambos se hubiesen comprometido por ley les otorgó á las mugeres en esta razon. las rentas públicas. (Ley 61 de Toro, que es la

4.' La cuarta razon es, si alguna muger en- 3.", tit. 11, lib. 10, N. R.) tra fiador por otri, é durarse en la fiadura fas- La doctrina del fuero de Aragon concede ta dos años; é desde adelante, diessepeños aquelá la muger el que pueda salir fiadora en conaquien entró fiador, ó le ficiese carta de nuevo trato, pero no en juicio. en que renovasse otra vez la fiadura. Ca en- Terminado ya cuanto concierne á la incatonce deve ome á ella, que aquela por quien pacidad de la muger para ser fiadora, réstanos entro fiadora.

decir que la tienen igualmente aunque sin aquel 5. La quinta razon es, si la muger reci- privilegio los obispos, prelados, clérigos rebiesse precio por la fiadura que ficiesse. gulares, soldados, recaudadores de tributos,

6. La sesta es, cuando la muger se visties- los labradores; mas estos últimos pueden serlo se vestiduras de varon engañosamente, ó ficies. por otros de su clase. (Ley 45. tit. 6, Partida 1.", se otro engaño cualquier, porque la rescibies- ley 2, tit. 12, Partida 5.* y ley 15 y 16, tit. 71, se alguno por fiador, cuidando que era varon. lib. 11, N. R.) Ca el derecho que han las mugeres en razon La tienen tambien el loco ó desmemoriado, de las fiaduras, non les fue otorgado para aquc el menor de siete años y el pupilo mayor

siete y menor de catorce; mas el compromiso Dos poderosas razones han tenido presenquc adquiriere el pupilo, si le produjere reco- tes nuestras leyes para relevar á determinadas nocida utilidad, en cuanto alcanzare esta seria personas del cargo de guardadores , ó sean tulegal su obligacion, doctrina aplicable al me- tores y curadores, á que llaman escusas; la prinor de veinte y cinco años, (L. 4, lit. 11, Par- mera es la incapacidad para ejercer aquellos tida 5.)

cargos; y la segunda, el beneficio concedido á

algunos por justas causas para libertarse de la INCAPACES PARA EL CONTRATO DE COMPRA Y administracion que no están obligados á desVENTA.

empeñar.

Las incapacidades, llamadas tambien escuAdemas de las personas que hemos dicho sas necesarias, traen su origen de la imposibino pueden obligarse, ya por la falta de discerni-lidad que existe en algunas personas para ejer. miento necesario para conocer la estension é cer el cargo de guardadores ó de la falta de intension de sus obligaciones, ya por conside- / garantia que prestan. raciones de orden público, contando en los pri- A la primera clase pertenecen: ineros los que no tienen la libre administracion 1.' Los que por impedimento fisico ó mo . de sus bienes, y en el segundo las mugeres sin ral no pueden atender á sus asuntos, como los licencia de sus maridos, tienen la misma pro- ciegos, sordos, mudos, fátuos, furiosos y próhibicion legal para celebrar el contrato de digos. compra y venta:

2.°. Los menores de 25 años. 1. Los clérigos por via de negociacion, 3. Las mugeres. (L. 4, tit. 16, P. 6.) pues se lo prohiben espresamente los sagrados 4. Los obispos y los eclesiásticos. (L. 14, cánones. (Conc. Trid. sess. 22, cap 1 de refor- idem.) mas, L. 46, tit. 16, P. 1.')

5. Los militares mientras están en el ser2.° Los Jueces , so pena de nulidad, ni por vicio. (L. 14, id.) si ni en su representacion, durante su oficio, de De la segunda clase son: las cosas que se subastan por su órden. (L. 4, 1. Los recaudadores de tributos ó rontas tit, 14, lib. 5, N. R.) puesto que dichas ventas públicas, por estar sus bienes hipotecados al las mandan como ministros de la ley y no co- fisco. mo agentes de sus intereses. (14. 5, lt. 5 y 3, 2. Los deudores del pupilo, menor ó intit. 11, libro 7, N.R.) Tienen igual prohibicion capacitado. (L. 14 citada.) para comprar heredades en el territorio de su Pero aunque esta es la doctrina general, jurisdiccion, ó dedicarse al comercio. (L.7, tiene sus limitaciones: asi es, que la regla que lit. 14, lib. 10. N. R.)

señala la prohibicion de ser guardadoras las 3." Los hijos de familia y los menores en mugeres, se asceptúan la madre y la abuela, poder de su tutor ó curador, no pueden com- siempre que renuncien al segundo matrimoprar ni tomar nada al fiado sin la licencia de sus nio, y á las leyes que les impiden obligarse padres ó guardadores, siendo nulas las com- por otros. (L. 14, cit.) pras y las fincas dadas para su seguridad, co- Que la que escluye a los clérigos, no es esmo son nulas tambien las que hacen algunos al tensiva á los parientes, que pueden en el térmifiado para cuando llegasen á heredar, sea ma- no de cuatro meses, desde que supieron la yorazgo ó bienes libres , y para cuando se ca- muerte del padre que dejó sio tutela á sus hisasen, como esplica muy claramente la L. 17, jos, reclamarla del Juez ordinario. (Dicha tit. 1, lib, 10, N. R., como igualmente lo son L. 14.) las que en la misma forma se hiciesen á los es- Que la incapacidad de los deudores no Ludiantes sin el consentimiento del que los comprende á los que siéndolo ya, fueron sostiene la carrera.(Lib. 1, tit. 8, lib. 10 N. R.) nombrados en el testamento. (La misma ley.)

4. Los guardadores, testamentarios y pro- Y por último, los menores pueden ser curadores tienen la incapacidad de la ley para tutores testamentarios, si bien solo adminispoder comprar pública ó secretamente los trarán cuando sean mayores. (L. 7, tit. 16, bienes de los que están bajo su proteccion, P. 6.") pues de efectuar dicha compra se anula y se le Tienen tan intima relacion las incapacidaimpone el cuádruplo aplicado á la Cámara. (L. des referidas con las llamadas escusas, por las 1., lit, 12, lib. 10, N. R.)

que entendemos la alegacion al magistrado de una causa justa para eximirse del cargo de locos, personas que hubiesen abandonado la regardador, que de esta sola definicion se dedu ligion, mudos, sordos de nacimiento, el que ce que tambien ha de militar alguna incapaci- hubiese sido declarado traidor ó alevoso, el dad mas o menos directa, por lo que nos crec- condenado a muerte y el deportado. Mas en la mos en el deber de esponerlas. Son introduci- práctica no se considera con tal incapacidad á das en beneficio de los que generalmente las los menores y á las mugeres, pues está admi. deducen, y pueden ser espresa ó tácitamente tido su nombramiento. renunciadas. De estas escusas, unas se fundan Ya recorridos la mayor parte de los trata en la atencion especial que las leyes dispensan dos del derecho civil para conocer las personas á algunas personas, otras en motivos de opi- nu aplas, y las incapaces por el mismo para nion, y otras finalmente en la justa distribu- obligarse y contraer, veamos ahora las que no cion de las cargas en proporcion a las faculla. pueden ser testigos y presentarse en juicio á des de cada uno.

deducir sus acciones, si bien no podemos menPor razon de la atencion especial que á al. cionar nuevas personas, porque no es mas que gunos dispensan las leyes, se escusan de ser una derivacion, ó mejor dicho, una legitima guardadores:

consecuencia de la incapacidad de obligarse la 1. Los que tienen cinco hijos varones vi- que tienen algunos para presentarse en juicio. vos, reputándose como tales los muertos en Incapaces de testificar: defensa del Estado. (Ley 2, tit. 17, P. 6.") 1.° Los faltos de juicio ó conocimiento, ya

2.° Los ausentes por causa del Estado mien- por razon de la edad, ya de su capacidad mentras lo están, y un año despues de su vuelta. tal. Asi, pues, no pueden serlo en las causas (La misma ley.)

civiles los menores de 14 años, ni en las cri3. Los Jueces en actual ejercicio respecto á minales los menores de 20, aunque si son de la tutela que antes no tenian. (Dicha ley 2.) claro entendimiento hacen gran presuncion sus

4. Lus recien casados en los cuatro prime- declaraciones; ni los que se hallan privados de ros años de matrimonio. (Ley 7, lit. 2, lib, 10 sus facultades intelectuales, mientras estuviede la N. R.)

sen en este estado. 5. Los maestros públicos con nombra - 2.° Por falta de probidad no pueden ser miento real de gramática, teórica, filosofía y testigos, el conocido por de mala fama, el que medicina. (Ley 3, tit. 17, P. 6.")

hubiere dicho falso testimonio, falseado carta, 6.° Los que por el servicio nacional estu- sello ó moneda del Estado, faltado á la verdad vieren en un lugar determinado. (Dicha ley 3.) por precio recibido, ó dado yerbas ó vene.

Antiguamento tenian la referida escusa los no para causar algun aborto, muerte ú otro criadores de yeguas, pero fue derogada por el mal corporal, el homicida, el casado que tieart. 15 del decreto de 17 de febrero de 1834. ne en su casa barragana ó manceba, el forzador,

Por razones de opinion pública pueden es- el raptor de religiosa, el apóstata, el que se hucusarse:

biese casado sin dispensa con parienta en grado El que sobre toda la herencia ó su mayor prohibido, el traidor ó alevoso, el de mala parte hubiese pleito con pupilo ó menor. vida, como el ladron, alcahuete ó tabur, y el

El que fue tutor de un huérfano de ser su escomulgado. (Ley. 8, tit. 16, P. 3.) curador. (Ley 3, dicho tit. y P.)

3. Por razon do imparcialidad, ninguno' Los que se ven precisados á subsistir de su puede ser testigo en causa propia, ó de la que trabajo corporal. (Ley 2 citada.)

haya de recibir algun beneficio; se esceptúa al Los que padecen enfermedad crónica ó ha- | individuo de ayuntamiento ó universidad, que bitual. (Ley citada.)

puede serlo por su corporacion; ni los ascenLos que no saben leer ni escribir, si la ad- dientes ó descendientes en causas de unos y ministracion es complicada. (La misma ley.) otros, ni el marido por su muger y vice-versa,

Los mayores de setenta años.(Ley id.) ni los hermanos mientras estén en la patria

Los incapaces para ser albaceas, cabezale- potestad, ni los criados ó familiares, si no fuere ros ó testamentarios, que son las personas que en causas que de otro modo no se pueden prodesignan los testadores para que cumplan sus bar, ni el enemigo capital, ni el hombre muy disposiciones y ejecuten sus últimas volunta- pobre, no siendo de buena reputacion y arredes, son:

glada conducta. El Juez tampoco puede ser Los religiosos, mugeres, menores de edad, I testigo, a menos que fuere preciso valerse de él, por no haber otra persona que declare, no, ser examinado y aprobado, juramentado y siempre que en ello no haya malignidad para prestar la fianza. escluirle del conocimiento de la causa. Igual Están incapacitados para incapacidad tienen para testificar los Aboga- 1.' Hacer operacion por cuenta propia ba• dos, Procuradores, agentes, tutores y curado- jo su nombre ó el ageno. res en favor de su parte ó representado, como 2.Hacer cobranzas y pagos por cuenta el judio, moro é herege en causa contra cris- agena de cualquiera manera que sea. tiano.

3. Ser aseguradores. Incapaces para presentarse en juicio:

4.° Salir por fiadores en los contratos en 1.° Los locos.

que intervengan, ó responsables en las ventas 2.° Los que han sido privados judiciaimen- al fiado. te del manejo de sus bienes.

5.° Intervenir en contrato ilícito, cualquie3.° Los menores de 25 años.

ra que sea su naturaleza. 4.° Los hijos de familia cuando no se trata

6." Intervenir en ventas de comerciante de su peculio castrense ó cuasi-castrense.

que suspendió sus pagos. 5. Las mugeres casadas.

7. Proponer materia de negociacion de Cuando las referidas personas incapaces se

persona no conocida ni abonada. viesen obligadas á comparecer en juicio, co

8.° Salir al encuentro de buques ó porteamo suele acontecer, es sabido que tienen per

dores de géneros de comercio para que les sonas legalmente autorizadas para represen- encargue su venta. tarlas.

9. Adquirir aquello que se les encarga pa El derecho mercantil reconoce las incapa

ra vender. cidades, y no creemos fuera de propósito el

10. Certificar lo que no conste en su libro enunciarlas.

de registro. Para ejercer el comercio son incapaces:

El comisionista está incapacitado cuando

no reune las cualidades necesarias para poder 1. Los hijos que no se hallan legalmente ejercer el comercio por su cuenta, y le está emancipados, que sean menores de veinte

prohibido el adquirir los géneros de su comi.. años, que no tenga peculio propio, y que no

sion; y cuando tenga dos, no podrá variar las hayan renunciado con juramento el beneficio

Inarcas respectivas, ni confundir los géneros de la restitucion in integrum para los asuntos

de sus diversos comitentes. mercantiles.

Los factores son incapaces para ejercer es2.° La muger casada sin licencia de su ma

te cargo, los que no pueden obligarse, circunsrido.

lancia que debe concurrir en los porteadores. 3. Las corporaciones eclesiásticas.

Ya terminadas las incapacidades en asuntos 4.' Los clérigos, aunque solo sean tonsu

civiles, vamos á ocuparnos de las mismas en rados, si visten el traje clerical y usan de su

los criminales. No llevan este nombre en el fuero.

actual Código penal, pero las circunstancias 5. Los magistrados y Jueces en sus terri

agravantes, atenuantes y que crimen de restorios.

ponsabilidad criminal, no tienen otro origen 6. Los empleados de Hacienda adonde ejer que la capacidad ó incapacidad del agente que zan sus destinos.

da lugar a aquella division. Sin perjuicio de es7. Los quebrados sin rehabilitar.

ponerlas con el orden que encontramos en el Incapaces de ser corredores:

referido Código, solo mencionaremos la 1.' es1.° El ser estranjero y no haber obtenido cepcion del articulo 8.', que exime de responcarta de naturaleza.

sabilidad al loco é demente, á no ser que baya 2. El menor de veinte y cinco años. obrado en un intérvalo de razon: de aqui de

3.° El carecer de la práctica de seis años ducimos dos consecuencias; la primera es la con comerciante matriculado, ó corredor con incapacidad de discernir, y no le es imputablo plaza donde existe tribunal de comercio. su delito; y la segunda que puede haber obrado

Si llega á reunir estas tres circuntancias, le con discernimiento, y por lo mismo es puniresta la propuesta en terna del gobernador de ble su infraccion de lèy. En resúmen, si al loco provincia, despues de oir al tribunal de comer. se le releva de responsabilidad, es por no cocio y junta de corredores, eleccion del gobier- nocer los actos ni sus efectos, porque no hay

« AnteriorContinuar »