Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Documentos notables referentes á las ju- / asi juntos SS. MM., entraron en ella y llegaras de los Reyes y Principes de España. ron á un tablado alto que para la dicha solem

nidad se habia hecho, al cual se subia por ocho CASTILLA - 1573.

gradas, y estaba arrimado al altar mayor, y,

tomaba la mitad de la capilla mayor de la una Juramento del Principe don Fernando, hijo pared á la otra. El cual tablado estaba cubierto y heredero del señor Rey don Felipe II y de y aderezado, y á la mano izquierda del altar la Reina doña Ana, celebrado en el monas- mayor habia unas cortinas de brocado, y deterio de San Gerónimo de Madrid á 31 de bajo de ellas cinco sillas de lo mismo, las dos mayo de 1573.

primeras para el Rey y la Reina nuestra se

ñora y la tercera para la dicha Serenisima InEn la villa de Madrid, domingo treinta y fanta doña Juana, Princesa de Portugal, y la's un dias del mes de mayo, año del nacimiento otras dos últimas para los dichos Serenisinios de Nuestro Señor Jesucristo de mil y quinien- archiduques, desde donde SS. MM. oyeron la los y setenta y tres años. Teniendo el Rey don Misa mayor de pontifical, que dijo y celebró Felipe segundo de este nombre, nuestro so- el muy reverendo don Diego Cobarrubias de berano señor, convocadas y ayuntadas Córtes Leiba, obispo de Segovia, presidente del Congenerales de los Procuradores del reino, lla-sejo Real de S. M. y de las dichas Córtes, hamados, entre otras cosas, especialmente para llándose asimismo los dichos prelados, granjurar al Principe don Fernando, nuestro se- des señores caballeros, por la orden y forma ñor, su primogénito hijo, y de la Reina doña que en la capilla Real de S. M. se acosAna, nuestra señora, habiéndose declarado y tumbra.

[ocr errors]

señalado por S. M. el dicho dia, para hacerse Acabada que fue la Misa salieron de la iglesia

y prestarse el dicho juramento y solemnidad dichos prelados, grandes señores y caballeros, en la iglesia de San Gerónimo el Real, que es y subieron al aposento en que el dicho Prinfuera de los muros de la dicha villa, que està-cipe don Fernando nuestro señor estaba, para ba para este efecto aderezada , y dichose y ad- acompañarle desde el al lugar donde SS. MM. vertidose á los prelados grandes señores de ti habian quedado, y se habia de bacer el dicho tulos, caballeros que á la sazon se hallaban y juramento, y desde alli fueron adelante, acomestaban en la corte, y á los Procuradores del pañándoles ellos y tambien los Procuradores reino. Los cuales dichos Procuradores trage- del reino que estaban aguardando en el correron para ello poderes bastantes de sus ciuda | dor alto del claustro del dicho monasterio, des y villas, que se habian · visto antes de ser para hallarse en el dicho acompañamiento. empezadas las Córtes por el presidente y Asis- Llevaba á S. A. en los brazos don Frantentes de ellas, como se acostumbra. Y ha-cisco de Aragon, duque de Segorbe y de biendo asimismo para el dicho efecto el Rey Cardona, descubierto y sin bonete, y llevaban nuestro señor ido á estar en el dicho monaste- á S. A. en medio los dichos archiduques sus rio dos dias antes, y hecho llevar y pasar á él tios, que para este efecto habian entrado por al dicho Principe nuestro señor, por estar flaco otra puerta y subido á su aposento. Delante de unas tercianas que habia tenido, y ido tam- de S. A. venia sin bonete don Antonio de Tobien la serenisima Infanta doña Juana, Prin- ledo, prior de Leon, de la orden de San Juan, cesa de Portugal, hermana del dicho Rey nues- del Consejo de Estado de S. M., y su caballetro señor, el dia antes al dicho monasterio por rizo mayor, y traia el estoque desnudo sobre andar indispuesta y flaca, para hallarse pre- el hombro. Y en esta orden y con cuatro resente y hacer el mesmo juramento. La Reina yes de armas vestidos con sus cotas de armas, nuestra señora salió del alcázar de la dicha y cuatro maceros con sus mazas, y acompavilla donde es palacio real de SS. MM., acom- ñando á S. A. delante los dichos grandes señopañada de los Serenísimos archiduques de res, caballeros y Procuradores del reino, y Austria, Alberto y Wenceslao, sus hermanos, viniendo detras de S. A. don Antonio de la y de los dichos grandes señores, caballeros y Cueva, marqués del Adrada, mayordomo maotros muchos, y sin otra ceremonia fué hasta yor de la Reina nuestra señora, y doña Maria el dicho monasterio de San Gerónimo, donde Chacon, su aya, y la ama, y detras de ellas los la salió á recibir el Rey nuestro señor fuera de obispos y prelados que habian ido por S. A., la puerta de la iglesia del dicho monasterio, y ! volvieron á la dicha iglesia , entrando por la

puerta del cláustro, en la cual y en este tiempo | Donato y Lorencia Prenle, embajador de la hubo mucha música de trompetas y ministri- Señoría de Venecia, en el cual lugar habian esles, y subieron á S. A. en el tablado al lugar tado en la Misa. donde SS. MM. habian quedado, donde los En aquella parte en que los dichos embahallaron, y con SS. MM. la dicha serenisima jadores estaban, quedaron en pie y descubierPrincesa doña Juana.

tos, como se acostumbra, el muy reverendo En entrando S. A. debajo de la dicha cor- don Francisco de Soto de Salazar, obispo de tina, le pusieron sentado en un carrillo que Segorbe, comisario general de la Santa Crupara el dicho efecto estaba puesto delante de zada, del Consejo de la Santa y general InquiSS. MM. Lo cual hecho, SS. MM. que se ha- sicion, y don Juan Dimas Lloriz, obispo de pian levantado cuando S. A. entró en la corti- Urgel, regente de Cataluña, y asimismo estuna y la dicha serenisima Princesa y los ar- vieron alli don Gonzalo Chacon y don Pedro chiduques se volvieron á sentar, y los dichos Lasco de Castilla, mayordomos de la Reina prelados, grandes señores, caballeros y Pro- | nuestra señora. curadores del reino, se bajaron del dicho ta- En la misma órden estaban en pie y descublado á sentar en los bancos que les estaban biertos sin bonetes el licenciado Juan de Obanpuestos. Y entre tanto que se sentaron, se can-do, presidente del Consejo de las Indias tó por los de la capilla estando todos de rodi- de S. M., y don Antonio de Padilla, obrero de llas, el himno que comienza : Veni Creator Calatrava y presidente del Consejo de las OrSpiritus.

denes, y el doctor Martin de Velasco, del ConDelante del altar mayor estaba otra silla sejo Real y de la Cámara de S. M., y el licende espaldas de brocado, en que se sentó el ciado Pedro Gasco, del dicho Consejo Real, y muy reverendo obispo de Segovia, que ha el licenciado Juan Diaz de Fuenmayor, del dibia de tomar el juramento, y se habia des-cho Consejo y Cámara , y el licenciado Juan mudado las vestiduras con que dijo la Misa, y Tomas, del Consejo Real, y el doctor Francisestaba con su mitra y una capa de brocado, y co Fernandez de Liébana , del mismo Consejo tenia delante de si un banco cubierto de bro- y Cámara, y Juan Campi, regente del Consejo cado, y en él una almohada de lo mismo, y de Aragon; y Joanes Sanctis, regente de Vasobre ella una cruz y un libro de los Evangelencia, ambos à dos del Consejo de Aragón, y Tios abierto.

el doctor Leonardo Herrera y Augustin GesulJunto a la silla de S. M., á su mano dere- pho, del Consejo de Italia , y Juan Vazquez Cha, fuera de la cortina, estaba el dicho prior de Salazar , secretario de S. M., y don Juan don Antonio de Toledo, que tenia el estoque, Ramirez de Vargas, Escribano de las dichas y luego tras él, el dicho duque de Segorbe, y Córtes. junto á él el dicho marqués de Adrada, y lue- Bajo del dicho tablado y junto a la postrego don Pedro Ilernandez de Bobadilla, conde ra grada del, estaban á la una parte y á la otra de Chinchon, mayordomo de S. M., los cua- bancos cubiertos de paños de verduras, los les cerraban y ocupaban desde la dicha cortina cuales bancos iban á la larga, arrimados casi á hasta cerca de la mesa, á donde se habia de to- las paredes; desile junto al pie del tablado hasmar el juramento, dejando solamente en medio ta cerca de la puerta de la dicha iglesia , porel lugar para el que habia de tomar el pleito que para que hiciesen mejor disposicion , se homenaje, como se dirá adelante.

quitó para este dia la reja de la capilla mayor, En un seno que el dicho tablado hacia jun- dejando el medio y claro de la nave desembato con la cortina de SS. MM., entre la dicha razado, en los cuates bancos se sentaron los cortina y el remate del dicho tablado, estaban prelados, grandes señores de titulo , y otros las camareras mayores, dueñas de honor y da-caballeros que despues serán nombrados, y los inas de la Reina nuestra señora y de la dicha procurailores del reino por esta orden. serenisima Princesa.

Los prelados en el banco de la mano dere. En otro seno que el tablado hacia á la otra "cha , segun el antigüedail de sui consagracion, parte, en la delantera, estaban sentados en un y los grandes en el banco de la mano izquierbanco y cubiertos, el muy reverendo Nicolás da, que es la parte donde S. M. estaba, sin orOrmanelto, obispo de Pavia, nuncio de Su den ni precedencia entre sí, sino como cayeSantidad, y monseñor de San Goard, embajador ron y se acertaron assentar, y despues consedel cristianisimo Rey de Francia, y Leonardo I critivamente bajo de los dichos prelados y

grandes, los señores de titulo caballeros que nombre destos reinos todos juntamente de una adelante irán declarados, sin orden ni prece- concordia libre y espontánea y agradable vodencia entre sí. Y mas abajo de los sobredi- luntad, y cada uno por sí y sus succesores, y chos prelados , grandes señores de título , ca- los dichos Procuradores por si y en nombre de balleros, en bancos que estaban en la misma sus constituyentes por virtud de los poderes derecera , cubiertos como dicho es, se sentaron que tienen presentados de las ciudades villas los Procuradores de las ciudades y villas des- que representan estos reinos, y en nombre tos reinos que tienen voto en Córtes, prece- dellos que guardando y cumpliendo lo que de diendo los de las ciudades de Burgos, Leon, derecho y leyes destos reinos deben y son Granada , Sevilla, Córdova, Murcia y Jaen, obligados y su lealtad y fidelidad les obliga y que son los que tienen lugares señalados en la siguiendo lo que antiguamente los que Infantes forma y precedencia de asiento que aquí van y prelados y grandes y caballeros y Procuradonombrados, y los demas en los lugares que res de Cortes de las ciudades y villas destos habiendo echado suertes entre sí para assen- reinos en semejante cosa hicieron y acostumtarse aquel dia y por aquella vez les habian braron hacer y queriendo tener, guardar y cabido, escepto los procuradores de la ciudad cumplir aquello, dicen que reconocen y desde Toledo que se sentaron al fin de los dichos de agora han y tienen y reciben al Serenísimo y bancos frontero del tablado en un banco pe- esclarecido señor Principe don Fernando, hijo queño cubierto de la misma manera que en primogénito de S. M. que presente está, por igual de los otros bancos que para ellos estaba Principe destos reinos de Castilla, de Leon y de puesto, como se sientan en las Córtes.

Granada y de todos los demas reinos y señorios Asi juntos y sentados SS. MM. y AA. y los á ellos sujetos, dados, unidos é incorporados demas todos arriba dichos, uno de los reyes y pertenecientes durante los largos y prósperos de armas de S. M. que estaba en el dicho ta- y bienaventurados dias del Rey don Felipe blado, dijo en alta é inteligible voz las palabras nuestro soberano señor, y despues de aquellos siguientes:

por Rey y señor legitimo y natural heredero y «Oid, oid, oid, la escriptura que aquí os propietario dellos, y que así viviendo S, M. le será leida, de juramento y pleito, homenaje y dan y presentan la obediencia, reverencia y fifidelidad que la Serenisima Infanta doña Juana, delidad que por leyes y fueros destos reinos Princesa de Portugal, como Infante de estos á S. A. como á Príncipe heredero dellos le es reinos, que presente está, y los prelados, gran- debida, y por fin de S. M. la obediencia y redes señores, caballeros y Procuradores de Cór- verencia subjecion, vassallage y fidelidad que tes, que por su mandado el dia de hoy aquí como buenos súbditos y naturales vassallos le estan juntos, prestan y hacen al Serenisimo y deben y son obligados á le dar y prestar como muy esclarecido Principe don Fernando, hijo a su Rey y señor natural y prometen que vien primogénito de S. M., como á Principe destos y verdaderamente ternán y guardarán su serreinos, durante los largos y bienaventurados vicios y amplian lo que deben y son obligados dias de S. M., y despues de aquellos por Rey á hacer y en cumplimiento dello y á mejor y Señor, natural propietario dellos.»

abundamiento y para mayor fuerza y seguriE luego que lo hubo acabado de decir el di-dad de todo lo sobredicho, vos la Serenisima cho doctor Martin de Velasco del dicho Con- Infanta doña Juana Princesa de Portugal como sejo y Cámara, uno de los assistentes de las di- Infanta destos reinos y vos los prelados grandes chas Córtes leyó en alta voz una escriptura de y caballeros, por vosotros y por los que desjuramento y pleito homenaje del tenor si-pues de que vos fueren y os sucedieren, y vos, guiente:

los dichos Procuradores de Cortes en nombre «Los que aquí estais presentes, sereis testi- y ánima de vuestros constituyentes, y de los gos como en presencia de los Católicos Rey que despues dellos fueren en virtud de los podon Felipe nuestro soberano señor y Reina deres que dellos teneis, y por vos mismos todoña Ana nuestra señora, la Serenísima Infanta dos unánimes y conformes decis que jurais doña Juana Princesa de Portugal como Infan á Dios Nuestro Señor, y á Santa María su ma

destos reinos, y los prelados, grandes, y ca- dre y á la señal de la cruz, y palabras de los balleros y Procuradores de Cortes de las ciu- Santos Evangelios que estan escriptos en este dades y villas destos reinos que estan juntos libro Missal que ante vosotros teneis abierto, en Córtes por mandado de S. M., en voz y en la cual Cruz y Santos Evangelios corporal

mente con vuestras manos derechas tocareis, contra cosa ni parte dello, agora ni en tiempo que por vosotros, y en nombre de vuestros alguno por ninguna causa ni razon, sopena de constituyentes y los que despues de vosotros y caer é incurrir lo contrario haciendo en las dellos fueren terneys realmente y con efecto penas sobre dichas, y en las otras que caen é á todo vuestro leal poder al dicho Serenísimo incurren los que contravienen y quebrantan el y esclarecido Principe don Fernando por prin- pleito homenaje hecho y prestado á su Príncipe cipe heredero destos reinos durante la vida de durante la vida de su padre, y despues de S. M., y despues della por vuestro Rey y señor aquella á su Rey y señor natural en señal de natural y como á tal les prestareis la obedien- lo cual decís que de presente como'á vuestro cia, reverencia, subjecion y vasallage, que le Principe y despues de los largos y felices dias debeis y hareis y cumplireis todo lo que de de- de S. M. como á vuestro Rey y señor natural recho debeis y sois obligados de hacer y cum- con el acatamiento y reverencia debida le beplir y cada cosa y parte de ello y que contra | sais la mano.» ello no sereis ireis ni venreis, ni pessareis di- E assi leida por el dicho doctor Martin de recte ni indirecte en tiempo alguno, ni por al- | Velasco, porque por la distancia que habia del guna manera, causa ni razon, que sea asi y Dios lugar donde el reino y algunos señores y caos ayude en este mundo á los cuerpos, y en el balleros estaban sentados, al tablado de S. M., otro á las ánimas donde mas habeis de durar, donde la dicha escriptura se leyó, no se habia el cual lo contrario baciendo decis que os lo podido bien oir, S. M. mandó que se tornare demanda mal y caramente como aquellos que á leer al reino y Procuradores del, para que juran su santo nombre en vano, y demas y entendiesen lo en ella contenido, y que bajase allende desto decis que quereis ser habidos por á ello el dicho don Juan Ramirez, el cual bajó infames y perjuros y fementidos y tenidos por del dicho tablado, y fué donde el reino estaba hombres de poco valor, y que por ello cayais sentado, y leyó otra vez la dicha escriptura de é incurrais en caso de a.eve y traicion y en las juramento. otras penas por leyes y fueron destos reinos Luego que fué leida la dicha escriptura, establecidas y determinadas. Todo lo cual vos don Diego Hurtado de Mendoza, Principe de la Serenísima Infanta doña Juana Princesa de Melito, que estaba sentado en el banco de los Portugal como Infanta de España y vos los di- grandes, se levantó y subió por mandado de chos Prelados y grandes y caballeros por vos- S. M. al tablado donde S. M. estaba, y se puso otros y por los que despues de vos fueren y entre el banco que tenia delante el dicho muy os sucedieren, y vos los dichos Procuradores reverendo obispo de Segovia y el lugar que de Córtes por vos y en nombre de vuestros tenian los señores que arriba se declara , que constituyentes y de los que despues dellos fue- estaban entre la cortina de S. M. y el dicho ren decir que así lo jurais, y á la confesion que banco, y estubo en pié y descubierto para tose os hará deste dicho juramento respondeis to- mar el dicho pleito homen aje. dos clara y abiertamente diciendo, así lo jura- Hecho esto, la dicha Serenísima Princesa mos, y amen. Y otro si vos los prelados y de Portugal, Infanta de Castilla, se levantó de grandes y caballeros por vosotros mismos y donde estaba sentada, y el Rey nuestro señor, por los que despues de vos fueren, y os suce- y los dichos archiduques Serenísimos, salieron dieren. Y vos los dichos Procuradores de Cór- de sus sillas, acompañándola hasta llegar con tes por vos mismos y en nombre de vuestros su Alteza delante del dicho banco, donde haconstituyentes y de los que despues dellos fue- bia de hacer el juramento, y estando su Alteren decis que haceis fé y pleito homenaje una za hincada de rodillas, el dicho muy reverendo dos y tres veces, una dos y tres veces, una dos obispo de Segovia, estando en pié, le tomó y y tres veces, segun fuero y costumbre de Es- recibió juramento diciéndoles las palabras sipaña en manos de don Diego Hurtado de Men- guientes: doza, principe de Melito, caballero hombre «Que vuestra Alteza, como Infanta de Cashijo dalgo que de vos y de cada uno de vos lo tilla, jura de guardar y cumplir todo lo contetoma y recibe en nombre y favor del dicho Se- nido en la escriptura de juramento que aqui ha renisimo señor y esclarecido don Fernando sydo leida; assi Dios la ayude y los Santos nuestro señor, que terneis y guardareis todo lo Evangelios. Amen.» que dicho es, y cada cosa y parte dello y que Lo cual assi dicho por el dicho muy reveo icei s ni verneis ni pasareis contra ello ni rendo obispo, habiendo puesto su Alteza enci

mano.

ma de la dicha cruz y Santos Evangelios su las del dicho Principe, se le tomó diciendo el mano derecha, a la confesion del dicho jura- | á cada uno de ellos las palabras siguientes : mento, respondió: «Si juro, y amen», y se le- Que haceis pleito homenaje, una, dos y vantó; y S. M. y Altezas, que habian estado en tres veces; una, dos y tres veces; una, dos y pié y descubiertos, entre tanto que su Alteza tres veces; y prometeis y dais vuestra fé y paestuvo haciendo el juramento, la volvieron álabra de cumplir y guardar lo contenido en la acompañar, hasta que llegó á besar la mano al escriptura que aqui se os ha leido», y cada uno dicho serenísimo y esclarecido Principe donde ellos respondió á las dichas palabras: «Assi Fernando, y queriéndolo hacer al Rey nuestro lo prometo»; y por este órden, cada uno de señor, se opuso comedidamente en'estorbárselo ellos por sí, como lo acababan de hacer, se é impedirlo, y su Alteza estuvo hincadas las fueron antel dicho Serenisimo y esclarecido rodillas, insistiendo y porfiando en besársela Principe nuestro señor, é hincadas las rodillas por un rato, hasta tanto, que al fin su Alteza en el suelo, á señal de la obediencia, reconose la beso; y hecho esto, y el acatamiento y cimiento, reverencia, subjeccion, vasallaje y cumplimiento de suso contenido, se volvieron fidelidad á su Alteza debida, le besaron la assentar en sus lugares.

Acabado esto, llegó al lugar donde estaba Luego incontinenti, por mandado de S. M., el dicho Príncipe nuestro señor, la marquesa subieron al dicho tablado á hacer el dicho jude Berlanga, y tomó á su Alteza en los brazos, ramento y pleito homenaje los grandes señodel carrillo en que habia estado puesto, entre- res de título, caballeros que de yuso irán detanto que juró la dicha serenisima Princesa, y clarados en esta manera. sentándose en una almohada que alli habia, le Los grandes primero, sin que se llamase tuvo en ellos todo el tiempo que duró el jura- particularmente á ninguno, cada uno de por mento y solemnidad que hicieron los dichos sí como estaban sentados, y luego tras ellos prelados, grandes señores, caballeros, porque los demas señores de título caballeros, en la su Alteza no pudiera estar tanto tiempo en el misma forma, y fueron llegando ante el banco carrillo.

que el dicho muy reverendo obispo de SegoLuego que esto fué hecho, por mandado de via tenia con la cruz y Evangelios para ello, é S. M., subieron al dicho tablado los prelados hincadas las rodillas en el suelo, cada uno de que alli habia para jurar, que son los siguien ellos, hizo el mismo juramento en la forma ies: Los muy reverendos don Pero Gonzalez que le habian hecho los prelados, diciendo de Mendoza, obispo de Salamanca; don Alvaro cada uno asi juro y amen.» Y levantándose en de Mendoza, obispo de Avila; don Juan Ma- pié, pasaron al lugar donde el dicho Principe nuel, obispo de Zamora, electo de Sigüenza; de Melito estaba, é hicieron en sus manos el don Gaspar de Quiroga, obispo de Cuenca, in- mismo pleito homenaje, como lo habian hecho quisidor general de estos reinos, todos del Con los dichos prelados, y cada uno de ellos ressejo de S. M., y habiendo subido en el dicho pondió «ansi lo promelo.» tablado cada uno de ellos, por sí en la orden Y acabado de hacer uno á uno llegaron anque van aqui nombrados, segun la antigüedad. te el dicho Principe nuestro señor, y bincadas hincaron las rodillas ante el dicho banco, y las rodillas en el suelo, en señal de la obedienponiendo sus manos derechas encima de la di- cia, reconocimiento y reverencia, subjecion, cha Cruz y Santos Evangelios, hicieron jura- vasallage y fidelidad á su Alteza debida, le bemento en manos del dicho muy reverendo saron la mano y se fueron bajando y volvienobispo de Segovia, el cual les dijo las palabras do á sentar en sus lugares como antes estaban, siguientes, á cada uno de por sí como iban los nombres de los cuales dichos grandes sejurando.

ñores de litulo caballeros que alli se hallaron, «Que jurais de guardar y cumplir todo lo y la orden en que estaban sentados, que es la .contenido en la escritura de juramento que en que fueron subiendo y jurando y besando aqui se os ha leido, assi Dios os ayude y estos á su Alteza la mano, es en la manera siguienSantos Evangelios»; y cada uno respondió: «Si te, y los señores de titulo irán uno de un banjuro, amen»; y pasaron mas adelante, al lu

co y otro de otro. gar donde estaba el dicho don Diego Hurtado Don Iñigo Lopez de Mendoza y de la Vede Mendoza, Principe de Melito, para tomar ga, duque del Infantado; don Fernando Ruiz el pleito homenaje, y metidas las manos entre de Castro, conde de Lemos; don Francisco LoT. VI.

55

« AnteriorContinuar »