Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors]

de Portugal, etc., etc., de edad de diez y seis , auto de juramento sea librado francamente á años, en presencia de la sacra católica mages - la presente corte del dicho reino, y á los dichos tad del Rey don Felipe nuestro señor, jara brazos.» por nuestro Señor Dios, y á la Cruz de nucs- Y acabada de leer la dicha cédula incontitro Señor Dios Jesucristo, y á los Santos cua- nenti el dicho Serenisimo Principe se levantó tro Evangelios, con sus manos corporalmente de la silla donde estaba sentado, y fué donde tocados, que tendrá y observará , á los prela. estaba el sitial con el señal de la Santa Cruz y dos, religiosos, eclesiásticos, barones, nobles, se arrodilló, delante de ella de las dos rodillas, caballeros, generosos, y á la ciudad de Valen- y puesta la mano derecha en el libro Misal, dicia y otras ciudades, villas y lugares del pre- jo que juraba lo contenido en la dicha cédula. sente reino de Valencia y á los ciudadanos, Y hecho el dicho juramento, se volvió y se senvecinos y habitadores del los fueros, y autos tó en dicha silla. de corte de la dicha ciudad y reino, y privile. Y hecho esto incontinenti el dicho secregios reales otorgados generalmente ó especial tario leyó la cédula del tenor siguiente: á la dicha ciudad ó reino, ó alguna ciudad, vi. «Deliberadamente, y de cierta sciencia, por Ila ó lugar del, hechos y otorgados por los nosotros y nuestros sucesores, juramos por Reyes de otra recordacion predecesores suyos, Nuestro Señor Dios Jesucristo y los santos y por S. M., usos buenas costumbres de la di- cuatro Evangelios, por nosotros y cada uno de cha ciudad y reino, pragmáticas, letras y pro nosotros corporalmente tocados á vos cl Serevisiones reales hechas y que se harán y cua- nísimo señor don Baltasar Cárlos , Principe lesquiera contratos hechos entre sus predece- de Castilla , Aragon, Valencia y de Portusores, y la dicha ciudad de Valencia, y otras gal etc.; en Principe nuestro y primogénito cualesquiera ciudades y villas reales, barones, de la sacra católica real magestad del Rey nuesnobles, caballeros y otras personas del dicbo tro, señor don Felipe , durante la larga y bienreino, los cuales loa y aprueba y confirma per-aventurada vida de la dicha real magestad Y en pétuamente á la dicha ciudad de Valencia, el caso que feneciesen los largos y bienavenvecinos y habitadores del. Y mas jura y pro- turados dias de la dicha real magestad, promete que en su bienaventurada sucesion en el melemos de jurar y prestar el juramento dicho reino de Valencia, y viniendo a la dig. à V. M. en la ciudad de Valencia, viniendo nidad real dentro el término en los fueros y dentro el término en los fueros y privilegios privilegios del dicho reino contenidos, perso- del dicho reino contenidos á la dicha ciudad nalmente vendrá á la dicha ciudad, y celebra- en la misma forma y modo , que juramos, y rá Córtes generales en la dicha ciudad de Va-prestamos el juramento a la prefata real malencia, en las cuales antes que le sea prestado gestad del Rey nuestro señor en la dicha ciuel juramento de fidelidad por los estamentos, dad de Valencia. Juramos, tendremos y recoy singulares de la dicha ciudad y reino, los noceremos por Rey y señor natural nuestro jurará y confirmará, y de nuevo otorgará los á V. A., y le seremos leales y fieles vasallos dichos fueros, autos de corte, privilegios, contra todos los hombres , y guardaremos su pragmáticas, provisiones, letras reales y con cuerpo y miembros y toda su tierra del mal y tratos hechos por los Reyes predecesores con de daño con todo nuestro poder, y en conseJa dicha ciudad y con las otras ciudades, villas jos y otras cosas seremos leales y fieles y guarreales, barones, nobles, caballeros, y otras per- daremos , obedeceremos, y observaremos tosonas del dicho reino, usos y buenas costum- das aquellas cosas que los verdaderos y natubres de dicha ciudad y reino, y aquellos obser- rales vasallos están tenidos y obligados guarvará, y observar hará y no contravendrá por dar segun fueros y privilegios del presente reisi, ni por otro, segun forma de los fueros y no, salva siempre la fidelidad y plena señoría privilegios del Rey don Pedro I, y del Rey don de la dicha real magestad durante su bienavenAlfonso el II. El cual juramento y auto hace turada vida; con tal empero pauto y condicion con las salvedades y protestas suplicados por que el presente auto de juramento el cual se los dichos brazos, con la suplicacion por aque- presta por esta vez tan solamente por las caullos puesta delante de S. M. y poco antes leida sas y razones deducidas en la suplicacion poco y admitida y la cual haya de ser insertada en antes por los dichos brazos de la corte, de los el presente juramento: á los cuales protestos reiniculos de Valencia delante de S. M. puesy salvedades asiente. Y quiere que el presente ta y por el secretario leida, no pueda ser sa

cado en uso ni en consecuencia en lo venide- jaron y se sentaron cada uno en su asiento. ro, ni por aquel pueda ser hecho perjuicio al- Y inmediatamente subieron todos los del guno, ni lesion á los fueros, privilegios y li- dicho brazo real al dicho sólio y hicieron en bertades de la dicha ciudad y reino, y con to- la misma forma el juramento y osculacion das las salvedades y protestaciones en la dicha de manos que habian hecho los eclesiásticos suplicacion de la oferta del dicho juramento y militares, subiendo en primer lugar Gaspar por los dichos tres brazos y nosotros puestas, Juan Zapata , Jurado en Cap de Valencia, las cuales y otras que mas puedan aprovechar que iba con su gramalla y gorra, y en segundo á la dicha ciudad y reino, y singulares de aque- Carlos de Mor, doctor en ambos derechos, llos, queremos tener por puestas y repetidas, abogado, y en tercer lugar José Perez Roca, palabra por palabra , a las cuales V. A. con- Sindico de la ciudad de Valencia, y despues sienta y asienta. Y que sea inserta la dicira su- consecutivamente todos los otros Sindicos de plicacion por el secretario que recibiere aque- las ciudades y villas reales del reino de Valenlla en el presente aulo de juramento, el cual cia, unos despues de otros por el orden que en su pública forma sea librado a la presente estaban graduados en su brazo, y hecho el corle y brazos del dicko reino de Valencia dicho juramento y todas las demas cosas sofrancamente.»

bredichas .conforme habian sido hechas por Y acabada de leer la dicha cédula, inconti- los dichos eclesiásticos y militares, se bajaron nenti se levantó el arzobispo de Valencia y su- y se sentaron cada uno en su lugar y puesto bió al plano de dicho sólio, y hechas las dehi- conro estaban. das humillaciones y reverencia, se arrodilló Y acabado de prestar dicho juramento, se de dos rodillas delante del sitial, y puesta la acercó bácia la orilla del dicho sólio el secremano derecha sobre el dicho libro Misal, dijo tario don José de Villanueva, en lugar del que juraba lo contenido en dicha cédula, y Protonotario de S. M., y dijo que S. M. prorlevantándose de alli pasó á donde estaba sen- rogaba las presentes Córtes para el dia diez y tado el dicho Serenisimo Príncipe, y puesta la siete de los presentes, acusando. la ordinaria rodilla en tierra le besó la mano, y despues contumacia á los ausentes. fué donde estaba S. M., y queriéndolo besar la Y despues de haber estado por algun espamano la retiró; y hecho esto se bajó y se sentócio de tiempo con todo silencio y quietud, en su lugar, haciendo las humillaciones mis- S. M. y el dicho señor Principe se levantaron mas que habia hecho al subir, en los mismos de sus sillas y bajaron del dicho sólio, con el puestos, y despues del dicho arzobispo, subió mismo acompañamiento, orden y forma que al dicho sólio don Gaspar Juan, lugar-teniente habian venido, y se salieron de la dicha iglede S. M., administrador perpétuo de la reli- sia, mostrando S. M. al tiempo que pasaba per gion de Montesa, y sucesivamente todos los donde los dichos reinos estaban, muy grande eclesiásticos, unos despues de otros, por el alegria y contento, de haberse jurado el dicho órden que cada uno de ellos estaba graduado Serenisimo Principe por señor y sucesor de va en el dicho brazo, y hicieron lo mismo que reino tan fidelísimo. Y todos los dichos eclehabia y dicho el arzobispo, y se volvieron cada siásticos, militares y rcales quedaron en sus uno á su lugar.

puestos, sin acompañar á S. M. y al SereniHabiendo acabado de prestar juramento los simo Principe. Y cuando estuvieron fuera de dichos eclesiásticos, empezaron a subir los del la iglesia, se fueron de aquella sin tratar cosa brazo militar, y subiendo en primer lugar don alguna en los Estamentos, por estar deshabiFelipe de Cardona, marqués de Guarda Lest, tadas las horas, y porque los tratadores no se hijo de don Francisco Ruiz de Liori Borja y podian juntar por causa de cierta dificultad Cardona, almirante de Aragon, etc., y despues que se habia tenido en respeto del Estatuto de él don Juan Matias Valterra, conde de Vi- Real, elc., ilanueva, y sucesivamente todos los demas

CASTILLA.-1709. militares, unos despues de otros, sin guardar Juramento de el Serenísimo señor don Luis de Borbon órden ni precedencia alguna, y hicieron el hijo y hercdero del Rey don Felipe V y de la Reina domismo juramento y osculacion de manos á na Maria Luisa Gabriela de Manuel de Saboya, celebraJos dichos Serenisimo Principe y S. M., en la Madrid, domingo 4.* de abril de 1709, a los 19 meses y

do en el real convento de San Gerónimo de la villa de misma conformidad que los dichos eclesiás

13 dias de su nacimiento. ticos; y hechas las mismas cosas, se ba- Habiendo convocado S. M. en la forma que

[ocr errors]

se acostumbra, á los prelados, á los grandes, á y otro, cubiertos de bancales de tapiceria que los títulos y á las ciudades y villa que tienen iban desde el principio de las gradas de el lavoto en Córtes, para jurar al señor Principe. blado hasta debajo de el coro, y llegaban casi don Luis de Borbon. Mandó se previniese lo á una valla que se hizo á los pies de la iglesia, necesario para el juramento, y que este fuese en con puerta donde se ponen los porteros de la el real convento de San Gerónimo, que es don: Cámara para detener la gente. Estos bancos de se suele hacer, siendo en Madrid, y donde se se dividian en tres trozos, con algun intermecelebraron el de el señor Rey don Felipe II, dodio de uno á otro; el primero al lado de el mingo 19 de abril del año de 1528 á los 16 me- Evangelio para sentarse los prelados en la funses y 20 dias de su edad. El de el señorcion del juramento: el que le corresponde enPrincipe don Fernando, domingo 31 de mayo frente al lado de la Epistola, y de el dosel de de 1573, siendo de e.lad de 17 meses y 4 dias. S. M. para los grandes, los otros dos mas abaEl de el señor Rey don Felipe III, domingo 11 jo de estos para los titulos, los últim's para los de noviembre de 1584, siendo de edad de 6 Procuradores de los reinos de las ciudades: y años y 7 meses menos tres dias. El de el señor para los de Toledo se puso un banco pequeño Rey, Principe don Baltasar Cárlos, domingo 7 delante de la puerta de la valla. de marzo de 1632, siendo de edad de 28 me- A la puerta de el palacio de el convento ses y 19 dias. Y habiendo señalado S. M. el dia se puso muy de mañana una escuadra de la 7 de abril de el año de 1709 para esta funcion, Guardia de Alabarderos con un teniente, y otro pasó el dia 4 de el mismo mes desde su palacio a la puerta de la iglesia á la orden de el semaal sitio del Buen-Retiro, con la Reina nuestra nero mayordomo; y dentro de la iglesia desde señora y con el señor Principe para estar mas la puerta de la valla hasta el tablado, detras inmediato á dicho real convento.

de los bancos aun lado y á otro se pusieron Hizose en la iglesia un tablado al alto de el soldados de la guardia de Corps, y en el plapresbiterio de el Altar mayor que ocupa el cru- no del tablado de cadetes de la misma. cero de la iglesia hasta la division de el cuer- El cardenal Portocarrero, arzobispo de topo de la iglesia, y para esto se quitó la reja de ledo, que es el prelado que dijo la Misa, la capilla mayor, subiéndose á él por doce aguardó en la iglesia vestido de pontifical, y gradas, dejando á cada lado un plano con ber- sentado a la parte de la Epistola con sus asisjas plaleadas.

tentes. Adornóse la iglesia y la capilla mayor de

A la parte de el Evangelio, al lado de el Alricas tapicerias, alfombróse el plano de el ta- tar, y en el banco que se ha dicho, aguardaron blado y sus gradas, y sobre él se puso á la mano los prelados, presidiendo a todos el señor don derecha, y á la de la Epistola un dosel para Carlos de Borja, prolimosnero mayor de S. M. SS. MM. Rey y Reina, sillas para entrambos, y patriarca de las Indias. y delante un sitial con dos almohadas encima y En el banco de los embajadores, estuvo sodos abajo, cubierto con tafetan carmesí. En lo el de S. M. Cristianisima, pues aunque no esta misma parte junto al altar se pusieron dos ha hecho su entrada en público dispensó en esbufetes, uno para la clerecía con plata necesa- to S. M. ria, para el servicio de el pontifical, y el otro Detrás de estè en pié esperaron los minispara las fuentes con la perteneciente á la con- tros de los Consejos y Cámara de Castilla é Itafirmacion de S. A., y se ejecutó como se dirá: lia que concurrieron para asistentes y testigos

Para los capellanes de honor se puso un de Córtes, que fueron don Pedro Sarmiento y banco raso a la misma parte de la Epistola jun. Toledo, conde de Godomar, de Humanes y de to a los bufetes de la clerecía, y de el apa- el Puerto, de el Consejo Real de S. M. y Carador.

mara de Castilla: don Tomás Pantoja, conde Al otro lado de el Altar, á la parte de el de la Estrella: de el Consejo Real de S. M. y Evangelio, se puso un bauco cubierto con al-Cámara de Castilla: don Garcia Perez de fombras para los prelados, y mas abajo frente Araciel, de el Consejo Real de Castilla; el conde de el dosel de S. M. otro banco cubierto de la de San Roman y el marqués de Sandañola, am. misma manera, para los embajadores, y delan- bos consejeros de el Supremo de Italia, y don te de él un sitial con un paño de terciopelo. Francisco Quincozes, secretario de Cámara de

Mas abajo de el tablado á lo largo de la S. M. y de las Córtes. iglesia se puso una orden de bancos a un lado Estando ya todo en esta conformidad dis. T. VI.

56

paesto, y tendida la guardia de los alabarderos por una puerta que habia en el tablado, a la desile el principio de la escalera del Retiro has- parte de la Epistola, y al lado del dosel, al ta el fin de la que se baja para entrar en la igle- mismo tiempo que el Rey subia: venia acomsia de San Gerónimo, el mayordomo semane- pañada Ş. M. de los mayordomos de su casa, ro avisó á los títulos, y á los Procuradores de de su mayordomo mayor el conde de San Estereinos y ciudades que se hallaban en la iglesia ban, el conde de Aguilar, que llevaba la falda para que subiesen á acompañar á S.M., lo que de la camarera mayor, la Princesa de los Ursiejecutaron presentándose todos en el cuarto nos, y de las señoras de honor, trayendo en sus del Rey, y saliendo S. M. de su real cámara brazos al señor Principe doña Maria Antonia por los salones, piezas de las Audiencias y Salcedo, que es la que cuida de S. A. No tecuerpo de guardia, bajó por la escalera prin- niendo S. M. damas, mandó que en su lugar la cipal del Retiro, y entró en la iglesia de San sirviesen las Excmas. señoras mi señora la Gerónimo, por la puerta que acostumbra en- duquesa de Medinaceli, mi señora la duquesa trar siempre en ella: fueron los primeros del desAguilar de Campos, mi senora la duquesa acompañamiento los Alcaldes de casa y corte de Osuna, mi señora la marquesa de Priego, don Manuel de Cervantes, don José Llopis, mi señorą la duquesa de Medina-Sidonia, mi don Diego Pellicer, don Francisco de Gobeo, señora la condesa de Cabra, mi señora la mardon Carlos Gutierrez de la Peña, don Francis-quesa de Solera, mi señora la marquesa de co de Enao, don Antonio de la Pedrosa Guer- Bedmar, mi señora la marquesa de Jamaica, rero, don Ambrosio Bernal, don Manuel de mi señora la marquesa de Aitona, mi señora Losada, don Luis de Alarcon, don José Perez la marquesa de Cambay, mi señora la condede Ardon y don Bruno Salcedo: seguíanse los sa de San Esteban y ini señora la condesa de pajes y su ayo; los caballerizos, gentiles-hom. Populé, y despues de haber hecho reverencia bres de la casa y de la boca, los títulos y Pro- a SS. MM., quedando el señor Principe inmecuradores de reinos y ciudades, mezclados sin diato el dosel, la camarera mayor tomó su luórden ni precedencia; despues iban cuatro ma- gar junto á la Reina, é inmediatamente las seceros con las mazas reales al hombro, luego ñoras referidas que la servian de damas, sentaseguian los mayordomos del Rey con bastones das en almohadas, y luego las señoras de honor. en las manos, á estos los grandes y el condes. El conde de Aguilar se quedó en pié detras table de Castilla, mayordomo mayor del Rey, de la silla de la Reina, el capitan de Guarcon el baston levantado en la mano derecha; dias en la misma forma, junto a la del Rey, el luego los cuatro reyes de armas con sus cotas que llevaba el estoque tomó su puesto junto al y en ellas las armas reales de S. M. y de los dosel á la parte de el Altar, y mas bácia el Alreinos; seguia á estos el duque de Medinasi- tar el mayordomo mayor del Rey, y despues donia, caballerizo mayor del Rey, descubier- el de la Reina, todos en pié: estuvo tambien á to, con el estoque desnudo sobre el hombro, esta parte el Sumiller de cortina don Alvaro que es á quien toca llevarle en ausencia del de Mendoza. Los mayordomos del Rey y ReiCamarlengo, conde de Oropesa (cuya casa tie- na tomaron sus lugares desde el banco de los ne esta preeminencia antigua); y luego el Rey prelados, al de los embajadores. Enfrente de el nuestro señor, con el collar grande de la ór- dosel de SS. MM., los cuatro reyes de armas coden del Toison de oro; inmediatamente á S. M. locados en las gradas que suben al tablado, dos el duque de Osuna, capitan de las Guardias de á cada lado, y mas abajo en las mismas los cuaCorps, que estaba de cuartel, cerrando la tro- tro maceros con las mazas reales : los grandes, pa, algunos oficiales y una escuadra de ella. los títulos y los Procuradores de los reinos y

Fuéronse quedando los Alcaldes, los Pro-ciudades en los bancos señalados como queda curadores de reinos y ciudades, los titulos y referido, y los de Toledo en el que estaba pregrandes en dos órdenes á lo largo de la igle- venido al fin de todos. Enfrente de el Allar sia, y subió S. M. al tablado, acompañado de mayor los Alcaldes de casa y corte, arrimalos mayordomos, mayordomo mayor, capitan dos á la valla que estaba á los pies de la iglede Guardias y el caballerizo mayor, que hacia sia, á la parte de la Epistola, que es el lugar de Camarlengo.

que tienen en la capilla. Detras de el banco de La Reina por estar preñada, no pudo venir los grandes, se pusieron como se acostumbra en este acompañamiento, y habiendo bajado los gentiles hombres de la boca, caballeros y por una escalera secreta, entró en la iglesia | pages.

Comenzóse la Misa, y el señor cardenal banco en que estaban sentados al que tenian Portocarrero, que es el que la celebró, echó el prevenido en el plano de la iglesia para subir agua bendita á SS. MM., y al señor Principe; desde alli á hacer el juramento; el señor carel asistente mayor de el pontifical salióá echar-denal se lavó las manos, sirviéndole el aguala á los prelados, al embajador, á los grandes, manos y tohalla los condes de Palma y de Alá los títulos, y á los Procuradores de reinos y tamira, su pariente. caballerus. El receptor de la capilla y otro ca

Habiendo dicho las oraciones que la Iglepellan de honor al camarlengo, mayordomos sia acostumbra en tales ocasiones, estando tomayores y señores de honor y damas.

dos en sus lugares y asientos, y sosegada la Sirvió el Patriarca á SS. MM. y al señor gente, subió al tablado el rey de armas mas Principe la confesion y Evangelio, el Credo y antiguo, y puesto a la parte de el Evangelio, la Paz, como se acostumbra.

despues de haber hecho reverencia al Altar, y Acabada la Misa echó la bendicion su emi- | á SS. MM. y el señor Principe, vuelto al cuernentisima, y habiendo hecho humillacion al po de la iglesia dijo en alla voz: «Oid, oid, oid, Altar mayor y á SS. MM. se desnudó en la oid, oid, oid, la escritura que aqui os será leimisma parte que se vistió, que es al lado de la da del juramento y pleito homenaje y fideliEpistola, y se pasó al de el Evangelio, en don- dad que los prelados, grandes, títulos, y Prode tenia, puesta una silla con su sitial cubierto curadores de Córtes de estos reinos, que por de terciopelo, y se sentó en ella.

mandado de el Rey nuestro señor don Felipe V A este tiempo, a la parte de la Epístola se el dia de hoy estan juntos, presentan y hapasó el patriarca, por haber mandado S. M. cen al Serenísimo y muy esclarecido señor que hiciese este la funcion de la confirmacion Principe de estos reinos, durante los largos y de S. A., y vestido de pontifical pasó á sen- bienaventurados dias de S. M. y despues por tarse en el faldistorio que se le puso abajo de Rey y señor natural y propietario de ellos.) la peana de el Altar en el medio, asistiéndole Hecha la proposicion y la reverencia, el los dos diáconos y capellanes.

rey de armas se volvió a su lugar, y salió de Salió el señor Principe en brazos de la que el suyo don Pedro Sarmiento y Toledo, conde cuida de S. A. y acompañado de los padrinos de Gordemar, consejero de cámara mas antique eligió S. M., que fué el señor cardenal, y guo, y hechas las mismas reverencias se puso mi señora la Princesa de los Ursinos, y de los en el lugar en que estuvo el rey de armas y mayordomos de las dos casas reales llegaron leyó la escritura del juramento que es como delante del prelado, é hincados de rodillas se sigue: ejecutó la confirmacion como lo acostumbra

Escritura de juramento. la Iglesia: pusóle la venda S. M., y limpió la crisma un prelado; sirvieron las fuentes, toba- «Los que aqui estais presentes sereis testillas y demas necesario los capellanes revesti- gos como en presencia del católico señor don dos, ofreció la vela el señor Principe, ayudán. Felipe V nuestro Rey y soberano señor, y de dole el padrino.

la Reina nuestra señora doña Mariana GabrieDespues de acabada la confirmacion, se vol-la de Manuel de Saboya, y de los prelados, vieron todos á sus lugares, y habiéndose des grandes, títulos y Procuradores de Córtes de nudado el patriarca, se pasó al que tenia en el las ciudades y villas de estos reinos que estan banco de los prelados y S. Emma. volvió a la juntos en Córtes, por mandado de S. M. en parte de la Epistola, en donde se vistió con capa voz y nombre de estos reinos todos juntamencarmesi, y despues se sentó en una silla, que te, cada uno por si, y sus sucesores y los diestaba en el mismo lugar en que estuvo el pa-chos Procuradores, por sí y en nombre de sus triarca cuando la confirmacion, asistido de los constituyentes, y por virtud de los poderes capellanes; y los ayudas de oratorio le pusie- que tienen presentados y de las ciudades y viron un sitial cubierto y una almohada, para las que representan estos reinos, y en nombre tomar el juramento.

de ellos guardando y cumpliendo lo que de El aposentador de palacio y tapicero qui- derecho y leyes de estos reinos deben, y son taron el sitial que estaba delante de SS. MM., obligados, y su lealtad y fidelidad les obliga, y alli se puso una silla para sentarse el señor y siguiendo lo que antiguamente los infantes, Principe, con alınohada á los pies.

prelados, grandes, caballeros y Procuradores A este tiempo bajaron los prelados de el de Córtes, de ciudades y villas de estos reinos,

« AnteriorContinuar »