Imágenes de páginas
PDF
EPUB

DE LOS

FALSOS CRONICONES,

POR

D. JOSÉ GODOY ALCÁNTARA.

OBRA PREMIADA

POR VOTO UNÁNIME DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA

Y PUBLICADA Á SUS EXPENSAS.

MADRID,
IMPRENTA Y ESTEREOTIPIA DE M. RIVADENEYRA ,

calle del Duque de Osuna, núm. 3.

1868

DP 63 51

DE LOS

FALSOS CRONICONES.

I.

Estado moral de España en la segunda mitad del siglo XVI.-Espíritu de

profecía.—Pergamino de la torre Turpiana.-Antigua y moderna crónica del rey don Rodrigo. - Cuestiones del primado y de la venida de Santiago.-Román de la Higuera.-Cronicones de Flavio Marco Dex. tro, de Máximo y Eutrando. - Don Juan Bautista Perez. – Carta del rey don Silo á Cixila.

REPRIMIDOS los conatos de introducir la reforma luterana, España siguió el movimiento de reaccion contra el renacimiento y sus tendencias, que cundió en la sociedad católica de la segunda mitad del siglo xvi. La reforma de costumbres, impuesta por la reina Isabel y por Cisneros, pasó con sus promovedores. La Italia escéptica nos inoculó por medio de sus dominadores el gusto de las fiestas y del lujo, de la literatura ligera y de la galantería libre y refinada. Pero al promediar el siglo, un soplo, que parece escapado del sepulcro del autor de la Imitacion, recorre toda España; su literatura se hace mística, la severi

1

):

dad de su carácter se extrema, márcase enérgicamente la tendencia a la unidad religiosa, que pasados algunos años será incontrastable ; los cenobios se multiplican; y la nacion que en lo que iba de siglo no contaba más varon eminente en santidad que el soldado de genio que aplicó los principios de la milicia á un instituto organizado maravillosamente para el combate, ve surgir por todas partes entusiastas reformadores, que

devuelven momentáneamente a las decaidas instituciones monásticas el espíritu de sus primitivos fundadores. De nuestros puertos salen misioneros para evangelizar el mundo; y la fe se exalta con las relaciones de los trabajos de su apostolado, de su abnegacion y de su martirio. Apenas hay ciudad ni aldea que no cuente favorecidos del cielo, que obren milagros, conversen con los bienaventurados, lleven sagrados estigmas y den ejemplo de todo género de austeridades

у

mortificaciones. Pero el más extendido de los dones sobrenaturales fué el de profecía: el pueblo español, sin tener escuelas de profetas como el hebreo, los veia brotar por todas partes. Pretendió encauzar un tanto el en este punto desbordado sentido público don Juan de Horozco y Covarruvias, entonces arcediano de Cuéllar en la catedral de Segovia, y luego obispo de Guadix, componiendo un libro sobre la verdadera y falsa profecía, cuyo objeto no era declarar pseudo-profetas todos los que pululaban en la nacion, si

no dar reglas para distinguir los verdaderos?. Publicose el libro en 1588, cuando cabalmente se hallaba España bajo el terror de un pronóstico que

le anunciaba para dentro del mismo año su destruccion, de

que solo algunos escogidos se salvarian en

" Tratado de la verdadera y falsa prophecia. Hecho por Don Iuan de Horozco y Covarruvias , arcediano de Cuellar en la santa Yglesia de Segovia. Con privilegio. En Segovia. Por Juan de la Cuesta. Año 1588. 1 t. en 4.°

Despues de hablar del don de profecía que tuvo la madre Teresa de Jesus, y que el autor experimentó en negocios propios, continúa : « Resta decir que por ser tan verdaderas estas y otras revelaciones y prophecias que en estos tiempos se han visto, ha querido el demonio deslumbrar la verdad dellas con otras fingidas, pretendiendo el mismo crédito, para engañar, y por lo menos desacreditar lo que fuere verdadero y cierto, y de lo que en esto se debe advertir para conocerlo y diferenciarlo se tratará en los capítulos que siguen.) (Cap. viii.)

((..... Digolo por muchas gentes que en realidad se han hallado estos dias con ramo de esta locura, y alguno tan adelante en ella, que decia era el segundo Baptista; y que hacia diez años que tenia don de prophecia, y no solo en un lugar ha habido de esta gente, sino en muchos, y por medio de ellos se ha comenzado á sembrar las malas nuevas que vendrán por ellos, y se ha creido de algunas personas cuerdas de manera que pone espanto, pudiéndose ver evidentes señales del engaño, por lo que luego diremos, y se via en algunos sueños, como es amenazar con grandes mortandades y destruyciones, y que se habian de salvar los escogidos en cuevas para salir á reparar lo perdido y poblar de nuevo.) (Cap. xv.)

Horozco tenía cualidades de exegeta; el fué el primero, que sepamos, que señaló el camino para descifrar el enigma del número 666 del Apocalipsis, aconsejando dirigir la investigacion á otras lenguas que al latin. Como hace algunos años se movió tan

« AnteriorContinuar »