Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors]

vec.

[ocr errors]
[ocr errors]

5988. CAMARMEÑA (San Pedro de): geog. 6004. CAMBAS (San Pedro de): geog. FeFelig. en la prov. y dióc. de Oviedo, part. jud. lig. en la prov. de la Coruña , dióc. de Santiade Cangas Onís, ayunt. de Cabrales, con 70 go, part. jud. de Betanzos y ayunt. de Aran

ga, con 150 vec. 5989. CAMARZANA : geog. L. con ayunt. 6005. CAMBATOIRA : geog. Ald. en la en la prov. de Zamora, part. jud. de Benaven- prov. de Orense, ayunt. y felig. de San Pedro te, dióc. de Astorga, con 50 vec.

de Allaroz , con 3 vec. 5990. CAMAS : geog. Vi con ayunt. en la 6006. CAMBEDA (San Juan de): geog. Feprov., part. jud., aud. terr. y c. g. de Sevilla, lig. en la prov. de la Coruña , dióc. de Santiacon 158 vec.

go, part. jud. de Corcubion de Vimianzo, con 5991. CAMASOBRES: geog. L. con ayunt. 64 vec. en la prov. de Palencia , part. jud. de Cervera 6007. CAMBELA : geog. L. en la prov. de de rio Pisuerga, aud. terr. y c. g. de Burgos, Lugo, ayunt. de Rivadeo , felig. de Santa Madióc. de Leon , con 19 vec.

ria de Villaselan , con 1 vec. 5992. CAMATIERA: geog. Ald. en la prov. 6008. CAMBELA : geog. Ald. en la prov. de Oviedo , ayunt. de Villaviciosa y felig. de de Orense, ayunt. de Rio y felig. de Santa San Esteban de Miravalles, con 8 vec. María de Villanda , con 23 vec. 5993. CAMBA: geog. L. en la prov. y ayunt.

6009. CAMBELA (Santa Maria de): geog. de Lugo y felig. de San Juan de Campo, con Felig, en la prov. de Orense, part. jud. de Via1 vec.

na, abadía de Villafranca , ayunt. de Bollo, 5994. CAMBA : geog. L. en la prov. de con 24 vec. Lugo, ayunt. de Villalba, felig. de Santiago de 6010. CAMBEO (San Esteban de): geog. FeSamarugo, con 2 vec.

lig. en la prov., part. jud. y dióc. de Orense, 5995. CAMBA: geog. L. en la prov. de Lugo, ayunt. de Coles, con 61 vec. ayunt. de Jove, felig. de San Pedro de Juan- 6011. CAMBIANTE: leg. c. El sugeto que ces, con 15 vec.

trueca ó cambia una cosa por otra.-El que 5996. CAMBA : geog. L. en la prov. de reduce mediante cierto interés las monedas de Lugo , ayunt. y felig. de Santa María de Orol, una especie á otra.-El cambiador ó cambista. con 9 vec.

(Véase Cambio y Cambista.) 5997. CAMBA (San Juan de): geog. Felig. en 6012. CAMBIAR: leg. c. Permutar un obla prov. de Orense, part. jud. de la Puebla de jeto por otro.-Dar ó tomar dinero a cambio. Tribes, dióc. de Astorga, ayunt. de Castro En nuestro antiguo lenguaje este verbo se Caldelas, con 73 vec.

pronunció camiar. 5998. CAMBA (San Juan de): geog. Felig. 6013. CAMBIATARIO: leg. c. La persona en la prov. de Pontevedra, part. jud. de Lalin, en cuyo favor hace el cambiador ó cambista la dióc. de Lugo, ayunt.' de Rodeiro , con 40 permuta de dinero.

Por lo tanto denomínase cambista al que 5999. CAMBA (San Salvador de): geog. Fe-da á cambio alguna cantidad para obtener un lig. en la prov. y dióc. de Orense, part. jud. beneficio; y cambiatario al que la recibe pade Verin, ayunt. de Laza, con 20 vec.

gando el interés ó lucro convenido. 6000. CAMBA : (Santa Eulalia de): geog. 6014. CAMBICIA : geog. Ald. en la prov. Felig. en la prov. de Pontevedra, part. jud. de de Orense, ayunt. de Castrourdiales y felig. Lalin , dióc. de Lugo, ayunt. de Rodeiro, con de Santa Eulalia de Trabazos, con 12 vec.

6015. CAMBIL Ó CAMBIEL Y HALABAR: geog. 6001. CAMBADOS: geog. V., cap. del part. V. con ayunt. en la prov. y dióc. de Jaen.

, jud. y ayunt. de su nombre en la prov. de Pon- part. jud. de Huelmas, aud. terr. y c. 8.

de tevedra, dióc. de Santiago, felig. de Santa Ma- Granada, con 799 vec. rina de Dozo , con 124 vec.

6016. CAMBILLAR : geog. L. en la prov. 6002. CAMBAL: geog. L. en la prov. de de Lugo, ayunt. de Caballedo y felig. de San Lugo, ayunt. de Sober y felig. de San Pedro Estéban de Chanzan, con 2 vec. de Canabal , con 14 vec.

6017. CAMBIO : leg. c. El trueque ó per6003. CAMBARGO: geog. L. en la prov. de muta de una cosa por otra. La ley 1.", tit. 6, Santander, part. jud. de Potes, dióc. de Leon, Part.: 5.', le define asi : «Cambio , es dar é aud. terr. y c. g. de Burgos , ayunt. de Cabe- otorgar una cosa señalada por otra. » Las leyes

, zon de Liébana , con 21 vec.

de dicho título hablan del contrato de cambio

vec.

44 vec.

[ocr errors]

por dinero.

tomado en este sentido; pero como en el dia , cambio que se hace de presente de unas moneeste contrato es mas conocido con el nombre das por otras, pagando cierto interés, como de permuta , se tratará de él en su lugar cor- cuando se cambian monedas nacionales por esrespondiente con la estension que pueda inte-tranjeras, etc. Se llama minuto este cambio resar á un escribano. (V. Permuta.)

porque en él se truecan frecuentemente las Entre negociantes se entiende por cambio monedas mayores por las menores, ó al conel acto de tomar dinero, obligándose el que trario, segun convenga para el uso á que halo recibe á ponerlo de su cuenta y riesgo, ó á yan de destinarse; y tambien manual porque pagarlo en otro lugar convenido, mediante se hace entregando efectivamente las monedas cierto premio por razon del giro.-El aumento ó el dinero de mano en mano, y no por meó disminucion de valor que se da á la moneda dio de letras. de oro ó plata al tiempo de la paga en las pla- Los que se dedican a esta clase de negocios zas á donde se destina. - El interés que se llevan algun premio ó interés moderado por lleva por pagar las letras.-Y el lugar, casa úrazon del trabajo, incomodidad, oficio de camoficina donde se hacen los cambios.

biar y gastos que tiene el cambista, como tamPero en el dia se aplica mas especialmente bien por la comodidad y ventaja que resultan la palabra cambio al trueque ó permuta de un al cambiatario , lo cual está permitido, y hasdinero por otro. El cambio en esta acepcion se ta los teólogos convienen en que es lícito. diferencia de la simple permuta, de la com- Cambio mercantil ó local es un contrato por pra-venta , del mútuo y del depósito, como se el cual recibe uno en un lugar cierta cantidad comprenderá fácilmente fijándose en la natu- de dinero , dando su equivalente en una letra raleza de estos contratos , y en la circunstan- pagadera por su cuenta en otro lugar: ó la necia de que en el cambio se da siempre dinero gociacion de giro, por la cual una persona

trasporta á otra los fondos que tiene en algun Este cambio es de dos maneras : real y punto por un precio en que se convienen, ó seco. Se llama cambio real aquel en que real que está arreglado en la plaza por el comercio. y efectivamente se permuta un dinero por Se llama mercantil este cambio por el mucho otro; y por seco se entiende el negocio que se uso que se hace de él en el comercio; local, hace cuando el que recibe el dinero a cambio porque se hace de un lugar a otro; y tambien no tiene dinero, crédito ni corresponsal que lo se llama por letras, porque se verifica por pague en la plaza ó lugar para donde se ha gi- medio de una letra en que la persona que ha rado la letra , la cual por lo tanto es fingida, y recibido la cantidad manda á su corresponsal ha sido dada con el objeto de pagarla en el mis- que la pague á la que la ha entrega do ó á su mo lugar en que se ha librado, acumulando órden. Las formalidades que deben concurrir intereses y ocultando el lucro que resulta al en estas letras, y todo lo demás relativo á esta que da el dinero.

negociacion mercantil , se verá en su lugar Se vé por esta definicion que el cambio correspondiente. (Véase Letra de cambio.) seco no es un verdadero contrato de cambio, El banquero o librador de la letra tiene desino un simple mútuo ó préstamo de dinero recho á cierto premio o interés por razon de su con interés, disfrazado con la apariencia del trabajo, gastos y responsabilidad, y por las cambio, é inventado con el objeto de dar ó ad- ventajas que proporciona al tomador traslaquirir dinero prestado, eludiendo las leyes da- dándole virtualmente el dinero al lugar donde das contra la usura. Por esta razon los cam- lo necesita , sin gastos , dilaciones ni peligros. bios secos se condenaron y proscribieron como Este premio ó interés tiene tambien el nombre usurarios por los teólogos y por la ley 4.", ti- de cambio, como el contrato que lo produce. tulo 3, lib. 9, Nov. Rec.; pero en el dia de- No siempre se paga y lo recibe el librador de berán seguir la suerte del interés del dinero, la letra , sino que alguna vez lo recibe el tomade manera que serán lícitos en los casos y for- dor. Esto y su cuantía depende de la mayor ó ma en que este lo sea. Debe advertirse que no menor necesidad que haya en el comercio de están hoy en uso los cambios secos, porque trasladar dinero de un lugar á otro, y de la no hay necesidad de las ficciones y rodeos de combinacion de otras circunstancias que coeste contrato para encontrar dinero a préstamo nocen los que á esta especulacion se dedican. con interés.

Como de lo dicho se infiere, el cambio en El cambio real se divide en minuto ó ma- este sentido es unas veces a la par, otras con nual, y en local ó mercantil. Minuto es el beneficio y otras con daño. Está el cambio á la par cuando se verifica sin premio ó descuento, ciba y entregue el dinero. Esta clase de escrialguno por razon del giro, de manera que el turas, además del lugar y nombre de los conbanquero da en un lugar la misma cantidad que tratantes, contendrán la cantidad y condicioha recibido en otro: con beneficio, cuando el nes bajo las cuales se ha de hacer el cambio, y banquero ó cambista recibe premio por el giro, las cláusulas generales de obligacion de bienes de modo que da menos cantidad que recibe: y y poderío de justicias. Si contienen hipoteca cambio con daño se llama cuando el banquero, especial, se tomará razon en el oficio de hipopor convenirle trasladar sus fondos á un punto tecas dentro del plazo señalado para los demás determinado , abona premio al que toma la le- actos sujetos al registro. El papel sellado en tra para aquel punto, de manera que entrega que habrán de librarse las copias , será con armas dinero que recibe. Así, pues, se dice en reglo á la cantidad, objeto del cambio; esto es, el comercio, y todos comprenden lo que sig- en sello de ilustres si escede de 11,000 reales; nifica , que el cambio, por ejemplo, de Madrid en sello primero, si escede de 8,000 y no pasa sobre Barcelona está á la par, el de Madrid de 11,000; en sello segundo si importa mas de sobre Londres con un 2 por 100 de beneficio, 5,000 y no escede de 8,000; en sello tercero, y el de Cádiz sobre Madrid con un medio por si no escediendo de esta cantidad importa mas ciento de daño.

de 2,000 reales; y de esta suma para abajo en Pueden celebrar el contrato de cambio to- sello cuarto. (Cap. II del real decreto de 8 de das las personas con capacidad legal para obli- agosto de 1851.) garse y contratar. El cambista ó banquero debe Debe cuidarse de no confundir los efectos ser comerciante en la acepcion legal de esta de estas escrituras con los de las letras de campalabra , cuyo articulo podrá verse.

bio, que son muy distintos, sobre todo en El cambio mercantil, que es el mas usual y cuanto a la prescripcion. Las acciones que de al que en general se le da simplemente el nom- estas nacen prescriben á los cuatro años como bre de cambio , se realiza, ya creando bajo el se verá en su lugar, y las de aquellas están sunombre de letra de cambio ó de pagaré á la jetas a las reglas de las prescripciones ordinaorden una obligacion, que da derecho al porta- rias, en razon á que como hemos dicho no dor legitimo de aquel docuntento á exigir la pasan de ser una promesa de cambio. suma designada, ya cediendo por endoso una Por último, hay otra clase de cambio llaobligacion de esta especie de que se puede dis- mado marítimo, que es un contrato por el poner libremente : pero en cuanto a su forma- cual presta uno a otro cierta suma sobre objecion está regido por las mismas reglas que las tos espuestos á riesgos marítimos, que ha de demás convenciones mercantiles. Queda por lo ser devuelta con la ganancia señalada si estos tanto perfecta la obligacion desde el momento llegan al puerto de la consignacion , y perdida en que las partes se ponen de acuerdo sobre si ellas pierden. Este contrato, mas bien que sus recíprocas entregas de dinero, plazos en cambio es préstamo , por lo que en el comerque han de hacerse, y demás condiciones líci- cio es conocido mas bien con los nombres de tas que les convenga estipular.

contrato á la gruesa , y préstamo á riesgo maEl contrato de cambio se disuelve o modifi-rítimo. (V. Préstamo å riesgo maritimo.) ca de la misma manera que se forma , esto es, 6018. CAMBISTA: leg. c. El sugeto dedicapor el consentimiento de ambas partes. Queda do al oficio de tomar dinero en una parte y consumado luego que es pagada la cantidad en- darlo en otra, girando para ello la letra cortregada en el lugar convenido. Sus efectos pa- respondiente, mediante cierto interés. (Véase san á los herederos y contra los herederos. Banquero.)

En este contrato ordinariamente no inter- 6019. CÁMBOÑO (San Juan de), geog. Fevienen los escribanos ni otros funcionarios pú- lig. en la prov. de la Coruña , dióc. de Santiablicos como no sean los agentes de cambio, en go, part. jud. de Noya y ayunt. de Lousame, razon á que queda realizado con la entrega de con 72 vec. la letra ó pagaré. Pero a veces conviene a las 6020. CAMBRAOS: geog. L. en la prov. de partes consignar la convencion en escritura pú- Lugo, ayunt. de Lugo, felig. de Santa Eulalia blica, en cuyo caso ésta no puede tener mas Cuiña , con 2 vec. fuerza que la de una promesa de cambio para 6021. CAMBRE: geog. Ayunt. en la prov., obligar en su virtud á que cumpla lo pactado la aud. terr., c. g. y part. jud. de la Coruña, parte que no lo hiciere, esto es, al cambista á dióc. de Santiago, con 946 vec. que libre la letra , y al cambiatario á que la re- 6022. CAMBRE (San Martin de): geog. Felig. en la prov. de la Coruña, dióc. de Santia- tar por ellos; tambien se les llama caminos go , part. jud. de Carballo y ayunt. de Malpica, rurales. con 72 vec.

Unos y otros pueden ser carreteros, de 6023. CAMBRE (Santa Maria de): geog. Fe- herradura, ó sendas. Caminos carreteros son lig. en la prov. y part. jud. de la Coruña, dióc. aquellos por donde pueden transitar los carde Santiago y ayunt. de que es cap., con 140 ruajes ; de herradura , aquellos por donde no vec.

pueden pasar carruajes pero si caballerias con 6024. CAMBRILS : geog. L. en la prov. de carga ó sin ella, y sendas son las vias por Lérida, part. jud. y dióc. de Solsona, aud. donde solo se puede ir á pié, y uno tras terr. y c. g. de Cataluña, adm. de rent. de Cer- otro. vera, con 8 vec.

Los caminos públicos se subdividen en rea6025. CAMBRILS: geog. V. con ayunt. en la les ó trasversales : caminos reales, que tamprov. y dióc. de Tarragona, part. jud. de Reus, bien se llaman carreteras generales, son aqueaud. terr. y c. g. de Barcelona; es puerto habi- llos que atraviesan dos ó mas provincias, y litado para el comercio de cabotage, con adua- por donde se va a las principales ciudades del na de cuarta clase , con 578 vec.

reino, y trasversales ó de travesía son los 6026. CAMEIJA (San Martin de): geog. Fe- que dentro de cada provincia sirven para las lig. en la prov. y dióc. de Orense, part. jud. comunicaciones entre los pueblos que la comde Señorin en Carballino, ayunt. de Boboras, ponen y con los limítrofes de las inmediatas. con 186 vec.

Estos se subdividen en provinciales y vecina6027. CAMELEIRO : geog. L. en la prov. de les. Caminos provinciales se llaman los que la Coruña, ayunt. de Capela y felig. de Santa son de interés general para una ó mas provinMaría de Rivadeume, con 2 vec.

cias, y vecinales, los que interesan solamente 6028. CAMELEIROS: geog. L. en la prov. á algunos pueblos de ellas. Tambien pertenede la Coruña, ayunt. de Capela y felig. de Sancen á la clase de públicos los Caminos de hierPedro de Eume, con 4 vec.

ro, que son los destinados y hechos exclusiva6029. CAMENO: geog. V. con ayunt. en la mente para el tránsito de los carruajes moviprov., aud. terr., c. g. y dióc. de Burgos, dos por el vapor. part. jud. de Bribiesca, con 54 vec.

La riqueza de una nacion está en razon di6030. CAMESA : geog. L. en la prov. de recta de los medios de comunicacion que poSantander , part. jud. de Reinosa , aud. terr. y see : estos son respecto del cuerpo social lo que c. g. de Burgos, á cuya dióc. corresponde el á los cuerpos organizados es la circulacion de terr., y en lo espiritual al real Bailio, órden de la sangre ; así es que el establecimiento de un San Juan, con 37 vec.

buen sistema de caminos es de grande impor6031. CAMIJANES: geog. L. en la prov. y tancia política y social Comprendiéndolo asi dióc. de Santander, part. jud. de San Vicente el gobierno, ha fijado su atencion en esta fuende la Barquera , aud. terr. y c. g. de Burgos, te de la riqueza pública, y en estos últimos ayunt. del valle de las Herrerías, cuyas re- tiempos se han dictado varias leyes y reales uniones son en el pueblo de Vielva, con 40 disposiciones para mejorar los caminos, que

por circunstancias de todos conocidas estaban 6032. CAMILO: geog. L. en la prov. de Lu- casi en un completo abandono. go, ayunt. de Sober y felig. de Santa María de Su direccion y gobierno se han puesto tamBelmonte, con 3 vec.

bien en armonia con los adelantos de la ciencia 6033. CAMINAYO: geog. L. en la prov. y administrativa y con las reformas introducidas dióc. de Leon, part. jud. de Riaño, aud. terr. en la administracion general del Estado. Han y c. g. de Valladolid, ayunt. de Mogrobejo, desaparecido la antigua direccion de caminos con 24 vec.

agregada á la de correos, sus juzgados priva6034. CAMINO: leg. c. La faja de tierra tivos y su junta de apelaciones. Hoy la direchollada

por donde se va de un punto á otro. cion suprema de este ramo reside en el gobierLos caminos son públicos ó privados. Ca- no, quien la ejerce por el ministerio de Fominos públicos son los que van de un pueblo mento, en el que á este fin hay establecida una á otro, y sirven para el uso de todos; y pri- direccion de obras públicas. La construccion, vados los que solo sirven para el paso á las he conservacion y fomento de los mismos incumredades de dominio privado, y para el uso be al gobierno, á los gobernadores de provinparticular de los que tienen derecho á transi-Icia, diputaciones provinciales, ayuntamientos

vec.

y alcaldes de los pueblos, segun la clase de ca- Nuestro gobierno, conociendo por estas y mino de que se trate: y la parte contenciosa es otras consideraciones, la importancia de los de la competencia de los consejos provinciales y caminos de hierro, les ha dedicado toda su del Consejo real, como tribunales contencioso- atencion tan pronto como se ha visto desemadministrativos.

barazado de la guerra civil. Muchas son las Tambien se ha hecho una nueva clasifica- disposiciones que para su fomento y proteccion de caminos públicos. A los que son de in- cion se han acordado desde 1844 en adelante. terés general se les ha dado el nombre de car- No conduce á nuestro propósito enumerarlas reteras, y se han dividido en generalas, tras- todas: nos harémos cargo solamente de las de versales, provinciales y locales (ley de 7 de interés general y de aquellas mas principales, mayo de 1851); y á los que solo interesan á al- y que, por decirlo así, pueden considerarse gunos pueblos de un mismo distrito, se les lla- como la base de todas las demás. ma caminos vecinales. (Ley de 28 de abril En la imposibilidad de acometer el gobierde 1849.) Como la importancia y el interés de no por cuenta del Estado empresas ó construcunos y otros es distinto , se hallan regidos por ciones tan costosas, se ha visto en la necesidad disposieiones especiales, lo mismo que los de de estimular a los particulares para que las hierro.

emprendan, concediéndoles ciertas ventajas y Por esta razon y para proceder con el de- asegurando el 6 por 100 de interéses á los cabido órden y claridad, trataremos con separa- pitales que en ellos se inviertan. Tambien se 'cion de cada uno de ellos, esponiendo su de- ha estimulado á los ayuntamientos para que finicion, de cargo de quien sea su construccion, enagenen sus bienes de propios y empleen sus conservacion y uso, con todo lo demás que productos en estas empresas. (V. Bienes de pueda interesar, en particular a los alcaldes y propios.) Los particulares a quienes se hacen ayuntamientos y á sus secretarios y escribanos. concesiones de vias ferradas suelen reunir los Al efecto dividiremos este artículo en las sec- fondos necesarios para tales obras, por medio ciones siguientes:

de sociedades por acciones, las que deberán 1. De los caminos de hierro.

estar formadas y garantidas con arreglo a las 2. De las carreteras generales.

leyes. (V. Sociedad mercantil.) 3.' De las carreteras trasversales.

Otras veces el gobierno hace estas obras 4. De las carreteras provinciales.

por cuenta del Estado, pero por medio de con5. De las carreteras locales.

tratas en pública subasta ( véase Obras públi6. Disposiciones relativas a todas las car- cas), y para pago del contratista suelen crearreteras.

se acciones llamadas de ferro-carriles, que se 7.' De los caminos vecinales.

van amortizando en los plazos establecidos. 8. De los caminos privados.

Estas acciones se emiten por el ministerio de

Hacienda con las formalidades prescritas por SECCION I.

el real decreto de 21 de noviembre de 1852.

Por la ley de 20 de febrero de 1850, se De los caminos de hierro.

mandó, que mientras se aprueba la ley sobre

ferro-carriles, podrá el gobierno hacer ó ratiLos caminos de hierro, ese gran descubri- ficar concesiones provisionales, y además de miento de nuestro siglo, se han hecho una ne- las ventajas, franquicias y exenciones acordacesidad imperiosa en todas las naciones civili- das por los decretos de concesion de las reszadas. Ellos han aproximado las distancias en-pectivas empresas, garantir a estas el interés tre los pueblos, han convertido en puertos mínimo de 6 por 100, mas 1 por 100 de amormarítimos á los centros productores, y han tizacion de los capitales invertidos y que se indado tal animacion al comercio y á la industria, viertan en los ferro-carriles que estaban consque la nacion mas adelantada en estos ramos truyéndose entonces ó que se construyan en es la que cuenta con mas vias ferradas. Las dos adelante, bajo las condiciones siguientes : condiciones principales de toda via, que son 1.- Que las empresas á quienes se conceda celeridad y baratura , las llenan los ferro-car-garantia , queden sujetas á lo que se disponga riles de tal manera, que sorprende y pasma el en la ley de ferro-carriles. (Esta ley no se ha ver lo que en este punto se ha adelantado; casi publicado.) no puede fijarse su relacion con las vias ordi- 2. Que el gobierno solo satisfará a las emnarias.

presas el interés garantido mientras duren las

« AnteriorContinuar »