Imágenes de páginas
PDF
EPUB

sonas de las cuales la una sea militar ó perteCAPELLAN MAYOR DE LOS EJÉRCITOS. nezca a los ejércitos; y la otra sea súbdita del

párroco territorial ó de la jurisdiccion ordinaEl vicario general de los ejércitos de mar ria, no debe el cura párroco pasar a celebrary tierra, que es el Patriarca de las Indias, y lo sin la intervencion del capellan castrense ó ejerce jurisdiccion eclesiástica castrense por si sacerdote que para ello destine el vicario gey sus subdelegados.

neral ó su teniente, ni estos tampoco pueden

ejecutarlo sin la asistencia del cura párroco, CAPELLAN DE EJÉRCITO.

pues han de concurrir precisamente ambos jun

tos. (Reales órdenes de 31 de octubre de 1781, El eclesiástico encargado de la cura de al- y 18 de diciembre de 1795, ó sea ley 2, tit. 6, mas en los cuerpos, plazas y hospitales mili- lib. 2 , Nov. Rec.) tares.

Los oficiales que contrajeren matrimonio Los capellanes de todos los cuerpos del sin la concurrencia de sus párrocos castrenses, ejército y armada, inclusos los de casa real, incurren por este solo hecho en la privacion plazas, ciudades, castillos, fortalezas y hos- de su empleo, aunque tengan real licencia para pitales militares , escuadras y departamentos casarse;. y los sargentos, cabos , soldados y de marina, como parte del juzgado eclesiásti- tambores, en las mismas penas que hay estaco castrense, dependen del Patriarca , vicario blecidas contra los de su clase que se casen general de los ejércitos, y sus subdelegados sin el correspondiente permiso, esto es, en los tenientes vicarios generales, que hay en las de ser depuestos de sus empleos, y servir cada provincia: son como tales los verdaderos de soldados por seis años en uno de los regipárrocos de los militares y demás individuos mientos fijos de Oran y Ceuta. (Reales órdedel fuero de guerra, que sirven respectivamen- nes de 31 de octubre de 1781 y 19 de marzo te en los cuerpos ó fortalezas : ejercen el car- de 1775. go de cura de almas, y deben llevar aquellos derechos parroquiales que están señalados por CAPELLAN DE MARINA Ó DE LA ARMADA. ordenanzas, órdenes posteriores é instrucciones del Patriarca,

El sacerdote á quien está confiada la cura Tienen obligacion estos capellanes de tener de almas á bordo de cualquier navio del Esun libro de registro á manera y con la misma tado. formalidad que el que tienen los párrocos ter- Los capellanes de marina dependen , como ritoriales, y llaman cinco libros de su parro- los de ejército , .del Patriarca, vicario general quia, en que harán su asiento de las partidas de los ejércitos y sus subdelegados los teniende los bautizados, confirmados, casados, di- tes vicarios de los departamentos, y ejercen su funtos y estado de almas de los dependientes jurisdiccion sobre los individuos de sus respecdel regimiento, etc., sin que esto se oponga á tivos buques, aun cuando bajen á tierra por que quede en la parroquia donde se haya cele- temporada, subsistiendo los bajeles armados; brado el Sacramento el asiento respectivo. bien que si en el puerto donde llegare la escua(Art. 8 y 11, tit. 23', trat: 2 de la ordenanza dra hubiere cura párroco castrense, pertenece general del ejército.)

: á este la administracion de Sacramentos y deLas certificaciones que dieren de bautismo, más actos parroquiales con los individuos de confirmacion , casamiento ó muerte, interve- ella que bajen á tierra. (Reales órdenes de 25 nidas por el sargento mayor, y autorizadas con de febrero y 25 de setiembre de 1784.) el visto-bueno del coronel ó comandante del Deben tambien llevar libro y sentar en el cuerpo, tienen fuerza de testimonio válido en todos los nacidos, casados y muertos en la cualquier juicio. (Art. 9, tit. 23, trat. 2; navegacion , en la misma forma que los capeid. id.)

llanes de tierra. (Instruccion de 24 de marzo No están autorizados los capellanes de ejér- de 1782). cito para dar certificaciones de libertad ó sol- No puede asistir á matrimonio alguno de tería, á no ser por delegacion de los tenientes oficial, soldado ó marinero, sin que se les exvicarios generales castrenses , en cuyo caso de- hiba despacho del Patriarca vicario general ó ben darlas con las fórmulas y requisitos pre. de su subdelegado. (Inst. citada.) venidos en los juzgados de estos.

Mientras permanecieren á bordo de los naCuando se contraiga matrimonio entre per- I vios, están sujetos á las reglas de policia.es-

[ocr errors]

tablecidas en ellos por los comandantes, como Por lo que acabamos de esponer en cuanto lo están los pasajeros y cuantos se embarcan. á las capellanias mercenarias, laicales ó pro(Real orden de 25 de febrero de 1784.) (V. Ca- fanas y cumplideras , no tiene lugar lo dispellania y vicario general de los ejércitos.) puesto por los cánones en lo que hace referen

6612. ČAPELLANÍAS: leg. c. La fundacia al término para su presentacion, ni hay cion hecha por alguna persona con la carga canónica institucion ni colacion, ni tiene que ú obligacion de celebrar anualmente una ó mu- entender en los bienes de ellas el diocesano; y chas misas en cierta iglesia, capilla' ó altar. como las obtenian indistintamente los clérigos

Esta carga ú obligacion compete al que te- ó legos, están comprendidas tambien en el niendo el derecho de ser presentado , o lláme- art. 1.° de la ley anteriormente citada. se patronato pasivo, tiene los requisitos nece- Hay además otra circunstancia muy atensarios para entrar en la posesion de los bienes dible, y es, que las capellanias mercenarias no destinados á levantar las cargas, las cuales de- pueden hacerse colativas ni servir de título berá desempeñar por sí ó por otros, segun de para ordenarse, a no ser que la fundacion perla clase que sea la capellania , y lo que en ella mita que alguno se ordene con ellas por via de se hubiere establecido por el fundador. patrimonio. Si son instituidas para parientes,

Por la naturaleza de los bienes que consti- ha de justificarse el parentesco ante el juez tuyen la capellania, y por las personas que real, á no ser que el fundador haya conferido pueden poseerlos , divídense las capellanias en á los patronos la facultad de elegir al pariente mercenarias, colativas y gentilicias.

que mejor les parezca, sin atender a la proxi

midad de grado. CAPELLANIAS MERCENARIAS.

CAPELLANIAS COLATIVAS. Capellanias mercenarias son aquellas que se instituyen sin intervencion de la autoridad Capellania colativa es la instituida con eclesiástica , obligando únicamente al poseedor intervencion y autoridad del ordinario, y que á mandar celebrar cierto número de misas que se equipara á los beneficios eclesiásticos, perel fundador haya designado.

teneciendo siempre al obispo la institucion De esta definicion se desprenden dos clases canónica ó la colacion. de capellanias; una llamada propiamente ca- La presentacion de las capellanias colativas pellania laical, memoria de misas ó legado puede ser hecha por persona lega ó eclesiástica pio, ya porque se funda sin autoridad del or segun lo disponga el fundador; pero la coladinario, y ninguno puede ordenarse á título cion, institucion canónica ó investidura, el de ella, ya porque la poseen los legos y ade- cuidado de la conservacion de sus fincas, el más los bienes que la constituyen no están es- cumplimiento de sus cargas y el conocimiento piritualizados, y ya por querer conservar la de la legitimidad de los pretendientes, pertememoria despues de muertos, fundando cierto necen privativamente al ordinario diocesano número de misas; por último, llámase legado en cuyo territorio están fundadas, con apelapio, porque suele instruirse en testamento por cion al metropolitano , y de este al tribunal de via de manda ó legado. La otra denominase la Rota. patronato real de legos á modo de vínculo ó El patrono de estas capellanias tiene tan mayorazgo , porque los poseedores son legos, solo la facultad de nombrar capellan dentro y se consideran como patronos para nombrar del término marcado por el derecho canónico, á cualquier sacerdote que celebre las misas, y el nombrado por él será preferido á los colipor lo cual se llaman amovibles à voluntad y tigantes que no lo estén, siempre que se halle manuales. Esta clase de capellanias fueron en igual grado con ellos y con las demás cuasuprimidas por el art. 1.o de la ley de 27 de lidades que exigió el fundador, y no de otra setiembre de 1820.

manera. Hay otra que pertenece a las capellanias Llámanse colativas, porque sus bienes se mercenarias llamada capellania cumplidera, han considerado como puramente eclesiástique en nada se diferencia de las anteriores, á cos, y por ellas se pagaba subsidio. no ser que, á quien se le confiere sea clérigo ó Pueden conferirse á presbíteros y á los lego; tiene el derecho de administrar sus bie- que no lo son, para que se ordenen á título nes y gozar de todos sus productos, cumplien- de ellas, segun lo disponga el fundador. do con las cargas de la fundacion.

La edad para obtenerlas ha de ser la de 14 años, siempre que no lleven aneja la cura de partidos en que radiquen la mayor parte de los bienes, almas ( Concilio de Trento, cap. 6, sesion corresponde hacer la aplicacion de los derechos que se

declaraa en esta ley. 23 de reforma), a no ser que el fundador dis

Art. 11. La adjudicacion de los bienes se entenderá ponga sean conferidas á los de menor edad, con la obligacion de cumplir, pero sin mancomunidad, pues entonces habiendo entrado en los 7 años, las cargas civiles y eclesiásticas á que estaban afectos. pueden ser admitidos á su goce. (Ley 3, titulo 16, Part. 1.) Siendo beneficios curados Al ejecutar el Concordato, declarado como ó con cura de almas, han de tener 25. ( Con- ley del Estado en 17 de octubre de 1851, surcilio de Trento , cap. 12, sesion 24 , de re- gieron varias dificultades sobre las capellanias forma.)

colativas y demás fundaciones piadosas, las Aunque por real decreto de 30 de agosto de cuales quedaron salvadas en virtud del 1836, el cual restableció la ley de 27 de setiembre de 1820, se prohibió fundar ninguna

Real decreto de 30 de abril de 1852. capellanía colativa, sin embargo, no se de

En vista de lo espuesto por varios diocesanos y fisclararon partibles hasta la ley de 19 de agosto cales de las Reales audiencias acerca de la aplicacion de 1841, que á continuacion insertamos. del Concordato en lo relativo a capellapías colativas, y

fundaciones piadosas de patronato activo ó pasivo de Artículo 1. Los bienes de las capellanias colativas, sangre, deseando quitar todo motivo de duda, y evitar à cuyo goce estén llamadas ciertas y determinadas fa- los conflictos siempre lamentables á que esto da lugar, milias, se adjudicaran como de libre disposicion a los conformandome con lo que de acuerdo con el muy reveindividuos de ellas en quienes concurra la circunstan- | rendo Nuncio apostólico en esta corte, y mi Coosejo de cia de preferente parentesco, segun los llamamientos, ministros, me ha propuesto el ministro de Gracia y pero sin diferencia de sexo, edad, condicion ni estado Justicia, oida la real Cámara eclesiástica, vengo en de

Art. 2.° Eu consecuencia de la anterior disposicion, clarar lo siguiente: seran preferidos los parientes que con arreglo a la fun- Artículo 1. Desde el dia diez y siete de octubre úldacion sean de mejor línea ; y entre los de esta , aquel timo, eo que se publicó el Concordato como ley de eso aquellos que fuesen de grado preferente.

tado, se considerará derogada la ley de diez y nueve Cuando se hiciesen estos llamamientos en general a de agosto de mil ochocientos cuarenta y uno relativa á Jos parientes, sin distincion de líneas ni grados, serán capellanias colalivas de patronato activo ó pasivo de distinguidos los mas próximos a los fundadores o á los sangre. De la misma manera, y desde igual fecha se enque estos señalen como tronco.

tenderán derogadas las disposiciones relativas a las Art. 3.° En los casos en que las fundaciones dispon- fundaciones piadosas familiares. gan que alternen las líneas, se dividirán los bienes en- Art. 2.° A su consecuencia quedan subsistentes las tre estas con entera igualdad, y la porcion que a cada capellanias colativas de patronato activo ó pasivo de uno corresponda se adjudicará a los individuos existen- sangre, estén o no actualmente vacantes, cuyos bienes les de ella en los términos que dispone el artículo ante- no hayan sido adjudicados judicialmente a las familias cedente.

respectivas, o para cuya adjudicacion no pendiere juiArt. 4.° Cuando solo el patronato activo fuese fa- cio en ejecucion de la ley de diez y nueve de agosto de miliar, se adjudicarán tambien los bienes en concepto mil ochocientos cuarenta y uno, y otras disposiciones, de libres á los parientes llamados a ejercerlos.

antes de dicho dia diez y siete de octubre. Lo mismo se Art. 5. Si en alguna sundacion se dispusiese de los entenderá respecto a las fundaciones piadosas arriba bienes para el caso en que dejase de existir la capella- mencionadas. nia, se cumplirá lo determinado en aquella.

Art. 3.o Por lo tanto, se adjudicarán por los tribuArt. 6.° Las disposiciones que preceden tendrán nales eclesiásticos, y servirán de título de ordenacion aplicacion a las capellanias vacantes en la actualidad y las capellanias subsistentes segun los artículos anteá las demás segun fueren vacando.

riores, siempre que sean congruas. Art. 7. Los posedores actuales continuarán gozan- Art. 4.o Continuarán hasta su decision definitiva do las capellanias en el mismo concepto en que las ob- con arreglo á derecho los espedientes judiciales que tuvieron , y con entera sujecion a las reglas de las fun-pendian en los juzgados de primera instancia y Reales daciones respectivas. Pero podrán en su caso usar del audiencias el citado dia diez y siete de octubre, cesanderecho que les corresponde en virtud de los anteriores do los juicios principiados con posterioridad. arliculos.

Art. 5. Si los sugetos a quienes se hayan adjudicaArt. 8. Los pleitos que sobre capellanías colativas do judicialmente los bienes de las capellanias hubiesen se ballen pendientes, podrán continuar, y estas pro- sido ordenados, ó lo fuesen en lo sucesivo á título de veerse como tales, quedando los que lleguen a obtener- ellas, se entenderá que los interesados han renunciado las en el mismo caso que los actuales poseedores. al beneficio de la ley de diez y nueve de agosto de mil

Art. 9.° Los parientes que conforme a los cuatro ochocientos cuarenta y uno, observándose por lo tanto primeros arlículos de esta ley, o las personas que con lo dispuesto en los artículos primero y tercero de la arreglo al 5. tuviesen derecho a los bienes de capella- presente declaracion. Lo mismo se entenderá respecto nías que no se hallen vacantes , ó sobre las que penda de las capellanias que hayan servido ó sirvieren de tilitigio, podrán desde luego pedir que se les declare la tulo de ordenacion a algun individuo de las familias, propiedad de dichos bienes, sin perjuicio del usufructo entre quienes se hayan distribuido los bienes, siempre que a los poseedores corresponda.

que presten a este su consentimiento todos los intereArt. 10. A los tribunales civiles ordinarios de los I sados.

pilla para la ejecucion del último suplicio. CAPELLANIAS GENTILICIAS.

Los reos entran en la capilla al notificarles

la pena de muerte, y permanecen en ella hasCapellania gentilicia es la misma capella- ta que salen para el suplicio. nía colativa , cuya presentacion se ha de hacer La guardia de los reos en capilla y su espor un lego, no pudiendo el fundador prohi- colta hasta el patibulo , son servicios peculiabir a los obispos que hagan su institucion ca- res del ejército que están de guarnicion , y no nónica.

de la guardia civil, a la que no puede obligarTanto las capellanias mercenarias, como se á que preste este servicio , que no es de su las colativas y gentilicias, pueden fundarse instituto. Así está declarado por real órden por contrato ó por disposicion de última vo- de 8 de abril de 1846. (V. Ejecucion de las luntad; pero es indispensable la licencia del penas , donde se hallarán todos los formularey, del mismo modo que para la ereccion de rios relativos a la Capilla.) mayorazgos, segun se declaró por real reso- 6615. CAPILLA: geog. V. con ayunt. en la lucion de 20 de febrero de 1796 y circular prov. de Badajoz, part. jud. de la Puebla de de 20 de setiembre de 1799, ley 6, tit. 12, Alcocer , aud. terr. de Cáceres, dióc. de Tolib. 1, Nov. Rec.)

ledo, c. g. de Estremadura , con 84 vec. Los bienes de las capellanias no podian an- 6616. CAPILLA: geog. L. en la prov. de la tes enagenarse, ni prescribirse, ni desmem-Coruña, ayunt. de Rianjo y felig. de Santa Eubrarse : mas por real cédula de 19 de setiem lalia de Araño, con 35 vec. bre de 1878, se dispone la enagenacion de 6617. CAPILLA: geog. Ald. en la prov. de bienes raices pertenecientes á patronatos, etc.; la Coruña , ayunt. de Mellid y felig. de San y por la ley de 27 de setiembre de 1820, res- Juan de Golan, con 9 vec. tablecida por real decreto de 30 de agosto 6618. CAPILLAS: geog. V. con ayunt. en de 1836, se prohibió fundar para en lo suce la prov. de Palencia, part. jud. de Frechilla, sivo patronato ni capellania : por la ley de 19 aud. terr. y c. g. de Valladolid, dióc. de Leon, de agosto de 1841 se adjudicaron como de li- con 147 vec. bre disposicion los bienes de las capellanias 6619. CAPIÑARCELO: geog. L. en la prov: colativas entre las personas llamadas por el de Lugo, ayunt. de Villalba y felig. de Şarr fundador , acreditando su derecho ante los Martin de Distriz, con 1 vec. jueces de primera instancia; por último, el 6620. CAPISCOL: geog. Cas. en la prov. y real decreto de 30 de abril de 1852, que es la molino de Lérida, part. jud. y dióc. de Seo jurisprudencia novísima sobre este punto, de-de Urgel , térm. de Martinet y jurisdic. munirogó la ley de 19 de agosto de 1841, así como cipal de Montella , con 1 vec. las disposiciones relativas å las fundaciones 6621. CAPITACION : leg. c. Distribucion piadosas familiares. (V. Patronato real de ó reparto de tributos y contribuciones que se legos.)

hace
por

cabezas.—Tambien el tributo que se 6613. CAPILEIRA: geog. L. con ayunt. de paga por individuos, sin atencion a los capila prov., aud. terr., c. g. y dióc. de Granada, tales, á las rentas, ni á los productos de la part. jud. de Orjiva, adm. de rent. de Ugijar, industria. con 300 vec.

La capitacion ya se conoció entre los ro6614. CAPILLA: leg. p. El oratorio, lugar ó manos, quienes estuvieron sujetos á dos géedificio pequeño que está dentro de alguna neros de impuestos ; unos personales y otros iglesia ó fuera de ella , con altar y advocacion reales. La Francia y la Inglaterra tambien la particular. (V. Putronato.)

adoptaron , y lo mismo en Castilla , en donde Tambien se llama capilla el oratorio que antiguamente existió con el nombre de monehay o se habilita en las cárcelės para asistir á da forera , la cual se pagaba por personas sin los reos de pena capital con la comunion y distincion de sexo ni edad, á razon de medio demás preparativos para la muerte. D. Feli- real por cada una , de siete en siete años , lo pe II, en pragmática de 27 de marzo de 1569, cual se varió despues. mandó crear en las cárceles la capilla para este En 1712 se impuso a los pueblos de Castiobjeto ; pero en las que no ha podido estable-la y Leon, de Valencia, Aragon y Cataluña, cerse aun por falta de local ó por otras causas, á razon de 60 rs cada večino , una contribuse habilita provisionalmente una de las habitacion con el título de cuartel y remonta , y 40 ciones cuando hay que poner algun reo en ca- reales para pagas de oficiales. En 1713 continuó el pago á razon de 40 rs. por cada veci- , cida ni conminada , directa ni indirectamente no de Castilla y 100 para el que fuere de por su marido, sino que ha procedido de su Aragon, repartiéndose en 1714 y 1719 á razon libre y espontánea voluntad. de 10 rs. los primeros y 55 los últimos. Has- La mujer solo se obligará á reconocer á ta 1817 se cobró en Cataluña tal impuesto, de- su tiempo el capital del marido como caudal nominado personal, por el que los jornaleros, puesto por este en la sociedad conyugal, pero criados, mancebos y artesanos, pagaban 25 de ningun modo á responder de su importe, reales anuales, esceptuándose solo los solteros puesto que ni se le entrega ni lo administra. y los nobles.

El marido debe tambien concurrir al otor6622. CAPITAL: leg. c. El caudal ó con- gamiento de la escritura de capital, y declajunto de bienes que alguno posee.-El caudal rar en ella bajo juramento, que son suyos o bienes que el marido lleva al matrimonio.-, aquellos bicnes, y que no tienen contra si La cantidad de dinero que se impone á censo carga, hipoteca ni otro gravámen , ó en caso ó rédito.—El principal de una deuda que pro- de tenerlo, deberá espresar cuál sea y á cuánduce intereses.- La ciudad ó poblacion que esto asciende, como tambien las deudas que cabeza de algun reino, provincia ó estado.- haya contraido , su importe y que no tiene Lo que toca ó pertenece a la cabeza, como otras. Si fuese viudo con hijos, para que estos pena capital, esto es, pena de muerte que se no sean perjudicados, hará tambien descripejecuta en la cabeza.

cion de los bienes que les correspondan por

legitima materna, ó por cualquier otro conCAPITAL DEL MARIDO.

cepto.

El escribano tendrá muy presentes estas El capital que el marido lleva al matrimo- prevenciones, para redactar segun los casos nio , debe asegurarse con la escritura de este la escritura de capital, de manera que pueda nombre, que se otorgará antes ó despues de en su dia corresponder convenientemente á su celebrado el casamiento , a fin de que luego no objeto. haya dificultades y pueda confundirse con los bienen gananciales. Será muy conveniente que

MODO PRÁCTICO DE ESTENDER UNA ESCRITURA DE

CAPITAL esta escritura se otorgue antes del matrimonio, ó que en las capitulaciones matrimonia- Madrid á tantos de tal mes y año. En este dia han comles ó carta dotal se haga espresion del capital parecido ante mí el escribano y testigos que se espresadel marido para alejar toda sospecha de que dona Ambrosia Jazmin, naturales y vecinos de esta cor

rán, doña Leonor Calvo y sus padres D. Juan Calvo y este pueda haber obligado a la mujer á reco- le, mayores de edad, y estando tambien presente D. Dienocer un capital que no aportó, ó que haya go Rosa, marido de aquella , a todos los cuales doy sé ejercido su influencia en sentido contrario con conozco, dijeron: que en el dia de ayer han contraido su el objeto de defraudar á sus acreedores, cosas

matrimonio el D. Diego y la doña Leonor, habiendo pac

lado antes en las capitulaciones matrimoniales otorgadas ambas que suelen dar lugar á muchos y rui- ante mí en tal fecha, que esta con sus padres habia de nosos pleitos.

formalizar a favor de aquel dentro de los ocho dias siSi se efectuase la escritura de capital an- guientes a su casamiento el correspondiente resguardo tes de celebrarse el matrimonio, bastará que que acreditase los bienes y efectos que tenia y aportaba

la sociedad conyugal: llevándolo pues a efecto, en la concurran á su otorgamiento los novios y sus mejor forma que baya lugar en derecho, cerciorados padres, con el objeto de que los de la mujer del que les compete, y de su libre voluntad otorgan y no puedan alegar nunca, que su hija , recono- declaran : que el referido D. Diego Rosa ha traido a su ciendo mayor suma de lo que realmente era el

matrimonio con la doña Leonor los bienes siguientes: capital de su marido, se perjudicó, ó les per- vida especificacion.)

( Se pondrán por clases, partidas y precios con la de judicó en la parte de gananciales que pudieran Importan estos bienes doscientos mil reales vellon, corresponderles al disolverse la sociedad con- salvo error, de que los otorgantes se dan por satisfechos yugal. Lo mismo deberá practicarse cuando

a su voluntad; y aunque no parecen de presentes, por dicho reconocimiento se haga en las capitula- ley 9, lit. 1.•, Part. 5.", que trata de la entrega, los dos

ser cierta su aportacion al matrimonio, renunciau la ciones matrimoniales ó en la carta dotal, como años para justificarla, y la escepcion que podian oposuele hacerse para evitar el gasto de dobles ner de no haberlos traido, y otorgao a favor del don escrituras.

Diego el resguardo mas eficaz que convenga para seSi la de capital se hace despues de con- guridad suya. Declaran que no hay engaño ni lesion

en la tasacion de los bienes, la que ha sido practicada traido el matrimonio, jurará la mujer que por personas inteligentes nombradas de comun acuerpara otorgarla no ha sido obligada, sedu- do, y caso que lo hubiesc, de lo que sea en poca ó mu

« AnteriorContinuar »