Imágenes de páginas
PDF
EPUB

cha suma, hacen á favor del mismo gracia y donacion vida, y al 8 y 113 por 100 si lo están para dos pura é irrevocable, obligándose á no reclamar contra vidas, conminándose con la pena de privacion dicha tasacion. La doña Leonor , y para su caso sus pa- de oficio al escribano que autorice escrituras, dres, prometen tener por caudal del citado su marido, todos los mencionados bienes y los demás que adquiera en las que se infrinjan estas disposiciones. por título lucrativo, deducido primero el importe de (Leyes 6, 8, 9, y nota 2.', tít. 15, lib. 10, la dote, arras y demás bienes que pertenezcan al cau- | Nov. Rec.) dal particular de la mujer , a fin de que á ninguno se

En los censos irredimibles y enfitéuticos no perjudique en los gananciales que pueda haber cuando el matrimonio se disuelva. Al cumplimiento de lo re- hay tasa puesta por las leyes ; pero segun la ferido obligan todos sus bienes habidos y por haber, y opinion comun de los autores , deben capitalirenuncian las leyes que les favorezcan, y las mujeres es- zarse á razon del 2 por 100 los irredimibles, y pecialmente la sesenta y una de Toro, que habla de las del 1 y 112 por 100 los enfitéuticos. A esta rafianzas y obligaciones mancomunadas de las mujeres con sus maridos, de cuyo literal contesto quedaror.

zon están tasados los que gravitan sobre casas enteradas. La misma doña Leonor y su madre, juran en

y solares de Madrid. (Ley 12, tit. 15, lib. 10, debida forma que para formalizar este contrato no han Nov. Rec.) (V. Censos.) sido seducidas, intimidadas ni violentadas por sus Por reales órdenes de 26 de agosto y 6 de respectivos maridos, y que lo otorgan de su libre y setiembre de 1852 está mandado que los cenespontánea voluntad. Y el mencionado D. Diego Rosa jura igualmente en solemne forma, que todos los bie- sos y bienes nacionales devueltos al clero que nes anteriorniente relatados son suyos, que no están se enagenen, puedan capitalizarse al 4 y 5 afectos á responsabilidad alguna , y que no tiene deu- por 100, cuando en la primera y segunda sudas (6 si las tuviese, como tambien algun gravámen las basta no se hayan presentado licitadores á los fincas , se espresarán.) Así lo dijeron, otorgaron y fir

mismos , capitalizados al 3 por 100. maron , siendo testigos F. Z. y M., vecinos de esta corte, de todo lo cual doy sé.-Leonor Calvo.- Juan Y por el 4.° del real decreto de 26 de noCalvo.-Ambrosia Jazmin.—Diego Rosa.-Ante mi, viembre de 1852 se manda que en las adquisiN. N. escribano.

ciones por título lucrativo se deduzcan para La copia de las escrituras de esta clase se el pago del derecho de hipotecas las pensiones estenderá en el papel sellado que corresponda alimenticias, temporales ó vitalicias que afecsegun la cuantía del capital, con arreglo al ten á las fincas, capitalizándolas ó graduando real decreto de 8 de agosto de 1851. (V Cabe- su capital por el tipo de un 3 por 400. za , Censo, Division territorial y España.) 6626. CAPITAN GENERAL: leg. m. El gra

6623. CAPITALISTA: leg.c. Legitimo due- do mas alto en la milicia de España.-El que, ño de un considerable caudal.-El que posee como jefe superior militar manda un ejército, grandes riquezas, consistentes en dinero me- provincia ó armada, y se distingue con los tálico y papel corriente.—En el comercio se nombres de capitan general de ejército , capida este nombre al sugeto que con preferencia tan general de distrito militar y capitan geneá otros negocios emplea su caudal en negocia- ral de la armada ó de marina. Daremos una cion y descuento de letras de cambio al inte- idea de las atribuciones de cada una de estas rés corriente de la plaza.

autoridades en cuanto conduce al objeto de 6624. CAPITALIZACION: leg. c. Accion y esta obra. efecto de capitalizar una renta en términos convenidos, y tambien la agregacion de réditos CAPITAN GENERAL DE UN EJÉRCITO. vencidos á un capital para aumentarlo.-Entiéndese además por capitalizacion la conver- Es el caudillo militar a quien está confiado sion de una deuda en otra.

el cargo y mando superior de un ejército en 6625. CAPITALIZAR: leg. c. Reducir á ca- campaña. Tambien están sujetas a su jurisdicpital el importe de la renta, sueldo ó pension cion las armas, tropas y plazas fuertes que anual, cuyo pago queda redimido con la en- hubiere en la provincia o distrito en que se trega de dicho importe. En el comercio es haga la guerra , ó que esté fronteriza con la agregar al capital el importe de los intereses estranjera en que haya de obrarse. Su nomya adquiridos con él, de modo que de ambas bramiento pertenece al rey. (Art. 1.' y 6.', ticantidades se forma un nuevo y mayor capital, tulo 1.', trat. 7.o de las ordenanzas del ejérel que irá ganando por consiguiente mayor can- cito.) tidad de intereses.

Muy amplias son las facultades que tiene Los censos redimibles no pueden capitali- el capitan general de un ejército en campaña, zarse á mas del 3 por 100, y los vitalicios al y asi es indispensable para el buen éxito de 10 por 100 si están cargados para una sola I sus operaciones y para conservar la disciplina

[ocr errors]

de las tropas , tan necesaria en todos tiempos, CAPITAN GENERAL DE DISTRITO Ó PROVINCIA. pero principalmente en la guerra. Los bandos que con este objeto promulgare tienen fuerza Es el jefe superior militará quien están sude ley, y están obligados á observarlos cuan-bordinados cuantos individuos militares ó con tas personas sigan el ejército, sin escepcion de fuero de tales, tienen destino ó residencia en clase. Así el auditor general, como los vocales su distrito. Antes eran y aun son en Ultramar de los consejos de guerra ordinarios de los re- presidentes de las audiencias y tenian varias gimientos, deberán atenerse á la letra de ellos atribuciones en el orden politico ; pero en el para el juicio de los reos contraventores. (Ar- dia deben ceñirse al mando de las tropas y al ticulo 5.", tit. 8.°, trat. 8.° de id.)

ejercicio de su jurisdiccion en las causas del El capitan general ó general en jefe de un fuero militar. ejército tiene su juzgado con un auditor gene- Para el ejercicio de esta jurisdiccion tienen ral para que le asesore en los puntos de dere- su juzgado con un auditor de guerra , el cual cho y sustanciacion de los procesos. (V. Au- es el único responsable de las providencias que ditor. )

se dieren con su dictámen ; pero si el capitan Sin embargo de la facultad tan amplia que, general se separase de él como puede, consigcomo se ha dicho, tiene el general en jefe de nando el suyo, en este caso éste, y no aquel, un ejército en campaña para la promulgacion será responsable de la providencia. (Real órde bandos, su juzgado no conoce sino de la den de 29 de enero de 1804.) (V. Auditor.) contravencion de aquellos cuyo privativo co- Están sujetos al juzgado de la capitanía genocimiento se reserva, y de los que manda neral todos los oficiales y demás individuos publicar sobre delitos que no espresa la orde- militares que residan en el distrito , á escepnanza, pues los señalados en esta bajo alguna cion de los cuerpos privilegiados que tienen pena, ha de juzgarlos siempre el consejo de juzgado particular. Conoce , pues, el capitan guerra ordinario de oficiales de cada cuerpo. general por medio de su auditor, quien en (Real orden de 26 de junio de 1783.)

virtud de decreto de aquel, sustanciará las cauDicho juzgado interviene en las primeras sas, como se ha dicho en el artículo Auditor, diligencias y formacion de causas en sumario de todos los negocios civiles en que aquellos contra los reos aforados que se refugien á la sean demandados , y de los criminales por deiglesia del cuartel general del ejército hasta es litos comunes que no tengan conexion con el traerlos de la inmunidad bajo la correspon- servicio, pues estos habrán de juzgarse en diente caucion juratoria, entregándolos luego consejo de guerra. En virtud, y para el ejercisegun su fuero a su comandante particular cio de esta jurisdiccion, todos los oficiales y para que continúe la causa , aun cuando el de- demás dependientes de ella están obligados á lito cometido sea de aquellos cuyo conoci- comparecer para declarar y demás actos judimiento corresponde á dicho juzgado , en razon ciales ante el auditor, precediendo la citacion á que el asilo sagrado impide la aprehension de orden del capitan general. (Art. 1.", titude la persona. Esto no se entiende respecto de lo 4., trat. 8.de las Ordenanzas del ejército.) los reos que fueren aprehendidos en lugar Tambien están sujetos a este juzgado todos profano fuera de los límites del ejército, pues los que, no siendo militares, cometen delitos estos quedan desaforados y sujetos al juzgado de aquellos cuyo conocimiento está reservado del capitan general. (Real orden de 26 de di- à la jurisdiccion militar, cualquiera que sea ciembre de 1780.)

la clase y fuero de los delincuentes. Pero debe Tambien conoce este juzgado de la contra- tenerse presente que tambien hay varios negovencion a las leyes ó bandos de policía y buen cios civiles y criminales en que los militares gobierno publicados para el aseo y buen órden quedan desaforados y sujetos a la jurisdiccion de los campamentos, sin que ningun cuerpo, ordinaria. (V. Fuero militar , Jurisdiccion aunque sea de los privilegiados, pueda eximir- militar.) se de su inspeccion : bien que los vivanderos Los estranjeros transeuntes están tambien de alguno de estos que se limiten á vender vi- sujetos á este juzgado. (V. Fuero de estranveres únicamente á su cuerpo, están solo su- jeria.) jetos en sus escesos á su respectivo jefe. (Rea- Al Tribunal Supremo de Guerra y Marina, les órdenes de 7 de noviembre y 5 de diciem- antes Consejo Supremo de Guerra, como subre de 1780, y de 29 de enero de 1781.) perior inmediato, debe recurrirse en apelacion

de los fallos pronunciados por el juzgado de la capitania general, tanto en materias civiles, territorio , y tres si el delito mereciese la imcomo criminales. Sin embargo, los procesos posicion de pena aflictiva ó capital. (Reales procedentes del consejo de guerra general en órdenes de 28 de febrero de 1804 , y de 15 de que haya duda, y los de sentencias de oficiales | julio de 1806.) que deben consultarse al rey antes de su eje- En estos procesos no pueden ser recusados cucion , el capitan general debe remitirlos por los capitanes generales ó gobernadores á quiela via reservada al secretario del despacho de nes se pasan para la aprobacion de las sentenla Guerra con el parecer del auditor o asesor. cias, ni tampoco los auditores ó letrados con (Art. 3.", tit. 4.", trat. 3.° de id.)

quienes las consulten. La razon es, porque en Las causas juzgadas por el consejo de guer- las causas sentenciadas por los consejos ordira ordinario deben pasarse al capitan general narios de oficiales no proceden aquellos como para su aprobacion, escepto las de los cuerpos jueces, pues no pueden variar ni enmendar privilegiados, como se ha indicado anterior- las sentencias, sino mandarlás ejecutar si están mente. Este las examina y reconoce por si ó. arregladas á ordenanza, y suspenderlas en caso por medio de su auditor , que es lo mas regu- contrario hasta la decision del Supremo Conlar: si se notase la falta de algunas diligencias sejo de la Guerra , hoy Tribunal Supremo de interesantes, como por ejemplo, el juramento Guerra y Marina. (Real órden de 23 de junio de los testigos, el nombramiento de defensores, de 1803.) (V. Consejo de guerra.) el reconocimiento de los sitios, la lectura de Las multas impuestas por los capitanes gelas ordenanzas á cada uno en su propio idio- nerales deben aplicarse al fisco y recaudarse ma ú otras relativas al cuerpo del delito , debe en el papel sellado de multas creado por real disponer que se remedien luego estos defectos decreto de 14 de abril de 1848.) y vuelvan á votar el proceso los oficiales que Desde 1.° de enero del presente año de 1853 compusieron el consejo de guerra, y que sub- se observan en los juzgados de guerra las dissanados se ponga en ejecucion la sentencia, posiciones del real decreto de 8 de agosto é inssuspendiéndola y consultando solo en los casos truccion de 1.' de octubre de 1851 y demás en que los defectos no se puedan remediar con posteriores acerca del papel sellado , habiendo facilidad , ó en que resulte alguna duda grave cesado de percibir derechos los auditores, asede derecho. (Reales órdenes de 19 de enero sores y fiscales por haberseles señalado sueldo de 1736 y 11 de mayo de 1738.)

fijo. Los escribanos y demás subalternos de esSi el proceso no tuviere defectos, ó des- tos juzgados percibirán los marcados en los pues de subsanados y fallado nuevamente por aranceles judiciales modificados por real deel consejo ordinario , cuando los hubiese teni- creto de 22 de mayo de 1846, en los casos en do , el capitan general debe decidir con dictá- que lo manden las leyes, subsistiendo vigentes men del auditor, si ha de suspenderse la sen- en toda su fuerza y vigor las disposiciones tencia por injusta o ejecutarse por bien pro- que prohiben devengarlos en las causas, testanunciada. En este caso se lleva a efecto ; pero mentarias, abintestatos y particiones. (Articuen el otro, devolverá el proceso al coronel ó los 1.°, 2. y 32 del real decreto de 22 de dicomandante del cuerpo, poniendo al pié su ciembre de 1852.) órden de suspension de la sentencia con espre- Debe tenerse presente que los capitanes sion circunstanciada del motivo en que la generales con su juzgado residen en la cabeza sunda , y prevencion al mismo coronel ó co- del distrito militar, el que comprende varias mandante de que lo remita todo al Tribunal provincias, en cada una de las cuales hay un Supremo de Guerra y Marina para su superior comandante general subordinado á aquel. Este resolucion , y él dará cuenta de esta novedad tiene un juzgado, que puede llamarse prevenpor la via reservada de guerra. ( Art. 58, ti- tivo, con asesor y escribano para la formacion talo 5.', trat. 8.' de las Ordenanzas del ejér- de las primeras diligencias y ejecucion de cito, y real órden de 26 de octubre de 1769.) aquellas que le comete el de la capitania gene

Lo propio ha de verificarse en los domi- ral. (V. Juzgado de guerra.) nios de Ultramar en tiempo de paz; pero en En cualquier duda ó disputa que ocurra soel die guerra , cuando el capitan general no se bre la ordenanza, los capitanes generales ticconforme con la sentencia del consejo ordina- nen facultad para decidirla provisionalmenrio por solo el dictámen del auditor, debe te, dando cuenta al rey de la disposicion indisponer que se revea el proceso por este,terina que hayan tomado, a la que deben acompañándole un oidor de la audiencia del sujetarse todos los militares á ellos subordinados. (Real orden de 18 de febrero de 1769.)

CAPITAN DE NAVE. Los capitanes y comandantes generales tienen obligacion de dar el auxilio de tropa que La persona que tiene á su cargo la direcles pidieren las autoridades judiciales para cion y gobierno de una embarcacion destinada asuntos del servicio. (Reales órdenes de 30 de al comercio marítimo. Se le llama mas bien enero de 1751 y 7 de marzo de 1796.)

maestre ó patron cuando es el jefe de un bar

co de pesca ó de cualquiera otro buque menor, CAPITAN GENERAL DE DEPARTAMENTO DE de los que se emplean en el cabotaje. MARINA.

Importantes son las atribuciones que el có

digo de Comercio señala á los capitanes de barEs el gefe superior á quien en cada depar-co; nos haremos cargo de ellas por lo que puetamento de marina están subordinados los in- de interesar su conocimiento a los escribanos, dividuos que gozan del fuero militar de este y en particular á los de marina y de los triburamo.

nales de comercio. Trataremos : Esta autoridad tiene su juzgado con audi- 1.' De los requisitos para ser capitan. tor responsable de las providencias que se dic- 2: De sus atribuciones y deberes. ten con su acuerdo , fiscal, escribano y demás 3. De las cosas que le están prohibidas. dependientes. Es tribunal de apelacion de los 4. De su responsabilidad. juzgados de los comandantes de las provincias 5. Parte práctica. marítimas, y contra sus providencias se recurre al Tribunal Supremo de Guerra y Marina Requisitos para ser capitan. en última instancia. (V. Juzgado de marina.) Corresponde á estas autoridades todo cuan

Para ser capitan de nave es necesario tener to es relativo al alistamiento ó matrícula de la los requisitos siguientes: gente de mar, á la pesca en los puntos bañados 1.' Ser natural y vecino de los reinos de por agua salada y que tengan comunicacion con España, ó haber adquirido carta de naturala mar, a la seguridad y limpieza de los puer- leza. tos, á las fábricas de armas, jarcias, lonas, 2. Tener capacidad para contratar y oblibetunes y demás efectos para servicio de la ar

garse. mada , y á la navegacion, presas , arribadas y 3.- Estar autorizado para ejercer este cargo naufragios en las costas ó puertos de los domi- con los requisitos prevenidos por las ordenannios de España, debiendo dar todas las provi-zas de matrícula de gentes de mar. (Art. 634 dencias conducentes para el salvamento y cus-y. 635 del código de Comercio.) todia de papeles y efectos de los buques nau- Estas, en su art. 19, tit. 2.', previenen que fragados, á cuyo fin se constituirán desde lue- para patronear los matriculados han de haber go en el sitio del naufragio. (Leyes 4, 9, 10 hecho tres campañas en los reales bajeles ó ary 11, tit. 7, lib. 6, Nov. Rec.)

sénales, habiendo obtenido en ellos plaza de En cuanto a las demás causas civiles y cri- marineros sin desercion; y en el art. 1.", tit. 10, minales sujetas a la jurisdiccion de marina, que ningun capitan ó patron pueda navegar V. Fuero de marina.

fuera del departamento de su matrícula sin haDebe tenerse presente que en las provincias ber obtenido el real pasaporte ó patente de nade marina de Bilbao y San Sebastian , no está vegacion , bajo la pena de confiscacion del barestablecido el alistamiento y servicio de matri- co con toda su carga. culados como en las demás, y la gente de mar El nombramiento de capitan pertenece al está sujeta a la jurisdiccion ordinaria, como naviero ó propietario de la nave, y si fueren tambien lo está en Castrourdiales en los asun- estos mas de uno á la mayoría, considerandotos que no sean peculiares del ejercicio de sa la por el mayor interés en el buque. ( Articuprofesion. (Leyes 12 y 13, tít. 7, lib. 6, Nov. 1o 619.). Rec.)

El naviero que se reserve ejercer la capitaPor último, el capitan general de la arma- nía de su nave y no tenga la patente de capitan da , jefe de una escuadra , tiene en su línea las con arreglo á las ordenanzas de matrículas, mismas atribuciones que un capitan general de tiene que limitarse á la administracion econóejército. (V. Marina.)

mica de ella, y valerse en lo relativo á la navegacion de un capitan aprobado y autorizado. (Art. 636.)

El capitan que sea natural de España estará co, quilla y aparejos, con prévia licencia del ó no obligado á dar fianzas para garantizar la tribunal de Comercio donde se halle, siendo responsabilidad de su cargo, segun lo que so- territorio español, y la del consul, o en su debre ello contrate con el naviero; pero el que fecto de la autoridad que entienda de los asunsea estranjero naturalizado tiene siempre que tos mercantiles, siendo en país estranjero. No prestarlas en cantidad suficiente á cubrir la mi- surtiendo efecto este arbitrio, podrá echar tad , cuando menos, del valor de la nave que mano de la parte del cargamento que baste capitanee. (Art. 634 y 637.)

para cubrir las necesidades que sean de abso

luta urgencia y perentoriedad, vendiéndola con Atribuciones y deberes de los capitanes. la misma autorizacion judicial y en subasta pú

blica. (Art. 644.) El capitan es el jefe de la nave y como tal Estando ya la nave despachada para hacerdebe obedecerle toda la tripulacion. Esta es se á la vela, ni el capitan ni los individuos de nombrada por el naviero, pero á propuesta su tripulacion pueden ser detenidos por deudel capitan, quien no está obligado á recibir das, á no ser que procedan de efectos suminisen su equipaje persona alguna que no sea de trados para aquel mismo viaje, en cuyo caso su contento y satisfaccion. (Art. 638 y 639.) se les admitirá la fianza prevenida en el articu

El capitan tiene facultad para imponer pe- lo 604 , si la dieren para que no se les detennas leves correccionales contra los que pertur- ga, cuya fianza consiste en presentar persona ben el orden en la nave, cometan faltas de dis- abonada que se obligue á pagar por el deudor, ciplina o dejen de hacer el servicio que les como caso que este no regresara en tiempo oportuno. pete, sujetándose para ello á los reglamentos (Art. 645.) de la marina; pero si alguno de la tripulacion Los autores convienen en que en esta disó de los pasajeros cometiere algun delito gra- posicion no están comprendidas las detenciove que merezca pena corporal ó pecuniaria , se nes por causas criminales. El capitan ó mariconcretará á prenderle, y presentarlo al juez nero que ha cometido un delito, puede ser dedel puerto de la descarga para que lo castigue. tenido aun estando á bordo y á punto de hacer(Art. 640 y ley 2, tit. 9, Part. 5.")

se á la vela, porque el interés del orden púEstá tambien facultado el capitan para con

blico y de la sociedad es mas fuerte que el de tratar por sí los fletamentos, cuando no estén la pronta espedicion de la nave. presentes el naviero ni el consignatario de la Tiene el capitan obligacion de llevar asiennave, pero debiéņdose sujetar á las instrticcio-to formal de todo lo concerniente á la adminisnes que tenga recibidas y procurando el fomen-tracion de la nave y ocurrencias de la navegato de los intereses del naviero. (Art. 641.) cion, para lo cual tendrá tres libros encuader

Puede asimismo el capitan comprar por si nados y foliados, y rubricados en todas sus lo absolutamente necesario para mantener la hojas por el capitan del puerto de la matrícunave pertrechada, provista y municionada, la del barco. cuando las circunstancias no le permitan soli- En el primero, llamado de cargamentos, citar previamente las instrucciones del navie- se anotará la entrada y salida de las mercadero. Puede tambien en casos urgentes, durante rías que se carguen en la nave, con espresion la navegacion, disponer aquellas reparaciones de las marcas y números de los bultos, nomprecisas sin las que no podria continuar y aca- bres de cargadores y consignatarios, puertos bar el viaje ; pero debiendo obrar con acuerdo de carga y de descarga , fletes que devengaren, del consignatario de la nave, si lo tuviese en y por último los nombres, procedencia y desel puerto á donde arribe. Fuera de estos casos tino de todos los pasajeros que viajen en la no puede hacer por si solo sin el consentimien- nave. to del naviero gasto alguno. (Art. 642 y 643.) En el segundo, llamado de cuenta y razon,

Si el capitan no tuviese fondos pertenecien- se llevará la de los intereses de la nave, anotes á la nave o á sus propietarios para costear tando artículo por articulo lo que reciba el cadichos gastos, en caso de arribada , acudirá á pitan y lo que espenda por reparaciones, los corresponsales del naviero, y en su defec- aprestos , vituallas, salarios y demas gastos que to á los interesados en la carga ; 'y si por nin- se ocasionen, sentándose en el mismo libro los guno de estos medios pudiese proporcionárse- nombres, apellidos y domicilios de toda la trilos, está autorizado para tomarlos á riesgo pulacion, sus sueldos respectivos , cantidades maritimo ú obligacion a la gruesa sobre el cas que reciban por razon de ellos, y las consig

« AnteriorContinuar »