Imágenes de páginas
PDF
EPUB

ceso.

[ocr errors]

Pero no puede dudarse que sus ventajas son, cion debe observarse con mucho rigor: los mayores que estos inconvenientes, los que jueces no deben acordarlos sino cuando lo puede desvanecer ó atenuar el juez con su juzguen conveniente, teniendo presente que la prudencia. Cualquiera que tenga práctica de omisiou de esta diligencia no anula el prolos asuntos judiciales , habrá visto que la verdad se descubre en muchas ocasiones por me- Los careos pueden tener lugar , entre dos ó dio del careo; y basta que esto suceda una vez, mas procesados, entre dos ó mas testigos, y para que no se rechace este medio de investi- entre los testigos y los procesados. Segun algacion, que por otra parte la práctica tiene gunos autores, tambien pueden tener lugar admitido; y bajo tal concepto , y por la inter- entre los acusadores, acusados y testigos; pero vencion que en él tienen los escribanos, de- en nuestro juicio , esto no podrá suceder si el bemos examinarlo.

acusador no ha declarado en la causa como El careo, aunque admitido y consentido testigo, porque su dicho sin la formalidad de por nuestras leyes en los procedimientos la declaracion jurada, no tiene fuerza alguna, criminales por la jurisdiccion ordinaria, no y de consiguiente, en tal caso estará comprenhay disposicion alguna que lo prescriba ter- dido en la regla general establecida para los minantemente: no sucede asi respecto de la testigos. jurisdiccion militar.

Cuando el juez considere conveniente ó nePor el art. 23, tít. 5, trat. 8. de las orde- cesario el careo , por medio de un auto mannanzas del ejército se manda , que se careen dará que se practique. Y para llevarlo á efeccon el reo uno por uno todos los testigos que to, si ha de ser entre testigos ó procesados hayan declarado despues de ratificados. Esta que estén en libertad, comparecerán todos en disposicion tan general si que debe producidar la audiencia del juzgado en un mismo acto, cipocas ventajas, como asegura Colon en sus tándolos al efecto previamente por medio de Juzgados militares: por cuya razon sin duda los alguaciles; pero si ha de tener lugar entre está mandado que se escusen los careos todo procesados que estén en la cárcel, ó entre eslo posible en las causas formadas por la juris- tos y testigos, el juez con el escribano se trasdiccion militar contra ciertos reos, que aunque ladará á la cárcel para realizarlo allí, donde no militares, se les ba sujetado á ella por la comparecerán tambien los testigos. calidad del delito.

Cuando sean mas de dos los que han de ser En efecto, por la nota 16, tit. 17 , lib. 12 careados , se suele practicar en una sola dilide la Nov. Rec. está mandado, que en las cau- gencia, siempre que la contradiccion de todos sas y procesos formados por la jurisdiccion ellos verse sobre un mismo punto : en otro militar contra malhechores y contrabandistas, caso se practican los careos con la debida seno se ejecuten careos sino cuando sean condu- paracion , con lo que se consigue mayor claricentes, ó bien por la discordancia de los tes- dad, y que los careados no se enteren de partigos ó por otras justas causas, á imitacion de ticulares que no les incumben, y que deben ser lo que se practica en la jurisdiccion ordinaria. reservados por el estado de sumario en que Y en el art 11 de la ley de 17 de abril de 1821, está la causa. sobre el conocimiento y modo de proceder en Puestos ya en la presencia judicial los prolas causas de conspiracion, se manda , que en cesados y testigos entre quienes haya de tener todos los procesos que se formaren militar- lugar el careo, el juez recibe juramento á esmente se escusen los careos cuanto sea posi- tos y encarga á aquellos que no falten a la verble, con arreglo a la real órden inserta en la dad : 'se les leen sus respectivas declaraciones, nota anteriormente citada.

lo que para no quebrantar la reserva del sumaEn cuanto a la jurisdiccion ordinaria, ade- rio conviene sea solo en la parte necesaria, más de lo que en dicha nota se espresa relati- esto es, en aquellos particulares sobre los que vo á la práctica sobre careos, el art. 8.o del se hubieren contradicho entre si, omitiendo decreto de las Cortes de 11 de setiembre de la lectura de lo demás que hubiesen declarado, 1820, restablecido en 30 de agosto de 1836, y se les pregunta si se afirman y ratifican en lo establece , que los jueces no practiquen mas que respectivamente tienen dicho. Si alguno careos que los que juzguen necesarios ó con- rectifica ó reforma su declaracion en términos venientes para la averiguacion de la verdad que se pone enteramente de acuerdo con lo Sin embargo de que estamos por la convenien- declarado por el otro ó los otros con quienes se cia de los careos, creemos que esta disposi está careando, en este estado debe darse por

[ocr errors]

terminada la diligencia , en razon á que pues- ma Roque Trabuco, el cual presto juramento en debitos de acuerdo los careados, se ha conseguido

da forma, á quienes se les leyeron las declaraciones

que respectivamente tienen prestadas á los fólios tal y el objeto del careo. Pero si contestan afirmati

tal, solo en la parte necesaria , y enterados dijeron: vamente, entonces el juez les hace notar la

Que cada uno se afirmaba y ratificaba en lo que en dia contradiccion que existe entre lo que han de- chas sus declaraciones tienen dicho por ser la verdad. clarado, y les invita a que se hagan las adver

Acto continuo el señor juez les hizo dotar la contratencias, preguntas y mútuas reconvenciones que al particular de que el primero llevaba una navaja en la

diccion que se advierte entre sus dichos, relativamente ellos crean necesarias para recordar mejor los mano cuando tomó parte en la peudencia de que se trahechos, que desaparezca la contradiccion y ta en estos autos, y les invito a que se hicieran las obapurar la verdad. Luego que se ha conseguido servaciones, preguntas y reconvenciones oportunas, el objeto , ó cuando el juez conozca que no dijo: Que mal pudo sacar la navaja cuando nunca ha

para aclarar la verdad; y en su consecuencia el Fuentes puede obtener el resultado apetecido , da por usado esta arma , como consta al mismo Roque, en raterminado el acto. El escribano lo estenderá zon a haber vivido juntos mucho tiempo. Este, contespor diligencia en la causa, espresando en ella 10: Que es verdad que cuando vivia en compañía del todo cuanto hubiere ocurrido, cuya diligencia

procesado, hace tres años, éste no usaba dicha arma,

pero que diga si es cierto que hace un mes compró de será firmada por el juez y por los careados. Juan Rios la que resulta de autos: a lo que contestó el que supiesen, y autorizada por el escribano. procesado que esto es verdad, pero que tambien lo es

El juez debe dirigir estos debates, pero sin que dicha na vaja se le perdió hace ocho dias estando en tomar parte activa en ellos : debe evitar las Chamberí, ignorando en poder de quien obrase ahora: preguntas impertinentes y los artificios de que no la llevaba , y que de consiguiente no fué el quien

porque

él pueda valerse un hombre sagaz y atrevido hirió a Simon Santo. El lestigo dijo: Que él no vio quién para triunfar de su contrario, tímido e ines- hiriese a Simon Santo, pero sí que vió al Fuentes con la perto. El objeto es apurar la verdad, y å esto navaja en la mano. Y habiendo manifestado que no teúnicamente debe contribuir el juez, dirigiendo tiene dicho por asegurar ser la verdad, el señor juez

nian mas que decir, é insistiendo cada cual en lo que los debates con el tino y prudencia conve- dió por termiuada esta diligencia, que leida a los intenientes.

resados la encontraron covforme; no firmaron estos Tambien en estos actos tiene el escribano por decir no saber, haciéndolo su señoria , en Madrid deberes que cumplir. Como la redaccion de la a tantos de tal mes y año. diligencia está á él confiada, y ha de dar fe del acto, debe estender con la mayor fidelidad todo 6976. CARENES (Santa Cecilia de): geog. lo que ocurra, espresando, tanto las adverten- Felig. en la prov. y dióc. de Oviedo , part. cias, observaciones y preguntas, como las jud. y ayunt. de Villaviciosa, con 72 vec. contestaciones y reconvenciones que mútua- 6977. CARGADO Y REGALIA: leg. c. Ciermente se hicieren los careados, y en la misma ta renta que consiste en los derechos de milloforma que se las hubiesen hecho, a fin de que nes y rentas generales que se cobran a los vien la causa resulte un cuadro exacto de lo nos y aceites que de Andalucía salen al estran ocurrido, y pueda apreciarse al tiempo del fa- jero. llo en lo que valga. No debe, por lo tanto, 6978, CARGADOIRO : geog: L. en la prov. usar de la cláusula general se hicieron otras de Lugo, ayunt. de Orol y felig. de San Panvarias preguntas y reconvenciones sin resul- taleon de Cabana, con 3 vec. tado alguno en la averiguacion de la ver- 6979, CARGADOIRO: geog. L. en la prov. dad, sino que como hemos dicho, debe es- de Lugo, ayunt. de Orol y felig. de Santa Eu presar lo que fueron esas preguntas y recon- lalia de Merille, con 8 vee. venciones con las contestaciones que se hubie- 6980. CARGADOIRO DE ARRIBA: geog. ren dado.

L. en la prov. de Lugo, ayunt. de Orol y fe

lig. de San Pantaleon de Cabana, con 7 vec. MÉTODO PRÁCTICO DE ESTENDER UNA DILIGEN

6981. CARGADOR: leg. c. En el comercio CIA DE CAREO.

marítimo el mercader que embarca sus mer

cancías para comerciar con ellas en otras parDoy fé: Que para llevar á efecto el careo acor

tes; y á la persona a quien pertenece el todo ó

á dado en el auto que precede, el señor juez de prin parte de la carga de un navío. Además al mera instancia, con mi asistencia, se constituyó en corredor que proporciona a los ordinarios la cárcel del Saladero de esta corte, y estando en

efectos con que cargar sus carruajes. (V. Asesu sala de declaraciones mandó comparecer ante si a Pablo Fuentes, preso por esta causa , de quien esi- guracion y Averlas.) gió promesa de decir verdad, y al testigo de la mis- 6982. CARGAMENTO: leg. c. La porcion,

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

cantidad ó conjunto de géneros y efectos va- de nulidad y demás establecidas por la ley rios que se ponen para trasportarlos en alguna de 23 de mayo de 1845. (V. Registro de hiponave ó buque. Se le dá tambien el nombre tecas y Capitalizar.) de cargazon ó carguio. 6983. CARGAS: leg. c. Las contribuciones

CARGAS PERSONALES. que se imponen al pueblo para cubrir los gaslos públicos.- Las obligaciones que se con- Estas, como ya hemos indicado , solo afectraen por razon del estado, empleo ú oficio.- tan á la persona, así es que únicamente pueTodo tributo, pecho , gravámen, pension ó den exigirse de la obligada a la prestacion , á å cosa que estamos obligados á satisfacer o á eje- diferencia de las reales, que pueden reclamarcutar en beneficio de otro.

se de cualquiera poseedor de la finca. En esta última acepcion, las cargas pueden Las cargas personales no pasan a los heredividirse en reales y personales, legales y con- deros ni contra los herederos, a no ser que se Fencionales. Reales son aquellas que pesan so- hubiese pactado ú ordenado lo contrario al esbre las fincas ó bienes raices. Personales son tablecerlas; pero los unos tendrán el derecho aquellas á cuyo cumplimiento está obligada la de pedir, y los otros la obligacion de pagar persona solamente. Legales son las impuestas las pensiones vencidas y no satisfechas hasta por la ley. Y convencionales son las estipu- la muerte, ó hasta que quedó estinguida la obliladas por las partes.

gacion. Las cargas de alimentos, las del ma

trimonio y otras son de esta clase, CARGAS REALES.

CARGAS LEGALES. Las cargas reales siguen à la finca sobre que están establecidas de tal suerte, que aunque Como son impuestas por la ley , no podeesta pase á distintos poseedores, siempre que- mos escusarnos de su cumplimiento, aun cuanda sujeta a la responsabilidad de todas las pen- do no haya mediado obligacion espresa de siones no pagadas, y el poseedor actual está nuestra parte ; basta que aceptemos la situaobligado al pago, no solo de las vencidas en cion'en que la ley ordena que se paguen. su tiempo, si que tambien de las atrasadas que La condicion, que es natural en un conse deban , aunque con el derecho de poderlas trato, produce una carga que debe cumplirse recobrar de los poseedores anteriores que de- aunque no se haya pactado especialmente; por jaron de satisfacerlas. Esto no quita al acree- ejemplo, la eviccion en las ventas , la prestador el derecho de poderlas exigir indiferente- cion de la culpa en el comodato (V. Obligamente del poseedor actual o de los anteriores, cion) y todos los contratos. á cada uno por las que se hallen en descubier- El que recibe o acepta alguna cosa para uti10. (V. Censo.)

lizarse de sus beneficios, queda tambien obliUna finca que tiene sobre sí una carga, gado por la ley á pagar sus cargas , porque es puede ser gravada con otra nueva: mas el due- muy justo que el que recibe algun provecho, ño debe manifestar la primera à la persona á sufra tambien el daño que le está unido. Por cuyo favor se establece la segunda. (V. Censo ejemplo, el usufructuario que percibe todos los é Hipoteca.)

frutos de una finca , está obligado a pagar los Si el dueño de una finca gravada la enagena reparos ordinarios y los tributos ó contribucomo libre , puede ser precisado por el com- ciones de la misma. (V. Usufructo.) El que prador ó adquirente á libertarla de la carga ó toma prestado un caballo tiene la obligacion á que se rescinda el contrato. (V. Venta.) de alimentarlo mientras se sirva de él. (V. Co

En los dos casos anteriores , el dueño de la modato.) finca que sabiendo que estaba gravada dispu- Tambien son legales las cargas concejiles, siere de ella como libre, será castigado con las del matrimonio, las de la sociedad conyuuna multa del tanto al triple del importe del gal y las de los testamentos. perjuicio que hubiere irrogado. (Art. 455 del Código penal.)

CARGA CONCEJIL. Todas los cargas que se impongan sobre las fincas, deben registrarse en el oficio de hipo- Es el oficio que deben servir o el servicio tecas dentro del término señalado en el real que deben prestar por su turno todos los vedecreto de 19 de agosto de 1853, bajo pena cinos de un pueblo, menos los que están esceptuados por privilegio especial ó general, ó turas , por medio de las cuales se imponga alpor la imposibilidad física ó moral en que se guna carga, deben poner los escribanos el hallan para desempeñarlo. A esta clase perte- mayor cuidado , espresando con claridad y necen los oficios de ayuntamiento, el reem- precision en qué consiste la carga , quien sea plazo del ejército, las cargas de alojamientos el obligado á sufrirla ó pagarla , quién á reciy bagajes y otras. (V. estos artículos y Cargo.) bir sus beneficios, á qué plazos y por cuanto

tiempo, con todas las condiciones que quieran CARGAS DEL MATRIMONIO.

imponerse los contrayentes. (V. Censo y Ser

vidumbre.) Son las que de derecho están obligados a 6984. CARGAS: geog. L. en la prov. de cumplir los esposos, como la manutencion de Lugo, ayunt. de Taboada y felig. de Santiago la familia y la educacion de los hijos. Se da la de Cecillon, con 3 vec. dote á la mujer y la recibe el marido para ayu- 6985. CARGO : leg. c. La responsabilidad dar á sostener estas cargas, á lo que están tam- que á uno se atribuye. — La dignidad, empleo bien obligados los demás bienes del matrimo- ú oficio que da á alguno la facultad de ejercer nio. (V. Alimentos, Matrimonio y Padres.) alguna funcion pública, y de percibir ciertos

derechos.-En las cuentas el conjunto de parCARGAS DE LA SOCIEDAD CONYUGAL. tidas y cantidades que uno ha recibido y de

que debe responder.-La culpa ó falta de que Son las que deben satisfacerse de los bienes se acusa á alguno en el desempeño de su emgananciales, á saber : las deudas contraidas pleo. durante la sociedad conyugal, las dotes de las hijas y las donaciones propter nupcias de los CARGO EN LAS CAUSAS CRIMINALES. hijos. (V. Bienes gananciales.)

En los procedimientos criminales se llama CARGAS DE UN TESTAMENTO.

cargo a la manifestacion judicial que se hace

al reo de lo que resulta contra él en el proceso, Son las obligaciones que el testador impone para obligarle a que lo esplique y desvanezca, al heredero ó a cualquiera otra persona a quien ó á que confiese el delito que se le imputa. En deja alguna manda ó legado, como si los car- lo que el mismo procesado haya dicho en su ga con una servidumbre, usufructo ó pension declaracion indagatoria, ó en las deposiciones vitalicia a favor de un tercero, y tambien las de los testigos, ó en los demás documentos y mandas pias, misas, etc., que el testador or- diligencias del sumario, habrá de buscarse el denare. Son legales estas cargas, porque el he- fundamento del cargo. redero, por el solo hecho de aceptar la heren- Los cargos se hacen al tratado como reo en cia o legado queda obligado de derecho a cum- la diligencia del proceso, que se llama confeplirlas, con tal que sean lícitas y honestas. sion. Para hacérselos deben leérsele integraTéngase presente que los herederos legitimos mente las declaraciones y documentos en que no están obligados á cumplir las cargas del se funden, con los nombres de los testigos; y testamento en lo que perjudiquen á sus legi- si por ellos no los conociere, deben dársele timas. (V. Testamento , Heredero y Condi- cuantas señas quepan y basten para que pueda cion.)

venir en conocimiento de quiénes son. ( ArCARGAS CONVENCIONALES.

tículo 9 del reglamento prov. para la admin.

de just. de 26 de setiembre de 1835.) La imposicion de estas cargas depende de No se podrán hacer al procesado otros carla voluntad y convenio de los interesados, gos que los que efectivamenten resulten del pero una vez estipuladas están obligados á sumario y tales cuales resulten , ni otras recumplirlas como las legales y como deben convenciones que las que racionalmente se decumplirse todos los contratos y convenciones. duzcan de lo que responda el confesante,

dePor convenio pueden imponerse todas las biendo siempre el juez abstenerse de agravar cargas que se quieran, siempre que no estén unos y otras con calificaciones arbitrarias. (Diprohibidas por la ley : las mas comunes son cho art. 9.) (V. Confesion y Juicio criminal.) los censos, las servidumbres y las rentas ó

En los procedimientos por delitos de conpensiones vitalicias ó por tiempo determinado. trabando y defraudacion no se recibe confesion En la redaccion de las cláusulas de las escri- ' a los procesados, y de consiguiente no se les

de 1848.)

hace el cargo como en los demás juicios cri- , de resolver siguiendo el espíritu y la letra de minales. (Art. 70 del real decreto de 20 de ju- la ley. Nos haremos cargo de estas disposicionio de 1852.)

nes por el mismo órden marcado en el artícu

lo anteriormente citado. CARGOS PÚBLICOS.

Respecto del número 2.o, se consideran como

empleados públicos para los efectos de la ley, La palabra cargo , tomada bajo la segunda segun declaraciones hechas en reales órdenes acepcion, esto es, cuando significa dignidad, de 4 de febrero, 25 de marzo y 4 de abril empleo ú oficio, merece que le dediquemos de 1846, 10 de julio de 1847 y 13 de junio algunas líneas.

de 1848, los siguientes : Todos los españoles son admisibles á los 1. Los escribanos que al mismo tiempo empleos y cargos públicos segun su mérito y son contadores de hipotecas. capacidad. (Art. 5.' de la Constitucion de 1845.) 2.• 'Los maestros de postas. (V. Capacidad legal.)

3. Los carteros. Para la obtencion de cargos judiciales no

4. Los estanqueros. perjudican ni pueden servir de obstáculo las 5. Los priores y cónsules de los tribunaopiniones políticas. (Real orden de 18 de enero i les de comercio.

6. Los depositarios de los gobiernos poliPor regla general nadie puede ser obligado ticos. á aceptar contra su voluntad un cargo ó em- 7. Los administradores principales de biepleo cualquiera. Pero hay casos en que el nes nacionales. hombre tiene que ceder ante el bien general, 8. Los asesores de las subdelegaciones de y no puede menos de cumplir con los deberes rentas. que le impone la sociedad. De esta clase son 9. Los consejeros provinciales supernulos municipales, los de tutor, depositario ju- merarios. dicial y algunos otros. Hay, sin embargo, es- 10. Los fiscales de los juzgados de las cocusas é incompatibilidades para dichos cargos, mandancias de marina. como podrá verse en sus artículos respectivos. Todos estos son considerados como emplea

dos, y de consiguiente no pueden ejercer carCARGOS MUNICIPALES.

gos municipales; pero sí pueden ejercerlos por

no tener el carácter de empleados públicos para En cuanto a los municipales, que tambien los efectos de la ley, los meros escribanos, los se llaman cargos concejiles, en el artículo comisionados especiales para la venta de bieAyuntamiento pueden verse los artículos 22 nes nacionales, los asesores de las intendeny 23 de la ley de 8 de enero de 1845. Hay otras cias militares , los bailes del real patrimonio, disposiciones posteriores que conviene tener los repartidores de los sumarios de cruzada, y presentes: por lo tanto pondremos aqui rea-los cojedores de limosnas. Así está declarado sumidos todos los casos de incompatibilidad y por la segunda y cuarta de las reales órdenes. de escusa para dichos cargos.

citadas. No pueden ser alcaldes ni individuos de En cuanto al núm. 5.o del art. 22 de la ley, ayuntamiento :

la incompatibilidad que segun él tienen para 1." Los ordenados in sacris.

ser concejales los arrendatarios de propios, 2. Los empleados públicos en activo ser- arbitrios y abastos de los pueblos y sus fiadovicio.

res, solo debe entenderse en el caso de que su 3. Los que perciben sueldo de los fondos patrimonio no esceda del triplo valor de la provinciales ó municipales.

obligacion ó fianza. Tampoco están compren4. Los diputados provinciales por el tiem- didos en este caso de incompatibilidad los popo que obtengan estos cargos.

seedores de fincas de propios con obligacion 5. Los arrendatarios de los propios, ar- de pagar un cánon , bien proceda la posesion bitrios y abastos de los pueblos y sus fiadores de la real cédula de 1770, bien de repartimien(Art. 22 de la ley citada.)

to donde sea costumbre hacerlo sin subasta En la inteligencia y aplicacion de los an- pública. ( Aclaraciones 4.'y 5.' de la real órteriores casos de incompatibilidad para cargos den de 25 de marzo de 1846.) municipales, se presentaron desde luego du- Hasta aquí las incompatibilidades: veamos das que el gobierno se ha visto en la necesidad las escusas.

« AnteriorContinuar »