Imágenes de páginas
PDF
EPUB

fundamental que erigió la propiedad en derecho: casos esceptuados en que no pudiendo el juez der ya no puede decirse que ocupa ni que posee actual permiso para el abandono de la acusacion, incurre , ni habitualmente, y por consiguiente no hay ra- el que la desampara en la misma pena que se hazon para que conserve su propiedad. Por otra par- bria impuesto al acusado si se le hubiese probado el te, como el cultivo de las tierras es la primera delito

que se le imputaba ; leyes 17 y 19, tit. 1, base de la prosperidad de los pueblos, se halla toda Part. 7. Véase Acusador. nacion interesada en fo:nentarlo, y tiene por tanto ABANDONO. La dejacion , dimision ó dederecho de castigar al que lo descuida ó abondona, samparo que uno hace de alguna cosa en favor de quitándole una propiedad que en sus manos es es- otro. Léril, y poniéndola en otras que sean capaces de El deudor desgraciado y de buena fé que viénfecundaria. Si tiene tal derecho, tiene tambien el dose en la imposibilidad de pagar sus deudas cede deber , porque no puede prescindir de usar de to- y abandona sus bienes á los acreedores, se pone á dos los medios que sean à propósito para aumentar cubierto de las persecuciones de estos , logra la li. el bienestar de la masa y de los individuos que

la bertad de su persona, y aunque si despues llegare componen. No está acaso obligada a dar trabajo y á mejor fortuna tendrá que cubrir lo que quedó sin pan al hombre laborioso y pobre que se lo pide? Y pagar, se le dejará siempre lo necesario para su para cumplir esta primera obligacion de todas las subsistencia. Véase Cesion de bienes. sociedades, xhay medio mas natural que quitar las El poseedor de una finca gravada con una cartierras al que abandona su cultivo, y darlas al que ga real, puede libertarse de la carga mediante el no las tiene y quiere beneficiarlas? Mas no es siem- abandono de la finca en favor del que se utiliza de pre la pereza la que hace abandonar el cultivo de la carga, porque la persona no está obligada sino las tierras : desgracias imprevistas caen a veces so- en cuanto posee la finca. Asi que, el censatario se bre la cabeza de un propietario, y quitándole sus libra del pago del censo abandonando al censuafacultades y sus medios convierten sus campos en lista la cosa acensuada. eriales. Lejos de privarle entonces de su propie- Si un animal naturalmente manso, como el dad, lejos de castigar una desgracia con otra des- caballo, mula , asno, buey, camello y elefante, gracia todavía mas grande, se debe por el contra- hiciere algun mal espontáneamente sin culpa de rio hacer de modo que encuentre sin gravamen las persona alguna , ó si un ganado metiéndose sîn noanticipaciones necesarias para llevar adelante sus ticia del guardador en heredad ajena causare alli Trabajos rurales. Solo pues cuando la cesacion del algun daño ó destrozo, tiene el dueño la eleccion cultivo sea inescusable , será justo mirarla como de dar la competente indemnizacion al perjudicado prueba cierta del abandono de la propiedad. Pero 6 de abandonarle el animal ó el ganado; leyes 22 estos principios no estan admitidos por nuestras le- y 24, tit. 15, Part. 7. yes generales; y lo que vemos es que todo propie- ABANDONO. En el comercio marítimno es la iario conserva el dominio de sus tiemas, aunque dejacion ó cesion que en ciertos casos marcados

por las deje incultas por espacio de muchos años. la ley hace el asegurado al asegurador, de la pro

piedad de las cosas aseguradas, exigiéndole al misINI.

mo tiempo la cantidad convenida en el contrato Abandono de accion.

El asegurador contrae la obligacion general de

indemnizar al asegurado de todo daño que sobreEl actor que despues de contestada la deman-, venga á las cosas aseguradas por accidentes y da desampara su accion ausentándose ó no compa- riesgos de mar. Este daño puede reducirse a un reciendo en el tribunal, puede ser compelido por deterioro parcial y á los gastos estraordinarios que el juez mediante peticion del reo á proseguirla; y se hubieren hecho para prevenir los accidentes y sus en caso de que no la prosiga debe el juez absolver resultados, ó para repararlos; ó bien puede conal reo de la instancia, y condenar al actor en las sistir en la pérdida total real ó presunta , ó en la decostas y daños que hubiese causado al reo, no terioracion total ó casi total de las cosas aseguraoyéndole ya despues, á menos que preste caucion das. En el primer caso no hay sino averia ó siniesde comparecer y continuar la demanda, ó pruebe tro menor, y el asegurador solo está obligado á inhaber tenido impedimento legitimo, o el reo haya demnizar lo que el asegurado ha sufrido ó gastado: sido tambien contumaz no presentándose al plazo. en el segundo hay siniestro mayor, y el asegurador Véase Rebeldía.

tiene que dar por entero la cantidad estipulada. El acusador que sin permiso del juez abando- Mas como en este segundo caso paga realmente el na la acusacion una vez entablada, y emplazado asegurador el precio de los objetos asegurados, es no acude a seguirla ni á escusarse, ha de satisfa- muy justo que le pertenezca lo que restare de ellos, cer al acusado , que debe ser absuelto; todas las pues de otro modo el seguro seria para el aseguracostas y perjuicios que se le hubieren ocasionado, do un medio de ganancia , siendo asi que por su no podrá ya ser oido jamas sobre la tal acusacion, naturaleza no es mas que un medio de indemnizapagará al fisco una multa de cinco libras de oro y cion de perjuicios. No es admitido por consiguienquedará infamado para siempre, a no ser alguna de te el asegurado á demandar la reparacion del siniesaquellas personas que no merecen pena aunque tro mayor sino abandonando al asegurador todos no prucben los delitos que acusaron; y aun hay I los derechos que tiene sobre la cosa asegurada.

de seguro.

Quizá tendrán algunos por inútil este abandono,, tentar solamente la accion de averia, esto es, de waodo lo asegurado se pierde totalmente; pero guardar los objetos que quedan y no pedir al asemunca habrá bastante certeza de que será in ruc- qurador sino la reparacion del daño. luuso para el asegurador; pues puede suceder que al cabo de algun tiempo se recobre una parte pras

ART. 902. o meuds grande de las cosas aseguraclaş, y que en ioly caso queden acciones que intentar contra al- La accion de abandano no compele sino por um tercero. El código de comercio contiene subre pérdidas ocuridas despues de comenzado el viaje. » cabandeno las disposiciones siguientes:

=Mas ¿cuándo comienza el viaje? En cuanto

al buque y sus agregados desde el momento en que Art. 901.

se hace á la vela, y en cuanto a las mercaderias

desde que se cargan en la playa del puerto donde El abandono tiene lugar en los casos de:- se hace la espedicion; porque segun los artículos, apresamiento;--au ragio;---rotura ó varamiento de 850 y 871, tales son las épocas respectivas en que la nave que la inhabilite para navegar;-embargo ó empiezan a correr los riesgos por cuenta de los asedetencion por orden del gobierno propio ó estrange- guradores. Asi que, si hago asegurar mi nave des50; pérdida total de las cosas aseguradas;—y de- tinadą, para las colonias y se levanta una tempes-, terioracion de las mismas que disminuya su valor tad que la estrella en el puerto mismo antes de su en las tres cuartas partes á lo menos de su totali- partida, no puedo hacer su abandono á los asegudad.---Totos los demas daños se reputan averías, y guradores, porque no empiezan a responder de la se soportarán por quien corresponda segun los tér- nave sino despues que se hace á la vela; pero si haminos en que se haya contratado el seguro.» bia en ella mercaderías aseguradas, puede hacerse =A estas causas de abandono debe añadirse la el abandono de las mismas, porque los

aseguradofalta de noticias de que luego hablaremos. Como el res empezaron a responder de ellas desde que se abandono es un remedio estraordinario que no de cargaron. be admitirse sino con mucha circunspeccion , pues No faltará sin embargo quien creyendo poco que arruina á los aseguradores, ha tenido cuidado natural esta interpretacion quiera fijar el principio la ley de espresar los casos en que ha de dársele del viaje, asi para las mercancias como para el bucabida , los cuales por tanto son limitativos y no que, desde el momento en que este se hace á la vepueden recibir estension. Pero la dispoicion de la la; pero ¿cómo deshacer entonces la contradiccion ley no hace mas que determinar ó fijar los dere- que aparece entre las disposiciones de los artículos chos legales, sin poner trabas á los derechos con- 835 y 871 que hemos citado y la del actual? Povencionales, y asi es que queda salva á los contra- drá decirse tal vez que aquellos se aplican solamenyentes la libertad de escluir ó restrinjir en su con- te á las averías, de modo que en la hipótesis provencion las causas de abandono, como igualmente puesta de la tempestad anterior a la salida del bude estenderlas y añadir otras nuevas

que tenga derecho el asegurado, no para usar de Cuando hay lugar al abandono por alguna de la accion de abandono, sino solo de la de avería las causas marcadas por la ley Epuede e asegura- pidiendo la competente indemnizacion que en caso do contentarse con la reclamacion de las averías de pérdida total equivaldria al abandono. Parece no guardando los efectos que se salvan, ó puede el obstante mas conforme a los principios la primera asegurador exigir el abandono ofreciendo la suma esplicacion; y no vemos por otra parte razon sufiasegurada? Esta cuestión que a primera vista pue- ciente para negar al asegurado la accion de abande parecer ociosa, porque el asegurador tiene por dono con respecto a las mercancias antes de la parlo general mas interés en pagar la avería que no la tida de la nave, puesto que los riesgos corren á cantidad del seguro, no deji sin embargo de pre- cargo del asegurador desde el embarque, al paso sentar un objeto, pues el interés del asegurador que la bay muy fuerte con respecto al buque. varia en algunas circunstancias, como por ejemplo en el caso de que despues de un naufragio se salve

ART. 903. la mayor parte de las mercancias aseguradas, á tiempo que hayan tenido desde la partida del navio «El abandono no puede ser parcial ni condiuna subida tan considerable que su valor actual cional, sino que han de comprenderse en él todos sobrepuje de mucho á la cantidad del seguro; en los efectos asegurados.» cuya hipótesis y otras semejantes es necesario sa- Como el seguro es indivisible, pues abraza ber cuáles son los derechos respectivos de las par- indistintamente los objetos espresados en la póliza, tes. La decision no parece presenta dificultad: el no puede el asegurado abandonar una parte y reteabandono es puramente pasivo respecto del asegu- ner la otra; y asi es necesario hacer su abandono rador, quien solo tiene derec':o de contestarlo cuan- por entero ó limitarse á la simple demanda del pado se le ofrece indebidamente, y es facultativo res- go de averias. Si tú has hecho asegurar , por ejempecto del asegurado , quien puede usarlo ó renun-plo, un cargamento de valor de 40,000 pesos, conciarlo a su arbitrio, de modo que siempre que ocur- sistente en azucar y cacao, 'no podrás en caso de riese alguna de las causas de abandono tiene el ase- naufragio dejar el cacao al asegurador para que te gurado la opcion de abandonar los objetos asegura- pague su importe, y guardar el azucar con la redos, reclamando su valor por entero, o bien de in- serva de que te pague los daños, sino que ó bien le

3

Tomo 1.

bas de abandonar tanlo el azucar como el cacao, valor sobre un navio que debia ir á Santo Domingo pidiéndole la suma total de los 40,000 pesos, o bien y pasar por las costas de Africa para tomar alli sin abandonarle ninguno de los dos géneros debes Otros efectos, si por el cambio de ius mercaderias contentarte con la accion de avería demandándole con otras diferentes sube el valor de tu cargamento una simple indemnizacion por la pérdida ó dete- | á 30,000 pesos, y en seguida se pierde por naufrarioro del cacao y del azucar.

gio ú otro accidente de mar, para poder exigir la Pero esta disposicion solo recae sobre los obje- suma asegurada no estarás obligado a abandonar tos que estan comprendidos en el mismo seguro; sino la mitad de lo que pudiere salvarse, porque pues si hubiese dos seguros hechos por separado, habiendo subido á 30,000 pesos tu cargamento no aunque sea entre los mismos aseguradores y los corria sino la mitad por cuenta y riesgo de los asemismos asegurados, habria dos contratos que nada guradores. tendrian de comun. Asi que, si hiciste asegurar

ART. 904. separadamente el azucar y el cacao, podrás abandonar el uno de estos géneros y retener el otro.

«No será admisible el abandono si no se hace Mas ¿cuál es la señal que nos dará a conocer saber á los aseguradores dentro de los seis meses si los seguros son diferentes y no uno mismo?¿Es siguientes a la lecha en que se recibió la noticia de acaso la diversidad de los objetos asegurados, la la pérdida acaecida en los puertos y costas de Euvariedad de las pólizas ó la distincion de las canti- ropa y en los de Asia y Africa que están en el Medades estipuladas por cada especie de cosas? La di- diterráneo. Este término será de un año para las versidad de los efectos no constituye de un modo pérdidas que sucedan en las islas Azores, de Madecierto seguros diserentes sino cuando hay dos pó i- ra, islas y costas occidentales de Africa y orientazas, porque un mismo seguro puede comprender les de América, y será de dos sucediendo en cualmuchos ob, etos, pero tampoco es bastante la reu- quiera otra parte del mundo mas lejana.. nion de muchos objetos en una sola póliza para decir que hay un solo seguro, porque una misma pó

Art. 905. liza puede comprender diferentes seguros y premios. Habrá muchos seguros en una misma póliza «Con respecto a los casos de apresamiento corcuando se estipula diferente cantidad por cada es- rerán los términos prefijados en el artículo anterior pecie de objetos; y por el contrario si lodos los ob- desde que se recibió la noticia de haber sido conjetos contenidos en una póliza se aseguran por una

ducida la nave a cualquiera de los puertos situados sola cantidad, no hay mas que un solo seguro. La en alguna de las costas mencionadas.» variedad de pólizas suele ser por lo regular una

=¿Por qué se conceden términos al aseguraprueba de la diferencia ó multiplicidad de seguros; do? ¿Por qué no se le obliga a intentar su accion pero una de las pólizas puede no ser sino la seguida de abandono luego que ha manifestado las noticias i complemento de la otra, y entonces formarian ó avisos que ha recibido? ¿Por qué se deja en susambas un solo seguro. Fuerza será pues recurrir penso la suerte del asegurador por espacio de seis algunas veces á los términos del contrato y á las meses, un año, dos años, despues que se sabe la circunstancias particulares para resolver tan impor- pérdida? Es que la noticia puede ser falsa, por mas tante cuestion, atendiendo principalmente a la in- que tenga todos los caracteres de la verdad, y que tencion de los contrayentes, como en la interpre, sin embargo, nada, ni aun el regreso de la nave tacion de las demas convenciones.

destruye o anula el abandono una vez admitido ó El abandono no puede ser condicional, porque declarado válido. Juslo era pues dar al asegurado es de su esencia trasferir al asegurador la propiedad el tiempo suficiente para enterarse con certeza de la. de los efectos abandonados, y una vez hecho que realidad del acontecimiento; pues de otro modo da irrevocable. Asi que, no podrás abandonar las quedaria espuesto a perder la facultad de hacer el mercancías cargadas en un navio que acaba de ser abandono, ó á hacer un abandono prematuro que le apresado, con la condicion de que el abandono ha privaria de los beneficios de la espedicion y los trasde ser nulo si el navio se recobra.

mitiria al asegurador. El abandono no ha de estenderse sino á los Mas al proveer a los intereses del asegurado, era efectos sobre que ha recaido el seguro. Si haces preciso tomar tambien en consideracion los del pues asegurar solo una parte de tu cargamento, asegurador, y tener la balanza igual entre ellos. como por ejemplo, una suma de veinte mil pesos Asi que, los términos fijados por la ley estan calsobre una carga de valor de treinta mil que luego culados de manera que ni el asegurador pueda quese pierde, no podrás dejar a los aseguradores sino jarse de que se le tiene mucho tiempo en suspenso, la parte asegurada, esto es, en el ejemplo propues- pues se ha hecho en su favor una escepcion de la to los dos tercios de lo que pudiere salvarse, reser- regla general que fija el tiempo de cinco años para vándote para tí el otro tercio. Esta decision tiene la prescripcion de las acciones provenientes de la lugar, no solamente con respecto a lo que el valor póliza de seguros, ni el asegurado tenga motivo de tu cargamento escedia la cantidad asegurada al para decir que no puede decidirse con conocimien. tiempo del contrato, sino tambien por lo que hace to de causa, pues se le asigna siempre un espacio al aumento que despues hubiese sobrevenido: de de tiempo proporcionado en razon directa de la manera que poniendo el caso de que has hecho, distancia de los lugares en que se ha verificado el asogurar por 15,000 pesos un cargamento de igual siniestro.

El término corre generalmente desde el dia en que el asegurado recibe la noticia del aconteci

ART. 908. miento; mas en los casos de apresamiento no se examina la distancia del lugar en que se hizo este, Despues que haya transcurrido un año sin resino solo la del lugar á que ha sido conducida la cibirse noticias de la nave en los viajes ordinarios, nave, pues aqui es adonde naturalmente escribirá ó dos en los largos, podrá el asegurado hacer el el asegurado para adquirir noticias del paradero del abandono, y pedir a los aseguradores el pago de Luque y de las pérdidas que ha tenido: en los ca los efectos comprendidos en el seguro, sin necesisos de embargo o detencion forzada, no empieza a dad de probar su pérdida.-Este derecho debe correr el término sino despues del tiempo seña'ado ejercerse en los mismos plazos prefijados en el art. por el art. 929 para hacer las gestiones convenien- 904.) les a fin de conseguir que se alce el embargo; y en Como la pérdida de un navío es un acontecilos de absoluta innavigabilidad del buque, no em-miento que no siempre puede saberse con certeza, pieza tampoco á correr en cuanto a las mercancías ha sido preciso fijar una presuncion legal, para sino desde el dia en que espira el tiempo dado por evitar que los asegurados se hallen muchas veces el art. 928 para su trasbordo y conduccion. fuera del caso de poder aprovecharse de una garan

Sabemos ya que el término se cuenta desde el tia que han pagado, y se retraigan de hacer uso de dia de la noticia; pero &cómo se hará para fijar es- un contrato tan útil al comercio marítimo ; y asi te dia? ¿Cómo se probara que el asegurado recibió cuando pasa un año en los viajes ordinarios y dos aviso en tal ó tal época del siniestro que da lugar en los largos sin recibirse noticias de la nave , se al abandono? Véase el artículo siguiente.

presume que ha perecido, y ei asegurado puede hacer el abandono, sin probar la pérdida.

Mas desde cuándo debe contarse el citado ART. 906.

término del año y los dos años? Desde el dia de la

salida de la nave ó de la fecha de las últimas notique se haga notoria entre los comerciantes de la cion del asegurado, quien no puede justificar de cripcion de los plazos que se han prefijado desde cias que se tuvieron de su paradero. ¿Cómo se

prueba la falta de noticias? Por la simple declararesidencia del asegurado, ó se le pruebe por cualquier modo legal que le dieron aviso del suceso el rador puede combatir esta declaracion, probando

otro modo un hechó negativo: bien que el asegucapitan, el consignatario ó cualquier otro corres

que se han recibido noticias ó por el asegurado ó ponsal suyo.

=La noticia puede hacerse notoria por cartas por el asegurador, ó por algun tercero. ¿Pueden y por la insercion en los periódicos con los deta- | dos años? Como la disposicion de este artículo no

los interesados abreviar el término del año y los iles necesarios para hacerla positiva, no bastando

es imperativa, sino que solo tiene por objeto suplir rumores ni dichos vagos que no le den una consis

el silencio de los contrayentes, no hay duda que tencia suficiente. Cuando la noticia es particular al asegurado, se puede justificar con el testimonio, pueden estos acortar el término para los casos en libros ó correspondencia de los que le dieron ci que les parezca demasiado largo.

Pasado el indicado término, debe el asegurado aviso, con la deposicion de testigos y otros medios ejercer su accion de abandono dentro de los mislegales.

mos plazos prefijados en el art. 904 ; pero ¿cómo Art. 907.

se podrán aplicar aqui las disposiciones de aquel artículo? Alli se calcula el plazo en razon de la dis

tancia del paraje de la pérdida; mas aqui no se sa. Queda al arbitrio del asegurado renunciar el be cuál es este parage, pues que no se tienen notranscurso de estos plazos, y hacer el abandono óticias del navio. Habremos pues de buscar el lugar exigir las cantidades aseguradas desde que pudo de donde el navio nos dió sus últimas noticias : si hacer constar la pérdida de los efectos que hizo estas proceden v. gr. de un puerto de Europa, el asegurar.

plazo será de seis meses : si vienen de alguna de =Como los plazos se han establecido á favor las costas occidentales de Africa , será de un año; del asegurado, es consiguiente que este pueda re- y si de algun punto de las Indias orientales, será nunciarlos, por la regla general de que unicuique de dos años. licet ea contemnere que pro se introducta sunt ; y, asi es que segun la alternativa que le da la ley,

ART. 909. puede hacer desde luego el abandono para acelefar el reembolso del importe del seguro, ó aprove- «Se reputan viajes largos para la aplicacion del charse del término que se le otorga para tomar co- artículo precedente todos los que no sean para nocimientos mas amplios sobre el estado de las co-cualquiera de los puertos de Europa : para los de sas, y ver si le conviene mas usar solo de la accion Asia y Africa en el Mediterráneo: ó

los de de averia. Tantos asegurados, dice un autor , se han América situados mas acá de los rios de la Plata y arrepentido de haber hecho á la ligera sus abando- San Lorenzo, y las islas intermedias entre las cosnos, que ya en el dia hay pocos que caigan en esta tas de España y los paises marcados en esta de

para

signacion.)

falta.

racion que prescribe en el articulo precedente, ART. 910.

perderá todos los derechos que le competian por el

seguro, sin dejar de ser responsable á pagar los «No obstará que el seguro se haya hecho por préstamos que hubiese tomado sobre los efectos asetiempo limitado para que pueda hacerse el abando- gurados, no obstante su pérdida.» no, cuando en los plazos determinados en el art. =Un negociante, por ejemplo, toma presta903 no se hubiese recibido noticia de la nave, dos á la gruesa diez mil pesos sobre un cargamensalva la prueba que puedan hacer los aseguradores to estimado en quince mil, y luego hace asegurar de que la pérdida ocurrió despues de haber espira- este mismo cargamento: pierdese todo en un naudo su responsabilidad.»

fragio; el asegurado hace el abandono; pero lejos = Ya se haya hecho el seguro por todo el viaje, de declarar el préstamo que habia tomado a la ya se haya hecho solo por tiempo limitado, el gruesa, dice por el contrario que no existe ningun transcurso del año y los dos años respectivamente préstamo ni otro seguro, á fin de evitar que

el asesin recibirse noticias, establece siempre la presun-gurador pida la anulacion ó modificacion de su concion legal de la pérdida de la nave dentro del tiem- trato : esta declaracion es fraudulenta , pues que po del seguro. Asi que, si hayo asegurar por seis hay el hecho y la intencion de engañar. Si el aseineses un navio que sale a un viaje largo, y se pa- gurador pues prueba el fraude, el asegurado queda san dos años sin recibir noticias de su paradero, ó privado de los derechos que le competian por el sehabiéndolas recibido tres meses despues de su par- guro, es decir, no puede hacer el abandono ni tida se pasan luego dos años sin tener otras, puedo exigir la cantidad asegurada, sin que por esto queen estos dos casos hacer su abandono y reclamar el de dispensado de pagar la prima , y ademas tiene pago de lo asegurado, porque se presume baber que reintegrar los diez mil pesos tomados á la grueperecido durante los seis primeros meses, segun el sa sobre el cargamento, aunque este haya perecido. principio de que siempre se supone acaecida la pér- Mas es de observar que la ley habla solo del caso dida desde el dia de la fecha de las últimas noti- de fraude; y por consiguiente si no resultase mas cias; y si el asegurador quiere combatir mi aban- que error involuntario è omision inculpable no hadono, debe probarme que el navio pereció cuando bria lugar a la pena, sino solo a las reducciones ú ya habia finado el tiempo en que los riesgos corrian modificaciones competentes. á su cargo. ART. 911.

ART. 915.

«Al tiempo de hacer el asegurado el abandono, Admitido el abandono, o declarándose válido debe declarar todos los seguros contratados sobre en juicio, se transfiere al asegurador el dominio de los efectos abandonados, asi como los préstamos 10-las cosas abandonadas, correspondiéndole las 'memados a la gruesa sobre ellos, y hasta que haya joras ó perjuicios que en ellas sobrevengan desde hecho esta declaracion no empezará a correr el pla el momento en que se propuso el abandono. zo en que deba ser reintegrado del valor de los =Cuando el asegurado propone ó notifica el efectos. »

abandono al asegurador, puede el asegurador acep=Si el asegurado contrató muchos seguros ó tarle ó contestarle: si le acepta , confirma con su tomó dinero a la gruesa sobre el mismo cargamen- aceptacion la validez del abandono; y si le contes10 ó navio, estos seguros y estos préstamos son vás ta, interviene un juicio que puede declararle válilidos cuando no esceden del valor de los objetos; do. En estos dos casos, asi la aceptacion como la mas cuando sobrepujan este valor, se anulan los sentencia deben tener efecto retroactivo, y el abanmas recientes. De aqui es que en caso de abando- dono que por cualquiera de estos dos medios se reno tiene interés cada asegurador en saber todos los conoce válido debe surtir su efecto desde que se seguros y préstamos que se han hecho, con el fin propuso , siendo consiguiente que desde entonces de pedir la rescision ó anulacion de los que no de pertenezea al asegurador la propiedad de los efecban subsistir; y por eso se exige que el asegurado los abandonados con las mejoras ó perjuicios que se los declare. Mientras no se haga esta declaracion hubieren sobrevenido. no está obligado el asegurador á pagar el importe del seguro, y no empieza todavía contra él el tér

ART. 91't. mino señalado para el pago; al paso que parece deben correr contra el asegurado los plazos prefijados El regreso de la nave despues de admitido el por el art. 904, de modo quo pasados estos sin ha- abandono, no exonera á los aseguradores del pago cerse la declaracion seria inútil el abandono, pues de los efectos abandonados. » si entretanto quedase suspendido el curso de dichos =Queda una nave en estado de innavigabiliplazos podria el asegurado, por el hecho de diserir dad por rolura ó varamiento, ó bien es apresada la declaracion, prolongarlos á su arbitrio y evitar por un corsario, ó embargada por un gobierno, ó de esta manera indefinidamente la prescripcion de bien desaparece por dos años, el asegurado hace su derecho.

su abandono y el asegurador lo acepta. Poco tiemART. 912.

po despues la nave se habilita para navegar, ó es

abandonada del corsario, ó queda libre del embarSi cometiere el asegurado fraude en la decla-1 go, ó bien aparece de nuevo al cabo de los dos

« AnteriorContinuar »