Imágenes de páginas
PDF
EPUB

AP

[ocr errors]
[ocr errors][merged small]

238

AP AF en la nueva secta se casare ó cometiere adulterio, giosa , mientras se justifica á quien pertenece ; y debe perder la dote, arras" y bienes" gananciales á se define por los autores de aquella provincia, di favor del marido, el cual ha de reservarlos para ciendo ser: Una ocupacion ó secuestro de bienes que por su muerte pasen á los hijos que le queda-sitios que se manda hacer por el juez ordinario seren de ella; y que lo mismo ha de decirse en el cular del pueblo en que existen ó por la Audiencia caso de que el marido sea el delincuente. del territorio; mediante la cual, á querella del que

La ley 3, tit. 3, lib. 12, Nov. Rec., ordena la insta , los toma á su mano la jurisdiccion real, que los reconciliados por el delito de heregia ó para mantener con conocimiento sumario de causa, apostasia , como tambien los hijos y nietos de con- libre de violencias al que está en la posesion ó denados y quemados por él hasta la segunda gene- cnasi posesion de dichos bienes o de algunos dereracion por línea masculina, y hasta la primera por chos reales que tenga sobre ellos, y para amparar la femenina, no puedan tener ningun oficio públic despues con conocimiento plenario al verdadero co ni real,

poseedor, y ultimamente para adjudicarlos al que Todas estas disposiciones han caducado ya, y le pertenezcan con mejor título.wikke no son mas que históricas. No hay en estos tiem- La aprehension tiene ouatro partes: 1.' la pos quienes quieran hacerse moros ni judios; ni Provisa y ejecucion del secuestro : 2. el artículo

у cuando se hap de dar los oficios, públicos ó reales de Lite pendente, que es el sumarisimo en que se va á buscar el origen de los candidatos. brevemente se informa el juez sobre quien es el

APOSTILLA. En general es la glosa ó nota poseedor de la cosa, para depositarla : 5.' el artibreve puesta al márgen de lo impreso o manuscri- culo de Firmas , en

ó

culo de Firmas , en que se disputa latamente y en
to; y con especialidad se llama asi la nota que los juicio plenario la posesion ; y 4. el articulo de
administradores, contadores y demas dependientes Propiedad, en que se conoce del título, para adju-
de hacienda deben poner al márgen de las orde- dicar la cosa que se litiga á aquel á quien perte-
nanzas y reglamentos, espresando en cllas Jas al-nezca cor mejor derecho.
teraciones que sufren con las órdenes posteriores Trata estensamente de este juicio como de los
que se les comunican. De esta manera, llevando demas privilegiados el Dr. D. Juan Francisco La
con exactita: la alta y baja de las resoluciones su- Ripa en su Ilustracion á los cuatro procesos forales
periores que se espiden frecuentemente para am- Aragon.
pliar, limitar, correjir ó alterar los artículos de las ÁPREMIAR. Compeler u obligar á uno con
leyes del ramo, pueden los empleados estar siem- mandamiento de juez á que haga alguna cosa; -
pre al corriente de las disposiciones á que deben y poner al procesado en mas estrecha prision para
arreglarse, y desempeñar sus cargos con acierto. que confiese. Nace del verbo latino premere, que

Lo mismo suelen hacer los jueces y los aboga- significa oprimir , apretar. Véase Apremio.
dos con las leyes, decretos, órdenes y circulares APREMIO. El mandamiento que dan los in-
ann an publican diariamente para modificar las tendentes y subdelegados contra los pueblos, asen-
anteriores.

tistas y arrendadores, para obligarlos al pago de
APOSTOLOS. Antiguamente se llamaban así las contribuciones, al cumplimiento exacto de
las letras auténticas que á pedimento de partes se
á

sus contratos. Suele ir acompañado de tropa, ó de
concedian por los jueces apostólicos y eclesiásticos, alguaciles y dependientes del resguardo; a quie-
de cuyas sentencias se apelaba; y todavia en al-nes debe pagar el apremiado la cuota diaria que el
gunas partes se conoce con este nombre el testi- mismo apremio indica.
monio que en el tribunal inferior se da al apelante APREMIO. Cualquiera determinacion 6 medi-
para que se presente con él á introducir la apela-da que toma el juez contra el que se muestra
cion ante el superior.

inobediente á sus disposiciones judiciales estre
APRECIO 6 APRECIAMIENTO. El precio ó chándole por via de justicia á que cumpla lo man.
tasa que se pone a las cosas vendibles:- el valor dado. A este efecto le hace llevar á la cárcel, ó le
ó precio en que el juez estima el daño causado en pone upo ó dos alguaciles de guardia , ó le exije
los bienes ó alhajas de alguno para condenar á su una multa , ó se vale de alguna otra especie de
prestacion al que lo causó por si ó por animal su-coaccion que no sea contraria al espíritu de las
yo:- y la valuacion ó estimacion que por man- leyes.
dato de juez hacen los peritos nombrados judicial- APREMIO. El anito ó mandamiento que da el
mente de las alhajas o bienes ejecutados que se juez para que un litigante devuelva los autos que
sacan á venta pública para que con su importe se se le entregaron. Cuando una de las partes tiene
haga pago al acreedor de lo que se le debe. tomados los autos, bien para alegar, bien para al-

.
APREHENDER LA POSESION. Tomar posesion gun otro objeto , y dilata su devolucion con per-
de alguna cosa. Véase Entrega ó Tradicion. juicio de la contraria , acude esta con pedimento
APREHENDER los bienes. En Aragon se-T ante el juez solicitando se la obligue a su vuelta

LOS
cuestrar los bienes, poniéndolos bajo la jurisdiccion para tomarlos ella y dar curso al negocio: en cuya
judicial hasta que se justifique quien es el verda-vista provee el juez un auto mandando en el que
dero dueño.

los restituya dentro del dia con apercibimiento de
APREHENSION. Uno de los cuatro procesos cárcel ó cualquiera otra pena. Este auto suele coli-
forales o juicios privilegiados de Aragon, que con- cebirse en la forma siguiente: Hoy ó cárcel; con
siste en poner bajo la jurisdiccion real la cosa liti- | lo que se da á entender que si el litigante no de

[ocr errors]
[ocr errors][ocr errors][ocr errors]

vuelve los autos en el mismo dia al oficio del es-ó impropio artificio. Véase Confesion, Prisio es y cribano , debe el alguacil ponerle preso.

Tormento. El reglamento de 26 de setiembre de 1833, APREMIO. En el comercio, cierto procedidespues de disponer en la segunda regla del artí- miento judicial, que todavia es mas breve que el culo 48, que sean precisos y perentorios los tér- ejecutivo, y tiene lugar contra ciertos deudores. minos que las leyes recopiladas señalan para el Trata de él la ley de enjuiciamiento de 24 de julio emplazamiento del demandado en los juicios ordi- de 1830 en su titulo 8 que contiene los articulos narios, para la contestacion a la demanda, oposi- que á la letra siguen : cion y prueba de las excepciones y reconvencioy

Art. 350. La via de apremio tiene lugar en nes y escritos de réplica y dúplica , añade que los tribunales de comercio contra los deudores de baste siempre el que se acuse una sola rebeldia, las clases siguientes : - 1.° Los consignatarios á

cumplido que sea el término respectivo, para que quienes sean entregadas las mercaderias que les sin necesidad de especial providencia se despache viniesen consignadas, ó cualquiera otra persona e apremio y se recojan los autos á fin de darles que las hubiere recibido con titulo legitimo, por su debido curso.

los fletes en los trasportes marítimos y los portes En el artículo 13 del mismo reglamento se pre- en las conducciones terrestres, con tal que no haya siene, que los fiscales y los promotores fiscales trascurrido un mes desde el dia de la entrega : podrán ser apremiados à instancia de las partes 2. Los aseguradores en los seguros maritimos, por como cualquiera de ellas. No deja de ser justa esta el importe de las pérdidas ó daños que hubieren disposicion, para evitar los tristes efectos de la sobrevenido á las cosas aseguradas en los riesgos apatia en que pudieran caer estos funcionarios, que corriesen á su cargo : --3.° Los aseguradus, pero quizá hubiera sido mas decoroso disponer, por los premios de los seguros marítimos:-4.° Los que los apremios se entendiesen con los agentes cargadores y capitanes de las naves, por las vituafiscales.

llas suministradas para el aprovisionamiento de APREMIO. Los medios rigurosos de que so-estas, y los consignatarios de las mismas cuando lian servirse los jueces para arrancar á los acusa- se haya hecho de su orden este suministro: dus la confesion que no querian hacer espontáneas. Los mismos cargadores, por el pago de los samente. Los grillos, el peal ó cadena al pie del reo, larios vencidos de la tripulacion de la nave, ajuslas esposas å brazos vueltos, y la prensa aplicada á tados por mesadas ó viages, y los capitanes cuando los pulgares, eran apremios que usaban varios aquellos no se hallaren en el lugar adonde deba jueces para obligar á los reos por medio del dolor hacerse el pago : -6.° Los que hayan contratado a hacer sus confesiones, hasta que en 5 de febrero con intervencion de corredor, por los corretages de 1803 mandó el supremo consejo que se supri- devengados en la negociacion. miesen, fuera del doble de grillos y peal que solo Art. 351. El apremio no podrá decretarse si podgian decretarse por el mismo tribunal. En las los acreedores que lo pidieren no justifican su der provincias se usaban otros apremios mas ó menos recho en la forma siguiente : - Los créditos por rigurosos, de que resultaba la confesion de cri- fletes ó portes, con el conocimiento ó la carta de menes que no hubo. Por ello Fernando VII man- porte original firmada del cargador, y el recibo de do en 25 de julio de 1814, que no puedan los las mercaderías contenidas en este docnmento: -jueces inferiores ni los superiores usar de apremios Los que procedan de los contratos de seguros, sea ni de género alguno de tormento personal para las en favor de los aseguradores, o bien en el de los ui declaraciones y confesiones de los reos ni de asegurados, por la escritura pública, póliza ó conlos testigos, quedando abolida la práctica que trata privada, segun la forma en que se hubiere Labia.

celebrado el seguro: - Los suministros hechos El reglamento de 26 de setiembre de 1835 re- para el aprovisionamiento de la nave, por las facprueba tambien los apremios , diciendo en su arti- turas valoradas de los efectos suministrados, aproculo 7.o lo siguiente: «A ninguna persona tratada badas por el cargador , capitan ó consignatario de como reo se la podrá mortificar con hierros, ata- cuya orden las haya entregado el acreedor : tucas ni otras vejaciones que no sean necesarias Los salarios de la tripulacion, por las copias de las para su seguridad; ni tampoco tenerla en incomu- contratas estendidas en el libro de cuenta y razon nicacion , como no sea con especial orden del juez de la nave conforme al artículo 699 del Código, respectivo, el cual no lo podrá mandar sino cuan- que el capitan debe facilitar copia á cada intedo lo exija la naturaleza de las averiguaciones sul-resado con la nota de los alcances que le résulten. marias, y por solo aquel tiempo que sea realmente En el caso que aquel rehusare dar este documennecesario.)

10, se le obligará á exhibir el libro, y se estraerá Igualmente, en el artículo 8.o del propio re testimonio á su presencia de lo que resulte de sus glamento, despues de prevenirse que ni á los pro- asientos con respecto al crédito reclamado, equicesados ni á los testigos han de hacerse nunca por valiendo este á la certificacion que el capitan hudos jueces sino preguntas directas , y de ningun biera debido dar :- Los correlages, por las facmodo capoiosas ni sugestivas, se dispone que estos turas de los contratos ó negociaciones de que proSerán estrechamente responsables, si para hacerlos cedan, firmadas del deudor, ó por las pólizas de declarar sá su gusto, emplearen alguna coaccion que deben conservar un ejemplar, y en defecto de fisica i moral, 5 ulgúna promesa, dádiva, engaño ļ uno y otro documento, por las copias de los asica

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

de

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors][ocr errors]
[ocr errors]

tos hechos en el registro en conformidad de los ar- Art. 360. Si el deudor presentare su opositículos 91, 92, 93, 94 y 95 del Código de co- cion, la unirá el escribano á los autos con los domercio.- Véase Corredor

cumentos que la acompañaren.- En el caso de Art. 552. En la ejecucion de las sentencias que con ello pida la confesion judicial del acree

. de los tribunales de comercio, ó de las arbitrales dor sobre los hechos en que funde la excepcion, el que bavan pasado en autoridad de cosa juzgada, y tribunal si fuere dia de audiencia, ó el prior en su en la de los laudos de los amigables componedores defecto, deferirá á la declaracion, y se recibirá que hayan sido consentidos por las partes, ó no se

, esla en seguida por uno de los cónsules.- No prehubiesen reclamado dentro del término de la ley, sentándose oposicion por el deudor dentro del térse procederá tambien por la via de apremio, in-mino de la citacion, pondrá nota el escribano que

tentándose esta en los tres meses siguientes al dia lo acredite, y despues no se le recibirá escrito
• en que hubiere adquirido dicha sentencia o laudo alguno.
fuerza ejecutiva. Despues de este plazo tendrá so- Art. 561. En la primera audiencia se dará
lamente lugar el procedimiento de ejecucion por cuenta de los autos, y segun sus méritos y lo que
los trámites señalados en el título 7.o de esta ley. las partes ó sus defensores aleguen al tiempo de la
--Véase Procedimiento ejecutiro.

vista, el tribunal mandará proceder á la venta de Art. 353. . El crédito sobre que se pida' el los bienes ejecutados , si el deudor no hubiere he apremio ha de resultar líquido del titulo que se cho oposicion à la demanda, ó no hubiere probado presente. De lo contrario no tendrá lugar hasta su excepcion, y en el caso de haberlo hecho bien gue se haga la liquidacion por acuerdo comun de y cumplidamente revocará el auto de apremio conlas partes, por sentencia judicial, ó por árbitros. denando en las costas al actor.

Art. 55'No siendo el título del acrredor es- En este juicio no se impedirá á las partes que critura pública ó póliza intervenida por corredor, al tiempo de la vista presenten cualquiera docusino contrata privada ú otro documento que sin mento que convenga a su defensa, y haciéndolo se prévio reconocimiento de los deudores no tenga hará relacion por el escribano de lo que de él refuerza ejecutiva, deberá este preceder al aulo de sulte, y el tribunal lo tendrá presente para dar apremio. Si el deudor negare la legitimidad del su fallo. documento, usará el acreedor de su derecho en el Art. 362. De la decision del tribunal de cojuicio competente.

mercio en el procedimiento de apremio no se dará Art. 553. En las demandas sobre corretages recurso de apelacion, quedando á salvo el derehabrá de reconocer el deudor la firma de la fuc-cho a las partes para que en juicio ordinario user tura o contrata que justifique la negociacion, y si del que respectivamente les competa. solo se bubiere prisenlado noia del asiento del Art. 363. En el caso de que por la sentencia corredor, se comprobará la exactitud de esta por se mande llevar á efecto el apremio, estará obligala confesion judicial del mismo deudor, ó por sus do el acreedor antes de hacersele pago de silacré. Tibros de comercio.

dito, si el deudor lo exijiese, a asegurar con fianza Ant. 335. Con presentacion del título ejecuti- idónea las resultas del juicio que este pueda invo do su crédito pedirá el acreedor el apremio por tentar contra el título del acreedor.- Esta fianza medio de escrito, cuya forma se arreglará en los caducará de derecho si en el término de seis meses mismos términos que las demandas ejecutivas; y no se promoviere esta repeticion., hallardo el tribunal que procede de derecho, se APREMIO (TESTIGO DE). Llámase testigo de despachará mandamiento cometido á los alguaciles apremio el que siendo llamado por el juez para para que con asistencia de escribano requieran al que deponga en alguna causa, y resistiéndose á dendor al pago de la deuda; y no baciéndolo en el comparecer, es compelido á ello con multas ó cáracto, procedan al embargo de sus bienes. En el cel. «El alcalde , dice la ley I, uít. 11 , lib. 11, requerimiento y ejecucion se observarán las dis- Nov. Rec., sea tenido de compeler y apremiar los posiciones de los articulos 317 y 518 de esta ley. testigos , de que la parte se entiende aprovechar, -Véase Procedimiento ejecutiro.

para que vayan ante él á decir sus dichos sobre Art. 337. Hecho el embargo se citará al deu- cualquier pleito civil ó criminal, al plazo que el dor para la venta de los bienes embargados, si alealdo pusiere, y hágalos parescer ante si, magier dentro de tercero dia no propusiere exco; cion le que no quieran, asi por los bienes como por los gilima contra el premio.

Cuerpos; y juren que digan la verdad de lo que Art. 558. En este procedimiento se admitirán saben sobre acnel pleito.» Véase Testigos. solamente las excepciones siguientes: - Falsedad APRENDIZ. El que aprende algun arte u ofidel bilulo: - Falta de personalidad en el porta-cio. No hace mucho tiempo que cada gremio de dor:- Payo:- Transaccionó compromiso.- artesanos ú oficiales tenia sus reglas particulares Cualquiera de ellas que competa al deudor la ba para el aprendizage; y nadie podia ejercer ninguin de proponas por escrito y probarla en los tres dias arte ni oficio, aun de los mas sencillos, sin haber prelijados en la citacion.

estado de aprendiz con un maestro por espacio de Art. 339. La prueba de la excepcion ha de seis ó siete años, y sin sujetarse despues á exiser con documentos, ó por confesion judicial del men é incorporacion en el gremio. Todavia se 13acreeder, y no por ningun otro medio probatoriotablecieron mayores trabas en algunas ordenanzas, de los que tienen lugar en otros juicius.

que llegaron al estremo de fijar ian bien el número

[ocr errors][ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

con tal

de aprendices para evitar la concurrencia, y aun | aprendiz dentro del tiempo convenido ; á cuyo de negar la entrada en el aprendizage y en los efecto puede y aun debe correjirle y castigarle gremios á los que se encontraban en la clase de con moderacion en caso necesario; ley 11, lit. 8, hijos ilegítimos.

Part. 5. Posteriormente, a pesar de las ordenanzas de á

Si el maestro se escediere en el castigo del los gremios, se tomaron las disposiciones siguien aprendiz, dejándole lisiado, queda obligado á sates : - 1. que la ilegitimidad no sirva de impedi- tisfacerle los daños y perjuicios; y si le hiriere con

y mento para ejercer las artes y oficios; céd. de 2 palo, piedra ú otra cosa dura , de manera que llede set. de 1784 :- 2.' que no se impida a las mu- 1 ga á morir de las heridas ó golpes , será desterrado

á geres y niñas el aprender las labores y artefactos por cinco años á alguna isla, á no ser que hubiese propios de su sexo, ni el vender libremente sus ienidu intencion de matarle , pues en tal caso hamanufacturas ; céd. de 2 de enero de 1779:- bria la pena de homicida; ley 11, tit. 8, Part. 5 3.' que todas las mugeres tengan facultad general y ley 9, tit. 8, Part. 7. para trabajar en todas las artes y manufacturas No puede el maestro despedir al aprendiz, ni compatibles con el decoro y fuerzas de su sexo; sacarle el padre ó tutor , antes de cumplir la con

ó ', céd. de 2 de set. de 1784: -4.* que las viudas de trata , sin justa causa , examinada y aprobada por los artesanos puedan conservar sus tiendas y talle. la justicia; ley 16, tit. 23, lib. 8, Nov. Rec. res, aunque casen con segundos maridos que no Puede estimarse justa causa para que el maes. sean del oficio de los primeros; céd, de 19 de tro despida al aprendiz: 1.° la absoluta ineptitud mayo de 1790: -5.' que todos y cualesquiera de este : 2.. su mala conducta : 3. su desaplicaartesanos puedan trabajar en sus oficios, sin obli- cion : 4.' la falta de cumplimiento de la contrata gacion de examinarse en ellos, y sean mantenidos por parte del padre ó tutor. por la justicia en el libre ejercicio de sus profesio-Puede estimarse justa causa para que el padre Des, no obstante las oposiciones de los gremios, ó tutor saque al aprendiz: 1.' la ineptitud, desapli.

que sean de conocida habilidad ó la justi, cacion ó mala conducta de este : 2.° la escesiva cia se cerciore de ella; real orden de 26 de mayo rigidez ó malos tratamientos de parte del maestro: de 1790: -6.' que deben ser admitidos á exámen | 3. la falta de cumplimiento de la contrata por de un oficio todos los que le pretendan, sin que parte del mismo. les obste la falta de los requisitos de aprendizage, El que diere motivo á la despedida ó estraccion oficialia, domicilio, ni otro alguno que prescriban del aprendiz, debe indemnizar å la otra parte da sus ordenanzas; circular de 1 de marzo de 1798. los perjuicios que por esta razon se le siguieren. - Leyes 9, 14, 15, 13, 11, y nota 3, tit. 25, El real decreto de 20 de enero de 1834 sobre lib. 8, Nov. Rec.

asociaciones gremiales, dispone en su base ó reHé aqui pues destruido ya indirectamente en gla 6.' lo que sigue: «Las ordenanzas particulares el siglo pasado el aprendizage forzoso que se ha- de los gremios determinarán la policía de los aprenLaba establecido por las ordenanzas de los gre- dizages, y fijarán las reglas que hagan compatibles mios. Mas no por eso dejará de haber aprendices, la instruccion y los progresos del aprendiz con los porque nadie se pondrá á ejercer un arie sin ha- derechos del maestro y con las garantías de orden berlo aprendido. La única diferencia está en que público que este debe dar á la autoridad local soel tiempo, el precio y las condiciones del apren- bre la conducta de los empleadús en sus talleres: dizage deben arreglarse ahora por un contrato li- bien entendido que el individuo a quien circunsbre entre el maestro y el padre ó el tutor del tancias particulares hayan obligado à hacer fuera aprendiz. Efectivamente, como hay oficios que del reino, ó privadamente en su casa, el aprenpueden aprenderse en siele dias, y otros en que dizage de un oficio, no perderá por eso la facultad acaso se necesitan siete años, debe dejarse en li- de presentarse á exámen de oficial ó maestro, ni bertad a los interesados para que arreglen el tiem- de ejercer su profesion con sujecion a estas bases. » po y el precio de la enseñanza , sin mezclarse en ¿Debe responder el maestro de las acciones del ello los gobiernos, como lo han hecho, con ridi- aprendiz? El Código civil de Francia en su artícuculos y perniciosos reglamentos, bajo el pretesto lo 1384 manda que los artesanos resarzan el daño vulgar de impedir que haya malos artesanos y de causado por los aprendices que tienen bajo su viperfeccionar las artes, siendo asi que el medio mas gilancia , a no ser que prueben que no han podido sencillo y natural para lograr este objeto, es esci- impedir el hecho que da lugar a esta responsabilitar la emulacion de los artistas por la libertad de la dad. Igualmente el Código penal de las cortes sanconcurrencia , pues hay quien es maestro sin ha- cionado en 9 de julio de 1822, entre las personas ber sido aprendiz, y quien no será mas que apren- que debian responder de las acciones de otros condiz toda su vida.

taba en su art. 27 á los tutores y curadores, á los Las obligaciones respectivas del maestro y del gefes, de colegios ú otras casas de enseñanza á

y aprendiz son las que se hayan establecido en el pupilage, á los ayos, amos y maestros, respecto contrato de aprendizage celebrado entre ambos, de los menores de diez y siete años que tuviesen 6 entre el maestro y los padres ó tutores del apren- en su compañia y á su inmediato cargo, en cuanto diz que fuere menor, como igualmente las que no alcanzasen los bienes de estos. Mas no tenemos

noticia de que haya ley alguna vigente que imponEl maestro debe enseñar su oficio lealmente al Iga tal responsabilidad a los maestros respecto de

32

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

resultan de las leyes.

TOMO 1.

YA, UN

[ocr errors]

que el

[ocr errors]
[ocr errors]

n.

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors][merged small][ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

sus aprendices. Sin embargo, no puede negarse sean inciertas para ellos. Si el uno sabe con certe
que el maestro está obligado á reparar , á lo menos za el hecho sobre que se disputa, y no lo avisa al
subsidiariamente, los danos causados por su apren: otro, no gana la cosa que se arriesga.
diz, cuando pudo haberlos evitado y no los envitó La apuesta puede hacerse de tres maneras:
por indolencia ó malicia.--Véase Gremio. 1.' poniendo la cosa que se arriesga en poder de
APRESAMIENTO. Lá toma u ocupacion de un tercero: 2. poniéndola en poder de uno de los

ú
una nave por los enemigos ó piratas. Véase Aban- mismos interesados : 3.' prometiendo pagar to
dono, Aseguracion , Averia , Presa.

apostado, sin depositarlo previamente. APROBACION. El acto de dar por bueno ó La apuesta produce aocion y obligacion : ac haber por firme lo que otro ha hecho en nuestro cion de parte del vencedor, y obligacion de parte nombre.

del vencido'; de manera que aquel puede compeLa aprobacion equivale al mandato, segun la ler á este judicialmente al cumplimiento de lo estiregla 10 de la ley 15, tit. 33, Part. 7, que dice pulado. Asi lo prescribia el derecho romano ; y

que ha por firme la cosa que es fecha en su asi lo sientan Antonio Gomez (2 tom. Var.cap. 11, nombre, que vale tanto como si èl la hobiese man- n. 4), Covarrubias ( in Reg. peccat. 2 p., 8. 4, dado facer de primero.

n. 2), Acevedo (in l. 12, n. 15, tit. 7, kb. 8,

Bois Este principio puede tener lugar en los contra- Reg.) y la Curia filipica (lib. 3. cap. 15, n. 1), tos; pero no en los delitos, aunque no deja de ha aunque no hay ley española que asi lo disponga. ber autores que le estienden a estos. Don Mar vel Mas para que la apuesta sea yálida y obligatode Lardizabal en su Discurso sobre lus Penas, ria, es necesario que no sea contraria á las leyes cap. 4, §. 2, n. 10, se esplica sobre este asunto ni á las buenas costumbres. en los términos siguienteş : «Tambien quieren al- La ley 18, tit. 23 , lib. 12, Nov. Rec., progunos intérpretes que la ratihabicion ó aprobacion hibe las traviesas ó apuestas en los juegos, aun en tenga el mismo efecto que el mandato, no solo en los que estan permitidos, bajo las penas que la les contratos, sino tambien en los delitos. Uno, misma declara para los juegos prohibi los, segun por ejemplo, mata á otro en mi nombre, pero sin las diferentes clases de personas. Véase Juego. noticia mia, y despues de hecha la muerte me lo No deben sostenerse las apuestas en que se dice, y yo lo apruebo : deberé ser castigado, se-arriesgan cantidades escesivas y desproporcionadas gun esta doctrina, á lo menos con pena estraordi- á la fortuna de los que las hacen, porque seria un avaria. Pero no hallo razon alguna en que pueda mal para las familias y para la sociedad permitir á fundarse esta opinion, pues el que solo aprueba los particulares esponer de este modo a la suerte un delito despues de hecho, ni és causa física ni toda su fortuna ó una gran parte de ella. Tal es el inoral de él. Es cierto que se ejecutó en su nom- espíritu de la citada ley 15, tít. 23 , lib. 12, Nov. bre, pero sin su noticia ni participacion. Tambien Rec., cuando prohibe los juegos de envite , suerte es verdad que aprueba una accion mala; pero es- y azar, con los cuales tiene muc ha analogia la to será un pecado, mas no un delito, y por consi- apuesta, y cuando limita las cantidades que pue. guiente no debe castigarse por las leyes.-- Véase den arriesgarse en los permitidos. Confirmacion.

En Inglaterra son muy frecuentes las apuestas, APROBANTES. Los sugetos comisionados por y todas indistintamente producen accion en justialgun cuerpo ó colegio para hacer las pruebas de cia; de suerte que se han visto á veces autorizadas limpieza ó nobleza de sangre del que pretende ha- por los tribunales las apuestas mas estravagantes y cerse individuo del mismo. Véase Limpieza de menos dignas de un pueblo delicado. Sungre.

En Francia por el contrario la ley no concede APUESTA. La convencion ó pacto en que dos aceion alguna para el pago de las apuestas; ni personas, disputando sobre una cosa dudosa , esti- tampoco se la concede al que perdió, para repetir pulan entre si que la que resultare no tener razon ó recobrar lo que pagó voluntariamente, á no ser pagará á la otra cierta cantidad ó alhaja determi- que de parte del vencedor hubiese habido engaño; nada. Llámase tambien apuesta la alhaja o canti- supercheria ó estafa; art. 1965 y 1967, Cód, cio. dad que se arriesga para que sea premio del que La ley francesa parece la mas acertada en este

punto. La apuesta es un contrato que suele hacerLa apuesta es una promesa reciproca, pues se al aire, sin reflexion , en el calor de las dispucada una de las partes promete á la otra darle la tas, tal vez por vanidad, tal vez por sostener un cosa que pone en caso de que venza : es un con- absurdo que temerariamente se ha sentado. Es trato aleatorio, pues que sus efectos dependen del por otra parte un contrato muy peligroso , que seazar ó de un acontecimiento incierto; y pertenece gun la aplicacion que se haga de él, puede encerá la clase de contratos bilaterales y conmutativos, rar en sí toda la fuerza de una ley, como dice porque cada una de las partes se obliga para con Bentham, y de una ley que obraria con una doble la otra, y el vencedor recibe la cosa ganada, no sancion, la de las penas y la de las recompensas. como un don gratuito, sino como precio del riesgo Este contrato puede emplearse como medio de soque ha corrido de dar otra igual à su adversario. borno para todos los delitos imaginables, para las

La apuesta puede recaer sobre cosas cuya cje-prevaricaciones, para las injusticias. Conviene cucion dependa de los mismos interesados , ó bien pues que la ley le abandone, que le niegue su sobre cosas pasadas, presentes ó venideras que sancion, y que ya que no le prohiba como a todo

[ocr errors]

HANCE

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

ganare.

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
« AnteriorContinuar »