Ensayo histórico de la legislación española en sus estados de ultramar

Portada
Sucesores de Rivadeneyra, 1896 - 336 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Contenido

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 224 - ... e aparejos necesarios al dicho viaje e armada desde el Nombre de Dios . que es la costa del Norte , a la otra costa del Sur , como con la gente...
Página 152 - ... y lo en ella contenido, y contra el tenor y forma della no vayan ni pasen, ni consientan ir ni pasar en tiempo alguno, ni por alguna manera...
Página 13 - Colón su Almirante en todas aquellas islas y tierras firmes que por su mano o industria se descubrieren o ganaren en las dichas mares Océanas, para durante su vida, y, después del muerto, a sus herederos...
Página 7 - Indias, que en sus tiempos ha auido tocantes al buen gobierno de las Indias y administración de la justicia en ellas. Sacado todo ello de los libros del dicho Consejo por su mandado para que se sepa, entienda y se tenga noticia de lo que cerca dello proueydo después que se descubrieron las Indias hasta agora. (Un escudo de las Armas reales grabado en madera). En Madrid. En la Imprenta Real. MDXCVI".
Página 115 - Real cédula expedida por Fernando el Católico el 18 de mayo de 1511, explicando y ampliando las Ordenanzas de la Casa de Contratación de Sevilla, en la cual, al hablar de las personas que tenían prohibición de pasar a Indias, se decía "que en cuanto a las mujeres solteras, sobre lo que se habían ofrecido dudas a los oficiales vista su condición, provean lo que estimen más provechoso".
Página 224 - LA REINA: — Por cuanto vos el capitan Francisco Pizarro, vecino de Tierra firme, llamada Castilla del Oro, por vos y en nombre del venerable padre D.
Página 142 - ¿Que ni á vuestra señoría ni al Rey de que mueran aquellas ánimas no se da nada? ¡Oh gran Dios eterno! y ¿á quién se le ha de dar algo?
Página 241 - Alcaldes Ordinarios se nombren cinco personas, designadas dos de ellas por el Cabildo, una por el Gobernador o su Lugarteniente y las otras dos por los Regidores; y se pongan sus nombres en un cántaro y los dos primeros que salieren lo sean".
Página 14 - Altezas hacen merced al dicho D. Cristóbal, y quieren que haya y lleve para sí la décima parte de todo ello, 'quitadas las costas que se...
Página 153 - Zaazo, y ellos lo hicieron con un rasgo ó contraseña particular en sus rúbricas, para poder decir, cuando el Rey viniese, que habían firmado contra su voluntad, porque el Cardenal les había forzado á ello.

Información bibliográfica