Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors]

El autor y propietario de esta obra tendrá por apócrifos los ejemplares que no leven su rúbrica, y reclamará el derecho que le la ley contra cualquiera que hiciere una reimpresion surtiva.

[merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small]
[ocr errors]

Nuestras leyes dieron en otro tiempo mucha importancia á los depositarios de la fé pública, cuyo ministerio interviene en los mas solemnes actos de la vida , é influye en la fortuna, en el bienestar, en el honor, y hasta en la existencia de las personas. Por algunos siglos conservaron los escribanos muy distinguida consideracion en la sociedad, y familias de elevada cupa no se desdeñaban de obtener algun oficio de esta clase, enajenado por la corona en remuneracion de servicios 6 de subsidios hechos al Estado. La facilidad de nombrar tenientes ó servidores, la descuidada eleccion de estos, las excesivas enagenaciones de esos mismos oficios en favor de particulares, y sobre todo la indiferencia con que el gobierno miró despues una clase tan influyente en el orden civil, fueron causa de que con el tiempo degenerase aquella, menguára su prestijio, y decayese del ennoblecimiento á que habia sido elevada. Así es que en nuestro siglo (preciso es confesarlo) se ha hundido en el descrédito esa especie de institucion, que tanto poder ejerce en las transacciones y negocios de la vida, y en la administracion de justicia.

Lo que mas poderosamente ha contribuido á ello ha sido el descuido, y aun el total abandono, en la educacion científica de los que aspiran al cargo de escribano. Sin exijírseles los estudios preparatorios , tan necesarios para emprender cualquier carrera, ni la instruccion de las partes de la jurisprudencia teórica y práctica que tienen relacion con su ejercicio; sin obligárseles mas que á acreditar, y no de una manera evidente, una pasantía, que suele producir solo hombres rutinarios, ciegos imitadores de fórmulas muchas veces absurdas y perjudiciales; sin otro exámen que algunas insignificantes preguntas sobre la práctica de los instrumentos y de la sustanciacion, y sin mas escuela que ese pernicioso y funesto aprendizaje de la curia , mas adecuado para despertar mañosas arterias, que para adquirir ideas exactas de la moral y de la justicia, no es posible, jeneralmente hablando , que una clase respetable por el importante objeto de su instituto, deje de verse humillada, y hasta cierto punto, permítase decirlo, envilecida. Por otra parte, se halla tan mal distribuido el servicio de los escribanos, que se observa en él una completa desorganizacion. Mientras algunos pueblos, no de corto vecindario, carecen de un oficio público donde se consignen los contratos

у testamentos de sus habitantes , en otros es tan excesivo el número de dichos funcionarios, que no es posible haya la suficiente dotacion de negocios para todos; y, ó han de prostituirse, entregándose á manejos impuros, 6 ban de vivir en la miseria, por no poder reunir ni aun la retribucion necesaria para satisfacer las mas urgentes necesidades. it ...!

Si los hombres que han tenido en su mano el gobierno del Estado hubieran reflexionado sobre los graves males que este abandono produce, alguna vez habrian dedicado su celo á mejorar una institucion, que solamente los jenios superficiales miran con indiferencia. En una reunion social (ha dicho un célebre notario francés) (1) no debe mirarse con descuido ni una sola de las partes que la componen. La facultad del notario, que con todas tiene relacion, y cuya importancia no es tal vez bastantemente conocida , no puede permanecer olvidada en medio de todas las revisiones que reclama el interés público..... Los escribanos son los majistrados de la jurisprudencia voluntaria. Las partes contratantes comparecen ante ellos con el fin de exponer contradictoriamente sus respectivas pretenciones, y hacer conocer reciprocamente su intencion, para que en seguida consten las convenciones que hubiesen resultado. El notario atiende a las observaciones de cada uno; vé si los pactos acordados están conformes con lo que las leyes prescriben; aconseja á los contratantes, cuyas resoluciones modifica jeneralmente antes de revestirlas de la forma auténtica..... Y no solamente es el majistrado de la jurisprudencia voluntaria : participa además de la administracion de la fortuna de sus clientes, velando

(1) Mr. Cellier, notario de Rouen.

« AnteriorContinuar »