Arte de hablar en prosa y verso, Volumen2

Portada
Imprenta Nacional, 1839
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página liv - Ó la resiste intrépido. Que el mando Es delicioso, si templado y justo La union social mantiene, Los intereses públicos procura, La ley se cumple, y ceden las pasiones. Que el poder, no en violencia se asegura, Ni el horror del suplicio le sostiene, Ni armados escuadrones; Pues donde amor faltó, la fuerza es vana. Tú lo sabes, señor, y en tus acciones Ejemplo das. Tú la virtud obscura, Tú la inocencia amparas.
Página xcv - Esta corona, adorno de mi frente, Esta sonante lira y flautas de oro Y máscaras alegres, que algún día Me disteis, sacras Musas, de mis manos Trémulas recibid, y el canto acabe, Que fuera osado intento repetirle.
Página lvi - Tibre en sus orillas me detiene , de Roma habitador. ¡Fuéseme dado vagar por ella , y de su gloria antigua contigo examinar los admirables restos que el tiempo , á cuya fuerza nada resiste ,' quiso perdonar ! Alumno tú de las musas y las...
Página 155 - Juno. Busca, pues, el sosiego dulce y caro, como en la oscura noche del Egeo busca el piloto el eminente faro; que si acortas y ciñes tu deseo dirás: "Lo que desprecio he conseguido; que la opinión vulgar es devaneo.
Página 130 - El ánimo plebeyo y abatido elija, en sus Intentos temeroso, primero estar suspenso que caído; que el corazón entero y generoso al caso adverso Inclinará la frente antes que la rodilla al poderoso.
Página xx - ó tal voz, porque no la hallan. ¿Y cómo la han de «hallar, si no la buscan ni la saben buscar? ¿Y dón»de la han de buscar, si no leen nuestros libros? ¿Y »CÓTHO los han de leer, si los desprecian? Y no te»niendo hecho caudal de su inagotable tesoro, ¿cómo »han de tener á mano las voces de que necesitan?
Página xcvi - Vi las fraternas armas nuestros muros bañar en sangre nuestra, combatirse, vencido y vencedor hijos de España, y el trono desplomándose al vendido ímpetu popular.
Página lxii - No te puedo decir con cuántas indirectas frases y tropos elegantes y floridos, me pidió de almorzar. Cedí al encanto de su elocuencia, y vieras conducida del rústico gallego que me sirve, ancha bandeja con tazon chinesco, rebosando de hirviente chocolate...
Página xx - Hubo una época en que algunos jóvenes, mal instruidos en sus primeros estudios , sin conocimiento de la antigua literatura, ignorantes de su propio idioma, negándose- al estudio de nuestros versificadores y prosistas (que despreciaron sin leerlos) , creyeron hallar en las obras eslranjeras toda la instrucción que necesitaban para satisfacer su impaciente deseo de ser autores.
Página lxiii - Nuestra depravación , y un placer solo Tantos afanes y dolor produzca A la oprimida humanidad! Por este Sorbo llenamos de miseria y luto La América infeliz; por él Europa, La culta Europa, en el oriente usurpa Vastas regiones; porque puso en ellas Naturaleza el cinamomo ardiente : Y para que mas grato el gusto adule Este licor, en duros eslabones Hace gemir al atezado pueblo, Que en África compró , simple y desnudo. ¡Oh! qué abominación ! — Dijo , y llorando Lágrimas de dolor, se echó...

Información bibliográfica